• Inicio Sugerir Modificar

Esta abuela es un peligro


Cartel de Esta abuela es un peligro

El agente del FBI Malcolm Turner es astuto, duro de pelar y un consumado maestro del arte del disfraz. No hay nada a lo que no pueda hacer frente. ¿Parar una brutal pelea de perros? Ningún problema. Malcolm se transforma en un viejecito de raza asiática para resolver el caso.

La última misión de Malcolm le lleva a una pequeña ciudad del sur de los Estados Unidos, donde pretende atrapar a un sanguinario ladrón de bancos que se acaba de fugar de la prisión donde permanecía encerrado. Malcolm monta un puesto de vigilancia desde la casa de una matriarca del sur conocida como la Gran Abuela, quien está a punto de ser visitada por Sherry, su nieta y ex-novia del convicto, y su hijo.

Es un plan muy sencillo, pero hay un grave problema: la Gran Abuela ha dejado inesperadamente la ciudad. Así, Malcolm, en el papel más difícil de su vida, decide hacerse pasar por esta arisca abuelita del sur. Usando algunos trucos para disfrazarse, se transforma por completo en la Gran Abuela, llegando incluso a adquirir los mismos hábitos diarios de esta corpulenta septuagenaria; desde cocinar comida afroamericana a llevar niños para que den testimonio de su fe en la iglesia local. Y si las cosas no fueran suficientemente complicadas, Malcolm termina por enamorarse de Sherry, quien podría haber estado escondiendo parte del botín del robo. Ahora, Malcolm/Gran Abuela debe encontrar alguna forma para coger al ladrón y conseguir a la chica.

     Título original: Big Momma's House
     Año: 2000
     Duración: 88 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Calificación: Todos los públicos

 

Comentario

La idea de que un actor protagonista pudiera interpretar a tres personajes distintos (un agente del FBI que se las sabe todas, una abuelita del sur y un viejecito de raza asiática) requería a un actor con una especial vis cómica y un particular talento interpretativo y físico. Aunque Martin Lawrence encabezaba esa lista, la escritura del guión se hizo sin tener en mente a ningún actor concreto.

"Siempre estuvimos interesados en que Martin interpretase el papel -señala el productor David T. Friendly-. Pero no queríamos caer en la trampa de escribir algo demasiado específico para un actor determinado. Queríamos construir primero una historia que fuese creíble y divertida, con un personaje que resultara verosímil". Tan pronto como tuvimos listo el guión, le enviamos una copia a Lawrence y nos dio el visto bueno para interpretar el papel y a sus tres personajes.

La elección del resto de los actores principales siguió su curso mientras director y productor trabajaban para potenciar y afinar esa mezcla de comedia, acción y romance que está presente en la historia. Se contrató a Nia Long para que interpretase a Sherry, la nieta de la Abuela y eventual objetivo de las intenciones amorosas de Malcolm. "Nia es muy dulce pero también tiene una dureza interior que resultaba perfecta para el papel-señala Gosnell-. Tiene momentos dramáticos en la que siente miedo por su vida y la de su hijo y también ha de interpretar escenas de gran comicidad dando la réplica a Martin."

A Long le fascinó la diferente relación que comparte su personaje con el de Lawrence cuando interpreta a Malcolm, y cuando interpreta a la Abuela. "Es divertido porque en realidad mantenía dos relaciones profesionales distintas con Martin -observa-. Cuando era Malcolm tendíamos a estar de broma todo el rato; la atmósfera era muy distendida. Pero cuando hacía de Abuela, esa vieja mujer se merecía todo nuestro respeto, así que las cosas eran un poco más tranquilas".

Paul Giamatti, que interpreta a John, su mojigato compañero del FBI, está de acuerdo con Long. "Todo era un tanto extraño cuando Martin llevaba puesto el maquillaje de la Abuela -señala-. Me sentí como si estuviera dando la réplica a otro actor distinto. Me tenía que recordar constantemente a mí mismo que era Martin".

Aunque películas como "Tootsie", "El profesor chiflado" y "Sra. Doubtfire", han contado ya con personajes vestidos de mujer, "Esta abuela es un peligro" añade otra idea cómica: su protagonista, Malcolm, se convierte en otra persona que existe en realidad… la actriz Ella Mitchell, que interpreta a la Abuela.

Desde el comienzo, los cineastas sabían lo que el maquillaje podía hacer y lo que no. Así lo explica David Friendly: "Cuando vas y contratas a Martin Lawrence, quieres estar seguro de que el público va a encontrarse con Martin Lawrence. Así que, en términos de maquillaje, tienes que estar seguro de que resulta creíble (la gente que está a su alrededor va a creer que es la Abuela), pero también el público sabe que era Martin Lawrence, porque él es una estrella. Queríamos estar seguros de que sobresale la vis cómica de Martin".

Para crear a la Abuela, los cineastas eligieron al oscarizado artista de los efectos de maquillaje Greg Cannom. Cannom y su equipo trabajaron para igualar las caras de Martin Lawrence y Ella Mitchell, creando lo que al final fue una amalgama de ambos rostros. Para aumentar la similitud en su apariencia, Mitchell también llevaba una prótesis para que se pareciese aún más al personaje de la Abuela creado para Martin. "Le dieron un poco de mí" -dice entre risas Mitchell - y a mí un poco de él".

Convertir a Lawrence en la Abuela fue un esfuerzo muy laborioso, pues requería más de seis horas de trabajo al comienzo de cada día; finalmente, el equipo de Cannom fue capaz de rebajar ese tiempo y dejarlo en unas dos horas para alivio de Lawrence.

En primer lugar, a Lawrence se le hacía una limpieza de cutis, luego se le aplicaba un sellador que protegía la piel. Dado que Lawrence, cuando interpretaba a Malcolm, lucía bigote, Cannom tenía que aplastarlo todo lo que fuera posible con un pegamento de base alcohólica. Para acelerar el proceso del maquillaje, Cannom inventó un sistema para pegar la parte del cuello de la prótesis a una camiseta. Esto permitía que el cuello se pudiera ceñir a la cabeza de Lawrence y se pegara por la parte de abajo. A continuación, se le pegaba encima una barbilla, un trozo de labio superior y dos piezas laterales de silicona. Luego se unían todos los bordes a la piel y posteriormente se cubrían con una mascarilla coloreada de goma con base óleo. Finalmente añadieron los colores finales, y pusieron lápiz de labios y maquillaje alrededor de los ojos.

Una vez que la cara de la Abuela estaba terminada, era el momento para que los cineastas empezaran a trabajar en hacer que la Abuela fuera realmente grande. Crearon un traje especial para conseguir que Lawrence adquiriera las justas proporciones, unas proporciones de unos 130 kilos de peso. Como con el maquillaje, se necesitaron meses para lograr que ese inmenso traje quedara perfecto. "A veces, los pechos eran demasiado grandes, otras nos quedaban demasiado pequeños. Conseguir que todo tuviera unas dimensiones proporcionadas fue un gran reto" -afirma Cannom.

CANAL COMPRAS