• Inicio Sugerir Modificar

Looney Tunes: de nuevo en acción


Cartel de Looney Tunes: de nuevo en acción

David contra Goliat.

Muhammad Ali contra Joe Frazier.

Britney Spears contra Justin Timberlake.

Todos palidecen en comparación con esta alegre confrontación épica en la que hay plumas chamuscadas, yunques que caen, zanahorias masticadas, huesos machacados y tierras que se abren, que es….

Conejo contra Pato.

BUGS BUNNY y EL PATO LUCAS, actores bajo contrato de la Warner Bros., han vuelto a pelearse. Cansado de estar a la sombra de Bugs, Lucas ha decidido abandonar el Estudio para siempre. Le ayuda la vicepresidenta de comedia de Warner Bros., Kate Houghton (JENNA ELFMAN), una mujer con poco sentido del humor, que le libera de su contrato y ordena al guarda jurado de WB y aspirante a especialista de cine DJ Drake (BRENDAN FRASER) que capture y "conduzca" a Lucas fuera de los terrenos del estudio. (En otras palabras, es despedido y puesto de patitas en la calle).

Convertido de repente en un compañero sin un héroe, el pato decide aliarse con DJ, le guste o no. Por consiguiente, Lucas está presente cuando DJ descubre que su padre, el famoso actor de cine Damian Drake (TIMOTHY DALTON), conocido por interpretar a sofisticados espías internacionales en el cine, es un sofisticado espía internacional en la vida real - y ha sido secuestrado por el perverso Sr. Presidente (STEVE MARTIN) de la igualmente perversa Acme Corporation. Parece ser que Damian conoce el paradero del misterioso y poderoso diamante Blue Monkey, y el Presidente hará cualquier cosa para conseguirlo.

Con Lucas a la zaga, DJ se pone en marcha en un desesperado intento de llegar al diamante antes que los malvados empleados de Acme y salvar al mundo de sus malvadas garras. Sin que lo sepan los dos neo-espías, están también siendo seguidos por Kate y Bugs - el mandamás del estudio ha decidido que, después de todo, el conejo necesita un complemento cómico, y el puesto de Kate está en juego si no consigue que Lucas vuelva a trabajar lo más antes posible.

Su persecución lleva a los cuatro por todo el mundo para encontrarse con varios agentes secretos, desde Dusty Tails (HEATHER LOCKLEAR), una corista del ostentoso casino de Yosemite Sam en Las Vegas, hasta Mother (JOAN CUSACK), la severa pero cariñosa cuidadora de las diversas criaturas de otro mundo alojadas en el Área 52 - un lugar tan extraordinariamente secreto que el Área 51 (un supuesto centro secreto del gobierno de los Estados Unidos) se inventó sólo para ocultarlo. A continuación son las luces de París y los tesoros del Louvre, y finalmente las más profundas selvas de África, donde deben llegar al mortífero diamante antes que el despreciable Presidente - o será "¡Eso es todo, amigos!" para el mundo tal como lo conocemos.

     Título original: Looney Tunes: back in action
     Año: 2003
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Animación.
     Fecha de estreno: 05/12/2003
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Warner Sogefilms, S.A.

 

Comentario

El rodaje de las escenas con actores de Looney Tunes: De nuevo en acción comenzó el 12 de agosto de 2002 en una gran mansión del barrio de Hancock Park en Los Angeles, que hizo las veces de domicilio del legendario actor y espía internacional Damian Drake. La casa de Drake es el escenario de algunas escenas memorables, como la de Bugs Bunny interpretando plano a plano una nueva versión de la escena de la ducha de Psicosis (para fastidio de Kate), continuando la vieja tradición de los Looney Tunes de homenajear a los clásicos del pasado.

De Hancock Park, el equipo de producción se trasladó a los estudios de Warner Bros. en Burbank, donde se rodaron escenas en la cantina, en las salas de proyección, en los puestos de seguridad y en la laguna de la jungla. Los realizadores querían evocar una época del antiguo Hollywood llena de glamour, y se podía ver a extras paseando vestidos de gladiadores, vaqueros, hormigas gigantes y alienígenas. Todos los trajes procedían del stock de Warner Bros., conservados desde la época de las películas en que el vestuario era elaborado.

El vestíbulo del Stephen J. Ross Theater de la Warner Bros. hizo las veces de la sala de conferencias en la que los hermanos Warner celebran una reunión con la vicepresidenta de comedia Kate Houghton para hablar de la desventurada petición de Lucas.

En la cantina del estudio donde Kate almuerza con Bugs Bunny están varias estrellas de la Warner. Junto al Coyote y Michigan J. Frog, están sentados en el restaurante miembros de los repartos de las series de televisión The Drew Carey Show y George Lopez, que se ruedan en el estudio de la Warner. También aparecen haciendo cameos Matthew Lillard, que interviene en el éxito de 2002 de la Warner Scooby-Doo y en Scooby Too, de próximo estreno, así como su compañero de reparto Scooby-Doo y el propio Shaggy en persona.

El Batmóvil del que Lucas se apropia en su frenética persecución por el estudio y que, sin querer, choca contra el emblemático depósito de agua de la Warner Bros. es el verdadero - una auténtica cortesía de la película original de Batman. Para crear el catastrófico colapso, el equipo de efectos especiales montó una fachada de la parte inferior de la torre contra la que se estrella una réplica del Batmóvil. En el proceso de postproducción, la fachada se combinó con escenas de la destrucción de un modelo de la torre a escala de un cuarto, un proceso del que se encargaron el supervisor de efectos especiales Chris Watts y su equipo.

Además de aparecer como él mismo, el estudio de la Warner Bros. fue el escenario de algunos de los decorados más complejos de la película. Durante dos semanas el Plató 21 se convirtió en el Wooden Nickel Casino de Yosemite Sam, un fantástico y bullicioso local de Las Vegas inspirado en el Salvaje Oeste y lleno de vaqueras, caballos y bravucones cowboys, creados por el diseñador de producción Bill Brzeski y su magnífico equipo de directores artísticos y decoradores. El Wooden Nickel es propiedad de la perversa Acme Corporation y está dirigido por uno de sus agentes mejor situados, el irascible y bocazas pistolero Yosemite Sam. El caballeroso gallo sureño Claudio reparte las cartas de blackjack en el casino.

La ingente tarea de crear el vestuario para los cientos de actores y figurantes que frecuentan el Wooden Nickel recayó en la diseñadora de vestuario Mary Vogt. "Se trata de una película familiar, por lo que no podíamos representar Las Vegas tal como realmente es, porque sería demasiado arriesgado", dice Vogt. "Pero queríamos captar la sensación de glamour, y realmente la época de más glamour fueron los años 40 - las 'pin-up' de la Segunda Guerra Mundial eran realmente monas y sexy, pero iban tapadas. Además, como se trata del casino de Yosemite Sam, tiene sentido poder combinar chicas de salón de comienzos de siglo con las 'pin-up' de la Segunda Guerra Mundial para conseguir una combinación realmente divertida".

En octubre de 2002, el equipo de producción se trasladó a Las Vegas, Nevada. El rodaje tuvo lugar durante una semana en la histórica Fremont Street, donde el Hotel Plaza hizo las veces del exterior del Wooden Nickel.

La deslumbrante zona peatonal de la Fremont Street Experience en el centro de Las Vegas es el escenario de una alocada persecución en la que Yosemite persigue a toda velocidad al coche espía de nuestros héroes, un 24 DuPont Chevrolet Monte Carlo, robado al cuatro veces campeón de la Copa Winston (y fan desde siempre de los Looney Tunes) Jeff Gordon - porque ninguna película de aventuras auténtica estaría completa sin unos coches realmente estupendos.

En la película también aparecen una serie de automóviles pilotados por nuestros héroes animados y reales en su búsqueda. El vanguardista "coche espía" en el que Kate y Bugs van a Las Vegas es el potente Tuscan S del fabricante británico TVR. El coche de DJ y Lucas es el bastante menos glamoroso Gremlin de 1974, un cacharro que no sólo está acorde con la actual situación económica de DJ, sino que es también un homenaje a las películas de los Gremlins de Joe Dante. La producción compró seis Gremlins para la película, cada uno de ellos en un estadio diferente de decrepitud.

Para el rodaje de las secuencias en el interior del coche espía, el Tuscan S se montó sobre una base giratoria delante de una gran pantalla azul y se iluminó con una enorme parrilla de iluminación controlada por ordenador para simular las condiciones de luz en la autopista y en Las Vegas, inundada de neones. Se utilizó un elaborado sistema de control de cámara montado sobre un carril de 33 metros de largo para captar diferentes perspectivas del vehículo en movimiento.

Mientras se rodaban exteriores en Nevada, el equipo de producción también utilizó escenarios alejados como el Cañón de Red Rock y el Parque Estatal del Valle de Fuego. Debido a que el rodaje tuvo lugar en otoño, las temperaturas sólo alcanzaron los 32 grados, en lugar de llegar a las máximas habituales de más de 37 grados centígrados que han dado su nombre al Valle de Fuego. Por suerte para los realizadores, el nombre también procede de los llamativos naranjas y rojos de las peculiares formaciones rocosas de la zona, que parecen el fondo por antonomasia en el que cobran vida los dibujos animados del Correcaminos y el Coyote.

Es en medio de un paraje tan solitario del desierto donde Bugs, Lucas, DJ y Kate se encuentran con la instalación secreta del gobierno, el Área 52, el hogar de una amplia variedad de seres de otro mundo. En lugar de tratar a esos inquilinos como criaturas extrañas y alienígenas, se les cuida más bien como mascotas extraterrestres, provistas de gigantescas jaulas y a las que se guarda en enormes tarros Mason. A Mother, la científica jefe y madre adoptiva de los alienígenas, le acompañan su ayudante, Robby el robot, conocido por Planeta prohibido, y acosado por el agente de la Acme Marvin el Marciano, persistente embajador del planeta Marte.

El decorado del Área 52, construido en el Plató 22 de la Warner, parodia las viejas películas de ciencia ficción de bajo presupuesto de los años 50 y principios de los 60. El Área 52 es el hogar de un grupo de iconos de las películas de terror de serie B, réplicas amorosamente reunidas por dos de las más importantes compañías de efectos de criaturas de Hollywood, ADI (Amalgamated Dynamics Incorporated) y KNB EFX.

La ADI, fundada por los diseñadores de efectos de criaturas galardonados con los Premios de la Academia Tom Woodruff, Jr. y Alec Gillis, creó a los residentes del Área 52: el Mutante de Metaluna, el Hombre del Planeta X y el Monstruo Robot, mientras que KNB EFX, bajo la supervisión del co-fundador de la compañía Greg Nicotero, se encargó de los Daleks, los Triffid, el Demonio Sin Rostro, la Vaina y el alienígena Roswell. Las dos compañías también aportaron un gran equipo de marionetistas que controlaban o se alojaban dentro de las criaturas mediante animación electrónica.

De vuelta en el sur de California, se utilizaron numerosas localizaciones para rodar escenas de la película que transcurren en París, uno de los varios y sofisticados destinos internacionales que visitan nuestros héroes en su búsqueda del elusivo diamante Blue Monkey.

Después de secuestrar a Kate en el Louvre, el matón de la Acme, Mr. Smith, la arrastra hasta la elevada terraza de observación de la Torre Eiffel. La torre se construyó en un gran aparcamiento de los Estudios Universal. En realidad, sólo se construyó la terraza de observación - el resto se montó enteramente por ordenador. Durante el rodaje, la terraza de observación estuvo rodeada por una pantalla verde que más tarde sería modificada digitalmente por el equipo de efectos visuales para simular el horizonte de París.

La escena requería que Elfman estuviese enganchada a un arnés y suspendida en el aire. "Me gusta hacer todas las acrobacias que puedo porque he sido gimnasta y bailarina toda mi vida", dice. "Así que es divertido poder utilizar esa preparación e incorporarla en la interpretación".

El interior del Louvre se rodó en el Museo de Historia Natural, un edificio inspirado en el estilo Beaux Arts y situado en el centro de Los Angeles. Las paredes del museo fueron adornadas con algunas de las pinturas más famosas del mundo del arte, entre ellas la puntillista obra maestra de Georges Seurat "Un domingo de verano en la Grand Jatte", una obra clásica del pintor surrealista español Salvador Dalí, "La persistencia de la memoria" y, por supuesto, la clásica cuadro kitsch pintado por C.M. Coolidge en 1873 "Perros jugando al póker". (Bugs y Lucas demuestran que saben apreciar el arte saltando de cuadro en cuadro, adoptando el estilo artístico de las respectivas obras). El exterior del Louvre se rodó fuera del Museo de Historia Natural en la Rosaleda del Exposition Park, un jardín de 15 acres diseñado originalmente para los Juegos Olímpicos de 1936. Y, por supuesto, ningún viaje a París estaría completo sin Pepe Le Pew, la mofeta más romántica de todo los tiempos, que aparece en el papel de un gendarme francés.

La siguiente aventura trotamundos de nuestros héroes les lleva a continuación a lo más profundo de la selva africana. Los decorados de la Jungla y la Laguna que hay en los terrenos de los Estudios Warner Bros., repletos de plantas tropicales, hicieron las veces del lugar real. En el Plató 16, el plató más grande de Norteamérica, el diseñador de producción Bill Brzeski y su equipo construyeron el decorado más complejo de la película, la jungla y el templo de la Isla de los Monos. Se tardaron varios meses en completar el decorado, utilizando el talento de docenas de carpinteros, pintores diseñadores y decoradores.

Bugs, Lucas, DJ y Kate llegan a África a lo grande, encima de un enorme elefante indio. Dio la casualidad de que la elefanta, de 34 años de edad y llamada Tai, había participado anteriormente junto a Brendan Fraser en el papel de Shep, la fiel elefanta de George de la jungla. "Cuando me enteré de que Thai iba a volver me pregunté si me recordaría", admite Fraser. "Pero levantó el hocico y me llenó de mocos como en los viejos tiempos, y a mí se me llenaron los ojos de lágrimas, ya sabes, y le dije 'me alegro de volver a verte, Thai.'"

De camino hacia el antiguo altar donde descubren el auténtico poder del diamante Blue Monkey, los cuatro tienen que atravesar un puente de piedra de 8,5 metros de longitud y 4,5 toneladas de peso que se extiende sobre un humeante pozo de lava líquida. Para el decorado, Peter Chesney y su equipo fabricaron el pozo utilizando 2.700 litros de metilcelulosa naranja iluminada desde abajo, y una cascada de 9.000 litros por minuto. Se utilizó un ascensor de tijera para levantar de la tierra un mono de piedra de 9 metros.

Una vez que Bugs, Lucas, DJ y Kate finalmente superan estos peligrosos obstáculos y llegan hasta el diamante Blue Monkey, se quedan horrorizados al descubrir que no están solos - el Sr. Presidente ha conseguido seguirles la pista por todo el mundo, y rápidamente les arrebata su premio antes de volver rápidamente junto con sus rehenes a su diabólico cuartel general.

Parece ser que el maníaco complot del mono urdido por el malévolo loco gira en torno a la colocación del diamante en un satélite Acme que orbita alrededor del globo, desde donde transmitirá a todos los ciudadanos de la Tierra, transformándolos instantáneamente en sus monos subalternos. Con este fin, el Sr. Presidente envía al espacio con el diamante al alienígena residente Marvin el Marciano. Por suerte, Bugs y Lucas consiguen escapar de sus garras e ir detrás del travieso extraterrestre. Por supuesto, Lucas ha tenido alguna experiencia en el reino del cosmos (de los tiempos en que interpretaba al astronauta itinerante Duck Dodger), por lo que parece que el pato puede al fin tener una oportunidad de demostrar el heroísmo de galán al que siempre ha aspirado.

Mientras tanto, de vuelta en el maléfico cuartel general, el auténtico galán, Damian Drake, corre un gran peligro - atado a las vías de ferrocarril de Acme debajo de un yunque marca Acme que cuelga precariamente y rodeado por dinamita marca Acme, mientras el tren de marca Acme se dirige a toda velocidad por las vías directamente hacia él. Enseguida queda claro que el destino de Damian se encuentra en dudosamente capaces manos de DJ, y el rescate se complica un poco por el reto adicional que supone el enorme perro guardián mecánico que se interpone entre DJ y su padre. ¿Triunfarán nuestros héroes? ¿Saldrán finalmente del apuro DJ y Lucas? ¿Quedarán sin castigo los ruines actos del Presidente? ¿Seremos convertidos todos en monos en cuestión de minutos? ¡Sintoniza para averiguarlo!

CANAL COMPRAS