• Inicio Sugerir Modificar

El misterio Galíndez


Cartel de El misterio Galíndez

Nueva York, República Dominicana, años cincuenta. Madrid, País Vasco y la República Dominicana otra vez, años ochenta. Éstos son los escenarios y los tiempos por los que discurre EL MISTERIO GALÍNDEZ, una película que mezcla hechos reales y ficción.

A finales de los años ochenta, Muriel Colber, una ciudadana estadounidense, llega a España para trabajar en su tesis doctoral. Dicha tesis trata de la ética de la resistencia, y su personaje principal es Jesús de Galíndez, un vasco exiliado en Estados Unidos tras la Guerra Civil, secuestrado y desaparecido en extrañas circunstancias en Nueva York en 1956.

Arranca así una investigación que pronto abandona el ámbito académico para pasar al político, pues los responsables de la muerte de Galíndez lucharán con todos sus medios tanto en Santo Domingo como en Nueva York para detener a la universitaria antes de que esclarezca y denuncie los hechos.

     Título original: El misterio Galíndez
     Año: 2003
     Duración: 124 min.
     Nacionalidad: España, Reino Unido, Cuba
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 26/09/2003
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 
Nominaciones:
Goya. Mejor fotografía 2004
Goya. Mejor dirección de producción 2004

Comentario

EL MISTERIO GALÍNDEZ trata sobre un caso no resuelto, la historia de Jesús de Galíndez, abogado y militante vasco que tras la derrota de la República española se exilió desde 1939 en Santo Domingo, donde ocupó cargos oficiales en la dictadura de Trujillo. En 1946 se trasladó a Nueva York, donde enseñó en la universidad, escribió artículos y trabajó como representante del PNV (Partido Nacionalista Vasco) en el exilio. Escribió una tesis doctoral sobre las dictaduras latinoamericanas centrándola en la figura de Trujillo y su sangrienta opresión. Trujillo intentó comprar su silencio, pero no lo consiguió.

El 12 de marzo de 1956, poco después de presentar su tesis, fue secuestrado. No se supo más de él ni se halló su cadáver. La Universidad de Columbia le concedió post mortem el título de doctor honoris causa. La tesis se publicó con el título de La era de Trujillo, y se difundió extraordinariamente por toda América.

¿Por qué me interesa tanto esta historia? Porque trata de la memoria y el presente, de la ética y los códigos de distintas generaciones, de las ambigüedades de las relaciones entre los individuos y el poder y el papel de los servicios secretos como inductores de la historia.

Nos propusimos alcanzar un nivel en el que lo real pudiera parecer ficción y la ficción realidad.

En EL MISTERIO GALÍNDEZ hay tres niveles narrativos: uno es el punto de vista de la investigadora-narradora Muriel, una joven liberal y con complejo de culpa por pertenecer al Imperio y que está buscando su propia identidad. Su trabajo consiste en una tesis sobre la ética de la resistencia centrada en la figura de Galíndez, arquetipo del exiliado romántico. Otro nivel es el de la historia de Galíndez, en la que el tiempo narrativo planea constantemente entre dos momentos y lugares: marzo de 1956, cuando Galíndez despierta en la República Dominicana tras su secuestro en Nueva York y la España de los años ochenta, donde la investigadora busca pistas sobre el pasado del político vasco. En la historia hay un tercer plano, el de los poderes en la sombra, que acaban con Galíndez.

La película es una reflexión sobre la impunidad del poder y sobre el protagonismo que pueden llegar a tener los servicios secretos en la Historia.

Es una historia apasionante; en clave de rompecabezas vamos a ir descubriendo lo que pudo haber pasado: está llena de especulaciones, investigaciones, verdades a medias y, lo que es más importante, de misterios, narrada como lo que es, un thriller.

Los misterios en torno al caso Galíndez se concretan en la acumulación de muertes en torno al suceso, la posibilidad de que Galíndez estuviera vivo bajo nombre supuesto, o de que el profesor fuera agente del FBI y pudiera haberlo sido de la CIA, que representara al gobierno vasco en el exilio, o que denunciara a comunistas a cambio de un posible reconocimiento o ayuda de Estados Unidos para su causa; pudo ser, incluso, agente de Trujillo.

Con un personaje tan contradictorio y apasionante, es inevitable plantearse hacer una película con esta historia, esta trama y estos personajes.

Muriel, nuestra protagonista, busca la verdad y nosotros la descubrimos con ella. Se trata de una película de género, con fotografía de thriller, respetando la diferencia de colores y de luz que existen en los diferentes países en los que la hemos rodado. La dirección artística ha tenido que salvar importantes dificultades por las dos etapas en las que transcurre la historia.

EL MISTERIO GALÍNDEZ es un proyecto muy europeo por el género que trata: en Francia, Italia y Reino Unido hay espléndidos ejemplos.