• Inicio Sugerir Modificar

El halcón inglés


Cartel de El halcón inglés

Wilson (Terence Stamp), un duro expresidiario inglés viaja a Los Ángeles para vengarse de la muerte de su hija. A su llegada, Wilson va al grano: se enfrenta a Valentine (Peter Fonda) y a un ejército integrado por los más duros criminales de Los Ángeles, con la esperanza de hallar pistas y juntar las piezas de todo cuanto pasó.

Tras sobrevivir a una paliza que casi lo mata, ser lanzado desde lo alto de un edificio, y resultar perseguido descendiendo por una peligrosa carretera de montaña, el "Inglés" (the Limey) decide infligir algún daño corporal por su parte. Antes de acabar su periplo, toda la ciudad de Los Ángeles sabrá que el "Inglés" está en la ciudad.

     Título original: The Limey
     Año: 1999
     Duración: 85 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga.

 

Comentario

La película, la octava de Soderbergh, se distingue en diversos aspectos, y viene a sumarse con gran dignidad al volumen de trabajo del realizador. Entre sus méritos destacan los intentos del director por analizar los conflictos entre culturas e idiomas, por enfrentarse al rápido paso del tiempo, por examinar el ansia de un padre por reunirse con la hija que dejó atrás, pese a la barrera de su trágica muerte.

En el éxito de "El halcón inglés" es fundamental el estratégico reparto de Soderbergh, que incluye a Stamp y Fonda, dos actores nominados para el Oscar (Stamp por "La fragata infernal", 1962), y Fonda por coescribir "Buscando mi destino", 1969 y por actuar en "Ulee's gold" en 1997) en los roles de Wilson y Valentine. Debido a la presencia de esas dos estrellas, y al sostén creativo de la película, Soderbergh considera la cinta "un film de venganza muy sencillo con mucho bagaje de los años 60." El golpe de efecto de un reparto en que Stamp se enfrenta a Fonda juega a favor de esa alienación cronológica que se hace constante a lo largo de todo el metraje. Ambos hombres irrumpieron en la escena cinematográfica en los años 60 con reconocidas interpretaciones. Los personajes que crearon entonces definieron muchos de sus papeles futuros.

En el caso de Stamp, "mi primera película fue "Billy Budd". Aquel personaje quería presentarse como un ángel caído, un joven que llega a la Tierra con influencias angelicales fuertemente impregnadas en su ser. Más tarde, mi segunda película fue "El coleccionista" en 1965, en donde encarné al primer asesino en serie del cine, un personaje cuya conciencia estaba completamente reprimida. Con esos dos personajes, mostré el alcance de mi capacidad. A medida que los años pasaban, iba siendo contratado para encarnar cualquiera de esos dos papeles. No se presentaba a menudo la oportunidad de interpretar un rol donde esos dos extremos estuvieran a la vez en un mismo personaje; sin embargo, Wilson es uno de esos personajes."

De igual modo, el papel de Valentine es consecuencia del camino que Fonda empezó a forjarse hace más de 30 años. Su personaje en "Buscando mi destino" define la alegría de aspirar a una libertad sin trabas y sin delimitaciones claras propia de toda una generación de la década de los 60. Aquel tiempo y su correspondiente búsqueda del placer es exactamente el mundo que da origen a Valentine. Quien una vez fuera un famoso productor de discos en los 60, ahora se ve no tan rico y triunfador como pretende; se codea con traficantes de drogas y criminales tras una búsqueda de pingües beneficios que trágicamente acaba mal. Su profunda añoranza de los "viejos tiempos" impregna todo el film.

Fonda está convencido de que Valentine "fue concebido para mí. Es alguien apasionado, con gran gusto en cuanto a jovencitas, y se muestra accesible, incluso amistoso, al principio del film. Más tarde, vemos el arco y cuán enorme ha sido su caída realmente. Se trata de un personaje diametralmente opuesto al de Ulee Jackson (el papel por el que fue nominado en la película "Ulee's gold")."

CANAL COMPRAS