• Inicio Sugerir Modificar

Antes que anochezca


Cartel de Antes que anochezca

Reinaldo Arenas (Javier Bardem) nació el 16 de Julio de 1943. Hijo de una bella joven (Olatz Lopez Garmendia) a quien el padre de Reinaldo abandonó muy poco después. Viviendo una vida casta en una sociedad machista, la madre de Reinaldo regresó con este a la finca de sus padres en la provincia oriental de Cuba.

La infancia de Reinaldo estuvo definida por el contraste entre la extremada pobreza de su familia y el esplendor natural que lo rodeaba. En 1958, la familia de Reinaldo se mudó al pueblo de Holguin. A pesar de su juventud, se unió a la insurgencia de Fidel Castro para derrocar al dictador Fulgencio Batista.

Con el triunfo de la Revolución, Reinaldo pudo tomar parte del ambicioso programa del Gobierno para educar a la juventud. En 1962, Reinaldo atendía a la Universidad de la Habana, viviendo en una ciudad cosmopólita llena de emociones y posibilidades.

     Título original: Before night falls
     Año: 2000
     Duración: 125 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.

 
Nominaciones:
Oscar. Mejor actor 2001

Comentario

Según Julian Schnabel: "Descubrí a Reinaldo Arenas tres años después de su muerte. Es alguien con quien podría haber tropezado a la puerta del estudio de un fotógrafo de Nueva York, que nos fotografió a los dos con apenas unos días de diferencia, a principios de la década de los ochenta. L

o que hace que fuera alguien único fue que representó la "gran esperanza roja", un gran escritor educado por la Revolución. Ser homosexual y además escritor era una combinación maldita en Cuba, y por estos dos deliciosos vicios, como Reinaldo los llamaba, fue perseguido sin descanso. Su firme compromiso con su voz interior, siempre franca, le llevó a la prisión de El Morro, donde permaneció durante dos años.

Un día en 1993, yo estaba viendo un documental de televisión en Florida en el que entrevistaron a Reinaldo sobre su vida. Pensé que si algún día volvía a hacer una película, sería sobre él. La película no es sólo una interpretación de la autobiografía de Reinaldo , "Antes que anochezca", sino que combina imágenes de otros de sus escritos "El mundo alucinante", "The Parade Ends", "El color del verano", y de historias de su gran amigo Lázaro Gómez Carriles.

Reinaldo escribió más de veinte libros, diez novelas, historias cortas y poemas. Es un privilegio para mí llevar la voz de Reinaldo a una película. Creo que habla en nombre de muchos. Creo que es la voz de muchos cubanos a quienes no hemos oído, una voz ultrajada llena de humor que ha convertido el sufrimiento en extraordinaria belleza. De una vida de dificultades surgió una de las voces con más talento de Latinoamérica.

Su extraordinario talento le convirtió en una de las mayores espinas para el régimen de Fidel Castro. A pesar de que murió sin dinero y solo, y lejos del lugar en el que se forjaron sus sueños, se ha convertido en un símbolo de resistencia y esperanza para muchos."

La compenetración entre Julian Schnabel y Javier Bardem durante la preparación y el rodaje de "Antes que anochezca" fue absoluta. Schnabel, que vive entre España y Nueva York, estaba familiarizado con el trabajo del actor. "Javier es una gran actor y creo que su interpretación es extraordinaria. Su actuación es única", comenta entusiasmado Schnabel. "Realmente capturó el ritmo de Reinaldo, su sentido del humor y su capacidad para la autosuperación."

Bardem había aceptado interpretar el papel de Lázaro cuando, inesperadamente, Schnabel le pidió que se convirtiera en Reinaldo. "Mi respuesta fue muy clara: ‘No’", recuerda el actor riendo. "Le dije, ‘No puedo hacerlo, es demasiado para mí. No hablo inglés muy bien. Este hombre es cubano; yo no soy cubano’". Pero Schnabel fue perseverante y Bardem le dijo que leería los libros de Arenas antes de tomar una decisión.

"Cuando empecé a leer sus libros, encontré algo que me era familiar. Reinaldo no era un intelectual; era una persona que escribía porque necesitaba contar algo. Escribía desde lo más profundo de su ser utilizando el odio, la rabia y el amor para expresarse. Yo no soy un intelectual; sólo soy un actor y a veces soy muy impulsivo. Ese fue un elemento de conexión."

El actor se sintió muy impresionado por la dedicación que Schnabel demostró al hacer la película. "Julian no tenía que hacer esta película. Es un pintor muy reconocido; no tenía necesidad de tomar parte en esta contienda. Y para ser sincero, a veces me preocupaba un poco como reaccionaría la gente ante un director norteamericano haciendo una película acerca de un escritor cubano, y además en inglés. Pero Julian fue tan sincero con respecto a su deseo de contar simplemente esta historia y de una forma que fuera fiel a la voz de Reinaldo, que realmente no importaba en qué idioma se rodara. Así que le dije, ‘De acuerdo’".

CANAL COMPRAS