• Inicio Sugerir Modificar

El juego de Ripley


Cartel de El juego de Ripley

¿Cómo conviertes en asesino a una persona inocente? Este es el juego diabólico con el que se entretiene Tom Ripley en el elegante thriller de Liliana Cavani. Basada en la tercera novela de Patricia Highsmith sobre el personaje de Tom Ripley, Ripley's Game pone a prueba las convenciones de la moralidad, además de los nervios de los espectadores. En el papel de Tom Ripley, maestro del asesinato improvisado y amante de las cosas bellas de la vida, John Malkovich se funde completamente con su personaje y ofrece una de las mejores interpretaciones de su carrera. Cavani crea un ambiente de tensión exquisita y nos desafía a pensar en lo que haríamos nosotros en las mismas circunstancias. Como el protagonista mismo, Ripley's Game seduce con su sofisticación, su ingenio y su atrevimiento.

Tres años después de llevarse unos dibujos del Renacimiento falsificados, valorados en millones de dólares, Tom Ripley (John Malkovich) se ha establecido como adinerado amante de la cultura en la región del Véneto, en el noreste de Italia. Casado con la hermosa clavecinista (Chiara Caselli), Ripley vive en una villa diseñada por el arquitecto Palladio y disfruta con los innumerables placeres que ofrece el Véneto, desde el arte y la música hasta un paisaje incomparable y comida magnífica. Sin embargo la tranquilidad de Ripley se ve perturbada durante una fiesta cuando por casualidad oye unos comentarios criticando su gusto. Ripley fija su atención en el culpable: es Jonathan Trevanny (Dougray Scott), un británico que se dedica a enmarcar cuadros y enfermo de cáncer. Mientras que cualquier persona normal se limitaría a una represalia suave, el juego que inventa Ripley es más sutil y mucho más siniestro.

La inoportuna visita de un antiguo socio criminal ofrece a Ripley la oportunidad de vengarse. A pesar de sus inicios como matón y cocainómano Reeves (Ray Winstone) ya es el elegante propietario de una discoteca en Berlín y figura importante en el mundo de la hampa. Ha venido a Italia para pedir ayuda a su antiguo mentor. La mafia rusa amenaza con quedarse con el territorio de Reeves y éste necesita que una persona inocente - alguien sin conexión alguna con el ambiente criminal de Berlín - elimine a un capo moscovita. Ripley rechaza el trabajo pero sugiere el candidato ideal: Jonathan, un hombre moribundo con poco que perder y que necesita asegurar el futuro económico de su mujer e hijo. Aunque la primera reacción de Jonathan es de alarma, Reeves consigue convencerle cuando le habla de lo despreciable que es su futura víctima y la gran recompensa que le espera. Jonathan sale hacia Berlín, diciendo a su mujer Sarah (Lena Headey) que va a visitar a un experto alemán en leucemia.

Jonathan lleva a cabo el encargo en el tranquilo barrio del zoo de Berlín. Regresa inmediatamente a casa, cargado de dinero y extrañamente eufórico. Con algunas dificultades oculta el dinero, y la verdad, a su mujer.

Mientras tanto Ripley se divierte observando el desarrollo de su experimento. Cuando Jonathan regresa al Véneto Ripley considera terminado el juego y se siente ofendido cuando reaparece Reeves con otro encargo para el asesino novato. Presiona a Jonathan para que elimine a un mafioso ucraniano. Arrinconado, Jonathan no tiene más remedio que coger el expreso Berlín-Dusseldorf con un garrote en un bolsillo y una pistola en el otro.

Cuando su víctima sale al pasillo del tren Jonathan se pone nervioso y hace ademán de sacar la pistola. Pero antes de que pueda cometer un fatal error, se abre la puerta del baño y aparece Ripley. Toma el control de la situación, matando con el garrote al mafioso y a uno de sus secuaces. Cuando se aproxima un tercer ucraniano Jonathan interviene para ayudar a Ripley en la eliminación de la última amenaza. Misión cumplida, los dos hombres cogen un avión de vuelta a Italia. Sin embargo, pronto descubren que el tercer mafioso ha sobrevivido. Los ucranianos van a por Reeves, que consigue huir de Berlín justo a tiempo. Se dirige directamente a la villa de Ripley pero allí descubre que su viejo amigo no simpatiza con su situación. Ripley manda a su mujer y la ama de llaves a pasar el fin de semana fuera y comienza a prepararse para el ataque de la mafia. Pronto encuentra un aliado en Jonathan, que también presiente el peligro y ofrece su ayuda. Cuando el juego de Ripley entra en su etapa final, la amistad que surge inesperadamente entre el maestro de la manipulación y su antigua víctima conducirá a un desenlace que incluso Ripley no hubiera sido capaz de prever.

     Título original: Ripley's game
     Año: 2002
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: EE.UU., Reino Unido, Italia
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 19/09/2003
     Distribuidora: Tri Pictures, S.A.

 

Comentario

La novela "Ripley's Game" está ambientado en 1974, año de su publicación, pero los cineastas decidieron que la versión cinematográfica sería contemporánea. Sin embargo, cualquier modificación tendría que ser coherente con el tono de la novela. Liliana Cavani tenía muchas ideas sobre la adaptación, por ejemplo, en 1974 fue la mafia rusa que amenazaba la tranquilidad de Ripley mientras que hoy día la mafia rusa sería más probable.

Dieron a Ripley una nueva casa, trasladándole desde Francia a la región italiana del Véneto. Cavani explica que, al igual que Ripley, Highsmith era una americana viviendo en Europa: "Ambientó la novela en Fontainebleau, cerca de París, porque entonces Francia estaba de moda con los extranjeros. Pero ahora me parece que es Italia que les atrae más".

En Ripley's Game el protagonista ha alcanzado el estilo de vida de la clase alta europea que le había cautivado en su juventud. Disfruta al máximo del arte, de la arquitectura y de la música. Su atención a los detalles define todas sus acciones, desde la restauración de un clavicordio antiguo para su mujer hasta descubrir la trufa más grande y fragante de la ciudad.

En colaboración con el guionista Charles McKeown (Las aventuras del barón Munchausen) Cavani quiso centrar la atención en el complejo y volátil carácter de Ripley e llevó a cabo un detallado estudio de su personalidad. En la opinión de la directora, aunque Ripley se ha reinventado como un culto terrateniente conserva ciertos rasgos de su juventud. Es ese Ripley - espontáneo, audaz y muy orgulloso - que emerge cuando oye los comentarios hirientes de Jonathan. "Jonathan se ríe de lo que Ripley ha llegado a ser", comenta la directora, "y Ripley no puede aceptarlo. Por supuesto Jonathan no podría imaginar las consecuencias que tendría reírse de un hombre como él".

John Malkovich describe la secuencia de acontecimientos con una lógica lacónica, muy al estilo de su personaje: "Jonathan ofende a Ripley e insulta su gusto. Así que Ripley decide proponerle a Reeves como el hombre ideal para llevar a cabo el asesinato en Berlín".

Dougray Scott interpreta a la víctima de Ripley, un inglés que se muere de leucemia y apenas consigue mantener a su familia con su trabajo enmarcando cuadros. El actor describe a su personaje como "bastante frágil. Lo mejor que le ha ocurrido en la vida ha sido conocer a su mujer. A su manera vive muy feliz en el pueblo. Entonces conoce a Tom Ripley que le da la oportunidad de formar parte del club muy exclusivo de los asesinos".

El suspense de la película no se deriva tanto de una trama compleja sino de las intrigas de carácter y personalidad. Según Cavani, "normalmente el suspense da la respuesta a la pregunta '¿Qué va a pasar?' Pero aquí la pregunta es, '¿Cómo van a reaccionar los personajes?'. Eso es lo más fascinante de esta película".

Malkovich está de acuerdo con la directora. "No es el típico thriller lleno de acción pero sin historia. Plantea el interesante tema de la naturaleza de la personalidad y la moralidad. Creo que la mayoría de las personas estarían dispuestas a hacer cualquier cosa en las circunstancias apropiadas. Algunas se dejan influir con más facilidad que otras, dependiendo de su experiencia en la vida". Ripley's Game describe con economía las relaciones interconectadas de los personajes y siempre enfoca en la ambigüedad. Hay una tensión palpable entre Ripley y su antiguo protegido Reeves. Ripley le engañó, quitándole unas obras valoradas en cientos de miles de dólares, pero puede que ésta no sea la única razón de su enemistad no expresada. Ray Winstone califica a su personaje como "un criminal de poca monta que aprendió el oficio de Ripley. Fue su mentor y es posible que haya una tensión sexual entre los dos. Nunca queda claro del todo y eso es parte de la gran complejidad de su relación".

La relación de Ripley con su mujer Luisa, que tiene gran talento por el clavicordio, también es bastante enigmática. En opinión de Malkovich es "una relación de complicidad, compleja y extraña. Parece que no la echa de menos cuando está fuera durante meses pero se llevan bien y parecen mantener relaciones sexuales". La relación clave de Ripley's Game es la de Ripley y Jonathan. A lo largo de la película la enemistad inicial se convierte en amistad. Aunque el peligro compartido contribuye al compañerismo que sienten, el experimento de Ripley les une de otras maneras. El Jonathan rescatado por Ripley en el expreso Berlín-Dusseldorf no es el mismo hombre que se burla del gusto de Ripley en la fiesta. Jonathan descubre una parte de si mismo que no sabía existía. Ya no es simplemente un hombre que se muere de leucemia, hundido en la autocompasión. Según Cavani, tras el asesinato en el zoo de Berlín "es como si Jonathan descubriera su propio valor. Después de muchos años tiene la impresión de haberse liberado de su enfermedad".

¿A quién se lo tiene que agradecer? A Ripley, que ha pasado de torturador invisible a aliado y protector. Para Cavani este cambio revela otro aspecto más de la personalidad compleja e ambigua de Ripley: "Aunque Ripley es arrogante e insolente, tiene profundidad humana. Observa el desarrollo de su experimento y comienza a implicarse desde una perspectiva humana. Poco a poco desaparecen los sentimientos que le impulsaron a poner en marcha el juego y aparece el deseo de salvar a Jonathan. Lo que empezó como un juego cínico se ha transformado en un juego humano". En el juego no faltan momentos de humor negro. Los asesinatos en el baño del tren mezclan una tensión angustiosa con comedia visual de la más macabra. El descubrimiento del cadáver de Reeves en el maletero de un coche da pie a otros momentos de humor negro entre Ripley y Jonathan. Malkovich observa que "son personas reales en situaciones singulares, casi absurdas. Como dice Jonathan, una persona corriente de repente se convierte en el asesino en serie más buscado de Europa".

Ripley da un toque de humor a las situaciones más truculentas y pocas veces le falta alguna ocurrencia. De hecho, el humor irónico de Ripley le define tanto como su gusto por el arte, la música y la buena comida. Es una expresión típicamente elegante de la persona que es. "Ripley es básicamente un ganador," comenta Cavani. "El humor es una manifestación de su desprecio hacia los demás pero sin embargo es también lo que le hace simpático".

La productora Ileen Maisel opina que Ripley es "el personaje que todos queremos odiar pero al que acabamos adorando. Hace cosas que la mayoría de las personas no tiene el valor de hacer. O les impide la moralidad. Pero a través de Ripley pueden vivir esas experiencias".

CANAL COMPRAS