• Inicio Sugerir Modificar

Gothika


Cartel de Gothika

La brillante y respetada psicóloga criminal, la doctora Miranda Grey (HALLE BERRY) es una experta cuando se trata de saber lo que es racional. Lo que es lógico; Lo que es cuerdo.

Bajo la dirección de su marido (CHARLES S. DUTTON), administrador jefe de la sala psiquiátrica de la Institución Femenina Woodward, Miranda trata a pacientes peligrosas y perturbadas como Chloe (PENÉLOPE CRUZ), una asesina sumamente carismática, cuyas confesiones sobre torturas satánicas son descritas por la juiciosa doctora como serpenteos psicóticos de una mente paranoide.

Pero su cómodo matrimonio y su estable vida se ven amenazados tras un críptico encuentro con una misteriosa joven que la lleva a una pesadilla más allá de su imaginación.

Cuando Miranda despierta de su horrible incidente, se sobrecoge al descubrir que su marido ha sido asesinado - y la evidencia de sangre apunta directamente hacia ella. Incapaz de asimilar que hubiera cometido tal acto de brutalidad inmotivada contra un hombre que amó y admiró, Miranda se encuentra de repente confinada en Woodward junto a los pacientes altamente inestables que solía tratar.

Sin recuerdos sobre la noche en cuestión, con sólo visiones fracturadas de la enigmática chica, el comportamiento de la doctora comienza a ser cada vez más impredecible. Sus antiguos colegas ven su declaración de inocencia como el inicio de un profundo descenso a la locura, como el Dr. Peter Graham (ROBERT DOWNEY JR.), colega comprensivo pero escéptico de Miranda, que también lucha contra sus propios miedos.

Obligada a confiar en su instinto en lugar de en sus sentidos, Miranda empieza a creer que ha sido poseída por una fuerza sobrenatural decidida a llevar a cabo su venganza a costa de su salud mental. Mientras Chloe la arrastra a lo más profundo de su infierno personal, Miranda debe decidir si la están conduciendo hacia la locura… o más cerca de la verdad.

     Título original: Gothika
     Año: 2003
     Duración: 95 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Terror.
     Fecha de estreno: 27/02/2004
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

Desarrollada en el norte de Francia y extendida por toda Europa Occidental desde mediados del siglo XII hasta principios del siglo XVI, la arquitectura gótica refleja el estilo dramático del arte medieval y está caracterizada por la fusión evocadora de contrafuertes volátiles, arcos puntiagudos, columnas verticales y techos abovedados.

A finales del siglo XVIII, la tradición literaria gótica surgió del inestable clima social de Inglaterra. Los disturbios de clase dentro del país y la revolución en América enviaron una corriente de incertidumbre que arraigó en una sociedad ya dividida por ideas contrarias sobre lo sobrenatural, como las tradiciones religiosas y las supersticiones que chocaban contra los principios racionales de la Ilustración. La floreciente narrativa gótica - un híbrido notablemente popular de misterio, horror y desesperación - dominó la literatura inglesa a finales del siglo XVIII y principios del XIX, siendo la obra de Mary Shelley, Frankenstein, su exponente más renombrado e influyente. Este "género nuevo y aterrador para una época nueva y aterradora" fue el precursor de la novela de misterio moderna.

La tradición gótica de cambios violentos envueltos en misterio y sumergidos en una atmósfera de ira se reinventa para el siglo XXI en Gothika, la escalofriante historia de Miranda Grey, una brillante siquiatra que experimenta un inoportuno despertar al ser acusada de haber cometido un atroz asesinato que no puede recordar. Incapaz de asimilar que hubiera cometido tal acto de brutalidad inmotivada contra un hombre que amó y admiró, Miranda se encuentra de repente confinada en Woodward junto a las dementes criminales que una vez trató.

"Gothika es un thriller sobrenatural que avanza en múltiples niveles", dice el productor Joel Silver, que lanzó Dark Castle Entertainment junto a su compañero Robert Zemeckis en 1999 con el estreno del primer Halloween, y House on Haunted Hill. "Es inteligente, es aterradora, es un misterio, es un pedazo de personaje, muy intenso, y por supuesto, al ser una película de Dark Castle, es una historia de fantasmas terrible".

La idea de Gothika llegó a Dark Castle de los proveedores de los éxitos de terror 13 Fantasmas y Barco Fantasma, de un borrador original del guionista Sebastián Gutiérrez (El Beso de Judas). "Recuerdo estar ahí sentada escuchando a Sebastián contarme esta historia atmosférica y absorbente y me sentí absolutamente cautivada", recuerda la ejecutiva de producción de Silver Pictures, Susan Levin, que supervisa el desarrollo de los proyectos de Dark Castle y que produjo Gothika con Silver y Zemeckis. "Gothika trata un miedo que todos tenemos - que se diga que hemos hecho algo terrible que no recordamos. Y que te persigan las preguntas. ¿Está ocurriendo todo en la mente de Miranda? ¿Es una conspiración? ¿O está siendo manipulada por una fuerza sobrenatural?"

Tras contar la historia a Levin y Silver, Gutiérrez desarrolló un escalofriante guión de suspense en torno a un personaje principal sobre una respetada sicóloga criminal que se debate por su salud mental y su libertad mientras se ve inmersa en circunstancias fuera de su control. "Una de las cosas que distinguen Gothika de la típica película de terror es el personaje de Miranda Grey", dice Silver. "Es una mujer inteligente y sensible con un cómodo matrimonio y una vida muy estable. Y entonces, de forma traumática, se ve privada de su libertad, y se duda de todo lo que dice. Ni sus colegas ni sus pacientes la habían visto perder la calma, actuando de forma extraña después de la muerte de su marido. Se ve obligada a pasar de ser una persona que sólo creía en la lógica a tener que confiar en su instinto".

De repente Miranda se encuentra "al otro lado del cristal", confinada con las pacientes irracionales que solía tratar. Mientras tanto, se ve sometida a la desconfianza de sus ex colegas y a una medicación que le nubla la mente mientras trata desesperadamente de descubrir la verdad sobre la brutal muerte de su marido para demostrar su inocencia… o acepta las consecuencias de sus inexplicables acciones.

"Hay una gran frase en la película, donde Miranda dice 'Yo no creo en fantasmas pero ellos sí creen en mi", revela Silver. "Mientras intenta aclarar sus perturbadores encuentros con un espíritu vengativo, Miranda empieza a pensar que quizá los pacientes que dicen oír voces, realmente oyen las voces".

Silver pensó en la actriz ganadora de un premio de la Academia Halle Berry para el papel de Miranda, un desafío exigente física y emocionalmente. "Más allá de sus encantos y belleza, Halle aporta profundidad y un punto emotivo a cada personaje que interpreta, y yo sabía que realmente podría brillar como Miranda", dice Silver, que contrató a Halle Berry en uno de sus primeros papeles, junto a Bruce Willis y Damon Wayans en El Último Boy Scout, y también trabajó con ella en los éxitos de acción Decisión Crítica y Operación Swordfish. "Este personaje hace un viaje increíble, y Halle tiene el talento y la energía para llevar a Miranda por los lugares oscuros que atraviesa su ruta".

"Lo tuve claro en cuanto Joel me envió el guión", dice Berry, la ganadora del Oscar a la Mejor Actriz en 2002 por su trabajo en Monsters Ball. "Miranda es irresistible - es complicada, inteligente y está atrapada en una situación realmente aterradora. Desde la primera página me vi inmersa en el viaje de auto descubrimiento de Miranda y me encantó".

Berry describe a Miranda como "un alma torturada" que descubre la profundidad de su fuerza y de sus habilidades intuitivas cuando se ve privada de su identidad. "Al principio de la historia, lleva una vida muy cuadriculada en lugar de vivirla al máximo", dice la actriz, cuya madre trabajó como enfermera en una clínica psiquiátrica durante 35 años. "El viaje que hace Miranda a lo largo de la película la hace pensar y echar un vistazo a lo que la rodea, y empieza a vivir de una forma más visceral de lo que había hecho nunca".

A pesar de la dolorosa transición de Miranda de juiciosa doctora a, en apariencia, paciente mentalmente auto destructiva, es específica a sus circunstancias especiales, Berry cree que la reclamación de su personaje es algo con lo que el público podrá identificarse. "Miranda no está sola", advierte. "Cualquiera de nosotros podría verse en la posición en la que se encuentra ella. Las cosas están yendo bien y, en una sola noche, el curso de su vida cambia para siempre".

"Esta película trata sobre ¿Qué pasaría si…?" dice Berry. "¿Y si te pasara a ti? ¿Qué harías? ¿Cómo conseguirías escapar? ¿Podrías encontrar la salida? ¿Te rendirías, sobrevivirías o morirías en el intento?"

Para guiar a Berry por el tortuoso viaje de Miranda y equilibrar el sofisticado híbrido de suspense, drama y terror de Gothika, Silver llamó al aclamado actor y director francés Mathieu Kassovitz, que ganó la Palma de Oro al Mejor Director en el Festival de Cine de Cannes de 1995 por La Haine (El Odio), su drama de vida incendiario en los complejos de viviendas que rodean a Paris.

Tras ver a Kassovitz en el thriller de acción de 2002 Los Ríos de Color Púrpura, Silver dijo a Levin que concertara una cita con el joven autor en Paris. "Es muy raro que Joel se siente con un director, especialmente si no tiene un proyecto específico en mente", reconoce Levin. "Tiene que ser alguien en el que vea auténtico potencial y con el que quiera trabajar. Al igual que Joel, Mathieu tiene un amor y un conocimiento del cine increíbles. Conectaron y decidieron buscar algo para hacer juntos".

"Quería un director muy especial para esta película, y Mathieu es muy pasional y tiene mucho talento", dice Silver. "Realmente sabe como crear la atmósfera, como contar una historia. Cuando le envié el guión de Gothika, respondió inmediatamente al material y tuvo una visión de como quería que fuese la película".

"El guión de Sebastián está muy bien escrito, es más inteligente que la mayoría, y es aterrador", afirma Kassovitz, hijo del autor Peter Kassovitz (Ilusiones de un Mentiroso). "Los personajes no son sólo el cebo para un asesino enloquecido. Son inteligentes, coherentes, gente interesante. Cuando Joel me contó que Halle Berry iba a interpretar a Miranda, casi enloquezco. Una actriz de su calibre lleva este material a otro nivel, y todos los demás estábamos preparados para aprovechar la ocasión".

Kassovitz y Silver contrataron al carismático actor nominado al Oscar Robert Downey Jr. para el papel del doctor Pete Graham, el colega comprensivo pero escéptico de Miranda, que también lucha contra sus propios miedos. "Pete ama en silencio a Miranda", explica Downey, "pero sabe que no puede acceder a ella, no sólo porque es su colega, sino porque el marido de la chica es también su jefe".

Miranda lucha por convencer a Pete de que está cuerda mientras su comportamiento se hace cada vez más inestable. Silver, a quien Downey denomina en broma su "primer jefe después del negocio del restaurante" por contratarle en la comedia de éxito de John Hughes de 1985 La Mujer Explosiva, dice: "Pete realmente quiere ayudar a Miranda, realmente quiere creerle, pero cada paso que ella da hace cosas que simplemente no puede justificar. No puede creerle, no puede seguir apoyándola. Esto es muy significativo en cuanto a sus sentimientos hacia ella, tanto personal como profesionalmente".

"Miranda pasa de tener una conexión sin palabras con Pete a preguntarse si puede confiar en él", añade Berry. "Es difícil, tanto para ella como para el público, saber si es un buen o un mal tipo".

"Robert es inteligente y tiene un carisma increíble", anota Kassovitz. "Al mismo tiempo, hay parte de su personalidad impresa en el personaje, y realmente puedes sentirlo en la película".

Mientras trata de descifrar sus crípticos encuentros con el fantasma de una misteriosa adolescente, Miranda empieza a sentir a afecto hacia una paciente a la que previamente había tachado de psicótica. Los cineastas ofrecieron a la actriz aclamada internacionalmente, Penélope Cruz, el papel de la peligrosa paciente desequilibrada de Miranda, Chloe Sava, una oportunidad que Cruz dice que "simplemente no podía rechazar. Es el tipo de material que busco - algo que haya hecho antes y que represente un reto para mí como actriz".

"Chloe vive en su propio infierno, muy real para ella, pero nadie cree lo que dice, incluida Miranda", continua Cruz, la super estrella del cine español, más conocida por el público americano por sus impresionantes actuaciones en Vanilla Sky y Blow. "Es mi peor pesadilla, encontrarte en una situación donde estés diciendo la verdad pero que todo el mundo piense que estás loca. Es horrible cuando la gente no cree que tu dolor es real".

Al igual que Cruz, Kassovitz no cree que Chloe esté realmente loca. "La gente que dice oír voces - no es que les pase nada malo, es sólo que ven cosas que nosotros no vemos" sugiere. "Tu también te volverías paranoico si nadie creyese lo que estás diciendo".

Como se revela en Gothika, Chloe no tiene ningún poder contra Miranda ni contra el personal de la clínica psiquiátrica, que califica sus delirios sobre torturas satánicas como serpenteos de una mente psicótica. Pero cuando su recelosa doctora empieza a intimar con ella, la oscura y carismática Chloe sumerge gradualmente a Miranda en su propio infierno personal. "Chloe es realmente un personaje con muchas posibilidades y Penélope va a por todas", dice Silver. "Esta película da la oportunidad al público americano de verla de un modo en que no habíamos podido verla antes".

"Penélope sólo tenía unas pocas escenas para dar vida a su personaje", añade Kassovitz, "y descubrió la esencia de Chloe en sólo seis días de rodaje. Dio al papel todo lo que tenía, y está realmente fantástica en él".

"Chloe es el personaje más intenso que he interpretado nunca", admite Cruz. "Acababa llorando todos los días, pensando en como debía ser una situación como aquella. Hubo veces que no quería ni ir allí. Me provocaba mucho dolor. Este tipo de papel es muy atractivo para un actor, pero también hace daño".

El actor y director ganador de un Emmy, Charles S. Dutton (Against the Ropes, y Roc para televisión) interpreta al doctor Douglas S. Grey, marido de Miranda y administrador jefe del hospital siquiátrico Woodward. "Doug Grey es muy respetado en su campo, es una poderosa presencia que combina preocupación y comprensión por sus pacientes", dice Dutton. "Es la envidia de muchos hombres en su profesión por haberse casado con esta joven, bella y prometedora doctora. Realmente aprecia el hecho de que Miranda lo ame, pero al mismo tiempo, la trata un poco como un premio, como su juguete. Hay una especie de sensación de que Miranda añora una conexión más profunda con él".

Completando el reparto principal de Gothika están John Carroll Lynch (The Good Girl) como Sheriff Bob Ryan, que dirige la investigación del asesinato de su mejor amigo, el doctor Doug Grey; y Bernard Hill (El Señor de los Anillos: Las Dos Torres) como el colega de Miranda, doctor Phil Parsons, cuya inesperada conexión con sus encuentros sobrenaturales ayuda a desentrañar el misterio detrás de su comportamiento auto destructivo.

"Gothika es una película de palomitas con sustancia, y quiero que la gente vaya a los cines realmente preparada para pasar miedo", afirma entusiasta Kassovitz. "Vamos a darles un auténtico paseo por el suspense y el miedo y no les dejaremos hasta que todo haya acabado".

Aderezada con suspense y rica en atmósferas inquietantes, Gothika está reforzada por un evocador diseño de producción que presagia el cruel giro del destino que espera a la doctora Miranda Grey - especialmente en los escenarios que representan a la prisión Woodward, la triste y opresiva institución donde es encarcelada junto a sus antiguos pacientes.

El escenario principal para Woodward fue la Prisión St. Vincent-de-Paul, una cárcel de máxima seguridad abandonada en Laval, Québec, situada a aproximadamente una hora al noroeste de Montreal. Los cineastas intentaron al principio construir la cárcel en un escenario, pero tuvieron que aumentar el programa de diseño porque el director Mathieu Kassovitz se enamoró de la oscura y decadente instalación, conocida comúnmente como "la SVP". Se aumentaron varias escenas en el guión para que la producción pudiera utilizar más áreas de la SVP con objeto de que Woodward tuviera una mayor presencia en la historia.

Cuando buscábamos lugares durante la pre-producción, nos encontramos con la SVP e inmediatamente supimos que era el lugar", dice la productora Susan Levin. "La atmósfera y el tono siniestros de esta película están perfectamente reflejados en esa prisión".

El diseñador de producción Graham "Grace" Walter y su departamento artístico transformaron numerosos escenarios dentro de la SVP, incluyendo su laberinto de pasillos y escaleras, las celdas oxidadas y con desconchones, el atrio como Sala Común y la zona de ejercicios donde Chloe advierte a Miranda del peligro que corre.

El equipo de Walter también construyó varios escenarios en las instalaciones de la Cite du Cinema de Montreal: las oficinas de administración, las duchas comunes y las celdas con frontal transparente, que fueron construidas con azulejos y acero inoxidable perforado. "El mayor desafío al diseñar esta película era mantener una única apariencia mientras integrábamos diferentes lugares y escenarios", dice Walter. "Pudimos juntar todo gracias a mi fantástico equipo de Montreal. Son artesanos de extraordinario talento, y crearon un entorno realmente visceral para esta película".

"Los lugares y escenarios donde rodamos no podían ser más acertados para esta película", atestigua Berry. "Son únicos y dan el tono a los actores".

"Grace se inspiró en la prisión real y extendió el concepto gótico de forma brillante", dice Silver sobre la meticulosidad en el detalle de Walter. "Junto con Mathieu y nuestro director de fotografía, Matthew Libatique, Grace convirtió a Woodward en un personaje de la película".

El director Kassovitz afirma que el ambiente siniestro de la película se debe a su colaboración con Walter, Libatique, y la diseñadora de vestuario Kym Barrett. "Lo más importante para mi era que los elementos tenían que combinar para crear unos ambientes estilizados y realistas que tuvieran al mismo tiempo sustancia y significado", explica. "Eso significa que los escenarios y la iluminación no podían ser tenebrosos únicamente en las partes más terribles de las película, tenían que ser tenebrosos y misteriosos todo el tiempo. No quería que el público pudiera escapar de esa oscura sensación; no podía romperse la atmósfera".

Para dar luz a la visión de Kassovitz, Walter desarrolló una paleta de colores distintivos. "Intenté crear una sensación de presagio con colores mudos, grises y marrones y tonos casi sin color que nunca antes había usado", dice Walter, que previamente había diseñado las películas El Barco Fasntasma, La Reina de los Condenados y La Isla del Doctor Moreau.

Walker y Kassovitz trabajaron estrechamente con el cineasta Matthew Libatique, que ganó el Independent Spirit Award por su atormentado trabajo en Requiem Por Un Sueño, para establecer la misteriosa e impactante atmósfera de Gothika y su original estilo de rodaje. "Quería que la cámara fuera como un fantasma, que estuviera en sitios donde no podría estar físicamente", explica Kassovitz. "También teníamos escenarios complicados, particularmente las celdas de paredes transparentes, muy difíciles de rodar por culpa de los reflejos. Matty y yo sabíamos que queríamos ese estilo granuloso y afilado y se convirtió en una mezcla entre un rodaje de una película negra estilizada y glamorosa y el estilo de rodaje de la guerrilla".

"Mathieu sabía realmente como mover la cámara para llevarte por el viaje de Miranda", observa Silver. "Hay muchas escenas en las que sólo son dos personajes hablando en una celda, y eso es un auténtico desafío para un director. Mathieu convirtió a cada uno de ellos en interesante y único. También hay varias escenas donde Miranda trata de averiguar si está cuerda o está volviéndose loca, y Halle tenía que reaccionar ante casi nada a su alrededor. Eso dice mucho de su fuerza como actriz, pero también del talento de Mathieu como director. Él mantiene al público atento y hace que se involucre con ella".

Berry, que también ha trabajado con actores tan diversos como Warren Beatty, Martha Coolidge, Lee Tamahori, Tony Scott y Spike Lee, dice que su colaboración con Kassovitz produjo las actuaciones irresistibles y con texturas y el tono que habían previsto. "Mathieu tiene un gran ojo y una forma única y afilada de contar una historia con la cámara. Y como él mismo es actor, comprende y aprecia el trabajo de actuar. Tiene un estilo muy independiente y creo que eso ayuda a que esta película sea tan única y especial".

"Mathieu era fantástico porque desde el primer día empezamos a trabajar literalmente juntos", dice Robert Downey Jr. "Me ayudó a interpretar a Pete sin esfuerzo. No era fácil, pero no me costaba trabajo. Justo antes de que empezáramos a rodar yo tenía este aspecto más conservador, y Mathieu llegó, me despeinó, se quitó su camiseta, me la puso y dijo 'Pete tiene que ser más chulo'. Eso me hizo sentir más cómodo, porque a menudo estoy dispuesto a ser más o menos conservador en un papel, pero Mathieu no quería eso. Dijo 'No, Pete debe ser más como tu'".

"Actuar es un proceso muy íntimo y difícil", anota Kassovitz. "Como yo también soy actor, creo que soy capaz de comunicarme especialmente bien con el reparto. Pero prefiero dirigir; me resulta más interesante".

Como Berry aparece en casi todas las escenas de la película, el rodaje se vio interrumpido durante un mes a causa de una lesión que la actriz se produjo durante una escena con Downey. "Gothika es un testamento a la fuerza y el talento de Halle", afirma Silver. "Es una actriz fantástica con un tremendo rango emocional y una energía increíble".

"Me encantó trabajar con Halle", dice Cruz. "Conecté con ella desde el primer día. Me hizo sentir cómoda. Es una mujer muy real, inteligente, divertida y honesta".

"Fue maravilloso ver a Halle trabajar en esta película, haber visto su evolución como actriz", dice Charles Dutton, que conoció a Berry hace muchos años pero que nunca había trabajado con ella antes de Gothika. "Es una actriz extremadamente inteligente; no tiene miedo y se atreve con todo. Es una auténtica profesional".

Tan exhaustiva como fue el proceso de interpretar el tumultuoso viaje de Miranda, "Estoy realmente orgullosa de formar parte de Gothika", afirma Berry. "Hay algunas escenas en la película que me asustaron incluso mientras las estaba rodando, ¡y eso que ya sabía lo que iba a pasar! Así que si el público sale del cine pensando, 'Wow, esto me ha asustado de verdad', entonces pensaré que hemos hecho bien nuestro trabajo".

CANAL COMPRAS