• Inicio Sugerir Modificar

Cuando menos te lo esperas


Cartel de Cuando menos te lo esperas

Harry Sanborn (Nicholson) es un soltero recalcitrante que sólo sale con mujeres que tengan menos de 30 años. En lo que iba a haber sido un romántico fin de semana con su más reciente capricho, Marin (Peet), en la casa de la playa de la madre de ésta en los Hamptons, Nueva York, Harry empieza a sentir dolores en el pecho. La madre de Marin, Erica Barry (Keaton), una autora teatral de éxito y divorciada, accede a regañadientes a ayudar a cuidarle hasta que se reponga. Una vez que están los dos solos, Harry se sorprende al darse cuenta de que se siente atraído por Erica por todas las razones adecuadas. Y a pesar de sus protestas iniciales sobre Harry, Erica se da cuenta de que está volviendo a descubrir el amor. Surgen complicaciones amorosas cuando Erica es también asediada por el encantador médico de Harry, el treintañero Julian Mercer (Reeves).

Una vez recuperado, Harry regresa a casa y vuelve a sus viejos hábitos. Sin embargo, cuando lo que siente por Erica resulta que le altera la vida, Harry debe experimentar un auténtico cambio de sentimientos si quiere recuperarla.

     Título original: Something's Gotta Give
     Año: 2003
     Duración: 128 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 13/02/2004
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Warner Sogefilms, S.A.

 
Nominaciones:
Oscar. Mejor actriz 2004

Comentario

A lo largo de su extraordinaria-y extraordinariamente exitosa-carrera durante dos décadas como guionista y, ahora, directora, Nancy Meyers ha diseccionado con perspicacia los conflictos actuales entre hombres y mujeres. En una época en que el cine a menudo sacrifica las relaciones creíbles en favor de los prodigios tecnológicos, las películas de Meyers continúan centrándose en la manera en que se relacionan los seres humanos entre sí en el amor y en la familia. Cuando menos te lo esperas continúa esa tradición y la amplía.

"Casi todo lo que he escrito ha tenido su paralelismo en algo de mi propia vida", comenta la realizadora. "Tengo que confesar que estoy un poco fascinada con las relaciones entre hombres mayores y mujeres más jóvenes. "La otra cosa que me interesaba", continúa diciendo Meyers, "era, en cierto sentido, lo contrario de todo eso: enamorarse y abrirse emocionalmente cuando se es mayor. Creo que el amor que siente la gente que se enamora de mayor es tan real y tan fuerte como cuando se tienen 25 años".

En Cuando menos te lo esperas, Meyers combinó esos dos intereses y, además, decidió explorar la relación entre un hombre mayor y una mujer más joven. "Tratar el amor entre hombres y mujeres que han pasado la madurez no era una preocupación", afirma Meyers. "Hay algo universal en lo que sucede entre Harry y Erica. El amor es el amor, y no importa la edad a la que surja, excepto que tal vez duela más a medida que te haces mayor".

Mientras Meyers concebía su historia - incluso antes de ponerla por escrito- decidió qué actores consideraba perfectos para asumir los papeles de Harry Sanborn y Erica Barry, el playboy que no se compromete y la autora teatral de éxito y divorciada respectivamente, que se embarcan en una aventura emocional diferente a cualquiera que se hayan imaginado. Los dos actores en los que pensó eran Jack Nicholson y Diane Keaton.

Meyers aún no había trabajado con Nicholson, un auténtico icono del cine cuya carrera parece ir aún mejor ahora que cuando se convirtió en estrella hace más de 30 años. Pero ya tenía una larga experiencia con Keaton, que había intervenido en varias películas de las que Meyers había sido co-guionista, como Baby, tú vales mucho, El padre de la novia y Vuelve el padre de la novia.

Keaton recuerda la primera vez que leyó el trabajo de Meyers, el guión de Baby, tú vales mucho. "Me encantó. Quiero decir, ¿qué es no amar?" dice. "Había algunas cosas fantásticas en él. Su manera de escribir para mí era siempre como 'volver a casa' en cierto sentido".

"Nancy luchó para que yo interviniese en Baby, tú vales mucho", continúa diciendo Keaton, "y ese aspecto de su personalidad es algo sorprendente. Es como un perro con un hueso. Si quiere que algo suceda, sucede. Y así es como son las cosas. Nancy no es sólo una gran guionista, es una productora 'con agallas'. No estoy bromeando. No se puede ser más fuerte. Sabe lo que quiere".

Después de que Meyers hubiese desarrollado el primer acto, "Se lo conté a Jack a pesar de que sólo tenía una visión general de lo que sucedería a continuación", recuerda. "Fui a su casa en Los Angeles, y pareció muy interesado. A Jack le gustó el tema, y me animó, por lo que seguí escribiendo con la esperanza de que le gustase el resultado final. Diane también se mostró interesada en leer el guión cuando estuvo terminado. Tardé unos 10 meses en escribirlo, y cuando llevaba unos cuatro o cinco meses en ello llamé a Jack y a Diane y les dije, 'Tardaré aproximadamente otros cinco meses, pero creo que puede que tengamos algo aquí'".

Keaton tiene sus propios recuerdos divertidos del proceso. "Nancy me llamó hace unos dos años y medio y me dijo, 'Bueno, comamos juntas'. Así que comemos, y ella me dice que va a escribir una película sobre una historia de amor entre personas maduras, y quiere que yo la protagonice junto a Jack Nicholson. Y yo le digo 'Sí, vale, Nancy.' El siguiente paso es … Nancy diciendo, 'Bueno, ahora voy a empezar a escribirla'. ¡Ajá!, vale, Nancy, estupendo. Eso es maravilloso. 'Bueno, ya lo he escrito'. Estupendo, Nancy, eso es maravilloso. 'Bueno, se lo he dado al estudio y quieren hacerlo'. Paso a paso, Nancy es alguien que consigue todo lo que se propone. Es increíble en ese sentido. No he conocido nunca una mujer como ella. Y escribió un magnífico guión".

A Keaton le gustó mucho la universalidad de la historia, y el hecho de que trascienda la edad y las generaciones. "Es la batalla de los sexos, que siempre es la misma, en cierto sentido. Por supuesto, se hace más acusada a medida que te haces mayor. Quiero decir, ¿por qué un hombre que sale con un montón de mujeres jóvenes, y está tan feliz y satisfecho con su vida, se enamoraría de una mujer mayor y exigente que es absolutamente su igual?"

Cuando Nicholson leyó el guión, coincidió con la valoración de Keaton. Y cuando el guión comenzó a conocerse en Hollywood, muchos actores estaban más que dispuestos a seguir a Nicholson y Keaton al abrazo del cálido, maravilloso, divertido y enternecedor guión de la realizadora. "Parecía que era un trabajo muy personal para Nancy", comenta Keanu Reeves, que deseaba el papel de Julian Mercer, el médico de Harry en los Hamptons y el apasionado pretendiente de Erica. "Es una historia hermosa, un guión hermoso, absolutamente encantador. Me pareció inteligente, ameno y algo que no ocurre muy a menudo".

"También tenía frescura", continúa diciendo Reeves. "Un aspecto maravilloso del guión es el desarrollo de unos personajes que están muy vivos, tratando de conocerse a sí mismos y los unos a los otros. Es reconfortante, y algo que no se ve con frecuencia en las películas de Hollywood. Es una pena que en el cine norteamericano no se respete el conocimiento y la experiencia vital. Las personas mayores o son unos cascarrabias, o son demasiado sensatos, o se están muriendo. Es agradable ver la vitalidad, el amor, la búsqueda y la unión que aún pueden producirse. Y con Jack Nicholson y Diane Keaton en esos papeles, la película es graciosa, sexy y divertida".

Para Meyers, Reeves era la elección obvia para interpretar al joven médico. "Lo sorprendente no es que Keanu interprete a un médico", comenta. "Lo sorprendente es que él sea el otro hombre".

A Frances McDormand - a la que Meyers considera "la mejor persona posible" para el papel de Zoe, la hermana feminista de Erica y profesora de universidad - le atrajo un extraordinario discurso escrito por Meyers para el personaje, que establece - del modo más conciso y mordaz posible - lo que la mayoría de las mujeres de más de 40 años deben de pensar sobre los hombres mayores que buscan constantemente mujeres más jóvenes. "Fue ese discurso en la mesa lo que me convenció", admite la actriz ganadora del Oscar. "Y además, tendría que trabajar con Diane Keaton, a la que adoro. Forma parte de nuestros iconos como actriz de cine. Creo que la gente tiene realmente la sensación de que la conoce, pero lo que realmente conocen es su talento para la comedia".

McDormand también apreció el hecho de que, en la película, "Hay un cierto guiño a escritores como Preston Sturges y a las comedias románticas de los años 30 y 40, en las que todo el mundo es un poco más ingenioso que el resto de nosotros y tienen un poco más de tiempo para decir lo que quieren decir".

Amanda Peet, que interpreta a Marin, la hija de Erica, que busca el amor en todos los lugares equivocados, dice que estaba aterrorizada cuando leyó el guión por primera vez junto a Nicholson. "Estaba temblando como una hoja", confiesa. "Pero lo bueno de Jack es que es muy bromista, despierto y receptivo".

Lo que hizo que Peet estuviese tan decidida a conseguir el papel fue su admiración por el guión. "Es muy sincero sobre el hecho de estar soltero y ser un poco mayor, y no hay muchas películas que traten eso de una manera compleja. El modo de escribir de Nancy es muy divertido, y la comedia es difícil. También pensé que el guión era increíblemente romántico".

La actriz también se identificó totalmente con el papel de Marin por la tierna pero cándida descripción que hace el guión de las vicisitudes de la relación entre una madre y su hija. "Cuando conocí a Nancy, le dije lo mucho que significaba para mí el guión en lo que respecta a mi relación con mi madre. Me identificaba con lo unidas que están Erica y Marin".

"Entrevisté a una gran cantidad de hermosas jóvenes de Hollywood para este papel", recuerda Meyers, "pero cuando conocí a Amanda, supe que no sólo tenía el pedigrí adecuado para el tipo de chica con la que sale Harry Sanborn, sino que también era el tipo adecuado de persona para interpretar a la hija de Erica. Había muchas candidatas que tenían el aspecto de que podrían salir con Harry, pero yo no creía que fueran la hija de nadie. En esta historia hay muchas cosas que recuerdan la vida personal de Amanda, y eso hizo que me atrajera ella para el papel".

Para los papeles secundarios, Meyers eligió a actores tan excelentes como Jon Favreau como Leo, el leal ayuda de campo de Harry, y, en una rara aparición como actor, el actor de Starsky and Hutch convertido en director Paul Michael Glaser como Dave, el ex-marido de Erica. "Lo único que hace que se hagan películas", comenta Glaser, "contrariamente a lo que piensan los estadísticos, abogados, agentes y hombres de negocio, es la pasión. Nancy tiene pasión, y es una escritora con mucho talento y extraordinariamente perspicaz".

Meyers también reunió a un equipo técnico de primera clase, incluidos el productor Bruce A. Block, un colaborador creativo desde hace mucho tiempo, el director de fotografía galardonado con el Oscar Michael Ballhaus y el diseñador de producción Jon Hutman (que había realizado anteriormente el mismo trabajo en la película En qué piensan las mujeres). "No conozco a nadie mejor preparado que Nancy para dar vida a un guión sofisticado de un modo realmente cinematográfico", observa Block. "Lo que está en la página llega a la pantalla de un modo suave y seguro".

CANAL COMPRAS