• Inicio Sugerir Modificar

Love actually


Cartel de Love actually

El nuevo primer ministro (Hugh Grant) se enamora de un miembro de su gabinete (Martine McCutcheon) a los pocos minutos de tomar posesión de su despacho en el 10 de Downing Street...

Un escritor (Colin Firth) escapa al Sur de Francia para reponerse de una desilusión amorosa y se enamora de nuevo en un lago...

Una mujer felizmente casada (Emma Thompson) sospecha que está perdiendo a su marido (Alan Rickman)...

Una recién casada (Keira Knightley) interpreta mal la actitud del mejor amigo de su marido...

Un escolar quiere despertar el interés de la chica más deseada del colegio...

Un padrastro que se ha quedado viudo (Liam Neeson) trata de conectar con un hijo al que apenas conoce...

Una ejecutiva (Laura Linney) se arriesga a dar el primer paso con un compañero de trabajo de quien lleva tiempo enamorada...

Un viejo rockero (Bill Nighy) que ha vivido mucho pero no se acuerda de nada prepara su reaparición final a su peculiar manera...

El amor, el gran enredador, a todos los iguala a la hora de complicarles la vida.

Los amores y las vidas de todos estos ciudadanos de Londres se mezclan y entrecruzan en el día de Navidad, con resultados románticos, divertidos y agridulces para todos los que han tenido la fortuna (o el infortunio) de enamorarse.

     Título original: Love actually
     Año: 2003
     Duración: 135 min.
     Nacionalidad: Reino Unido
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 21/11/2003
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: United International Pictures

 

Comentario

Es una suerte para los aficionados a la comedia que Richard Curtis no sea un buen actor. El guionista de series de TV como "Blackadder" y "Mr. Bean" y de películas tan populares como Cuatro bodas y un funeral, Notting Hill y El diario de Bridget Jones, que debuta como realizador con esta comedia coral que enhebra varias historias románticas, decidió abandonar su vocación inicial de periodista cuando entró a estudiar en Oxford y quiso probar suerte con la interpretación.

Así fue como empezó a escribir sketches cómicos: "Resultó que era un actor mediocre, sin ningún talento, y la única forma de que me aceptaran en un escenario era escribirme yo mismo las piezas para interpretarlas".

En esta etapa de actor cómico conoció a Rowan Atkinson, para el que empezó a escribir también. Su asociación continuó después de que ambos terminaran sus estudios en Oxford y dieran sus primeros pasos en el "show business". Crearon primero "Not the Nine O'Clock News" (el primer trabajo de Curtis como guionista de televisión), un programa cómico que duró cuatro temporadas, y luego la popular serie "Blackadder", que duró otras cuatro temporadas.

Entonces Curtis decidió tomarse su carrera "un poco más en serio. Decidí escribir una película como las que a mí me gustan: una pequeña película íntima con un tema amoroso". Su primer guión se convirtió en Un tipo de altura, la historia de un actor americano que se busca la vida en el teatro inglés, harto de ir de segundón de un cómico que interpretaba Atkinson. La pelicula supuso el debut de Emma Thompson y la produjo Tim Bevan, que dice de Curtis: "Richard sabe crear mejor que nadie esos momentos que mezclan lo divertido y lo embarazoso. Su cine se nutre de todo lo que aprendió en esos años de escribir sketches cómicos y series de humor televisivo. Tiene un sutil toque propio que combina el humor y la emoción sin que ninguno de los dos elementos predomine demasiado sobre el otro".

Curtis añade: "He escrito muchas historias de amor. Si se fija uno, la vida está llena de amor y de cariño, pero las obras de arte suelen preferir pintar el lado oscuro de la humanidad. Si me fijo en el mundo a mi alrededor, lo que veo es muchas cosas hermosas y mucha gente de buen corazón".

Tras seguir colaborando con Atkinson en la mítica serie de Mr. Bean, Curtis escribió otra pequeña película con un tema amoroso, sobre un grupo de amigos que se encuentran repetidamente en una serie de ceremonias públicas. Le mandó una copia del guión al productor Duncan Kenworthy, que recuerda: "Richard me dio a leer una copia de Cuatro bodas y un funeral. Le dije que era lo mejor que había escrito nunca. También le dije que no podía producirla porque entonces trabajaba para la Henson Company, pero que me encantaría ayudarle en el proyecto".

Kenworth acabó pidiendo un permiso y se convirtió en productor de la película, siendo sus productores ejecutivos los presidentes de Working Title, Tim Bevan y Eric Fellner. Cuatro bodas recaudó 250 millones de dólares y fue nominada para el Oscar a la mejor película y al mejor guión. Dice Fellner: "Parece un cliché decir de una película que es de las que te hacen "sentir bien". Pero eso fue lo que pasó con Cuatro bodas y un funeral: era una peliculita inglesa que empezó a tener cada vez más éxito y al final se convirtió en un enorme suceso que puso de moda la comedia romántica de las que te hacen sentir bien".

Tras el éxito de Cuatro bodas la jerga del cine se enriqueció con una categoría nueva, las "comedias de Richard Curtis". Dice Kenworthy: "En una comedia lo más difícil de hacer es algo que Richard consigue sin esfuerzo aparente: hacer que te rías y te emociones al mismo tiempo. Su humor no se basa en el ridículo. Esa cualidad hace que la gente no se de cuenta de lo crudos que son algunos de sus chistes. Las primeras siete palabras de Cuatro bodas eran un mismo taco repetido siete veces. Ese tipo de crudeza era bastante radical para una comedia romántica pero seguía siendo una película que uno podía ir a ver con su abuela".

La idea original de LOVE ACTUALLY surgió mientras el grupo preparaba una película (escrita por Richard, producida por Duncan y cuyos productores ejecutivos eran Tim, Eric y Richard) sobre el amor y la fama titulada Notting Hill. Dice Kenworthy: "Richard dijo que tenía una idea para una película coral, que hablara de la vida de muchas personas a la vez. Le había prometido a su familia que harían algo especial en el año 2000 y se fue con todos a pasar seis meses en Bali: su idea de algo especial es no trabajar. Pero mientras paseaba por la playa para ejercitar su espalda lesionada, estaba urdiendo ideas para la película".

Curtis comenta: "LOVE ACTUALLY es un capricho mío. He quitado las escenas de relleno y he hecho que el argumento vaya directamente de la A a la F. Es como ver un montaje de los puntos álgidos de diversas historias, pero todos juntos se combinan en una especie de historia global. Hay muchos ingredientes distintos pero forman un solo sabor. No recuerdo cómo empezó el proyecto. Creo que pensé que cada película que hago me lleva mucho tiempo -unos tres años- y que me iba a pasar la vida escribiendo comedias románticas. Así que se me ocurrió escribir nueve o diez a la vez. Me tomé unas largas vacaciones con la familia y cada día, durante mi paseo, me puse la meta de inventar una historia. Me inspiré en el mundo que conozco, en pequeños incidentes de mi pasado y de las vidas de mis conocidos. Y poco a poco el argumento de LOVE ACTUALLY se fue quedando formado".

Tim Bevan observa: "La compañía Working Title ha triunfado gracias a las relaciones que hemos ido creando y manteniendo con la gente; es algo de lo que nos sentimos orgullosos. Empezamos trabajando con Richard desde el principio y hemos continuado hasta ahora: es una situación de lo más satisfactoria. LOVE ACTUALLY es el resultado natural de ese proceso, tanto para Richard como para nosotros".

Durante el proceso de preparación de la película surgió la idea de que la dirigiera el propio Curtis. Dice Kenworth: "No me sorprende que un guionista quiera dirigir su propia historia. Es muy duro para un escritor entregar su guión a un director para que éste lo interprete a su manera. Por eso considero que mi trabajo como productor es convertirme en el guardián del guión, asegurarme de que todos los que participan vean la película de la misma forma e interpreten igualmente la historia porque en general el escritor no está presente en el proceso".

Excepto en las películas de Curtis: "Soy un escritor atípico en el sentido de que siempre se me ha permitido estar en el plató durante cada minuto del rodaje de todas mis películas. Otros directores han encontrado difícil trabajar conmigo. Decidí, en este caso, que el director que iba a tener que lidiar conmigo como guionista entrometido iba a ser... yo mismo".

La amplia experiencia conjunta de Curtis, Kenworthy y Bevan y Fellner resultó especialmente útil cuando llegó el momento de reunir el amplísimo reparto de la película. Algunos de ellos son viejos cómplices del equipo (como Grant y Thompson, entre otros) pero hay muchos nombres nuevos también. Curtis había pensado en algunos actores concretos pero todos ellos debieron someterse a una audición.

Dice Kenworthy: "Una cosa que Richard y yo aprendimos de Mike Newell con Cuatro bodas es que hay que hacer muchas pruebas y hay que seguir buscando hasta el último minuto, hasta encontrar la combinación de actores perfecta. Y en el caso de LOVE ACTUALLY, que tiene un reparto tan grande, esto era mucho más necesario".

Curtis añade: "Hacer este reparto ha sido muy divertido porque usualmente no hay suficientes papeles: si tienes a este actor, no puedes tener a este otro, y cosas así. Pero LOVE ACTUALLY tiene una veintena de papeles protagonistas y todas las historias son importantes. Así que reunir el reparto fue una delicia".

CANAL COMPRAS