• Inicio Sugerir Modificar

Parque Jurásico III


Cartel de Parque Jurásico III

El doctor Alan Grant (Sam Neill) uno de los paleontólogos más importantes del mundo, había tenido una reacción de extremo escepticismo cuando recibió ocho años atrás una invitación del industrial John Hammond. Con la esperanza de ganarse el apoyo de Grant, Hammond había propuesto al científico y a varios de sus colegas un recorrido exclusivo por el último proyecto de su compañía In Gen: una atracción turística realmente única, instalada en la remota isla de Nublar, cerca de Costa Rica. Se trataba de Jurassic Park, que ofrecía una experiencia inédita en el mundo moderno, la posibilidad de contemplar varias especies de dinosaurios reconstruidos por medio de la ingeniería genética.

Pero para Hammond y todos los que le acompañaron en aquella fatídica excursión, la visita se acabó convirtiendo en una pesadilla terrorífica cuando los velociraptores, los T. Rex y las demás criaturas prehistóricas se adueñaron del parque de atracciones. Tras salvar la vida por muy poco, Grant decidió olvidarse de aquel incidente. Había recibido un duro golpe pero seguía manteniendo su compromiso de dedicarse al estudio de los dinosaurios.

Ocho años después, el fiasco de la In Gen, unido al clima de recortes políticos y económicos, se ha hecho notar en el área de la investigación de dinosaurios: los fondos públicos y privados corren peligro de extinguirse. Desesperado por encontrar financiación para comprobar su nueva teoría sobre la inteligencia de los velociraptores, Grant está en una situación especialmente vulnerable para atender la propuesta que le hacen el acaudalado aventurero Paul Kirby (William H. Macy) y su esposa Amanda (Téa Leoni).

Le ofrecen un cheque en blanco si acepta acompañarles a visitar en avión la isla de Sorna, donde se encuentra una segunda base de la In Gen. Este islote adyacente a la isla de Nublar se halla en cuarentena y se ha convertido en una zona de desarrollo para las criaturas de John Hammond y en un imán para los aventureros que quieren conocerlas de cerca.

Acompañado de su discípulo (Alessandro Nivola), Grant empieza a sospechar cuando el piloto del avión empieza a maniobrar para aterrizar en la isla. Alarmado y airado, Grant va a formular su protesta cuando de improviso aparece una enorme criatura que se interpone en el camino del avión, obligándole a efectuar un aterrizaje forzoso en las copas de los árboles de la jungla.

Perdido en una isla llena de dinosaurios clonados genéticamente, Grant comprende por fin el verdadero motivo por el que le ha llamado Kiry. La excursión no iba a limitarse a un recorrido aéreo por la isla, se trataba de una verdadera misión de rescate. Los Kirby son en realidad un matrimonio divorciado de clase media que se han vuelto a unir con el propósito de encontrar a su hijo de 14 años Eric (Trevor Morgan), desaparecido cuando se encontraba en un viaje de vacaciones con el nuevo prometido de Amanda. Al tanto de su anterior viaje a Jurassic Park así como de su actual penuria económica, los Kirby han tramado este plan para poder contar con un guía experimentado que les ayude a encontrar a su hijo. Pero ignoran que la isla que había visitado Grant era la de Nublar y no la de Sorna.

Mientras tratan de localizar a Eric, el grupo lucha por mantenerse con vida en sus sucesivos encuentros con las terribles criaturas creadas por la In Gen: el enorme Spinosaurio, un depredador que caza tanto por tierra como bajo el agua, y los Pteronadones voladores. El doctor Alan Grant comprueba en carne propia las terribles eventualidades de su teoría sobre la inteligencia de los velociraptores.

     Título original: Jurassic Park III
     Año: 2001
     Duración: 115 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Terror.
     Calificación: Mayores de 7 años

 

Comentario

:

Por primera vez en la serie, el argumento de "Jurassic Park III" no es una adaptación de una novela de Michael Crichton, aunque utilice personajes y conceptos creados por el escritor. El argumento, obra de Peter Buchman, Alexander Payne y Jim Taylor, con aportaciones del asesor técnico Jack Horner, describe una aventura que comienza con un accidente de aviación en la isla de Sorna.

Dice William H. Macy, que interpreta el papel de Paul Kirby: "Mi mujer y yo engañamos al Dr. Grant para que vuelva a esas islas que ha jurado no pisar jamás. Todo va bien hasta que el avión se estrella. A partir de ese momento empezamos a correr ... para no acabar en el vientre de la bestia".

El director Johnston comenta: "El Dr. Grant ha cambiado. Casi pierde la vida en la isla de Nublar y ha quedado amargado por la experiencia. Se ha vuelto más cínico y no tiene ningún deseo de volver a la isla".

A diferencia de su personaje, Sam Neill volvió a ponerse con gusto el sombrero de fedora de Grant: "Nunca he repetido un personaje en toda mi carrera pero debo decir que volver a encarnar a Grant ha sido como ponerme un cómodo zapato usado: me siento muy a gusto al volver a calzármelo. Bueno, lo de cómodo es un decir".

Macy asiente: "La verdad es que nos han vapuleado a base de bien. Cuando rodamos la escena en el fuselaje del avión fue como pasar el día en una centrifugadora. Lo único bueno fue que todos nosotros acabamos tirándonos encima de Téa Leoni..."

En el papel de la esposa divorciada de Macy, Leoni se muestra orgullosa de sus cicatrices: "Acabé magullada por todo el cuerpo. Según avanzaba el rodaje, usábamos el maquillaje para disimular heridas reales y no para crear heridas imaginarias. Pero valió la pena. Joe me prometió que mi personaje sería heroico, como una pequeña Rambo, y eso me bastó para aceptar el papel aun antes de que el guión estuviera terminado".

El director Johnston se sintió impresionado por la actitud de la actriz: "Téa es una gran atleta. Había escenas que yo pensaba encomendarle a su doble, pero Téa me decía que se las dejara hacer a ella, que le parecía divertido. Se llenó de cortes, golpes y heridas, pero nunca se quejó. Tanto ella como Bill Macy superaron mis expectativas".

Jim Mitchell, de la ILM, que ha trabajado con Spielberg en las dos entregas anteriores de Jurassic Park, dice que en esta nueva producción se ha avanzado mucho: "El aspecto de los dinosaurios, la forma en que se mueve su piel y sus músculos, la manera de comportarse en su entorno, todo ello es mucho más detallado y explícito que en las entregas anteriores. El Spinosaurio actúa en el agua y algunas de las escenas más dramáticas de acción real de la película son las que le muestran en un entorno acuático". Rosengrant añade: "Cuando nuestro equipo hidraúlico estaba diseñando la mecánica de la producción, lo que hacían era tratar al Spino como si fuera un submarino".

Mitchell y la ILM diseñaron algunos dinosaurios por completo en el ordenador, entre ellos el enorme Branquiosaurio, un Anquilosaurio y una manada de Triceratops. "Con los demás, lo que hicimos fue imitar en nuestra animación los modelos reales que había construido Stan", explica Mitchell.

Winston y su equipo se aprovecharon de los avances en las técnicas hidraúlicas y electrónicas para hacer que sus manadas de dinosaurios robóticos resultaran lo más realistas posible. Como dice Kennedy, "Su trabajo es tan científico como el que se hace en el campo de la animación por ordenador. Stan y su equipo aportan un enorme grado de verosimilitud a los dinosaurios y a la propia película".

"Jurassic Park III comenzó su rodaje en Hawai el 30 de agosto del año 2000. Tras rodar durante cuatro semanas en las islas de Oahu, Molokai y Kuai, el equipo regresó a los estudios de la Universal, en donde se dio por terminado el rodaje el 20 de enero de 2001.

CANAL COMPRAS