• Inicio Sugerir Modificar

Buffalo Soldiers


Cartel de Buffalo Soldiers

1989. El muro de Berlín está a punto de caer, y el planeta va a convertirse en un lugar seguro según un nuevo orden mundial.

Sin embargo, en las afueras de Stuttgart, en Alemania Occidental, el Especialista Ray Elwood (Joaquin Phoenix) del Batallón 317 de Intendencia, en la Base del ejército norteamericano Theodore Roosevelt, está a punto de comprobar cómo su particular guerra fría se pone al rojo vivo. Elwood es un granuja encantador, un soldado condenado por el juez a cumplir servicio militar obligatorio que se las ha arreglado para hacer de éste un floreciente mercado negro, en mayor medida para matar el aburrimiento que por ambición. Oficialmente, atiende su trabajo diario como secretario del batallón para el inepto aunque bondadoso Coronel Wallace Berman (Ed Harris). Extraoficialmente, se dedica a todo, desde la venta de artículos de limpieza robados a la fabricación de heroína para el implacable jefe de la Policía Militar de la base, el Sargento Saad.

Cuando llega a la base un nuevo Sargento primero (Scott Glenn) con la decidida intención de limpiarla de arriba a abajo, Elwood cree que va a poder manejar la nueva situación sin problemas, particularmente desde que echa el ojo a la hija de aquél, la díscola Robyn (Anna Paquin). Pero eso era antes de que se encontrara en el mismo saco con 5 millones de dólares en armas robadas que caen en sus manos, con la esposa de Berman que se ha puesto celosa, con un traficante de droga turco que está loco y, por supuesto, con el asesinato, la traición y la lascivia que se desatan en consecuencia.

     Título original: Buffalo Soldiers
     Año: 2001
     Duración: 98 min.
     Nacionalidad: EE.UU., Reino Unido, Alemania
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 31/10/2003
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Laurenfilm, S.A.

 

Comentario

Desde el momento en que tuvo conocimiento de él, Gregor Jordan supo que el especialista Ray Elwood, del Batallón de Intendencia 317, era un personaje con el que poder pasar un rato. "Me fascinó el modo en que un personaje como éste, esencialmente amoral, puede asumir un papel que se convierte en pura y veraz crítica moral" -nos dice el director-. "Elwood, con su peculiar actitud despreocupada, expone la hipocresía que hay detrás de los mitos que nos creemos acerca de las proezas de la guerra y el poder. Afortunadamente" -añade Jordan-, "lo hace de un modo realmente divertido."

Como cabe prever, Gregor Jordan no era la primera persona en sucumbir al peculiar encanto de Ray Elwood. En 1996, el productor alemán Rainer Grupe ya había comprado los derechos de la novela de Robert O' Connor que trataba acerca de un ejército norteamericano que en 1989 no combatía sino el aburrimiento. El lugar es Alemania, y el año, el de la caída del muro de Berlín. Grupe se había visto absorbido por la singular atmósfera del libro. "Si uno se cría en el suroeste de Alemania en los años 70 y 80, crece con la imagen de los tanques, los camiones y los todo terreno Hummers norteamericanos pasando arriba y abajo constantemente" -nos explica Grupe-. "Había 350.000 soldados norteamericanos estacionados en 64 bases diseminadas a través del suroeste alemán. Esta es una imagen que ha calado hondo en mí y, que yo conozca, BUFFALO SOLDIERS es el único libro que capta ese escenario de un modo tan verídico y dramático."

Sin duda un recuerdo inolvidable, pero dar con la persona adecuada para trasladar a la pantalla el libro de O'Connor se había revelado para Grupe un problema increíble, hasta el día en que le pasaron una cinta de una reciente película australiana titulada TWO HANDS (TWO HANDS, 1999), una comedia de gángsteres protagonizada por un joven Heath Ledger que dirigía un nuevo talento llamado Gregor Jordan. "Era tan buena, que seleccionamos veinte minutos de ella: los rebobinamos y vimos tres veces seguidas" -recuerda Grupe-. "Sencillamente, nos encantaba el principio. Al día siguiente, telefoneamos a Gregor y así empezó todo."

Para Jordan, BUFFALO SOLDIERS era exactamente la clase de oportunidad internacional ideal tras su debut como director cinematográfico en su Australia nativa con un film que obtuvo amplio reconocimiento, logrando cinco de los galardones del Australian Film Institute. "Después de realizar TWO HANDS, realmente anhelaba pasar a algo que fuera de mayor envergadura. Creo que es un error hacer la misma película otra vez, por lo que BUFFALO SOLDIERS era perfecta para mí."

Sin embargo, antes de que Jordan se dispusiera a trabajar en serio, estaba ansioso por asumir una mejor comprensión del libro y del personaje de Elwood en concreto. A lo largo de estos años, Grupe ha ido coleccionando cierta cantidad de guiones distintos sobre BUFFALO SOLDIERS, hasta lograr un buen guión de rodaje por parte de Eric Axel Weiss y Nora Maccoby, el equipo de guionistas tras la comedia independiente BONGWATER (1998), pero Jordan estaba ávido por aportar al proyecto su propio punto de vista. "Le dije a Rainer, que me encantaba subir a bordo pero que me gustaría afrontar mi propia adaptación. Así que me acomodé con la novela en una silla y empecé por intentar penetrar en el personaje de Elwood, por intentar comprender qué le hace ser un parásito. Y mientras estaba juntando las piezas, tome conciencia de que estaba narrando la historia de un antihéroe, y ello siempre es difícil."

Después de haber escrito el guión original de TWO HANDS, ahora Jordan se enfrentaba a la adaptación de un material completamente distinto. "Lo espinoso de BUFFALO SOLDIERS estribaba en que se trataba del sueño de otro que yo tenía que ir desvelando cautelosamente." Sin embargo, por lo menos Jordan se benefició perceptiblemente de cuanto supo extraer de una fuente tan inspirada como el libro. "Muchos de los mejores diálogos del guión, se han obtenido directamente del libro."

CANAL COMPRAS