• Inicio Sugerir Modificar

Jugando con el corazón


Cartel de Jugando con el corazón

A través de las historias de unas personas de edades y tipos de vida diferentes, el director y guionista Willard Carroll explora hasta qué punto las fuerzas del amor -el amor romántico, el amor familar, el amor propio y el amor compasivo- dan forma a nuestras existencias cotidianas en las grandes ciudades. Jugando con el corazón muestra la emoción más complicada, necesaria y llena de trampas, en sus diferentes facetas: en éxtasis, en dolor, gracioso, peligroso y redentor.

"Quería hacer una película sobre las diferentes maneras de ver el amor", dice Carroll. "La película trata de cómo se encuentra el amor, de cómo se conserva y también de cómo se pierde. Se han escrito muchos libros, poemas y canciones sobre el amor, y todos han intentado encontrar alguna manera de poder expresar en palabras unos sentimientos que resultan intangibles. Sin embargo, el amor exige comunicación. No sólo lo exige en un contexto romántico o sexual, sino también en un ambiente familiar. La comunicación es todo, sin embargo, no es fácil. En esta película los personajes intentan hablar del amor. Intentar es lo importante. En cierto sentido, es una película que intenta contemplar cómo se van abriendo las puertas, en lugar de ver cómo se cierran".

El guión de Carroll atrajo a un reparto extraordinario -lleno de actores galardonados con el Oscar y el Emmy-. Todos ellos mostraron su interés por una historia perfectamente trabada que desemboca en una inesperada red de pasiones. Miramax Films e Intermedia Films presentan, conjuntamente con Morpheus, una producción Hyperion. La película está protagonizada por Gillian Anderson, Ellen Burstyn, Sean Connery, Anthony Edwards, Angelina Jolie, Jay Mohr, Ryan Philippe, Dennis Quaid, Gena Rowlands, Jon Stewart y Madeleine Stowe.

     Título original: Playing by Heart
     Año: 1998
     Duración: 116 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.

 

Comentario

Gena Rowlands y Sean Connery son Hannah y Paul, un matrimonio cuya convivencia, larga y aparentemente estable, se verá amenazada por sorpresas procedentes de fuera y de dentro. Ellos dos han creado un programa televisivo de cocina de gran éxito que se graba en su propia casa; de repente comprobarán que su mitificada cocina se convierte en un lugar explosivo.

Gillian Anderson es Meredith, una soltera vocacional cuya vida está consagrada a su trabajo como directora teatral. Ella está decidida a evitar cualquier complicación de tipo romántico, sin embargo el simpático Trent, interpretado por Jon Stewart, la hará vacilar. Hace falta ser muy tenaz para hacer caso omiso del pesimismo de Meredith, o de su enorme mastín. Hugh, interpretado por Dennis Quaid, es un solitario, un hombre que va de bar en bar contando historias tristes de amor trágico a gente que no conoce, pero que sucumben a su encanto. De alguna manera, cada vez que Hugh abre la boca, las circunstancias de su triste historia van cobrando tintes más negros.

Jay Mohr interpreta a Mark, un hombre confinado en un hospital, al que le quedan pocos días de vida. Ellen Burstyn es su madre, una madre fuerte que lo quiere mucho, que deberá establecer una nueva relación con su hijo, una relación en la que la única regla será la sinceridad. A pesar del lugar y del entorno, madre e hijo se apresuran, prácticamente contrarreloj, para revivir y recrear una relación que hasta ese momento ha sido frágil.

Madeleine Stowe y Anthony Edwards son Gracie y Roger, una pareja que ha encontrado alegría y diversión sexual en una relación clandestina que tiene lugar en la habitación de un hotel, un lugar en el que la realidad queda más allá de la puerta.

Los más jóvenes son Joan, interpretada por Angelina Jolie, y Keenan, al que da vida Ryan Philippe; son dos jóvenes solteros que ven pasar el tiempo en los locales nocturnos de Los Ángeles. En esos clubs los dos sueñan con encontrar el amor, en una época que ha hecho que esta búsqueda, que cada día tiene nuevos obstáculos, sea todavía más intensa.

En el curso de ocho días y ocho noches cada una de estas personas tendrá un impacto en la vida de las demás, impacto que quedará inseperadamente reflejado en la visión que cada uno tendrá del amor.

CANAL COMPRAS