• Inicio Sugerir Modificar

El novato


Cartel de El novato

Jim Morris (DENNIS QUAID) nunca logró salir de la segunda división, y una lesión en el hombro puso fin a su carrera como lanzador hace doce años. Ahora es un hombre casado y con hijos, profesor de química y entrenador de béisbol en un instituto de Texas. Un día, su equipo le propone un trato: si consiguen ganar el campeonato regional, Jim tendrá que presentarse a probar suerte a las pruebas de un equipo de primera división. La apuesta es un gran desafío para el equipo, que pasa de ser uno de los peores a ganar el campeonato por primera vez en la historia del instituto.Jim se ve obligado a cumplir su parte del trato, y se presenta a unas pruebas en las que todo el mundo se ríe de él hasta que se coloca en su posición de lanzador y deja atónitos a los ojeadores (y a él mismo) al conseguir varias bolas rapidísimas a 157 km. por hora. Así es como ficha por los Bay Devil Rays, un equipo de la ciudad de Tampa.Jim tendrá que lanzar muchas bolas antes de conseguir llegar a lo más alto, pero ahora nada puede detenerlo.

     Título original: The rookie
     Año: 2002
     Duración: 127 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 07/11/2003
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Buena Vista Internacional.

 

Comentario

Dennis Quaid, que da vida al protagonista, habla sobre la nueva película de Walt Disney Pictures "The Rookie": "Es la historia sobre un hombre que, aparentemente, se ha rendido y ha olvidado sus sueños; pero en realidad siguen vivos en su interior, simplemente estaban latentes. En mi opinión, todo el mundo ha vivido una experiencia semejante en algún momento de su vida".

Los productores Mark Ciardi y Gordon Gray también saben lo que significa no rendirse. En 1987, Ciardi fue lanzador en los Milwaukee Brewers y es la prueba viviente de que se puede dejar el béisbol, pero el béisbol nunca te abandona. El productor declara: "Gordon y yo hemos sido grandes deportistas durante muchos años, así que este proyecto combina las dos cosas que más nos gustan del mundo. Es una película que trata sobre los sueños. Y para nosotros, esta producción es un sueño hecho realidad".

Y añade: "En mi opinión, lo que hace especial esta historia es que Jim tiene una segunda oportunidad para hacer realidad sus sueños. Todos tenemos sueños a los que hemos renunciado por una u otra razón; cuando Jim aprovecha la segunda oportunidad que le brinda el destino, lo hace en nombre de todos nosotros".

Por su parte, el director John Lee Hancock opina: "Creo que si fuera algo que no sucediera en la vida real al público no le gustaría la película. Pero es totalmente creíble. No se puede decir que sea demasiado bonito para ser verdad, porque es verdad".

Mark Johnson el productor ganador de un Oscar, habla sobre la película: "Lo que me atrajo de la historia fue que no sólo habla de béisbol; es la típica historia americana sobre la redención, sobre tener una segunda oportunidad, sobre cumplir un sueño. En la vida de Jim existe un vacío, un sueño que no pudo alcanzar, que siempre estuvo fuera de sus posibilidades. Y al final, ya en la madurez, la vida le ofrece una segunda oportunidad".

Quaid añade: "Y eso es algo que muy pocos consiguen en la vida. Eso fue lo que más me impactó de la película, y traté de ser tan auténtico como pude. Intenté ser lo más sincero posible".

El proyecto comenzó a tomar forma en 1999, cuando Ciardi leyó un artículo en la revista deportiva estadounidense Sports Illustrated que contaba la historia de Jim Morris, un profesor de ciencias que acababa de fichar por un equipo de segunda división. Ciardi recuerda aquel momento: "Parecía demasiado bonito para ser verdad. Si ese hombre lograba ascender a primera división, sería un tema fantástico para hacer una película".

Por una de esas casualidades de la vida, el joven productor descubrió que había ciertas coincidencias entre su vida y la increíble experiencia de Morris: "Cuando leí el artículo me di cuenta que el profesor había fichado por los Milwaukee Brewers en 1983, el mismo año que yo. Entonces, miré la foto con más detenimiento, y me di cuenta de que lo conocía". Ciardi fue el compañero de habitación de Morris durante la temporada de primavera, cuando ambos jugaban en segunda división con los Brewers.

Ciardi y Gray trataron de ponerse en contacto con Morris, pero no les resultó nada fácil porque siempre estaba viajando con su equipo. Por fin lograron contactar con su agente y concertaron una cita para explicarle su proyecto. El lunes siguiente, Morris logró llegar a primera división y su historia acaparó los titulares del periódico Los Angeles Times. Su agente recibió más de ciento cincuenta llamadas pidiéndole los derechos de la historia. Al final, Morris decidió concedérselos a Ciardi y Gray.

El guionista Mike Rich puso tanto empeño en lograr sacar adelante este proyecto como los productores. Rich se enteró del ascenso de Morris a primera división, y envió a los productores "un esquema en dos páginas de lo que sería la película. Nos quedamos sin habla", recuerda Ciardi.

Gray añade: "Además, Mike fue el guionista de 'Finding Forrester' (Descubriendo a Forrester), una película que tiene exactamente el tono que estábamos buscando para la nuestra. Ya teníamos guionista".

Rich considera que sus trabajos son historias sobre personas que nadan contra corriente, pero que saben que han actuado bien. "Los personajes tienen un sueño latente y descubren que son capaces de realizarlo. Ésta también ha sido mi historia: no escribí 'Finding Forrester' (Descubriendo a Forrester) hasta bien pasada la treintena, y trabajando en otro campo profesional. Pero quise intentarlo. Es el mismo caso que el de Jim Morris".

Y continúa: "Para mi no se trataba sólo de béisbol. El alma de la película es una historia de padres e hijos".

Cuando se les unió Mark Johnson, el experimentado productor ganador de un Oscar®, los productores se lanzaron en busca del director y el reparto. A Johnson le gusta decir que fue él quien "descubrió" al director John Lee Hancock después de hacerse amigos durante el rodaje de "A Perfect World" (Un mundo perfecto), que Hancock escribió y Johnson produjo. Después, produjeron juntos la serie de televisión "L. A. Doctors".

Johnson declara: "Para John es muy importante lo que transmiten los personajes cuando no hablan. Es muy típico del oeste de Texas - pocas palabras pero grandes pasiones y sentimientos -. Cuando me di cuenta que John lo comprendía supe que esta película llevaría la magnífica marca de fábrica de John Lee Hancock".

El famoso productor recuerda: "Cuando leí el guión de Mike Rich, me di cuenta que había conseguido captar los elementos temáticos esenciales para realizar una gran película. Cuando me preguntan si fue el guión de Mike lo que me hizo participar en este proyecto, respondo que lo que me hubiera gustado es haberlo escrito yo".

Y añade: "Cuando el guión cayó en mis manos, no lo dudé ni un momento; no podía dejar pasar una oportunidad semejante. Yo soy de Texas, mi padre era entrenador, conozco perfectamente los institutos de Texas y especialmente todo lo que se refiere a deportes… Estaba claro que tenía todas las de ganar con este proyecto".

La presencia de un auténtico héroe en el plató podría haberles dificultado el trabajo, pero Morris había participado en todas las fases de la preproducción y fue leyendo el guión a medida que iba cobrando forma. Hancock declara al respecto: "Él sabía lo que estábamos haciendo y nos dejó muy claro que confiaba en nosotros: 'Vosotros sabéis lo que hacéis, es vuestro trabajo'. Sabía que si el resultado no era un reflejo totalmente fiel de lo que sucedió, sí sería una historia real. Nos centramos en el núcleo de la historia y dejamos de lado los detalles".

CANAL COMPRAS