• Inicio Sugerir Modificar

Bienvenido a Mooseport


Cartel de Bienvenido a Mooseport

La adormilada comunidad del estado de Maine cumple con todos los requisitos que caracterizan la vida en una idílica y pequeña ciudad: un pequeño parque y un mirador, una pintoresca arquitectura, un alce que vaga por las calles y montones de amigables convecinos, incluidos el propietario de la ferretería de la localidad, Handy Harrison y su novia Sally, veterinaria de profesión.

Mooseport también resulta ser la ciudad donde pasa sus vacaciones el líder del mundo libre: Monroe "Águila" Cole, el Presidente de los Estados Unidos de América. Tras dos exitosos mandatos, el enormemente popular presidente está listo para retirarse a su "Casa Blanca de Mooseport", publicar sus memorias y embarcarse en una serie de lucrativos compromisos como conferenciante. "¡Ha llegado El Águila!" proclaman los titulares en Mooseport cuando Cole llega a Maine, junto con su entregada secretaria ejecutiva Grace Sutherland y el joven director de relaciones públicas Bullard.

Pero el retiro de El Águila se ve pospuesto cuando los vecinos de Mooseport convencen al antiguo presidente para que se presente a la elección para alcalde. Al mismo tiempo, le echa los tejos a Sally, sin saber que es la novia de Handy. Y Sally, frustrada por la falta de atención de Handy, no se puede resistir a los flirteos de El Águila.

Cuando un celoso Handy anuncia su candidatura a la alcaldía, El Águila se queda atónito. "¡Voy a enfrentarme en unas elecciones con el hombre que me ha puesto el baño!", se queja amargamente. Y en el fragor de la campaña electoral más dura en la que se ha visto envuelto, la primera cita de El Águila con Sally obtiene la cobertura mediática reservada normalmente a las reuniones internacionales de altos vuelos. Handy, a su vez, se ve inmerso en una carrera por la alcaldía y por su novia.

Cuando la campaña electoral llega a su punto más álgido, las cosas se ponen aún más feas en esta antaño tranquila ciudad. El debate entre El Águila y Handy, objeto de gran interés, parece terminar en un juego de piedra, papel, tijera, mientras los antiguos agentes del servicio secreto del presidente le sugieren la "eliminación" de Handy, y la ex mujer de El Águila hace campaña a favor de Handy. Incluso el veterano director de campaña de El Águila, Bert Langdon, no le encuentra el sentido a esta batalla entre "David y Goliat".

Pero hay una cosa en la que los bandos que apoyan a Handy y a El Águila pueden estar de acuerdo: ¡Mooseport no es lo suficientemente grande para ambos!

     Título original: Welcome to Mooseport
     Año: 2004
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 14/05/2004
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 

Comentario

BIENVENIDO A MOOSEPORT se rodó en exteriores de Toronto, Canadá, y en sus alrededores. Se utilizaron aproximadamente treinta decorados y ubicaciones diferentes, desde una majestuosa propiedad al lado de un lago de más de 52 hectáreas (de alrededor de 1860) que se utilizó para la Casa Blanca del Presidente en Mooseport a la pintoresca y encantadora ciudad de Port Perry, que resultó ser el escenario perfecto para enclavar el Mooseport de la película.

"Hicimos una profunda investigación acerca de cómo son las pequeñas ciudades del estado de Maine", dice el diseñador de producción David Chapman. "Habremos tanteado media docena de ciudades antes de decidirnos por Port Perry, y ésta demostró ser perfecta; tiene un lago, hermosas calles y casas, y es lo suficientemente agradable sin resultar demasiado almibarada. Da la sensación de que allí vive gente real".

El departamento artístico empleó señalizaciones, pintura e ingenuidad para transformar la calle principal de Port Perry en una pequeña ciudad de la costa este de los Estados Unidos. Placas de bronce, una estatua de bronce de un alce y la decoración con banderitas en colores rojo, azul y blanco transformaron la oficina postal de Port Perry en el ayuntamiento de Mooseport; se colgaron coloridas pancartas anunciando la llegada del antiguo Presidente de los Estados Unidos a lo largo y ancho de la calle; y la mascota de Mooseport, el Alce Bruce, encontró su sitio en un pequeño parque al lado del banco. "Port Perry tiene un encanto y un ambiente que raramente se ve en estos días", afirma Chapman. "Estaba meridianamente claro desde el momento que pusimos el ojo allí que, fuera donde fuera donde el director emplazara la cámara, el resultado iba a ser espectacular".

El trabajo de la diseñadora de vestuario Vicki Graef se añadió a esta sensación de pequeña ciudad americana. Para inspirarse, se fijó en el trabajo de Norman Rockwell. "Quería que la apariencia fuera muy americana y pensé que qué mejor sitio para empezar que los cuadros de Norman Rockwell", dice Graef. "La chaqueta que lleva Ray es una copia exacta de una que aparece en un cuadro de Norman Rockwell titulado 'Libertad de expresión'. También decidí muy al comienzo que quería que el aspecto fuera intemporal y clásico, más que resultar urbano o moderno. Mooseport es una pequeña ciudad rural donde lo que se lleva es ropa cómoda y práctica".

"Basé la paleta de colores para el vestuario en los colores de los cuadros de Rockwell y descubrí que era sumamente útil para separar los dos bandos", añade Graef. "En su mayoría, empleamos colores otoñales como el rojo, el azul petróleo, el verde musgo y el marrón chocolate para los vecinos de Mooseport, y colores claros y frescos para todos los demás. Así es que, cuando la gente de Washington viene a Mooseport con sus brillantes y almidonados negros, sus azules claros y sus chispeantes blancos destacan como pulgares ulcerados en esta calurosa, confortable y ajada pequeña ciudad".

CANAL COMPRAS