• Inicio Sugerir Modificar

Diablo


Cartel de Diablo

Sean Vetter (Vin Diesel) y su compañero Demetrius Hicks (Larenz Tate) crecieron en las duras calles de Los Angeles, pero ahora trabajan juntos como agentes de la DEA, librando una guerra que dura ya siete años para detener el sangriento tráfico de drogas en la frontera entre México y los Estados Unidos. Apodados "los pistoleros" por sus duras tácticas callejeras, su firmeza da frutos cuando atrapan al famoso capo del cartel de Baja California, Memo Lucero (Geno Silva).

Con Lucero encerrado en una prisión de máxima seguridad, Vetter finalmente puede volver a casa con su esposa, Stacy (Jacqueline Obradors), para refugiarse en su santuario de paz particular de la dura realidad de su trabajo.

Pero tras el arresto de Lucero, un hombre misterioso, conocido como Diablo, aparece inesperadamente para reclamar violentamente el liderazgo en el cartel de Baja. Y cuando Vetter y Hicks se proponen identificar y detener a este peligroso y escurridizo nuevo adversario, Diablo convierte la lucha en algo personal, robándole a Vetter la única persona que da sentido a su vida, su mujer, Stacy, que muere a manos de un sicario de este hombre sin escrúpulos

Sin nada que perder, Vetter emplea todos los recursos a su alcance para acabar con Diablo, incluyendo una frágil alianza con el encarcelado Lucero. Vetter no se detendrá ante nada para vengar el asesinato de su esposa, bordeando peligrosamente la línea entre la justicia y la ilegalidad, incluso si esto le supone enfrentarse a la unidad de policía a la que ha dedicado su vida.

     Título original: A man apart
     Año: 2003
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción.
     Fecha de estreno: 12/09/2003
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Aurum Producciones S.A.

 

Comentario

El director F. Gary Gray apunta que cada uno de los personajes principales de la película pasa por momentos que profundizan tanto en el lado maligno como en el espiritual: "Desde el personaje de Demetrius, crispado y también compasivo, hasta el personaje de Sean, un héroe que lucha con sus propios demonios. En cierto modo, está cerca de convertirse en Diablo y ese es un difícil y complejo viaje". La premisa de A Man Apart nació hace seis años a partir de una idea de los productores Joseph Nittolo de Nittolo Entertainment y el equipo de productores Tucker Tooley & Vincent Newman de Newman/Tooley Films, en un momento muy anterior al actual interés por las películas sobre el tráfico de drogas. Tooley comenta que las habituales historias de Los Angeles Times sobre los carteles de la droga y la creciente corrupción en México proporcionaron a los productores la base que estaban buscando.

Junto a los guionistas Christian Gudegast y Paul Scheuring, los productores pasaron cuatro años investigando y desarrollando el proyecto. "Christian y Paul hicieron algo de investigación antes de meterse con el guión", apunta Tooley. Gudegast añade, "Desde los chicos de la DEA al Departamento del Sheriff, pasando por los traficantes de droga, no hay blanco y negro. No se trata de que los policías son buenos y los traficantes son malos. Hay muchos grises. Queríamos mostrar todo ese mundo y cómo estos dos agentes, Sean y Demetrius, podrían haber caído fácilmente en cualquiera de los dos lados. Podrían haber seguido la ruta del vendedor de crack o cualquier otra cosa, pero en vez de eso escogieron un camino diferente y se hicieron policías".

Con un guión totalmente desarrollado, los productores inmediatamente captaron el interés de Vin Diesel. "Pensamos que Vin sería perfecto para el papel", dice Nittolo. "Sean Vetter es un hombre que ha perdido a su mujer como resultado de una guerra personal contra los carteles de la droga y ahora no sólo busca cumplir la ley, sino que busca venganza. Vin aporta el realismo que estábamos buscando y además sabe darle mucha profundidad al personaje".

El director Gray señala que Diesel tiene un atractivo especial como héroe y como estrella de cine. "Tiene lo mejor de los dos mundos", dice Gray. "El personaje de Sean Vetter requería de alguien que fuese creíble como agente de la ley, pero que también pudiese ser creíble en los suburbios de la ciudad, alguien que creció en las calles", añade Newman. "No hay muchos actores que tengan esa credibilidad, pero Vin lo tiene todo". Diesel estaba fascinado por el personaje de Sean Vetter, que camina en el filo entre el héroe y el antihéroe. "Al principio de la película Sean es el protagonista, le animas, pero en la segunda mitad se ha transformado", señala. "Tanto que casi se ha convertido en aquello contra lo que está luchando".

Diesel también tiene una relación estable con New Line Cinema, que adquirió el guión, a través de sus papeles en las películas El informador y Ajuste de Cuentas (Knockaround Guys). El co-productor George Zakk, socio de producción de Vin Diesel, señala que A Man Apart se identificaba con el tipo de personaje que el actor buscaba. "Es oscura, ambientada en el mundo de la droga, y tiene unos personajes fantásticos", dice. "Es la crisis psico-analítica de un hombre enfrentado a la pérdida de su esposa. Plantea la cuestión: ¿Qué harías tú si fuese tu mujer?".

El director de películas y vídeos musicales F. Gary Gray fue la primera elección de los productores para dirigir la película. Gray ya había rodado para New Line Cinema sus dos primeras películas, Friday y Set It Off, que tuvieron un gran éxito. Gray, que considera El precio del poder de Brian De Palma como una de sus películas favoritas, estaba entusiasmado con la idea de retratar el tráfico de drogas en una película con personajes multi-dimensionales y un conocido actor principal. Habiendo trabajado con Diesel antes de su ascenso al estrellato con xXx, Gray señala "Sabía que tenía una gran oportunidad de trabajar con alguien prometedor , que, además, es un gran intérprete, con una obstinada y clara determinación de éxito".

"Gary es un gran director, tiene una visión increíble, y realmente conoce su trabajo", enfatiza el productor Tucker Tooley. "Es comprometido y apasionado, y traía eso consigo al set cada día, haciendo crecer la película". Diesel añade, "Hay una candente verdad que sólo Gary podía mostrar".

Para interpretar al compañero de Vetter, Demetrius Hicks, los productores escogieron al prometedor joven actor Larenz Tate, que hizo remarcables interpretaciones en películas tan diversas como Menace II Society y Why Do Fools Fall in Love. "Queríamos contrarrestar la presencia y la talla de Vin con otra clase de personaje, alguien que pudiese enfrentarse a él, porque tienen química y la relación entre ambos es la que mantiene la historia", señala Tooley.

Tate, que conocía a Diesel y a Gray, encajaba en el perfil. "En cierto modo, A Man Apart es una película policíaca de colegas pero con algo diferente que decir, y diferentes temas a explorar", dice el actor. "De alguna forma, el papel estaba hecho a mi medida".

El director Gray señala que el personaje de Demetrius tenía que ser realista, urbano. "Debía tener una persona que fuese creíble en la calle, que pudiese aportar una amplia gama de emociones, y empatizar con Sean Vetter cuando emprenden el viaje juntos. Larenz aportó más profundidad y carácter al papel de lo que nunca hubiera imaginado, y es un buen amigo", añade Gray. "Vin también era un fan del trabajo de Larenz desde hace tiempo", anota el co-productor Zakk. "Es un actor muy poderoso, como un joven Denzel Washington", añade Diesel, "y confío en él como persona, lo que da otro nivel de credibilidad a su relación".

Una figura central en la caza de Diablo es el carismático Hollywood Jack Slayton, el propietario de un balneario en Beverly Hills, sospechoso de ser un traficante de drogas, o quizá el propio Diablo. El papel de Slayton está interpretado por la ascendente nueva estrella Timothy Olyphant, más conocido por su memorable interpretación como camello en la película de Doug Liman Go, viviendo sin límites.

Para Olyphant, el personaje de Hollywood Jack Slayton era un poco misterioso al principio. "Eché un vistazo al guión y vi a un amenazador y malvado vendedor de droga", recuerda. "Pero entonces descubrí que F. Gary Gray quería que el personaje fuese divertido, lo que no era mi idea cuando lo leí inicialmente. Acabé leyendo el guión de nuevo con eso en mente y fue cuando me di cuenta de que el personaje era muy atractivo. Gary me dejó un montón de espacio para improvisar".

Olyphant estaba especialmente encantado con la imagen del personaje. "Era un punto de partida realmente divertido", señala. Cuando esperaba la típica "ropa de negro malo" al empezar el trabajo, "me vistieron con mocasines azul pálido de Gucci, pantalones azul pálido de Armani, una camisa azul pálido y Ray Ban, y me dieron un Porsche Carrera para conducirlo". Era como interpretar a Batman; sólo tienes que dejar que el traje y los accesorios hagan gran parte del trabajo. No puedes vestir así, conducir ese coche y resultar aburrido. Era muy liberador tener esa clase de look extremo. También fue muy cómico".

El reparto principal de A Man Apart está enriquecido por veteranos actores de como Geno Silva, que interpreta al encarcelado jefe del cartel Memo Lucero. "Dado que El precio del poder es una de mis películas favoritas y Geno Silva es el tipo que disparaba a Al Pacino al final, es bastante irónico que le pase esto en mi película", dice Gray, quien también señala que el veterano actor aportó una gran profundidad al personaje. "Es el líder de un cartel, pero se supone que tenemos que sentir algo por él. Es como Anthony Hopkins interpretando a Hannibal Lecter. Es muy difícil ser el villano sin escrúpulos, y al mismo tiempo tener al público de tu lado".

El instinto visual de F. Gary Gray es realzado por el renombrado director de fotografía Jack N. Green, un veterano de más de 30 películas, incluyendo Sin perdón, de Clint Eastwood. La dinámica y dramática iluminación de Green refleja la intensa acción y los oscuros temas de A Man Apart.

El encargo de Gray a la diseñadora de producción Ida Random era dar a la película su propio estilo visual único. "Utilicé colores fuertes y llamativos para realzar el efecto dramático de este mundo del cartel de la droga que creamos", explica.

El asesor técnico Richard B. Valdemar, un veterano oficial de policía del Departamento del Sheriff de Los Angeles y especializado en bandas y tráfico de drogas, se reunió con los guionistas durante su proceso de investigación. Los realizadores le incorporaron después al proyecto para que les ayudase a retratar este mundo con el mayor realismo posible. "Observé e hice sugerencias sobre todo lo que tenía que ver con el trabajo policial", explica. "Especialmente con algunas de las escenas más largas que envuelven la actividad policial". Como el personaje de Vetter, Valdemar también creció en las calles de Los Angeles y vio como las drogas infectaban su comunidad antes de convertirse en policía.

Gray explica que en una película como A Man Apart, no podía pensar en pisar el set sin un consultor como Valdemar. "En esta película, quería contar con alguien que no sólo tuviese experiencia en el mundo de la droga y la DEA, sino también alguien que tuviese experiencia en las calles", dice Gray. "Richard creció en las calles así que entiende el mundo de las drogas y tiene un lazo con México. Podía hacerle preguntas sobre cualquier cosa. Tiene grandes anécdotas y fue básico para ayudar a dar forma a la historia".

Gray espera que la película tendrá resonancia entre públicos de todos los espectros. "En América, no creo que haya nadie que no tenga un amigo, un familiar o un conocido que no haya estado en contacto con las drogas, y por eso la película es tan relevante", apunta Gray. "Puedes identificarte con ella, pero no es tan severa como para que sientas que estás viendo un documental. Lo primero y principal es que te vas a entretener. Vas a disfrutar del viaje por el que pasan nuestros protagonistas porque te llevarán a muchos mundos diferentes".

"El público encontrará una película de suspense, un film oscuro y emocional que explora profundamente el mundo de la droga", dice Diesel.

CANAL COMPRAS