• Inicio Sugerir Modificar

Me llaman Radio


Cartel de Me llaman Radio

James Robert Kennedy (Gooding, Jr.) - apodado 'Radio' por su famosa colección de radio y su amor por la música - es un solitario en Anderson, Carolina del Sur, empujando su carrito arriba y debajo de las calles. Él no habla con nadie y es raro que alguien se dirija a él, hasta que un día, el entrenador Harold Jones (Harris), uno de los hombres más respetados del pueblo, y entrenador del popular equipo de fútbol del instituto, se hace amigo suyo.

Radio se muestra desconfiado al principio. Pero el entrenador Jones es persistente e incluso solicita la ayuda de la madre de Radio (S. Epatha Markerson). Los amigos de Jones y la familia quedan en un segundo plano desde que conoce a Radio; todas sus energías se centraron exclusivamente en el fútbol.

Poco a poco, el entrenador Jones se gana la confianza de Radio y abre un nuevo mundo ante él. Les invita a ayudar en los entrenamientos y durante los partidos y a sentarse durante sus clases en la escuela, a pesar de las desavenencias iniciales con la directora Daniels (Alfre Woodard). Aboga por él delante de los jugadores, los estudiantes y los profesores. La vida del entrenador Jones también se enriquece con Radio, del que aprende a valorar la amistad y los lazos familiares tanto como valora su trabajo de entrenador de fútbol.

Pero hay gente en el pueblo que cree que la devoción del entrenador Jones hacia el joven es una distracción de sus deberes como primer entrenador del equipo de fútbol. Hay varios intentos de expulsar a Radio de clase y, tras la muerte de su madre, de encerrarlo en una institución psiquiátrica.

El entrenador Jones se opone valientemente a estos intentos pero finalmente se ve obligado a tomar una difícil decisión, que afectará a su creciente amistad con Radio y a su carrera como entrenador de fútbol.

     Título original: Radio
     Año: 2003
     Duración: 109 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 13/02/2004
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

La historia de Radio trata esencialmente sobre una gran amistad que se forja entre dos hombres que, gracias a su ejemplo, tocan las mentes y los corazones de todo el que los rodea.

En 1996, el director y productor Mike Tollin cogió el último número de la revista Sports Illustrated mientras disfrutaba de unas vacaciones esquiando y leyó un artículo del escritor ganador de varios premios Gary Smith titulado Someone to Lean On (Alguien en quien confiar). Tan pronto como lo terminó se sintió obligado a buscar los derechos de la historia y empezar a desarrollarla para una película.

Tollin siempre ha sido un apasionado entusiasta del deporte, lo que le proporcionó una plataforma de lanzamiento para su joven carrera como director. Ha sido nominado a un Oscar y recibió un premio Peabody por su documental Hank Asron: Chasing The Dream. Recibió varios premios Emmy por su trabajo documental, creó otras películas basadas en el deporte (Varsity Blues, Hardball) con su compañero Brian Robbins y su largometraje debut fue la comedia de baseball Summer Catch.

El interés en el artículo de Gary Smith, sin embargo, fue más allá del mundo del deporte. En 1990, Tollin lideró un grupo de 12 Olímpicos Especiales en una escalada al Kilimanjaro - una expedición que le reportaría un premio Emmy. El increíble coraje y la fuerza de voluntad de esos disminuidos psíquicos le abrió los ojos.

El artículo conmovedor y magníficamente escrito de Smith era un retrato de un disminuido psíquico, James Robert Kennedy, apodado 'Radio', quien, durante más de 40 años había sido en Anderson, el más querido de los ciudadanos de Carolina del Sur. A principio de los 60, Kennedy empezó a frecuentar la pista de atletismo del instituto McCants Jr. High en Anderson, donde se hizo amigo del entrenador Dennis Patterson y del ayudante voluntario del entrenador (y más tarde entrenador principal) Harold Jones. Poco después, también empezó a visitar las pistas de la T.L. Hanna High School donde James Fraser era entonces entrenador.

Como Radio era extremadamente tímido e inarticulado, los entrenadores en McCants y Hanna cultivaron la amistad con él. Su amor por la música le hizo merecedor del apodo 'Radio' y su amor por la comida le hizo superar la timidez inicial - los entrenadores y los jugadores le tentaban al principio con chocolatinas y Coca-colas.

Uno de los entrenadores que formó una alianza para toda la vida con Radio fue Harold Jones, que junto con Patterson, siguió trabajando esporádicamente en Hanna High. Jones se convirtió en entrenador de pista de Hanna, ayudante del entrenador de fútbol del equipo de la universidad y, en ocasiones, primer entrenador de la universidad en los años 80. Radio era uno de los fans más forofos que asistían a la mayoría de los acontecimientos deportivos, especialmente los partidos de fútbol. Radio también empezó a asistir a clases en Hanna como estudiante honorario, una práctica que continúa hasta el día de hoy, ganándose la admiración y el afecto de varias generaciones de estudiantes y profesores.

Para Smith, ganador de un premio National Magazine Award y uno de los más prestigiosos escritores de Sports Illustrated, la historia de Radio reafirmó su fe en el poder de unión de los deportes. "La historia de Radio recuerda que las grandes cosas pueden transpirar por medio de los deportes. Se pueden romper barreras y forjar grandes amistades".

Curiosamente, continúa Smith, el mundo competitivo del deporte universitario es uno de los lugares donde los disminuidos psíquicos han encontrado su hogar en Estados Unidos. Al hacer la investigación para este artículo sobre Radio, Smith se sorprendió al descubrir que en muchas escuelas del país, muchos hombres como Radio son acogidos y bienvenidos. "En un buen número de escuelas, había chicos parecidos con algún tipo de discapacidad y esos pueblos pequeños y sus equipos los invitan a echar una mano. Había un chico que tocaba una chueca cada vez que su equipo hacía un home run en baseball. Siempre encuentran alguna manera de hacer que estos hombres sean parte del equipo".

Para el director Tollin, la historia de Radio estaba filtrada por su propia experiencia personal. El viaje al Kilimanjaro, dice, le cambió para siempre. "Aquí estamos, escalando el Kilimanjaro, a 5791 m por encima del nivel del mar con una docena de los llamados 'discapacitados' que terminaron por los ser los individuos más bravos, más inspirados y más reafirmados en la vida que habíamos conocido nunca".

La vida de Radio y su efecto en el pueblo de Anderson, Carolina del Sur, tuvo una resonancia similar. "En realidad, no es una historia sobre como la gente del pueblo ayudó a Radio, sino como él enriqueció sus vidas", remarca Tollin.

Después de contactar con Smith sobre los derechos del artículo, Tollin voló a Carolina del Sur para reunirse con el autor, Harold Jones y su mujer Linda. Más tarde supo que había muchas otras cuestiones para asegurar los derechos de la historia de Radio, pero Tollin había sido la única persona invitada para reunirse con Harold y Linda Jones. Después de una larga conversación basándose en lo que sabían de su trabajo, Tollin se ganó la aprobación de Jones. "Creo que respondieron al hecho de que yo no quería representar a ninguno de los personajes, incluido Radio, como seres humanos idealizados, sino como hombres y mujeres con limitaciones reales y con capacidad para sobreponerse a ellas".

Una vez que los derechos habían sido asegurados, Tollin contrató al guionista Mike Rich (Finding Forrester, The Rookie) y le ordenó transformar el artículo en una película dramática. Uno de los desafíos críticos de cambiar esta historia a una película, según Tollin, era "asegurarse de que Radio conservara su dignidad durante toda la película, que siempre tuviera una fuente de orgullo y autoestima y que fuera tratado no sólo con afecto, sino también con respeto".

Mientras que Radio ha sido una institución en Anderson durante más de 40 años, y tuvo relación con varios entrenadores, por propósitos dramáticos los cineastas decidieron centrar la historia en un periodo de un año y enfocarla en la experiencia de Radio en Hanna High, en particular en su relación con el entrenador Jones.

La historia no se diseñó para ser una translación literal de la vida de Radio sino para ser una representación dramáticamente sonora de su relación con los ciudadanos de Anderson, Carolina del Sur. Radio fue acogido abiertamente por mucha gente en el pueblo a pesar de que durante todo ese tiempo también hubo problemas y tensiones, algunas de las cuales se introdujeron en el guión. "Era importante mostrar que la aceptación de Radio en la comunidad tuvo sus reveses y algunas de las agitaciones iniciales no estaban, después de todo, carentes de razón. Pero con tiempo, paciencia y un corazón abierto, esas barreras se rompieron", dice Tollin.

El guión que surgió es un trabajo de ficción que capta la esencia de la conexión del pueblo con Radio y su permanente amistad con el entrenador Jones. "Lo que decidimos hacer", explica Tollin, "fue coger un año justo en mitad de estas cuatro décadas fundamentales, y mostrar la convergencia de los hechos que hacen que Radio se convierta en parte integral de la sociedad de un pequeño pueblo. Intencionadamente queríamos ser ambiguos en eso "porque la película está vagamente inspirada en la historia de Radio, que ha estado durante muchos años y continúa hasta la fecha. Eso le da un matiz de atemporalidad y nos permite centrarnos más en el desarrollo de la relación entre los dos personajes centrales. En lugar de hacer una biografía, yo veo Me llaman Radio como una historia sobre dos hombres diferentes que se unen a través de su humanidad".

Finalmente mereció la pena toda la pasión y la dedicación de Tollin por la historia de Radio cinco años después de leer el artículo de la revista. El fundador de Revolution Studios, Joe Roth, y uno de sus compañeros, Todd Garner, se ofrecieron para financiar el proyecto. Garner, cabeza de producción de Revolution, pensó que el papel principal le sentaría como un guante al ganador de un Oscar Cuba Gooding, Jr. con el que había trabajado en varios otros proyectos. "Cuando Todd mencionó a Cuba como Radio, Brian (Robbins) y yo lo vimos claro", dice Tollin.

Googing estaba impresionado por la extensión que vio en el Radio real. "Al hombre le sobra la energía, pero una energía diferente a la que yo tenía en películas como Jerry Maguire. De una forma abierta y sin censuras demostraba una gran alegría por estar vivo y ese placer era contagioso a todo lo que le rodeaba. No podía esperar para meterme en esa mente".

Ed Harris leyó el guión y se mostró intrigado por el papel del entrenador Jones, pero no aceptó hasta que se reunió con Tollin. Tollin recuerda, "estuvimos hora y media hablando de los paralelismos entre ser el entrenador principal y ser director". Harris, que hizo recientemente su debut como director en Pollock, recordó lo difícil que era tener un equilibrio entre su familia y la naturaleza omniconsumista de la dirección cinematográfica. "Ese es el desafío de tener una pasión que va más allá de las horas de trabajo", dice Harris. "Tu familia te apoya y comprende tu dedicación, pero en algunos niveles no pueden ayudar y pueden sentirse excluidos. El entrenador Jones pasó por las mismas emociones con su familia".

El adjudicar los dos papeles principales a actores tan prestigiosos dejó el listón muy alto para el resto de los personajes principales y Tollin pidió a la directora de casting Margery Simkin que completase el reparto con actores que pudieran mantener su personalidad junto a Harris y Gooding.

Debido a que la directora Daniels sólo tiene unas pocas escenas en la película, Tollin estaba preocupado por su habilidad para atraer a un talento principal como Alfre Woodard. Ella no sólo estuvo de acuerdo en reunirse con él sino que desde el momento en que entró en la habitación parecía entusiasmada por su visión del proyecto. La hermana de Woodard es directora, dice Tollin. "Y Alfre tenía una buena idea de las preocupaciones y desafíos que tendría la directora Daniels en su condición de mujer negra directora en ese periodo justo después de la integración. Tendría que ser capaz de hacer concesiones a varias circunscripciones diferentes. Tendría que hacer malabares con las preocupaciones de otros mientras trata de ser honesta consigo misma".

Se ofreció el papel de Linda Jones a la nominada en tres ocasiones al Oscar como Mejor Actriz, Debra Winger, que se reunió con Tollin y le aseguró que su principal interés como actriz era crear personajes convincentes y polifacéticos que sirvan a la historia independientemente del tiempo de pantalla que tengan. Inmediatamente se puso a trabajar para dejar su huella en el papel de Linda Jones. "Debra removió todo un poco", dice Harris. "Tenía sus propias opiniones sobre el personaje, interpretando a Linda como alguien que avanza hacia el final del siglo XX como su propia mujer. Al mismo tiempo, le aportó una gran cantidad de calor a Linda, especialmente en cuestiones de amor y apoyo a Harold y a su hija".

El trabajo de Mary Helen Jones, dice Tollin, era buscar entre un buen número de prometedores actores jóvenes. Al final, sin embargo, se decidió por una actriz de teatro de 22 años, Sarah Drew, sin experiencia cinematográfica. Después de que él viera la cinta de su audición, ella vino y leyó su parte. En cuanto terminó sabía que era la adecuada", dice Tollin. "Tiene un calor y una sinceridad que sabía que cautivaría al público".

Para Drew, que hace su debut en la pantalla, Radio fue una de sus primeras audiciones profesionales y estaba sorprendida cuando su agente la llamó para decirle que había sido contratada después de una sola lectura. Inmediatamente se encontraba en un tren de camino para otra audición. "Estaba tan nerviosa que llamé a, tres o cuatro - no, deben de haber sido siete u ocho - personas diferentes. Al final tenía a todo el mundo en el tren preguntándome, ¿Cuál es la película con Ed Harris? ¿Cómo te llamas? Te buscaremos".

Riley Smith, que interpreta a la estrella del atletismo Johnny, había trabajado con Tollin y su compañero Brian Robbins antes. "Brian y yo hicimos un programa piloto para WB en el que Riley había interpretado a un personaje principal", dice Tollin, "así que sabíamos que tenía las características y el atractivo para el papel. Oh, además también tiene un gran salto".

CANAL COMPRAS