• Inicio Sugerir Modificar

El proyecto de la bruja de Blair


Cartel de El proyecto de la bruja de Blair

El 21 de octubre de 1994, Heather Donahue, Joshua Leonard y Michael Williams penetraron en los bosques de Black hills Forest, en Maryland, para rodar un documental sobre la leyenda local de "La Bruja de Blair", nunca más se supo nada de ellos.

Un año más tarde se encontró el material que habían rodado. Unas latas de película que llevaban por título "The Blair Witch Project", que se convirtió en su legado. Estas, informan sobre los cinco angustiosos días que los cineastas soportaron en el Black Hill Forest y los terribles hechos que condujeron a su desaparición.

La película fue rodada en 16 mm. por joshua Leonard, con sonido de Michael Williams. Heather Donahue fue la narradora y encargada del Making-Off. Sus grabaciones en video High-8 reflejan las crecientes grietas de relación entre los realizadores, así como el curso de su misión, mientras van pasando cada uno de los frustrantes días y terroríficas noches.

Comentario:

En "The Blair witch Project" el miedo se muestra en primera persona. Tres jóvenes cineastas se ven arrastrados hacia una pesadilla viviente. Y la cámara, que observa exactamente lo que ellos ven, ni más ni menos, transmite su horror y progresiva deterioración. Se trata del tipo de terror que genera las reacciones más primarias en el hombre: desorientación, pánico, miedo de haberse perdido irremisiblemente, hambre, y horror sólo de pensar que no se va a salir vivo de ésta.

Siendo una iniciativa de cinco apasionados por el cine y aficionados al ciberespacio conocidos colectivamente como Haxan Films, "The Blair witch Project" también es singular en otro aspecto. En lo que es un verdadero esfuerzo de colaboración, los principales realizadores, Ed Sánchez, Dan Myrick y Gregg Hale han ampliado los límites del trabajo en equipo, yendo incluso tan lejos como para compartir créditos y intercambiar roles.

"Hicimos piña y nos intercambiábamos los cometidos continuamente" - informa Myrick -, "lo que era absolutamente esencial en un rodaje como este. Primero, Ed y yo escribimos la idea que habíamos generado en la escuela de cine, y Greg hizo su inversión. Durante el rodaje, estuve siguiendo a los actores a través de los bosques mientras Ed escribía notas de desarrollo. Los tres acostumbrábamos a revisar el material de cada día para planear el día siguiente. Por último, Ed y yo nos encargamos de la mayor parte del montaje".

Rob Cowie y Mike Monello se nos unieron en la fase de post-producción, pero los cinco ya se conocían - dice Myrick - desde que habían estado intercambiando ideas y trabajando juntos en películas de los primeros cursos del programa cinematográfico de la University of Central Florida. Debido a que el programa del centro era nuevo, los cinco amigos tuvieron un libertad inusual para explorar prácticamente cada uno de los aspectos relacionados con la producción de un film. Durante los cinco o seis años posteriores a la graduación, cada uno de ellos adquirió mayor experiencia profesional.

Para conseguir que "The Blair witch Project" fuera una experiencia inolvidable sin parangón con cualquier otra, los autores de la película emplearon una técnica particularmente desacostumbrada y de gran riesgo: "La filmación del procedimiento". El objetivo era lograr una sensación de realismo absoluto emulando las imperfecciones y el caos del rodaje de un auténtico documental de gran impacto.

Dado que se supone que los personajes están rodando la película, los actores fueron entrenados durante dos días en el manejo de la cámara en una "escuela cinematográfica", y luego se les abandonó a su suerte. Improvisaron de principio a fin; la película fue rodada en tiempo real a lo largo de ocho días. El resultado fue algo más parecido a unas maniobras de supervivencia que a un plató cinematográfico.

Durante el rodaje, los actores se desplazaron de un punto predeterminado a otro punto predeterminado, encontrándose con actores establecidos al efecto (y con civiles ocasionales) con quienes interpretaron escenas improvisadas. La dirección se limitó a escribir notas y a pasárselas a los actores a lo largo del trayecto.

Esto fue bastante fácil durante los dos días que los actores estuvieron en la ciudad. Pero se hizo mucho más difícil cuando se internaron en los bosques del Seneca Creek State Park de Maryland. Aquí, los actores dependían de microteléfonos del Global Positioning System (GPS) para desplazarse por entre los árboles, y el equipo de producción empleó la GPS y viejos y eficaces sistemas de rastreo para seguirles la pista. Las notas, efectos personales, y alimentos les fueron suministrados por medio de cestos marcados con banderines de bicicleta de color naranja de gran luminosidad.

Pese a que, en términos generales, los actores recibieron información acerca de la naturaleza de lo que iban a afrontar con antelación suficiente, no fueron advertidos de los pormenores. En lugar de ello, avanzaron a través de los bosques reaccionando sobre la marcha ante lo que iba presentándose, mientras lo iban rodando / grabando.

"The Blair Witch Project" se ha convertido en el fenómeno más impresionante del cine de los últimos tiempos, ya que con un irrisorio presupuesto ha logrado desbancar de los primeros puestos de las taquillas estadounidenses a las costosas superproducciones norteamericanas.

Este fenómeno ha sido posible gracias a la iniciativa de los dos jóvenes guionistas y directores de la película, Eduardo Sánchez y Daniel Myrick han creado un producto totalmente original e impactante que ejerce sobre el espectador un nuevo concepto de terror psicológico, basado en el realismo de sus imágenes y en la interpretación de sus protagonistas, dejando de lado los efectos especiales y las secuencias gores.

La película ha obtenido el Premio de la Juventud en la Quincena de Realizadores en el Festival de Cannes de 1999 y la Mención Especial del Jurado en el Festival de Sitges.

     Título original: The Blair Witch Project
     Año: 1997
     Duración: 77 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Terror.

 

CANAL COMPRAS