• Inicio Sugerir Modificar

Lágrimas del sol


Cartel de Lágrimas del sol

El Teniente de las Fuerzas Especiales de los Navy SEAL A.K. Waters (Bruce Willis) y su escuadrón de elite de especialistas tácticos es obligado a elegir entre el deber y la humanidad, entre seguir las órdenes ignorando el conflicto que los rodea, o encontrar el valor para seguir su criterio y proteger a un grupo de refugiados inocentes.

Cuando el gobierno democrático de Nigeria es derrocado y el país cae en manos de un cruel dictador militar, Waters, un duro y leal veterano, es asignado a una misión de rutina para rescatar a la Doctora Lena Kendricks (Mónica Belluci).

La Doctora Kendricks, ciudadana americana debido a su matrimonio, se dedica a atender a las víctimas de la guerra civil que se está produciendo en una misión católica de un poblado lejano. Cuando llega Waters, la Doctora Kendricks se niega a marcharse a menos que él se comprometa a ayudar a trasladar a los lugareños a la frontera cercana, donde gozarán de asilo político. Si los abandonan, quedarán a merced del enorme ejército rebelde.

Waters tiene órdenes estrictas de su oficial en jefe, el capitán Bill Rhodes (Tom Skerritt) de mantenerse al margen del conflicto. Pero cuando él y sus hombres comprueban de primera mano la brutalidad de los rebeldes, acogen la causa de la Doctora Kendricks y ponen sus vidas en peligro escoltando a los habitantes del poblado en una peligrosa marcha a través de la densa jungla.

Mientras se trasladan a pie a través de la selva, el equipo de Waters, formado por expertos en evasión y camuflaje, es inexplicablemente atacado por una tropa de rebeldes. No entienden lo que pasa hasta que descubren que, entre los refugiados, está el único superviviente de la familia que regía anteriormente el país, y al que los rebeldes habían ordenado su muerte a toda costa. Waters y su pequeño pelotón deben anteponer la vida de este hombre y las de los refugiados a los que se sienten obligados a proteger a las suyas propias.

     Título original: Tears of the sun
     Año: 2003
     Duración: 121 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción.
     Fecha de estreno: 21/11/2003
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

"El guión de Lágrimas del Sol me resultó irresistible porque al principio parece ser una clásica película de rescates, pero de repente se transforma en un angustioso drama humano," dice el Productor Ejecutivo de la Película, Joe Roth.

La belleza de Lágrimas del Sol, según el Productor Ian Bryce, radica en su calidad épica. "Tiene el toque dramático del sentido de la elegancia y las elecciones morales que caracterizan películas como "Salvar al soldado Ryan". Es principalmente una historia de heroísmo."

Como la primera película sobre los Navy SEAL que recibe absoluta cooperación y aprobación de la Marina de los Estados Unidos y del Departamento de Defensa, Lágrimas del Sol es también un tributo a los Navy SEAL y a todos los "hombres y mujeres que nos protegen y van a sitios y hacen grandes cosas de las que poco se habla," dice el director Antoine Fuqua. "Quería hacer una película que realmente mostrase que hay hombres y mujeres en el ejército, que trabajan para que podamos sentarnos y tomarnos el café tranquilamente por la mañana, mientras que ellos están ahí luchando y muriendo, sin que nosotros sepamos ni sus nombres."

Para Bruce Willis, además de ser una historia atrevida de aventuras Lágrimas del Sol representa una mirada al auténtico significado del heroísmo. "Esos hombres toman una decisión como seres humanos, no como soldados. Y la película habla sobre los resultados de esa elección, de tratar de hacer lo que está bien para un hombre en oposición a lo que es correcto para un oficial del ejército. La acción tiene mucho que ver con los sentimientos, y como el corazón mueve a los hombres y a las mujeres a hacer lo que hacen."

Monica Bellucci, coprotagonista junto a Willis, añade: "Es una película sobre hombres buenos haciendo algo honorable, aunque sean ampliamente superados en número. A veces el fuerte tiene que proteger a aquellos que no pueden hacerlo por ellos mismos, cueste lo que cueste."

Cuando los guionistas Alex Lasker y Patrick Cirillo comenzaron a escribir el borrador de Lágrimas del Sol en 1995, se inspiraron en la aventura de Robert Wise de 1966 "El Yang-Tse en Llamas", que estaba protagonizada por Steve McQueen. Como esa película, Lágrimas del Sol es la historia de un valiente guerrero que trata de salvar a un grupo de civiles. "A medida que avanza la misión, quería mostrar una lucha de voluntades entre lo conveniente, representado por el militar Teniente Waters (interpretado por Bruce Willis) y lo compasivo, representado por la humanista Dr. Kendricks (Monica Belluci)," dice Lasker. "Empezamos con dos personas que se llevan fatal entre ellos. A medida que atraviesan peligros y circunstancias adversas, ambos cambian."

La combinación entre la acción dura y las emociones humanas permite a Lágrimas del Sol destacar en muchos niveles, dice el productor Arnold Rifkin. "Al principio el objetivo es entretener a la gente," dice Rifkin. "Luego esperas llegar a tocar algún resorte, hacerles experimentar emociones y compasión."

Aunque la película es ficticia "Lágrimas del Sol añade luz sobre la historia contemporánea," admite Bryce, "en este caso, sobre los conflictos que han afectado ciertas regiones de África los últimos 30 años. Guerras civiles, limpiezas étnicas y otras atrocidades que raramente tienen repercusión mediática en occidente, porque los periodistas normalmente sólo se preocupan de las primeras bajas en estos conflictos. Es una oportunidad de mostrar lo terribles que son estas guerras."

Para Fuqua, que hizo una investigación exhaustiva de los problemas contemporáneos de África antes de empezar la producción de Lágrimas del Sol, la película es una mezcla entre una aventura de acción y "un crudo drama humano sobre gentes que han sufrido y soportado horrores que no podemos ni imaginar," afirma el director. "Para captar el sentido de lo que esa gente ha tenido que pasar, echa un vistazo al libro llamado "El Silencio". Son sólo fotografías, no hay texto. Pero es escalofriante. Lo llevaba siempre conmigo y lo revisaba todos los días antes de rodar. Era una fuente constante de inspiración."

El compromiso de Fuqua es lo que hace a Lágrimas del Sol diferente de otras películas bélicas, según Willis. Por ejemplo, el director insistió en utilizar a africanos para interpretar a los refugiados en la película, muchos de los cuales tenían experiencias parecidas a los personajes que interpretaban. Algunos fueron testigos de las masacres de sus familias. Otros fueros exiliados a causa de la guerra civil. "Estoy realmente encantado de que no trajeran ni un solo actor de Hollywood para interpretar los papeles africanos," dice Sammi Rotibi, que interpreta a Arthur Azuka. "Nos colocó en un nivel diferente. Cuando escuchaba sus historias, es realmente triste e increíble saber lo que le había ocurrido."

El Director del Reparto de Extras, Deedee Ricketts peinó los Estados Unidos en busca de inmigrantes africanos, fijando el número en seis docenas - con edades comprendidas entre los tres meses y los 84 años - que añadían autenticidad a la historia, según Fuqua. "Muchos de ellos han sobrevivido realmente a violencia similar a la que interpretan en la película. Cuando los ves en la pantalla, es difícil no sentirse conmovido por las expresiones de sus caras."

Los extras que Ricketts encontró representan diversos grupos de africanos de naciones como Senegal, El Congo, Kenia, Nigeria, Liberia, Sierra Leona y Sudán, entre otras. Conoció a un joven liberiano, Alex Ireland, quién la presentó a una agencia de reubicación que ayudó a su familia cuando fueron expulsados al exilio. Desde allí, fue capaz de contactar con organizaciones similares de todo el país que llevaban las cuestiones de reubicación e inmigración de África.

Entre los extras se encontraban los "Niños Perdidos de Sudán", supervivientes de un grupo de niños de un orfanato cuyas escalofriantes historias de supervivencia cargaron las tintas de la prensa de todo el mundo. La sangrienta guerra civil de Sudán se encuentra entre los conflictos mundiales de mayor duración, y es uno de los que más bajas a causado desde la Segunda Guerra Mundial. En 1987, después de que sus familias fueran asesinadas y ellos fueran conducidos desde Sudán, aproximadamente 17.000 niños (la mayoría entre los 2 y los 13 años) se embarcaron en una travesía a través de Etiopía para llegar a la seguridad de Kenia. Durante el camino fueros atacados por leones, asaltados por militares del gobierno y bandidos, devorados en ríos infestados de cocodrilos y sobreviviendo a veces gracias a hojas de árboles y agua de lluvia.

Diez años después, El Departamento de Estado de los Estados Unidos decretó que 4.300 de los "Niños Perdidos" que llegaron al campo de refugiados en Kakuma, Kenia, fueran obsequiados con alojamiento permanente en los Estados Unidos. Seis de esos jóvenes fueron parte de un grupo de 150 refugiados enviados a Atlanta. Con la ayuda de una fundación caritativa de la ciudad, fueron seleccionados por Ricketts para aparecer en Lágrimas del Sol, después de haberlos visto en un noticiario local.

"'Los 'Niños Perdidos' añaden otra dimensión emocional a la película," dice Cole Hauser.

Rifkin leyó por primera vez el guión de Lágrimas del Sol en 1998 cuando era presidente de la agencia William Morris. Se lo enseñó a su antiguo cliente (y actual compañero de producción) Bruce Willis. "Bruce se apasionó rápidamente con él," dice Rifkin. "Vio algo sobre la naturaleza del heroísmo en la historia que debía ser contado. Cuando alguien articula su pasión con tanta clarividencia, es difícil no sentirse absorbido por ello."

El marco dramático de Lágrimas del Sol es un viaje que realiza el personaje central - tanto literal como psicológicamente, explica Rifkin. "Waters es un hombre que siempre ha seguido órdenes y, emocionalmente, se ha mantenido a distancia de la muerte y la devastación que lo rodean. Simplemente lo considera parte de su trabajo. Sin embargo, en esta misión comienza a comprender, tanto en su mente como en su corazón, el sufrimiento de la gente que está tratando de rescatar. Por primera vez en toda su carrera se encuentra en una encrucijada. Debe escoger entre el deber y la humanidad que ha ido perdiendo en 25 años de servicio en el ejército."

Lágrimas del Sol representa una experiencia más para un actor que, durante años, ha estado obligado a ponerse a prueba. "El crecimiento de Bruce como actor, a través de películas como "Pulp Fiction", "Doce Monos" y "El Sexto Sentido" ha sido notable," observa Rifkin. "Siempre ha tratado de no ser encasillado. Este papel es parte de su expansión hacia la madurez como actor."

"Es una película sobre humanidad, sobre la búsqueda del lado humano de todo hombre en medio de un conflicto," afirma Willis. "Waters se embarca en un viaje psicológico y emocional. Puedes ver como se transforma por la compasión por esos refugiados y su desgracia. Al principio es un tipo duro, y a medida que transcurre la historia acaba no sólo enamorándose de esa gente, sino volviendo a ser una persona."

El personaje de Willis se transforma gracias a esta responsabilidad, la vida de sus hombres. Inspirados por su valor, y el de los africanos que sufren a diario y tratan de llevar sus vidas con un mínimo de normalidad, le siguen a la misión más peligrosa de sus carreras, según Fuqua. "Esos hombres se vuelven más humanos gracias a Waters y a la gente que protegen en este viaje," dice Fuqua. "Buscan a Waters para que los dirija, para que los lleve a hacer cosas honorables y que conduzca a esa gente por un camino sin peligros."

Eamonn Walker (que interpreta Ellis "Zee" Pettigrew), el veterano actor británico de mayor repercusión en Estados Unidos por su papel en "Oz" para HBO, coincide. "Nos convertimos en uno más entre esa gente. Tomamos una decisión, y al final, estábamos preparados para morir por ellos."

"En su interior, es una película sobre una misión de rescate que se convierte en una misión de paz," dice Bellucci.

Poco después de que el productor Rifkin obtuviese la financiación de Revolution Studios para Lágrimas del Sol, recibió una llamada de Fuqua, que por ese entonces estaba editando "Training Day", una película por la que se otorgó a Denzel Washington un histórico Oscar al mejor actor. "Antoine empezó a hablarme del guión con tal convicción y entusiasmo que podría decirse que ya estaba rodándola en su cabeza," recuerda Rifkin.

"Lo que hizo Antoine es utilizar el mismo formato atrevido que ya usó en "Training Day", dice Roth. "La acción es muy dura y visceral. El estilo se complementa perfectamente con los personajes. Te introduce en las emociones de todos los que están implicados."

El conflicto armado que tiene lugar en Lágrimas del Sol es ficticio, pero, como observa el asesor Nkeonye Nwankwo, "Ha habido muchos incidentes que fueron parecidos a lo que se ve en la película," dice. "Pudimos experimentar muchos momentos de gran emoción durante el rodaje. Cuando se estaba quemando el pueblo, algunos, que habían sufrido situaciones similares, se vinieron abajo. Sollozaron, lloraron y sufrieron el día entero."

Bellucci, cuyo personaje, Dr. Kendricks, que comparte la mayor parte del tiempo que aparece en pantalla con este grupo de pan africanos, está de acuerdo con estos comentarios y añade, "Hablamos mucho, y fue realmente increíble escuchar sus experiencias. ¡Son personas tan valientes!"

CANAL COMPRAS