• Inicio Sugerir Modificar

La ciudad no es para mí


Cartel de La ciudad no es para mí

Agustín Valverde es un buen hombre que vive en un pequeño pueblo aragonés. Convive con sus vecinos, a quienes ayuda y protege con alegría y jovialidad, tiene un gran corazón y una gran dosis de amor por sus semejantes. Agustín es viudo y tiene un sólo hijo, llamado también Agustín, que fue estudioso y ha llegado a ser un médico famoso en la capital. Está casado y tiene una única hija. Agustín se siente sólo, y un día decide abandonar el pueblo para ir a vivir con su hijo y su familia. Sus convecinos no quieren dejarle marchar, quieren retenerle, y él, para compensarles, les regala todo lo que posee. En la gran ciudad es recibido por sus hijos con frialdad, ya que desentona, en su plan paleto y sencillo, dentro del marco de gran mundo en que se desenvuelven. Comete torpezas que, tal vez, algunas resulten ser deliberadas. Ve que las vidas de las personas que le rodean, su hijo, su nuera y hasta la sirvienta, viven de una manera inquieta y desazonada y se encuentran en grave peligro moral. Agustín va resolviendo sus problemas, guiado de su ingenio pueblerino y de su gran dosis de piedad y de humanidad. Al final decide regresar a su pueblo. Está convencido de la verdad de que la ciudad no es para él, y se vuelve con sus convecinos que le reciben con grandes fiestas y verdadera alegría.

     Título original: La ciudad no es para mí
     Año: 1965
     Duración: 92 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia.