• Inicio Sugerir Modificar

Lista de espera


Cartel de Lista de espera

En una terminal de ómnibus de un pueblo del centro de Cuba, la cola de pasajeros que aguarda un autobús que los lleve a otro destino no hace más que aumentar: todos los autobuses pasan llenos. La única esperanza es aguardar a que sea reparado el único transporte de la terminal, un vehículo que parte, alternativamente, hacia Oriente y hacia Occidente.

Las horas pasan... Emilio, un joven ingeniero, Jacqueline, una hermosa muchacha comprometida con un español, un ciego, y otros personajes, esperan. Los que van hacia La Habana suben al ómnibus al filo de la medianoche. Emilio y Jacqueline, que han simpatizado de inmediato, se despiden con cierto pesar.

Pero, al ponerse en marcha, el vehículo se avería definitivamente. Fernández, el administrador, informa de que no puede dar ninguna solución y que se impone cerrar la terminal. La mayoría abandona el lugar, pero Emilio propone quedarse y arreglar ellos mimos el ómnibus.

A pesar de las protestas de Fernández, un pequeño grupo decide asumir el reto, y se va tejiendo una extraña y tierna historia en la que casi todos se van reconciliando con lo mejor de sí mismos.

     Título original: Lista de espera
     Año: 2000
     Duración: 101 min.
     Nacionalidad: Cuba, Alemania, España
     Género: Comedia.

 

Comentario

"Lista de espera", del cineasta cubano Juan Carlos Tabío, pasó por el festival de Cannes, dentro de la sección paralela "Una cierta mirada" y allí, aparte del aplauso de crítica y público, consiguió dos premios, entre ellos el de mejor película que concede el Ministerio de Cultura francés.

Como "un juego" que se propone al espectador definió Juan Carlos Tabío esta película que se desarrolla en la parada de autobús de un pueblo del centro de Cuba, donde todos los autobuses pasan llenos o se estropean, convirtiéndose esta terminal de ómnibus destartalada en el hogar que acoge a un grupo de personas distintas, obligadas a convivir durante un tiempo que parece hacerse eterno.

Tres años tardó Juan Carlos Tabío en convertir en texto cinematográfico el cuento homónimo de Arturo Arango, con quien trabajó en la elaboración del guión y al que el escritor Senel Paz dio su último toque. Su labor fue, según confesó Tabío, el de "aportar una mirada desde fuera y amarrar los tornillos que quedaban sueltos". Tabío negó que "Fresa y chocolate", "Guantanamera" y "Lista de espera" sea cine político, sino la utilización del humor como "una forma de reflexionar sobre la realidad, una realidad que es siempre contradictoria. Todas estas películas -añadió- inciden en una realidad local y así tocan el nervio de lo universal".

"Lista de espera" vuelve a reunir después de siete años a Vladimir Cruz y a Jorge Perugorría, los protagonistas de "Fresa y chocolate" que se han reencontrado "más tranquilos y serenos", después de aquella película en la que se sentían "asustados por la gran responsabilidad", según comentó Vladimir Cruz.

Tabío ha querido dedicar la película a Gutiérrez Alea "Titón", al que hoy recordó como un maestro que sigue presente en el alma cubana, cuyo legado "es ese sentido de responsabilidad del artista con el lugar y el momento. Su forma de interactuar con la realidad".

"Lista de espera", película que ha constituido un éxito en Cuba, es una coproducción en la que participa Cuba, España, Alemania y México. Para Tabío, la coproducción se ha convertido en un modo de financiación indispensable para iberoamérica.

CANAL COMPRAS