• Inicio Sugerir Modificar

Granujas de medio pelo


Cartel de Granujas de medio pelo

Ray Winkler, apodado "La Mente" por sus colegas del hampa, tiene un nuevo plan, alquilar el local junto a un banco, y poner a su esposa a vender sus galletas caseras, mientras él y su banda, se dedican a excavar un tunel que les permita robar un sustancioso botín; pero las cosas no salen como Ray planea, y de la noche a la mañana, las galletas de su esposa, se convierten en un éxito sin precedentes.

     Título original: Small Time Crooks
     Año: 2000
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.

 

Comentario

Los planes de Ray y Frenchy Winkler para el robo de un banco por allanamiento puede que hayan estado desde un principio condenados al fracaso. Pero la ascensión y caída de esta desastrosa banda en "Granujas de medio pelo" ha demostrado ser una experiencia tremendamente divertida tanto para el realizador Woody Allen como para todo su reparto.

La historia del plan maestro de los Winklers junto con la oportunidad de trabajar con Allen fueron los ingredientes clave que sedujeron grandes estrellas internacionales de la comedia como Tracey Ullman, Hugh Grant y Elaine May.

"Lo que estaba pretendiendo era una película divertida" -expresa Allen-. "Aunque me imagino que se podría decir que si hay un tema en la película, éste puede que sea "¡Cuidado con lo que anhelas!".

Sugerir significados subrepticios, y asegurarse de que la comedia suene a verdadera gracias a unas sólidas interpretaciones son razones de peso en todo film de Allen para que la configuración del reparto sea siempre una prioridad máxima. Es un verdadero maestro a la hora de hallar la perfecta combinación de talentos capaces de hacer convivir la diversión y la ternura de un modo aparentemente sencillo.

Tracey Ullman subraya: "Lo que es interesante en Woody es que no se hace necesaria una prueba, porque ya sabe a quién quiere para cada papel. No tiene nada que ver con lograr ser encantador o tener un espectacular historial de taquilla. Se trata de ser el actor adecuado, de ser creíble.

Me acuerdo de la primera vez que estuve en EE.UU. Estaba embarazada, y solía sentarme en mi jacuzzi mientras veía todas sus películas. Me decía a mi misma: 'He de intentar aguantar aquí para tener la ocasión de conseguir trabajar con este tío'. Y gracias a Dios aguanté; logré trabajar con él , y obtuve el permiso de residencia."

Allen nos comenta: "Ha sido maravilloso trabajar de nuevo con Tracey; es un genio. Aunque lo cierto es que en esta película he trabajado con dos mujeres geniales, Tracey y Elaine May. Nunca había trabajado con Elaine anteriormente, pero tengo noticia de ella desde hace años, y posee uno de los más extraordinarios talentos."

Ullman no ha sido la única en tener otra ocasión de trabajar con el gran director. "Este es mi segundo largometraje con Woody Allen, y para mí ha sido un honor que se halla contado conmigo nuevamente" -expresa Michael Rapaport, quien encarna a Denny, uno de los cómplices de Ray Winkler en la operación para robar el banco-. "Cuando participé en "Poderosa afrodita", se trató de una experiencia asombrosa porque Woody posee un modo de hacer que te sientes a gusto contigo mismo como actor. Te trata con respeto, y acoge favorablemente tus aportaciones. En esta ocasión, la experiencia ha sido incluso mejor porque he conseguido trabajar con tres más de los mejores cómicos actuales, Tracey Ullman, Elaine May, y Jon Lovitz."

Tony Darrow, quien encarna a Tommy, otro de los miembros de la desventurada banda que pretende robar el banco, ha llegado a trabajar en seis de las películas de Allen, entre ellas la última, "Acordes y desacuerdos". "Recurdo que la primera vez que trabajé con él fue en "Balas sobre Broadway". Nunca vi el guión" -nos informa-; "Woody decía: "Échale un vistazo, pero no le des demasiada importancia". Quería que fuera espontáneo. Procedo de las calles, por lo que sé lo que suena a auténtico, y eso es lo que él quería. Se trata de un director lo suficientemente seguro de su propia capacidad como para permitirte improvisar."

Completando el grupo de aspirantes a ladrones de bancos está Benny, encarnado por Jon Lovitz, quien destaca: "Trabajar con Woody Allen ha sido como un sueño hecho realidad. Vi su primera película, "Toma el dinero y corre", cuando tenía 13 años. Entonces fue cuando decidí hacerme actor.

Para el papel de David, Allen incorporó a Hugh Grant, cuyo innegable encanto para las comedias románticas como "Cuatro bodas y un funeral", y el más reciente éxito "Notting Hill", han hecho de él uno de los favoritos del público. "Es un gran actor" -opina Allen-. "Su papel exigía alguien con un acerado sentido del ritmo, y él lo ha llevado a término perfectamente."