• Inicio Sugerir Modificar

Plata quemada


Cartel de Plata quemada

Buenos Aires, 1965. Los llaman Los Mellizos, pero no son hermanos; ni siquiera son parecidos. El Nene (Leonardo Sbaraglia) es culto, seductor. Ángel (Eduardo Noriega) es callado y brutal. Son delincuentes profesionales, y en cierto modo, socios: trabajan juntos o no trabajan.

Fontana (Ricardo Bartis) les propone asaltar el camión de las nóminas de la Municipalidad de San Fernando. Hay siete millones en juego. Los Mellizos aceptan. necesitan escapar del aburrimiento y olvidar, aunque sea temporalmente, la crisis por la que atraviesa su antes perfecta asociación.

En el momento clave, su extraño vínculo les juega una mala pasada. El Nene cree que uno de los policías va a herir a Ángel y pierde el control de lo que se suponía que iba a ser un trabajo sin complicaciones.

Fontana decide huir a Uruguay hasta que las cosas se calmen. Con él van El Nene, Ángel y el chófer de la banda, El Cuervo (Pablo Echarri). En Montevideo, en un apartamento cadido por el mafioso uruguayo Losardo (Héctor Alterio), esperan una documentación falsa que les permita huir a Brasil.

Pero los documentos no llegan. Ángel, El Nene y El Cuervo, los jóvenes de la banda, no toleran ya el encierro y se rebelan a los límites impuestos por Fontana. En la noche montevideana, cada uno sale en busca de su suerte.

     Título original: Plata quemada
     Año: 2000
     Duración: 119 min.
     Nacionalidad: Argentina, España, Francia
     Género: Intriga.

 
Premios:
Goya. Mejor película extranjera de habla hispana 2000

Comentario

Este largometraje supone la primera incursión de Eduardo Noriega en el panorama cinematográfico internacional. La película recrea la vida de dos ladrones con grandes toques de aquel buen cine negro pero a pesar de todo la relación entre los personajes no queda muy clara. Buen trabajo de Noriega.