• Inicio Sugerir Modificar

Identidad


Cartel de Identidad

Diez extraños se ven atrapados por una terrible tormenta: un conductor de limusinas (John Cusack), una estrella de televisión de los años 80 (Rebecca DeMornay), un policia (Ray Liotta) que escolta a una asesino (Jake Busey), una prostituta (Amanda Peet), una pareja de recién casados (Clea Duball y William Lee Scott) y una familia en crisis (John C. McGinley, Leila Kenzle, Bret Oler), todos se refugian en un lúgubre motel dirigido por un nervioso gerente nocturno (John Hawkes).

El alivio de encontrar un refugio pronto es sustituido por el miedo cuando los diez viajeros comienzan a morir uno a uno. Pronto se dan cuenta de que, si quieren sobrevivir, tienen que descubrir el secreto que les ha reunido en ese lugar.

     Título original: Identity
     Año: 2003
     Duración: 87 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 12/09/2003
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

"Identidad se basa en ideas audaces", dice el director James Mangold. "Juega con las convenciones del suspense y el miedo y es una gran oportunidad para mi trabajar en una rama del cine que admiro, un thriller de ubicación única (La ventana indiscreta de Alfred Hitchcock, Alien de Ridley Scott y The Thing de John Carpenter). Es un auténtico desafío conseguir que el único escenario tenga interés durante toda la película".

La escalofriante originalidad del guión de Michael Cooney para Identidad es lo primero que sedujo a la productora Cathy Konrad. "Era una clásica película con puzzle, una novela de estilo policíaco con un giro sorprendente. Pero también había algo subversivo y peligroso en ella", dice. "Además, los personajes eran frescos. Normalmente en este tipo de género se limitan a servir a la trama. En esta película, los personajes son la trama".

Mangold y Konrad trabajaron con Cooney en el guión, añadiendo dimensión y profundidad a los personajes. "Jim hizo hincapié en asignar a cada uno de los personajes su propia personalidad y situarlos en un punto crucial de sus vidas", dice Konrad. "El material es muy rico, pero sutil. Aprendemos mucho de esa gente en un breve periodo de tiempo". "Quería dar a cada personaje un defecto y un secreto", dice Mangold, "algo que temen, algo que protegen, algo que los involucra a ellos". Otro aspecto original de Identidad que intrigó a Mangold fue que la película gira en torno a una estremecedora revelación, que ocurre mucho antes del final. A Mangold le gusta el momento en que "esa sensación de caída de las pesadillas que cuando parece que llega el suelo resulta que estabas muy lejos de allí. No podía esperar a rodar esas escenas y verlas luego editadas".

"La película se ha rodado de forma magistral", asegura Konrad. "El público no será capaz de anticipar la mayor parte de las sorpresas y los giros y las vueltas. Estarán mirando por todas partes. Es más, hay pistas desde las primeras imágenes, lo que genera una película divertida y emocionante al mismo tiempo".

Mangold quería actores fuertes parar la película. Para el papel de Ed, el conductor de limusinas, eligió a John Cusack. "John aporta un toque sutil de humanidad a, incluso, sus papeles más serios, un calor que pensé que sería muy atractivo para la película que, en ocasiones, es bastante oscura y aterradora", dice Mangold.

"John tiene una presencia en pantalla increíble. Sus actuaciones están repletas de contradicciones que convierten a un personaje en real, e incluso ese calor que les hace trascender de la pantalla", añade Konrad.

Como Mangold y Konrad, Cusack se encontró inmediatamente atraído por el guión de Identidad. "Nunca había visto una película donde el giro ocurriese al comienzo del tercer acto y todavía quedase mucha película que contar", dice Cusack. "Sigue sorprendiéndote. Tiene mucho enganche".

Mangold se reunió con Ray Liotta, con el que ya había trabajado en Cop Land para que interpretase al oficial Rhodes. "Ray crea personajes realmente únicos, hombres llenos de ingenio e inteligencia aunque también capaces de utilizar la violencia", explica Mangold. "Hay una especie de fuerza explosiva en los ojos de Ray, lo que le viene perfecto para Rhodes".

"Lo que más me atrajo fue volver a trabajar con Jim", dice Liotta, "pero también porque éste es un género que no había tocado. Los personajes son convincentes. Todos luchan por encontrar su propio camino en la vida. Y es una película muy diferente en términos de ritmo. Al cabo de un par de minutos de empezar la película todo se acelera y ya no vuelve a frenar".

Otro personaje importante era Paris, una ex prostituta que sueña con empezar una nueva vida. Amanda Peet "posee esa clase de fuerza salvaje y ese toque de descaro", dice Konrad. "Es una actriz nata y, como John, es capaz e cambiar de un momento cómico a una escena dramática sin esfuerzo".

"La primera vez que leí el guión me asusté mucho", admite Peet. "Empecé a pasearme por todo mi apartamento comprobando que todas las puertas y ventanas estaban cerradas. Es un guión muy inteligente. Y realmente se te mete en la cabeza".

Cada uno del resto de los miembros del grupo aportaba otro color, otro elemento a la historia, lo que era crucial para el éxito de la empresa. "Es una autentica prueba para los actores conseguir mantener al público interesado en la historia aunque ya se haya revelado la verdad", dice Konrad, "quieren saber el destino final de los personajes".

CANAL COMPRAS