• Inicio Sugerir Modificar

Su hermano


Cartel de Su hermano

Thomas se está muriendo. Lo acepta. Ha decidido esperar su muerte aquí, en esta casa en la playa, la casa de su infancia. Estoy con él. Todavía es verano. Nunca pensé que la gente pudiera morir en verano.

Yo pensaba que la muerte era algo que siempre venía en invierno, que necesitaba el frío, el cielo gris y el tiempo desapacible. Pero me di cuenta que también puede aparecer con el sol, a plena luz del día. Creo que Thomas la recibirá de día.

Este invierno, cuando estuvo en el hospital, pensé que todo empezaría con un entumecimiento de los brazos y las piernas, que tendría algún tipo de contracción y que después habría alguna urgencia, algo repentino, algo brutal. Pero no. En su lugar hay despreocupación, una especie de vacío, pereza, una renuncia bajo el calor del verano.

Todavía esta previsible, esperada muerte traerá un cataclismo. Afectará a todas nuestras vidas, las modificará, las llevará en una nueva e inesperada dirección. Nos arrastrará hacia este golpe, sin que ninguno podamos luchar contra ello. Esta muerte será el acontecimiento mas importante. Mi hermano se está muriendo.

     Título original: Son frère
     Año: 2002
     Duración: 95 min.
     Nacionalidad: Francia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 03/10/2003
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Vertigo Films

 

Comentario

Una película sobre el cuerpo humano, sobre la degradación de nuestro cuerpo, sobre como las caras van cambiando. Una película sobre como los cuerpos ocupan un espacio. Una película sobre el silencio y sobre sentimientos incontrolables. Examina la piel, los pliegues, las arrugas. Los hematomas, las contusiones y las manchas rojas, los hombros descubiertos, la ropa interior, los calcetines y las medias quitadas, las marcas que dejan. Las cicatrices amoratadas, las supuraciones, las manchas en las sabanas.

Rodada desde diferentes ángulos, desde arriba, desde abajo. De cerca o desde la distancia. Barbas que crecen, jerséis subidos o completamente cerrados, una camisa que se abre para mostrar un pecho totalmente afeitado, pero en el que volverá a crecer el pelo, un tirante de sujetador que se baja, un hombro, una espalda.

Una película silenciosa que tiene, a veces, un buen trato de la conversación. Los palabras que se interrumpen o se superponen. Palabras que se repiten y de repente se detienen. Una película sobre el silencio.

Una película en blanco y negro con un buen trato del color, el color de las caras, su palidez, el color de la piel, el mas bonito de los colores, un color que ayuda en la vida y que devuelve la esperanza.

Un mundo en el que no puedes hacer nada por los demás, donde nadie puede ayudar a nadie, donde el doctor al final admite que no sabe nada y no puede encontrar solución. Una madre que vive en su propio mundo de sueños, un padre distante, uno habla mucho, el otro no habla lo suficiente. Toda una familia que el narrador había dejado de ver y que ahora pasan por delante de él, toda esta gente reaparece para la ocasión; una familia que se desliza por la procesión de la muerte. Nadie hace el amor nunca mas, el deseo está muerto, los cuerpos se vuelven fríos y silenciosos, las miradas son impenetrables.

Una película sencilla sobre algo bastante común, una enfermedad que no es de las peores pero que puede ser fatal; una enfermedad con la que puedes vivir aceptando el riesgo que supondría un accidente. Eso es; tienes que aceptar el riesgo. De eso trata la película. Thomas no puede aceptarlo.

Pero al final, la compasión reside junto al superviviente: este hermano pequeño es cogido como rehén, sujeta a su hermano mayor en sus brazos, le masajea, le abraza. Y a cambio le coge a él como rehén.

Una película corta, una película rápida. Una especie de fragmento. O algo mas, toda una vida. Un fragmento o dos del dolor universal.

CANAL COMPRAS