• Inicio Sugerir Modificar

Niñera a la fuerza


Cartel de Niñera a la fuerza

En Niñera a la Fuerza, Molly Gunn (Brittany Murphy) es el orgullo de la escena social de Nueva York. Molly, la despreocupada hija de una estrella del rock ya fallecida, es una chica en lo más alto de cualquier lista; los diseñadores se pelean por vestirla, los solteros más deseados quieren quedar con ella y su fiesta de cumpleaños es el acontecimiento con las invitaciones más solicitadas de toda la ciudad. Su vida es una fiesta interminable.

Pero cuando su contable roba a Molly su herencia, la fiesta termina bruscamente. Molly se ve obligada a hacer algo que nunca ha hecho antes: conseguir un trabajo.

Con la ayuda de Ingrid (Marley Shelton), su mejor amiga, y de su amigo, un cazatalentos musical llamado Huey (Donald Faison), Molly consigue un puesto como niñera de Roma Schleine (Heather Locklear), la hija de una poderosísima ejecutiva de la industria discográfica. La nueva responsabilidad de Molly es Ray Schleine (Dakota Fanning), una precoz y nerviosa chica de ocho años que aparenta cuarenta, obsesionada con los gérmenes y que vive una vida todo lo perfecta que puede. Alejada sentimentalmente de su madre, Ray ha crecido con una infinidad de niñeras y muy poca estabilidad, razón por la cual siempre intenta controlar todo lo que está a su alcance.

Molly nunca ha necesitado ser una adulta responsable. Ray ha llevado la carga del mundo sobre sus jóvenes hombros.

Ahora están a punto de enseñarse la una a la otra a comportarse de acuerdo con su edad.

     Título original: Uptowns girls
     Año: 2003
     Duración: 92 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 26/03/2004
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 

Comentario

La historia de Niñera a la Fuerza y la de su desinhibida heroína, Molly Gunn, nacieron de una musa de carne y hueso, la productora Allison Jacobs.

Hace cinco años, Jacobs era una ambiciosa recepcionista en Greenstreet Films, y les comentó a los socios John Penotti y Fisher Stevens su idea acerca de una historia sobre la vivaracha hija de una estrella del rock. "Sonaba maravilloso", dice Penotti, "pero te pueden contar mil y una grandes ideas, y sólo cuando se plasman es cuando puedes si van a funcionar". Para dar cuerpo a su idea, Jacobs contrató a la guionista Julia Dahl para que trabajara con ella en un primer borrador. Cuando un miembro de Greenstreet lo leyó, inmediatamente dijo a sus socios que era algo especial. "Dijo: 'Fisher, es increíble'", recuerda Stevens, "así que me lo leí y me encantaron los personajes".

La inspiración de Jacobs, dice, ella misma, fue tanto la fantasía como la realidad. Cuando leía guiones se daba cuenta de que ninguno le recordaba nunca a sus películas favoritas. Cintas como Desayuno con diamantes, La chica del adiós y Annie Hall le gustaban tanto por las historias románticas que contaban como por el idealizado Nueva York en el que estaban ambientadas. "Me explico, yo tenía que vivir en la calle setenta y uno cuando me trasladé a vivir a Nueva York porque ésa era la calle en la que vivía Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes", se ríe Jacobs. "Crecí en Bethesda, Maryland, y me encantaba ver esas películas. Y además quería ir a Nueva York para mi cumpleaños".

Su otra fuente de inspiración fue su experiencia como niñera de una preciosa niña pequeña. A pesar de sus denodados esfuerzos por mostrar autoridad, a Jacobs le sorprendía continuamente su joven encargo. Le hizo pensar lo mucho que un niño puede influir sobre un adulto. "En realidad, quería hacer una película sobre cómo los niños conocen la verdad", dice. "Ven la verdad, dicen la verdad; sea la que sea, desautorizan a los adultos".

Greenstreet estaba cautivada por la historia y empezó a desarrollar el proyecto, un proceso que llevó cinco largos años. "Las películas necesitan un tiempo de desarrollo", afirma Stevens, "pero el guión seguía mejorando".

John Penotti había producido la película del director Boaz Yakin, A price above rubies, y le pasó el guión de Niñera a la Fuerza. En esa época, Yakin era más conocido por su realista drama Fresh, por lo que "Boaz no sería necesariamente la primera persona en la que pensarías para dirigir Niñera a la Fuerza", reconoce Penotti. "Pero va a demostrarse que nunca se puede saber. Inicialmente leyó el guión para darnos su parecer como guionista y luego terminó por enamorarse del personaje". En el interín, Yakin dirigió Titanes - hicieron historia, pero se mantuvo en contacto con sus amigos de Greenstreet. Cuando estuvo disponible, les dijo que quería que Niñera a la Fuerza fuera su siguiente película.

"Nos sentimos muy afortunados con el hecho de que Boaz accediera a dirigir el filme", dice Penotti, "porque entendía el personaje y cómo la comedia podía ser tan elegante y, al mismo tiempo, estar realmente al alcance de todos. Además, sabía cómo hacer que Nueva York reluciera y brillara como lo hace en la película".

Cuando finalmente el proyecto empezó a producirse de manera activa, parecía que la espera había merecido la pena, porque la protagonista ideal para Niñera a la Fuerza acababa de llegar a la adolescencia.

CANAL COMPRAS