• Inicio Sugerir Modificar

Mi vida empieza hoy


Cartel de Mi vida empieza hoy

Son uña y carne. Kati (ANNE MARIA MÜHE) y Steffi (KAROLINE HERFURTH) son muy buenas amigas desde que tenían seis años. Ahora las dos tienen diecisiete años y disfrutan juntas de los altibajos de convertirse en adultas. Mientras que los padres de Kati son muy conservadores, discuten constantemente, y preferirían ver a su bonita hija vestida como una monja, Steffi viene de una familia aparentemente harmoniosa y liberal.

Un día, las dos chicas descubren lo rápido que puede derrumbarse su bonito mundo como si fuera un castillo de papel. En un pub donde las lleva el nuevo novio de Kati, las dos chicas ven al padre de Steffi en los brazos de otra mujer. Para Steffi es un gran golpe. Su confianza en su pequeño y armonioso mundo tiembla desde el corazón. En estas condiciones, solo puede pensar en una cosa: quiere venganza, de su padre, y de su secreta novia, e incluso de la hija de su amante. Comienza a jugar un juego muy peligroso, un juego en el que pronto involucrará a todas y cada unas de las personas que significan algo para ella. Durante su rabia ciega, casi comienza a perder control de la situación y la confianza de sus amigos. Incluso Kati, que hace todo lo que está en su poder para ayudarla, no sabe que hacer con el lío en el que se está metiendo Steffi. Pero el daño más grande que sufre Steffi es autoinfligido.

     Título original: Große Mädchen weinen nicht
     Año: 2002
     Duración: 87 min.
     Nacionalidad: Alemania
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 26/09/2003
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

La pregunta "¿qué significa tener diecisiete años?" surge una y otra vez durante la película. Por eso decidimos plantearle la misma pregunta a las personas de las que trata mi película. Contacte a cientos de adolescentes de todos los barrios de Berlin. Seleccioné a 25 de ellos para una intensa entrevista. Como ninguno se opuso, grabé las entrevistas con una cámara. Comencé con preguntas generales, y me sorprendió descubrir lo pronto que las chicas se abrían. Casi tuve la impresión de que necesitaban a alguien que las escuchara. Cada entrevista estaba programada para durar una hora. La mayoría de ellas duraron de cuatro a cinco horas. Algunas chicas volvieron más de una vez. Buscaba el factor común entre tantas historias, y esto es lo que exactamente conseguí de las chicas:

Búsqueda de identidad

Sexo

Padres

Colegio

Futuro

El guión no contiene ninguna historia de las que me contaron durante estas entrevistas. Los personajes son totalmente ficticios. Usé las entrevistas como plantilla que me serviría para comprobar si mi historia derivaba de una historia real y si mis heroínas estaban hechas de carne y hueso.

Maria von Heland, Directora

CANAL COMPRAS