• Inicio Sugerir Modificar

La pasión de Cristo


Cartel de La pasión de Cristo

La Pasión de Cristo recrea las últimas doce horas en la vida de Jesús de Nazaret desde el momento en el que acude al Huerto de los Olivos (Getsemaní) a orar tras la Última Cena, enfrentándose a las tentaciones de Satanás. Allí sufre la traición de Judas Iscariote, siendo arrestado y conducido a Jerusalén para ser juzgado por blasfemia, según denuncian los fariseos. Jesús es presentado ante Pilatos, el Gobernador Romano en Palestina, quien escucha las acusaciones levantadas contra él y se da cuenta de que se trata de un conflicto político, delegando el asunto en el Rey Herodes que no tarda en devolverlo a las autoridades romanas para ser juzgado.

De nuevo ante Pilatos, éste ofrece al pueblo la oportunidad de elegir a quien liberar: a Jesús o al asesino Barrabás. La multitud elige a Barrabás y condena a Jesús, que es puesto en manos de los soldados romanos y flagelado como castigo. Aunque Pilatos trata de hacer ver a la multitud que el castigo ya ha sido suficiente, los fariseos no lo consideran así. Lavándose las manos, ordena a sus hombres cumplir los deseos del pueblo y Jesús es condenado a muerte.

Jesús deberá cruzar las calles de Jerusalén cargando con la cruz camino del Gólgota, lugar en el que será crucificado. Allí, clavado a la cruz, superará la última tentación: el temor a ser abandonado por su Padre. Sobreponiéndose a su miedo, mira a María, su madre, y pronuncia palabras que sólo ella puede entender: "Todo está acabado"; finalmente expira diciendo: "En tus manos entrego mi espíritu". Las fuerzas de la naturaleza se rebelan en el momento de la muerte de Cristo.

     Título original: The passion of the Christ
     Año: 2004
     Duración: 127 min.
     Nacionalidad: Italia, EE.UU.
     Género: Drama. Histórica
     Fecha de estreno: 02/04/2004
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Aurum Producciones S.A.

 

Comentario

Vosotros sois mis amigos y la prueba más grande de amor que alguien puede hacer por sus amigos es dar la vida por ellos"

En Roma, donde siglos de historia humana han dejado su huella grabada en piedra, mármol y pintura, el ganador de un Premio de la Academia de Hollywood al mejor Director, Mel Gibson, ha recreado una época más que antigua: el Jerusalén de los últimos días de la vida de Jesucristo, para la película La Pasión de Cristo. En colaboración con un excepcional reparto y equipo de artesanos, Gibson revisa esta eterna historia con el inflexible realismo y la cruda emoción del cine contemporáneo.

"La Pasión" (palabra que en latín significa sufrimiento, aunque también un profundo y trascendente amor) nos remite a los agónicos y redentores eventos que tuvieron lugar durante las últimas doce horas en la vida de Jesucristo, de los que hay cuatro narraciones diferentes en el Nuevo Testamento de la Biblia y un legado que ha perdurado por más de 2000 años. La potente imaginería que rodea a la Pasión ha sido fuente de inspiración de artistas durante muchos siglos, profunda y perdurable influencia en la pintura occidental, e inspiradora de numerosas películas.

Ya en los inicios del cine mudo de Thomas Edison, la Pasión fue un tema al que recurrieron los más ambiciosos cineastas. En 1927, Cecil B. DeMille dirigió la primera recreación épica de la vida y muerte de Jesús, la película muda Rey de Reyes. Más tarde, en 1953, 20th Century Fox lanzó la nueva tecnología Cinemascope con La Túnica Sagrada, en la que Richard Burton interpreta a un tribuno romano en busca de la redención después de la Crucifixión. En la década de los 60, la épica bíblica se había convertido en un género cinematográfico por sí mismo, cuyo máximo exponente fue la monumental película de George Stevens La historia más grande jamás contada, caracterizada por sus suntuosos decorados y un reparto estelar.

Por la misma época, el director italiano Pier Paolo Pasolini realizó su propia versión del tema desde una perspectiva completamente nueva en El Evangelio según San Mateo, en la que utilizó un reparto no profesional y buscó un estilo naturalista y un lenguaje tomado directamente de la Biblia; se convirtió en la película más exitosa de la filmografía de Pasolini. En 1970, la Pasión fue representada en dos musicales contraculturales: Godspell y Jesucristo Superstar. Más recientemente, el director Martín Scorsese volvió a retratar los últimos días de Cristo en su controvertida La última tentación de Cristo.

Sin embargo, nunca antes ningún director intentó darle vida a esta historia de sacrificio apasionado con toda la intensidad de detalle y realismo que permite la cinematografía. Para Mel Gibson, la realización de esta película ha sido el sueño de toda su vida, y llevarlo a la realidad le ha costado gran cantidad de su propia pasión y de la de muchos otros, incluyendo a sus compañeros de producción en Icon Bruce Davey y Steve McEveety.

"Mi intención con esta película era crear un trabajo artístico duradero y estimular serios cuestionamientos y reflexiones entre diversas audiencias de todos los ambientes", comenta Gibson.

CANAL COMPRAS