• Inicio Sugerir Modificar

Confesiones íntimas de una mujer


Cartel de Confesiones íntimas de una mujer

París 1832, "Romanticismo" y "Revolución" son las palabras que están en boca de todo el mundo. En junio de ese mismo año, la baronesa Dudevant llega de provincias para emprender su carrera literaria bajo el seudónimo de George Sand.

Allí conocera a Alfred de Musset, el poeta y escritor de más relieve de su generación, cabecilla de una pandilla de vividores que malbaratan su juventud, sin esperanza ni ideal alguno.

Entre ellos nacerá un apasionado romance que les convertirá en la pareja romántica de la época. Pero su relación se irá deteriorando poco a poco y cuando ella cae gravemente enferma él la abandona, volviendo a los casinos y burdeles. Aunque más tarde su amor renacerá, su relación continuará siendo tan tormentosa que escandalizará a la sociedad de la epoca.

     Título original: Les enfants du siècle
     Año: 1999
     Duración: 135 min.
     Nacionalidad: Francia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 14/06/2002

 

Comentario

Apuntes de la directora: En 1835, el poeta y dramaturgo Alfred de Musset escribió su primera y única novela, una obra maestra titulada La confession d'un enfant du siècle. En los primeros capítulos, describe las consecuencias de las guerras napoleónicas, y la desesperación de su generación "perdida" mientras ésta descubre que no queda nada del pasado sobre lo que construir un futuro, siendo los únicos empleos seguros tan sólo la Iglesia o el Ejército. Contra este yermo telón de fondo, Musset narra su propia historia: cómo siendo un cínico desencantado, se cruza con una mujer que contrariamente resulta la encarnación de la esperanza y la felicidad y se enamora de ella. Durante muchos meses, ella se resiste mientras él hace todo cuando está en su mano para conquistar su amor. Sin embargo, cuando ella sucumbe finalmente a sus hostigamientos amorosos, él lo ve como un signo de debilidad por parte de ella, y no puede evitar la destrucción de esta relación.

La primera vez que leí su libro, no sabía que la mujer en cuestión era la escritora George Sand, y que la novela era la manera en que Musset le pedía perdón, lo que explica por qué el retrato que hace de ella resulta, en algunas ocasiones, extremadamente idealizado.

Sand tenía 29 años y era madre de dos niños cuando conoció a Musset. Se había separado de su marido y vivía en París. Sus primeras tres novelas le habían afianzado cierta celebridad. Su naturaleza y carácter era diametralmente opuestos a los de Musset. Mientras ella disfrutaba de la vida plenamente y festejaba la dicha, las preferencias de él se inclinaban hacia la morbidez y el sufrimiento. Ella adoraba la naturaleza, el paisaje y la gente sencilla próxima a la tierra, en tanto él nació y creció "parisino", un seguidor de las costumbres cuyos lugares favoritos eran las tabernas, antros de juego y burdeles. Sin embargo, pese a sus diferencias, su amor fue apasionado.

CANAL COMPRAS