• Inicio Sugerir Modificar

El refugio del mal


Cartel de El refugio del mal

Siguiendo las reglas de un extraño juego, Martín, atractivo joven de veintitantos años, llega a un misterioso hotel perdido en un frondoso bosque. Allí espera encontrar a su hermano, al que, en su juego persigue por todo el país. Al no encontrarle, Martín cree que ha llegado antes que él y se dispone a esperarle tranquilamente alojado en tan extraño lugar.

Mientras llega, su atención se centra en Simona, la dueña del hotel, una atractiva mujer de más de cuarenta años, que encuentra en Martín el escape a su solitaria existencia en ese desolado lugar. Poco a poco Martín empieza a encontrar indicios de que su hermano a estado allí, pero en cambio todo el mundo niega haberle visto.

La situación se hace más tensa cuando llega Eloisa, la joven hija de Simona que enseguida empieza a rivalizar con su madre en la conquista de Martín. El joven se ve atrapado entre el deseo y el miedo, atraído por la sensualidad de las mujeres, pero sospechando que pueden estar implicadas en la inexplicable desaparición de su hermano.

     Título original: El refugio del mal
     Año: 2002
     Duración: 91 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 20/12/2002
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: United International Pictures

 
Nominaciones:
Goya. Mejor efectos especiales 2004

Comentario

"El refugio del mal" no es ni La Casa Blanca ni Tora Bora, sino un lugar imaginario en el que se han unido los destinos trágicos de una serie de personajes. El mal que allí se refugia es un mal cercano, cotidiano, del que todos participamos y que afortunadamente forma parte de nuestra parte mas soterrada y oculta. Si hay algo que realmente me da miedo es el despertar de esa parte dormida y dejarnos llevar por ella.

Algo que también me aterra es el sentimiento de estar condenados por nuestro origen, entorno o el momento que nos ha tocado vivir. Los personajes son víctimas de su propia historia, se sienten marcados por su herencia, condenados a llevar una vida que aborrecen, desesperados y al borde del descontrol. Eso si que me da miedo.