• Inicio Sugerir Modificar

La Biblia negra


Cartel de La Biblia negra

Tras la pérdida de sus padres en un accidente de tráfico, Simón, un niño de ocho años, es enviado a un pequeño pueblo de la costa gallega con el único pariente vivo que le queda, su tía abuela, María Bayona.

Ella es una mujer de mediana edad, con un fuerte y desquiciado carácter y el propósito de inculcar en el chico las enseñanzas de un antiguo y extraño libro que le tiene obsesionada.

Los únicos apoyos que Simón recibirá serán los de su viejo profesor, el Padre Genaro, y el de Leo, un joven del pueblo, que le ayudarán a salir de la claustrofóbica situación en la que se ve evuelto.

     Título original: La Biblia negra
     Año: 2001
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Terror.
     Fecha de estreno: 01/02/2002

 

Comentario

María Bayona (Mónica Randall) es una mujer de unos 50 años, de aspecto sombrío y duro. Burguesa afincada en un caserón aislado junto a un acantilado, en estado decadente. Su pasión ciega por la doctrina de la Biblia negra y la muerte de su hijo acontecida años atrás, la ha convertido en un ser atormentado y oscuro.

La calma y la serenidad fría con la que actúa y se comunica esconde una enorme agresividad y rencor para con el resto de la humanidad. Vive sola en una casa que años atrás habría compartido con su madre y sus dos hermanas mayores que ella. La soledad es una constante en su vida desde hace muchos años.

Padre Genaro (Carlos Álvarez-Nóvoa) es un sacerdote de unos 70 años con barba y pelo blanco, de aspecto un tanto progre, delgado y con facciones muy castigadas por el paso del tiempo. Es el abuelo que todos quisiéramos tener, bondadoso, solidario y muy cultivado. Es sacerdote pero no se rige por una conducta convencional. Vive para y por su profesión: la de educar y ayudar a los más jóvenes.

Es discreto y cínico y eso lo convierte en un personaje más entrañable. Tiene la salud delicada y aún así le gusta fumar y beber un poco a escondidas de su estricta ama de llaves y cuidadora. Es temerario y sagaz pero la edad y la salud no le acompañan en su voluntad por ayudar a la gente que el quisiera, aún así hará lo que haga falta por ayudar a Simón.

Simón (Joan Fernández) es un niño de unos 10 años, moreno y delgado de mirada profunda y triste. Es muy inteligente, su coeficiente esta bastante por encima de la media. Es un excelente jugador de ajedrez, pero su problema es que no encuentra un rival apropiado. Es bastante introvertido y eso hace que escuche más que hable.

Se aferra a su mundo interior que son sus padres a los que quiere mucho pero ya no les tiene. La tristeza que siente es constante pero la sabe llevar con mucha dignidad aunque se le note de forma permanente en su mirada. Es un buen chico.

Leo (Jordi Collet) es un joven de 28 años, de complexión normal. A primera vista es un chico de aspecto vulnerable y tímido y de hecho lo es, pero también puede ser cínico y audaz en sus comentarios. Como Simón el también se quedo huérfano a una temprana edad, pero tuvo la suerte de que el Padre Genaro se hizo cargo de el y se lo trajo a Laixe.

Ahora Leo tiene una librería que al mismo tiempo es ferretería y estanco. No tiene el valor necesario para irse del pueblo y prosperar en la ciudad, por que en Laixe se siente protegido y arropado. La llegada de Simón a Laixe le ha proporcionado una nueva amistad con la que distraerse. Es una buena persona, dispuesta a ayudar a quien haga falta.

Alex Ruiz (Jordi Boixaderas) es un abogado de unos 40 años. De complexión normal. Persona de principios, honesta y muy trabajador. Es abogado amigo de los padres fallecidos del niño, se involucra emocionalmente en el caso y no puede hacer nada por evitarlo.

Tiene una hermosa familia compuesta por su mujer y su hija. Es serio y le gusta decir las cosas de cara, pero también sabe ser tierno y amable cuando es necesario. Se encuentra ante un gran dilema, pues en el fondo quisiera hacerse cargo del niño, pero sabe que no puede hacerlo.