• Inicio Sugerir Modificar

One dollar: el precio de la vida


Cartel de One dollar: el precio de la vida

Diez años después de la invasión de Panamá por los Estados Unidos (en lo que se denominó rimbombantemente "Operación Causa Justa", ¿recuerdan?), Herrera se infiltró en esas bandas con la intención de documentar, según sus palabras, "la adicción a las drogas, el culto a la violencia, lo poco que vale la vida y la absoluta obsesión por ser el más respetado y temido. El director pasó en total ocho meses conviviendo con los personajes que retrata, jóvenes que han hecho de la delincuencia y las drogas su único modo de vida, y así grabó más de setenta horas de material que incluía "asesinatos, palizas y locura."

De entre todas las imágenes recogidas, Herrera ha elaborado un documental estructurado en tres capítulos, cada uno de los cuales gira en torno a un personaje. En el primero, el rapero Latin Fresh ilustra la violencia de la vida cotidiana en los ghettos. El segundo episodio tiene como protagonista a Fat, un funcionario que recorre las calles recolectando cadáveres. Por último, el tercer bloque del documental se centra en Lolo, líder de "Krazy Killa", una de las bandas más peligrosas y en plena guerra para mantener su supremacía en el negocio de la droga. Según el productor, Joan Cutrina, "One dollar" no pretende juzgar a las personas filmadas, sino al sistema que ha convertido a la violencia en la única razón de ser de muchos jóvenes panameños.

     Título original: One dollar
     Año: 2001
     Duración: 68 min.
     Nacionalidad: España, Panamá
     Género: Documental.