• Inicio Sugerir Modificar

Buenos días, condesita


Cartel de Buenos días, condesita

Condesita es el cariñoso nombre con que distinguen a María sus compañeros de venta en el Rastro. De casta le viene a la muchacha el apodo, puesto que su abuelo es guarda del palacio que tienen unos condes en la Castellana. Condesita vende discos y su afición a la canción la hace soñar con grandes triunfos, que comparte con su amiga Mariruxa, la cual se toma muy en serio la afición de su amiga y se nombra a sí misma “manager”, aparte de que es su más ferviente admiradora. Un día, condesita recibe una oferta para fingir ser la prometida de Ramiro, un joven que no sabe lo que es trabajar y cuya filosofía es vivir lo mejor posible, para que éste siga recibiendo la ayuda de un tío suyo que está en Venezuela, a costa del cual vive. María, haciéndose pasar por la hija de los condes, llega al chalet de Ramiro y continúa fingiendo hasta que se siente engañada por él, y huye. Sin embargo, Ramiro ha dejado una huella en el corazón de Condesita. Por fin, la muchacha ve sus sueños hechos realidad al ser lanzada como una gran estrella ante las cámaras de televisión y consigue un gran éxito. Regresan a España los tíos de Ramiro y se organiza una gran fiesta en el palacio de los condes, pero cuando se presentan éstos, parece que va a descubrirse la farsa, más ello no ocurre por la benevolencia de los señores, que consienten en continuar el juego, aceptando que María es su hija. Condesita alcanza otro buen éxito cuando Ramiro ve en ella a la auténtica María, a la bonita muchacha, y no a la usurpadora que contrató.

     Título original: Buenos días, condesita
     Año: 1966
     Duración: 114 min.
     Nacionalidad: España, Argentina
     Género: Musical. Comedia