• Inicio Sugerir Modificar

El punto sobre la i


Cartel de El punto sobre la i

La víspera de su boda con Barnaby, Carmen imprudentemente besa a un atractivo extraño - Kit. Habiendo huido recientemente de una relación violenta y volátil en España, Carmen ha encontrado seguridad y comodidad con su prometido Barnaby, quien claramente la ama. Carmen espera que su matrimonio le dé la seguridad y estabilidad que tanto ansía. Pero sus pasiones son despertadas por el beso de Kit y ella está entre la espada y la pared con sus emociones y su lealtad al hombre con quien se casará.

El viaje de Carmen le enseña que las cosas y la gente no son siempre del modo en que parecen ser. Este intrincado relato juega con la ilusión y la realidad, la pasión y el artificio, usando inteligentemente todas las herramientas de filmación contemporáneas.

     Título original: Dot the I
     Año: 2003
     Duración: 92 min.
     Nacionalidad: Reino Unido, España
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 31/10/2003
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 

Comentario

Matthew Parkhill dice que el punto sobre la i tomó vida durante una despedida de soltera en un restaurante en París. Lo que ocurrió esa noche fue la inspiración para una historia corta que escribió, la cual fue inspiración para el guión. Entonces, todo comenzó con un beso.

El beso al cual Parkhill se refiere es el momento en el punto sobre la i cuando la película parece estar desarrollándose en un triángulo amoroso convencional. "Esta chica lastimada viene a Londres, y encuentra a este dulce chico inglés que quiere casarse con ella. Ella ha tenido relaciones tan retorcidas en el pasado y por una vez en la vida encuentra a un hombre que es bueno con ella, bueno para ella. Entonces ella está de acuerdo con lo que él pide. Ama a su novio, pero quizá no tan apasionadamente como debiera. Y luego, en su despedida de soltera, va al restaurante francés toma parte en un tradición francesa peculiar, en la cual la futura novia besa a un hombre en el restaurante como despedida simbólica de su vida de soltera. Y lo besa a KIT y la luz la obnubila, despertando dudas de si realmente debe o no casarse."

"Sospechas que estás en una película genérica pero a medida que la historia se desarrolla te das cuenta de que está pasando algo completamente distinto."

Habiendo alimentado este proyecto durante tanto tiempo, y a través de varias encarnaciones, Parkhill admite que fue increíblemente afortunado cuando reunió al elenco para la película. "Yo quise a Gael para el papel de KIT desde el momento en que vi AMORES PERROS, pero me acuerdo de pensar: ´¿Cómo demonios me pondré en contacto y me encontraré con él?´. Luego supe que estaba en ese momento en Londres, ya que había estudiado en el Central School of Speech and Drama. Así que le envié el guión. Le gustó, se reunió conmigo y dijo que quería hacer la película."

"En ese momento no teníamos el dinero aún y por los siguientes seis meses más o menos Y TU MAMÁ TAMBIÉN se estaba abriendo al mundo y sorprendentemente más y más gente estaba detrás de Gael para hacer películas. Pero debo decir a su favor que él se pegó a nosotros, y cuando conseguimos el dinero, él comenzó la película.'

Parkhill ajustó el personaje de KIT, él venía de Brasil pero su padre era inglés y se había mudado a Inglaterra varios años atrás. "Creo que lo hicimos funcionar mejor, porque él ahora es más forastero, como CARMEN, mientras que BARNABY es mucho más del lugar, una figura del establishment."

"Fui igual de bendecido al encontrar a Natalia," continúa Parkhill. "Fuimos a Madrid a reunirnos con un número de actrices, pero en cuanto Natalia entró a la habitación no hubo ninguna duda para mí, ella era CARMEN. Tiene una línea increíble, tiene una fuerza natural simple y maravillosa que transmite desde la pantalla."

Quizá extrañamente, la búsqueda de BARNABY tomó mucho más tiempo. "Queríamos a alguien que interpretara el estereotipo de las películas inglesas, el personaje dulce, adinerado, quizá un poquito blando, de buen carácter, pero alguien que también pudiera cambiar y ser frío y calculador. James tiene la habilidad de interpretar ambas caras y todos esos elementos."

Una vez encontrado parte del elenco, Parkhill pudo volcar su atención al aspecto de la película. "Siempre quise que esta película tuviera un fuerte sentido del color, de la textura, distintos sentimientos en la luz y en ese punto siempre supe a qué Director de Fotografía quería, fui un gran admirador de su trabajo en CARNE TRÉMULA y en TODO SOBRE MI MADRE." Parkhill habla del aclamado brasilero Affonso Beato. "Por supuesto que pensé que para una película de bajo presupuesto él era inalcanzable, pero le enviamos el guión y hablé con él por teléfono, y quiso hacerlo. Entonces fui a Los Ángeles a encontrarme con él y afortunadamente los productores encontraron una forma de hacerlo funcionar. Él tiene una visión distinta a la mía, por ende él ve cosas de modos distintos a como yo las veo y creo que la fusión de esas dos ideas únicas lleva a algo distinto. Y cuando piensas que él ha hecho su primer película en el mismo año en que yo nací, bueno eso es increíble. Él ha sido un tremendo apoyo para mí."

Respecto a la filmación de su primer película, Parkhill dice: "Creo que el desafío más grande fue realmente aprender a dejarme llevar un poco, a dejar fluír la escritura, a darme cuenta de que tienes toda esa gente increíble alrededor tuyo trabajando y que parte de tu trabajo como director es escucharlos y alentarlos a que traigan sus propias ideas a la película. Porque, teniendo en cuenta que sabes en qué dirección estás yendo, eso sólo puede mejorar la película. A veces las cosas salen de un modo distinto al que tenías en mente y la mayor parte de las veces, si elegiste la gente correcta, todo resultará mejor. Como director, tienes que confiar en la gente con la que trabajas, ya sean actores, el Director de Fotografía, el Director de Producción, el Montador - quien quiera que sea. Tienes que crear un clima en el cual ellos se sientan incentivados a hacer su mejor trabajo."

Y hubo momentos en los cuales las escenas salieron exactamente como Parkhill las había imaginado tanto tiempo atrás. "Un par de escenas, como la del baile flamenco, o la de la despedida de soltera fueron sorprendentes porque eran exactamente como las había imaginado cuando estaba sentado en mi habitación hace años, cuando empecé a escribir esto, incluso antes de saber que tendría la posibilidad de dirigirlo. Como director-escritor debes ser muy cuidadoso, porque así como es importante saber qué quieres, si te apegas de un modo demasiado rígido a ello puedes matar lo que otra gente aporta, matar la vida de eso. Entonces aprendí a dejarme llevar un poco y fui increíblemente afortunado en que todo el mundo se uniera al desafío y creo que funcionó fantásticamente."

Como director, Parkhill está entusiasmado con trabajar con vídeo digital (VD). "De los cortometrajes que he hecho, con el que más conforme quedé fue con el que hice utilizando VD. Te da mucha libertad. Y la forma en la cual usamos VD en la primera parte de la película afortunadamente da a la audiencia la sensación de que hay más de lo que ve el ojo en la historia. Es más una opción narrativa que estética, pero agrega una dimensión completamente diferente a las sensaciones y al aspecto de la película."

Una vez hecha la película, Parkhill está considerando cómo se la presentará a la audiencia. "Es difícil, porque hay tantos elementos de distintos géneros y tono en esta película. Por sobre todas las cosas la intención es que sea divertida. Principalmente, quiero que entretenga. Hay romance, comedia, drama, pero también es un poco oscura cuando piensas en realidad lo que está pasando. Yo quería mostrar a la audiencia un cierto tipo de historia mientras que al mismo tiempo les quería mostrar que algo más estaba sucediendo y quería que se imaginaran qué era. Afortunadamente el resultado es lo suficientemente entretenido y satisfactorio como para no importar si la película resultante es diferente de la película que habían empezado. Ciertamente esta película te lleva de viaje y el punto culminante no es el que esperas. También es cuestión de divertirte con algunos tipos de películas, con el escenario de un triángulo amoroso. En esta película, nada es realmente lo que parece. Nada. Para mí, todo se conjuga en la escena en la que Theo habla de la vida como una película. ¿Cuántas veces en las películas actuales los personajes hacen referencia a otras películas? Bueno, en la vida también. Cualquier cosa que hagamos o digamos, la mayoría de las veces una película estuvo allí primero y nosotros estamos repitiendo el escenario en el cual se ha actuado para la pantalla grande."

De todos modos, con vueltas o sin vueltas, Parkhill dice que para él el punto sobre la i siempre ha sido una historia de amor. " Al final, puede parecer una historia de amor retorcida, una historia de amor con vueltas pero, al fin y al cabo, una historia de amor."

Él dice que espera que la película sea accesible a las audiencias de todas partes del mundo. "Yo siempre he sido influenciado por todo tipo de películas, de Norte América, América del Sur, Francia, Inglaterra, de todas partes, entonces no me veo a mi mismo haciendo una película para un tipo particular de audiencia. Quiero decir, puede parecer que juntar a Gael y a Natalia fue una estrategia de marketing calculada pero no fue así, fue simplemente que pensé que eran los indicados para los roles. Quería hacer el estilo de película que, desde el punto de vista de la audiencia, no importe de donde seas, que puedas disfrutarla igualmente."

el punto sobre la i es la primer película de Matthew Parkhill como escritor y director. Él ha hecho tres cortometrajes, ROMEO THINKS AGAIN, TALK y IF I COULD, los cuales han participado en festivales de todo el mundo, ganando numerosos premios. Él también es un poeta que ha publicado sus obras, y algunas han sido incluídas en la colección de poesía de la UNESCO de 1996. Su primer novela fue publicada en 1995. Por muchos años fue profesor, dando clases durante cuatro años en la Universidad de Poitiers, en Francia, y ha trabajado en los confines menos glamorosos de las instituciones psiquiátricas de América.