• Inicio Sugerir Modificar

Mucha sangre


Cartel de Mucha sangre

Palomares. 1966.

Para demostrar con el ejemplo que no existe peligro alguno de radioactividad, el Ministro de Información y Turismo Sr. D. Manuel Fraga Iribarne se da un buen baño, pues así lo permite la benignidad del clima a pesar del invierno. Y hecha esta elocuente demostración el ministro nos dice adiós al salir del agua.

Años después:

En un futuro próximo a nuestro tiempo, dos colegas, Choro (un joven pacifista experto en armas y boxeo) y Cortaojos (un cateto maduro y duro) se fugan de la prisión de altísima seguridad Torre Bruno con una única intención: el cobro de una deuda millonaria con su antiguo socio Vicuña. Por el camino a la chatarrería de su amigo Tiojuan, secuestran a Iciar (una chica aparentemente ingenua) y tienen un inesperado encuentro con la "Policía Estatal de Almería" que se salda con la explosión de toda una gasolinera.

Mientras Tiojuan (un chatarrero fanático del Betis "man que pierda") ve las noticias en televisión (donde hablan de multitud de chicas desaparecidas en extrañas circunstancias y de unos documentos del CESID que demuestran que lo que cayó realmente en Palomares en 1966 fue una nave extraterrestre que fue recuperada y enviada en secreto a Norteamérica), Choro y Cortaojos se presentan en la chatarrería acompañados de la secuestrada Iciar. Después de planear la venganza contra el malvado Vicuña (culpable de que Cortaojos fuera a prisión y de paso quedarse con todo el botín), se dirigen, fuertemente armados, al pub que ahora regenta, y donde, según les aclara Tiojuan, Vicuña tiene a todos los chavales "endrogaos" y ha formado una especie de "secta".

Una vez en el pub, y después de que Choro, Cortaojos y Tiojuan noten un extraño comportamiento en todos los Matones que vigilan en el interior, Cortaojos le exige a Vicuña su dinero, pero la entrevista se complica y termina con un tremendo tiroteo donde nuestros héroes matan al mafioso y a todos sus guardaespaldas, pero cuando creen que todo ha terminado… los matones muertos y su jefe se levantan ensangrentados (!?) y comienzan a disparar alcanzando a Tiojuan. Choro y Cortaojos intentan repeler el ataque pero es imposible, los impactos de las balas no detienen a los matones, así que no tienen más remedio que dejar a Tiojuan (lo creen muerto) y huir de allí a toda pastilla entre un intenso tiroteo donde Cortaojos es también herido en el hombro.

Tiojuan queda a merced de Vicuña y sus secuaces, que lo torturan hasta… ¡convertirlo en uno de ellos!

En la chatarrería, Choro e Iciar le practican los primeros auxilios a Cortaojos aplicándole un hierro al rojo vivo para "cauterizar la herida". Aprovechando el desmayo de Cortaojos, Choro e Iciar comienzan a hacer el amor, pero son sorprendidos por un totalmente recuperado Tiojuan. Sin pensarlo dos veces, Choro, dispara al inoportuno recién llegado sin que le afecten los balazos, y le confiesa a Iciar todo lo que pasó en el pub, así que deciden irse todos de allí llevándose encadenado al ahora poseído Tiojuan.

Vicuña está muy cabreado y ordena a sus matones buscar a los que han osado enfrentarse a ellos. Le preocupa mucho que todo este embrollo afecte a la perfecta organización del próximo gran banquete de carne humana que celebrarán próximamente (las últimas chicas desaparecidas).

Mientras, Choro, Cortaojos e Iciar interrogan a Tiojuan para saber quienes o qué son, y encontrarles un punto débil que les permita matarlos. Tiojuan les confiesa que son alienígenas parasitarios que se introducen en los cuerpos machos del lugar que desean colonizar y que almacenan a las hembras para su posterior "cocinado" y consumo.

Después de averiguar su punto débil (tarea nada fácil), Choro, Cortaojos e Iciar se unen para en un último y desesperado esfuerzo salvar a las chicas secuestradas de las garras de Vicuña, e intentar frenar la terrorífica invasión que se cierne sobre España y el resto del mundo. Armados hasta los dientes se presentan en pleno ceremonial alienígena y luchan titánicamente contra Vicuña y sus matones en un emocionante y sangriento final.

     Título original: Mucha sangre
     Año: 2002
     Duración: 82 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 26/09/2003
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Filmax Group - Telegroup

 

Comentario

¿Qué pasaría si unos alienígenas con oscuras intenciones aterrizaran en España? Es una pregunta que me hice desde la infancia, cuando devoraba cine de género procedente de diversas partes del mundo. A partir de esa pregunta nació la idea de "MUCHA SANGRE". Una idea con muchas posibilidades. Aunque tenía claro que la historia debía ser un divertimento en broma constante y homenaje continuo, también reflejaría valores como la amistad y el compañerismo, llevado por unos personajes extremos que se enfrentan a tan peculiar invasión. Naturalmente esos personajes, nuestros "héroes", debían ser lo más cañí y castizo posibles para que a su manera (o "nuestra") les presentaran batalla a los peligrosos alienígenas.

Después de un par de tratamientos secuenciados llamé a Ramón Heres para que escribiera el guión conmigo. Como ya estaba al tanto de la historia no tardamos en tener un mismo punto de vista respecto a la dirección de la trama y lo que debería contener. La historia sería un western moderno, una aventura en un futuro próximo con héroes españoles, situando la acción en el supuesto Estado Independiente de Almería.

Dos meses más tarde teníamos un guión de largometraje titulado "MUCHA SANGRE", que primero presentamos a Paul Naschy y Rodolfo Sancho (en quienes realmente pensamos a la hora de escribirlo), los cuales (gustosamente sorprendidos) aceptaron sus personajes en tan original y divertida historia, implicándose personalmente en el proyecto.

Con el guión definitivo en la mano sabíamos que teníamos una bomba, algo tan loco y brutal que nunca se había hecho en España (ni en parte del extranjero!). Esa era nuestra intención, combinada con un pensamiento comercial de dirigir la película al público joven que llena las salas de cine. Puro divertimento. Coca-cola y palomitas. Aunque en este caso sea más de botijo y jamón serrano.

Hicimos un concienzudo estudio de la luz y los colores que debían impresionar el negativo de película, y Pablo Hernández estaba totalmente de acuerdo: tenía que ser un comic, personajes de comic, iluminación de comic, colores de comic. Todos los decorados y vestuarios se diseñaron de acuerdo a esta premisa, apreciándose en el film un gran trabajo por parte de todo el equipo. A partir de aquí todos los que se fueron embarcando en el proyecto entendían que estaban en una película totalmente diferente y se involucraron personalmente en su elaboración, teniendo que destacar el gran esfuerzo del equipo de f/x.

Por amistad, llego a manos de los "Mojinos Escozíos" un guión de "MUCHA SANGRE" y rápidamente nos mostraron su apoyo y deseo de participar en el proyecto componiendo el tema "Mucha Sangre" y apareciendo en el film como la banda que toca en el siniestro pub de Vicuña.

Después de un duro rodaje y un exhaustivo montaje creativo, después de un tremendo esfuerzo colectivo y un excelente trabajo de producción, y visto el resultado final, se ha conseguido la meta fijada desde el principio. Defino la película como una comedia de acción fantástica, que consigue al 100% su objetivo: entretener y divertir al público ávido de historias fantásticas. Un público universal que entenderá la película en cualquier parte del mundo.