• Inicio Sugerir Modificar

Un marido ideal


Cartel de Un marido ideal

Arthur Goring (Rupert Everett), un mujeriego empedernido e infatigable asiduo a las fiestas, cuya elegancia, rapidez de réplica y rechazo a tomarse nada en serio le ha hecho célebre en todo Londres. Sin embargo, cuando su amigo de toda la vida, Sir Robert (Jeremy Northam) acude a él para solucionar un asunto extremadamente delicado, Arthur demuestra estar a la altura de las circunstancias.

Sir Robert Chiltern (Jeremy Northam) es un hombre que lo tiene todo. Brillante político y perfecto caballero, resulta el marido ideal para la encantadora Lady Chiltern (Cate Blanchett). Admirados por todo el mundo, son el vivo ejemplo de la harmonía conyugal hasta que una intrigante aventurera, la Señora Cheveley (Julianne Moore), amenaza con revelar un oscuro secreto del pasado de Sir Robert; los cimientos de la carrera de éste y su matrimonio parecen empezar a desmoronarse. Acorralado, recurre a Arthur.

A su vez, Lord Goring se verá pronto atrapado en una enmarañada trama llena de mentiras, tentaciones y encuentros. Mientras es diestro manipulando los asuntos de los otros, los suyos propios resultan infinitamente más difíciles de resolver. Los siempre presentes encantos de la hermana de Sir Robert (Minnie Driver) y el constante acoso de su propio padre (John Wood) devienen una amenaza muy sólida para su feliz soltería.

Irónicamente, la implicación de Lord Goring en esos juegos llenos de engaño y deshonestidad le obligan a aceptar la verdad sobre el amor y el perdón. Puede que un día incluso él llegue a ser "un marido ideal."

     Título original: An Ideal Husband
     Año: 1999
     Duración: 93 min.
     Nacionalidad: Reino Unido, EE.UU.
     Género: Comedia.

 

Comentario

Un miembro del Parlamento con un vergonzoso secreto... Una seductora buscadora de fortunas con una historia que vender a los periódicos... Un soltero que rehuye todo compromiso y famoso en las más selectas fiestas de Londres... personajes que nos son próximos, quizás, que encarnan plenamente obsesiones contemporáneas como la carrera, el dinero y el matrimonio...

El productor Uri Fruchtmann admite que la pieza tiene una intemporalidad que la hace válida para el espectador actual pese al hecho de haber sido escrita unos 100 años antes: "Creo que las buenas piezas de teatro se adaptan a los nuevos tiempos porque tratan de las personas. Y, en esencia, las personas no han cambiado."

"Los temas de que habla Wilde como la represión moral o el escándalo político son absolutamente actuales" -observa Rupert Everett (Lord Arthur Goring). Gran admirador de las obras de este autor, Everett siente que el mismo Wilde es un personaje que nunca ha pasado de moda y que mantiene cierta permanente fascinación para el público actual. "Se trata de un personaje muy moderno. Creo que nunca tuvo el reconocimiento que merecía como figura social; así que, mientras avanzamos hacia el final del milenio, cien años después de que muriera, se hace sugerente pensar en él y en cuánto y cuán poco han cambiado las cosas."

Todos los realizadores estaban emocionados con el guión desde el primer borrador. El productor Barnaby Thompson observa: "Lo que Oliver ha hecho realmente bien es conservar el mundo de Wilde y al mismo tiempo darle una mayor base emotiva. Ha proporcionado a cada personaje un auténtico viaje emocional." El productor Uri Fruchtmann está de acuerdo en que en ciertos aspectos Oliver ha reforzado la historia: "Puede parecer una blasfemia, pero creo que en muchos sentidos la adaptación de Olly está mejor estructurada que el original. En ocasiones, la pieza parece ante todo un vehículo para todas esas espléndidas citas y magníficos diálogos. Olly ha reforzado los personajes y las relaciones entre ellos. Se ha centrado en esos componentes."

CANAL COMPRAS