• Inicio Sugerir Modificar

Confidence


Cartel de Confidence

La vida de Jake Vig (Edward Burns) podría depender de lo que no sabe. Este avispado y elegante timador acaba de estafar miles de dólares al incauto Lionel Dolby con la ayuda de su equipo: Gordo (Paul Giamatti), Shills Miles (Brian Van Holt), Big Al y dos agentes corruptos del Departamento de Policía de Los Angeles, Lloyd Whitworth (Donal Logue) y Omar Manzano (Luis Guzmán).

Sin embargo, cuando Lionel y Big Al aparecen muertos, sale a la luz que Lionel no era un primo cualquiera; Jake no tarda en averiguar que era contable del excéntrico jefe del hampa Winston King (Dustin Hoffman). No siendo una persona que se acobarde ante un desafío, Jake se ofrece a devolver el dinero a King montando el mayor golpe de su vida.

La víctima será ni más ni menos que Morgan Gillette, un banquero que mantiene estrechos lazos con el crimen organizado. Con una apuesta tan elevada, Jake recurre a una atrevida carterista llamada Lily (Rachel Weisz), que se incorpora al equipo para llevar a cabo un complejo plan que entremezcla créditos a empresas, contabilidad creativa, transferencias bancarias y cuentas en el extranjero.

     Título original: Confidence
     Año: 2003
     Duración: 97 min.
     Nacionalidad: EE.UU., Alemania, Canadá
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 19/09/2003

 

Comentario

Para Andy García fue un placer trabajar en CONFIDENCE, puesto que le permitió colaborar con un elenco de actores de primera línea. No le costó nada imbuirse de la esencia de los personajes intrincados y bien construidos y del ingenioso diálogo que incorpora el guión de Doug Jung. Según afirma, los actores se veían inspirados por el entusiasmo arrollador del director James Foley en el proyecto y la capacidad de implicación que transmitía durante el rodaje. Eso sí, que nadie le pida resumir la película. Prefiere no revelar muchos detalles del argumento de CONFIDENCE ni proporcionar más información de la cuenta sobre su personaje. "Se describe a sí mismo como un agente especial", dice García de Gunther Butan. "Y, a decir verdad, no puedo decir nada más, porque estaría anticipando las claves que debe desvelar el propio material a su tiempo. Y no estaría haciendo ningún favor al espectador."

García no es el único que se rodea de secretismo. Todos los actores y miembros del equipo técnico tienen los labios tan sellados que parece que estuvieran preparando un complot secreto, y nunca mejor dicho. "Aunque te gustaría hablar, prefieres no contar el argumento para no chafar el final al público", agrega Brian Van Holt, que interpreta a Miles. "Hay muchas cajas chinas que se van abriendo a lo largo de toda la película. Al doblar cada esquina te topas con una sorpresa."

Luis Guzmán, que encarna a Manzano, prefiere describir el argumento de CONFIDENCE transmitiendo sus elementos temáticos básicos: "Supongo que la trama se reduce a lo siguiente: no puedes fiarte de nadie. Nadie es quien dice ser. Por eso, si alguien dice que te va a ayudar, lo más probable es que te vaya a fastidiar."

El productor Marc Butan leyó por primera vez el minucioso guión de Doug Jung cuando era un productor independiente. Aunque su reacción inicial al material fue tremendamente positiva, Butan necesitó más de una lectura para entregarse sin reparos a CONFIDENCE. Al igual que los reputados miembros del reparto, Butan veía un potencial dramático enorme en los innumerables giros argumentales de la exquisitamente compleja historia. "Tras leer el guión, pensé: "no puede ser que todo cuadre ¿verdad?"", recuerda Butan. "Así que repasé el guión entero con un bolígrafo y puse por escrito todo lo que pasaba para comprobar que no hubiera nada que chirriase. Todo iba como un reloj. Esta película pasaría todas las pruebas a las que se sometiese."

Butan no se olvidó del guión cuando empezó a trabajar como directivo en Lions Gate. La compañía cinematográfica independiente compartió en pleno su entusiasmo por el proyecto y pronto empezó la búsqueda del director ideal para llevar CONFIDENCE a la pantalla. Butan, con Michael Burns y Michael Paseornek, productores como él en Lions Gate Films, elaboraron una extensa lista de directores potenciales. En todo momento fueron conscientes de que necesitaban a alguien que hubiera trabajado con un grupo variopinto de actores masculinos ya curtidos. "Su nombre me llamó la atención", dice Burns de James Foley. "En Glengarry Glen Ross hizo muy buen trabajo con un grupo de actores estupendos."

Foley se mostró entusiasmado ante la oportunidad de rodar CONFIDENCE. Le impresionó el ingenioso guión de Jung y la profundidad de los contradictorios y traicioneros personajes. "No me interesan las películas de atracos en sí, de gente que planea un golpe o de argumentos enrevesados. Estos elementos por sí solos no me llaman la atención", explica. "Pero si eso se combina con personajes complejos envueltos de una realidad emocional propia, y si las sorpresas del argumento dotan de más realismo a los personajes, mejor que mejor."

Resueltos los aspectos del director y de la financiación, Lions Gate y Foley empezaron una exhaustiva búsqueda de Jake Vig. Querían que el protagonista de la película fuera un estafador atractivo y carismático que se ganara el favor del público. Encontraron a su Jake en Ed Burns, un actor que desprende de por sí una envidiable soltura. "Si nos equivocábamos de persona, todo se venía abajo", recuerda Foley. "Jake tenía que ser un hombre sereno, capaz de engatusar a cualquiera. Pero también debía tener una faceta conmovedora. Lo que me gusta de Eddie Burns es que tiene una personalidad fuerte y extrovertida. Tiene mucha seguridad en sí mismo, pero en parte es también muy reservado."

"Jake tenía que caer simpático aunque se dedicara a montar estafas", bromea Butan. "Hay algo de eso en el porte de Eddie. Se nota enseguida. ¡Es capaz de convencer a todo el mundo para hacer lo que él quiere sin que se den cuenta siquiera de que lo están haciendo!"

"Lo que primero me atrajo del guión fueron los diálogos de Doug", elogia Ed Burns. "Escribe un diálogo estupendo, muy divertido." Burns admite con picardía que también le gustó la perspectiva de tomar el pelo a los espectadores. "Además, es una historia muy buena, llena de sorpresas. El público va a tener que devanarse los sesos."

Los realizadores continuaron el proceso de selección de actores con la búsqueda de una mujer tan sofisticada como despampanante que interpretara a Lily, la mujer fatal de CONFIDENCE. Tras una exhaustiva serie de reuniones, Burns pasó el guión a la actriz británica Rachel Weisz. "Encontrar a Weisz fue un auténtico golpe de suerte para mí", afirma Foley. "Tenía que ser creíble como mujer de discurso duro que sabe cuidar de sí misma. Y, a la vez, debía mostrar cierta vulnerabilidad."

"Barajamos muchísimas actrices para este papel", dice Butan de Lily. "Lily tiene muchas facetas y mucha profundidad. Queríamos que este personaje traspasara la pantalla, que fuera algo más que el contrapunto romántico de la película."

Para el papel, Weisz adoptó un acento estadounidense que dotara de realismo a la "chica moderna de bar de Los Angeles" que interpreta. "Trabajo sola y vivo sola. Soy una profesional que va por su cuenta", dice sucintamente Weisz de la dura e independiente Lily. Weisz prestó una gran atención a todos detalles de su personaje, hasta el punto de aprender de un ilusionista la mejor forma de robar carteras.

Otro acierto del reparto fue Dustin Hoffman como inquietante rey del crimen. "Buscábamos a un actor de categoría que aportara algo más al papel que la típica aparición estelar", dice Paseornek. La representante de Dustin Hoffman llamó a Paseornek cuando entró en conocimiento del proyecto, y él le mandó encantado una copia del guión, convencido de que a Hoffman no le interesaría un papel secundario.

Sin embargo, a Hoffman le entusiasmó tanto la mordaz originalidad del guión como el desafío que planteaba interpretar a un personaje como King. No tardó en concertar una reunión con Foley y Butan. "La reunión fue una maravilla", recuerda Paseornek. "Dustin encauzó al personaje llevándole por una dirección completamente distinta. El resultado de su aportación es magnífico."

Andy García fue el siguiente en embarcar, deseoso de abordar el complejo y excéntrico personaje de Gunther Butan (sin relación con el productor Marc Butan), así como de trabajar con Burns, Weisz y Hoffman. "Cuando me planteo un material, procuro fijarme en quién va a participar. Ed Burns y Hoffman ya se habían comprometido, y son dos personas que yo admiro."

La selección de actores se completó siguiendo un "efecto de bola de nieve", utilizando la expresión de Butan. Robert Forster, Donal Logue, Franky G, Brian Van Holt, Tommy "Tiny" Lister, Luis Guzmán y Morris Chestnut se unieron rápidamente al grupo.

El rodaje se inició en primavera de 2002 en Los Angeles y Vancouver. Aunque los miembros del extenso reparto contaban con años de experiencia y numerosos éxitos en su haber, CONFIDENCE se filmó sin choques de personalidades. "Fue una de esas raras ocasiones en las que todo el mundo se llevaba bien", afirma Ed Burns. "Cuando un grupo así trabaja en equipo, te gusta percibir más que nunca un clima de amistad entre los actores y el equipo técnico."

Andy García atribuye gran parte de la implicación del reparto a la valía de Foley como director. "Detecta todos los matices, y no le cuesta nada asumirlos y entusiasmarse con ellos", dice. "Tiene una visión de las cosas muy precisa y a la vez muy suelta. Tiene todas las virtudes como director para sacar algo adelante con éxito."

Tanto la guarida de Jake en Silver Lake como el aeropuerto de Ontario o el nightclub de King "Deep" en Los Angeles son lugares que en CONFIDENCE se convierten en personajes tan importantes como los estafadores que conforman la historia. El rodaje permitió a los actores sumergirse en muchos de los escenarios más espectaculares, extravagantes y sórdidos de la ciudad que, en algunos casos, aportaban una inesperada inspiración para la caracterización de los personajes. "Es un sitio como pocos", dice Paul Giamatti de "Little Joe's", un restaurante italiano grande y oscuro, cerrado actualmente, que está situado en el corazón de Chinatown. Según la mitología de Hollywood, "Little Joe's" es en realidad un eufemismo que hace referencia a las mesas para jugar a dados que había escondidas en un cuatro trasero ("Little Joe" son dos dados marcando el dos). "Hay una habitación tras otra, y luego otra, y luego otra. Verdaderamente tienes la impresión de que en este sitio se manejaron asuntos muy turbios."

"Mi padre frecuentaba este sitio hace tiempo", dice Van Holt del restaurante. "Le dije que íbamos a rodar en pleno Chinatown y él dijo: "Tus tíos y yo íbamos a ver a los Dodgers y nos pasábamos por el Little Joe's.""

Aunque no se prestan a reconocerlo con facilidad, Foley y sus actores encontraron desconcertantes paralelismos entre los personajes de CONFIDENCE y ellos mismos. "En fin, yo soy director, y eso me obliga a ser un estafador. Llevo toda la vida esforzándome en ese sentido", bromea Foley. Burns agrega: "Supongo que ser actor es parecido a ser un estafador. Y mejor lo dejamos ahí."

CANAL COMPRAS