• Inicio Sugerir Modificar

Green Dragon


Cartel de Green Dragon

Un niño se despierta en medio de un mar de cuerpos tendidos a lo largo de un amplio y vasto suelo, uno al lado del otro, vivos pero inertes. Vigilando donde pone los pies, pasa sobre ellos, uno a uno, incapaz de entender el momento, confuso en cuanto a la hora y el lugar. La luz del sol que penetra por una puerta abierta le atrae hacia allí; la intensidad le ciega y al tiempo le informa, pues le revela algo que le resulta a la vez familiar y extraño: la bandera norteamericana.

En 1975, se establecieron campos de refugiados a lo largo de los desiertos de los EE.UU. para albergar un éxodo de más de 100.000 vietnamitas que emigraron antes e inmediatamente después de la caída de Saigón. Se trataba de la primera oleada, y venía a significar el principio de una nueva generación de americanos.

Este niño, Minh Pham, abre nuestros ojos a una nueva adversidad, en la que, como la bandera, los EE.UU. resultan a la vez familiares y extraños. A través de la búsqueda diaria de la madre por parte del pequeño, en el Campamento Base de Marines en Pendleton, California, se nos introduce en un calidoscopio de personajes, y a través de sus ojos somos testimonios del espíritu imaginativo, la ambición, la esperanza y el renacimiento, así como de la tragedia de familias rotas, falsas expectativas y pérdida de identidad.

A lo largo del camino, Minh se encuentra con Addie, un americano que trabaja como cocinero voluntario en el campo. Éste entabla amistad con Minh inmediatamente al compartir ambos un mismo interés por el dibujo y los cómics de Mighty Mouse. Sin que verbalmente puedan entenderse, mantienen este insólito lazo por medio del dibujo, la música, y por el hecho de que ambos han perdido la madre. Pintan juntos un mural, estableciendo un puente entre culturas e historia, en el que se muestra otra América que no está en los catálogos de Sears-Roebuck ni es la de los grandes centros comerciales; y así se forja un gran espíritu hecho de inocencia, más allá de la vida y la muerte.

Jim Lance, un sargento del Estado Mayor, solicita a Tai Tran, tío de Minh y antiguo traductor del ejército de los EE.UU., para que ejerza como uno de los jefes del campo. La guerra ha finalizado, sin embargo, todos sostienen una lucha interna para hallar la paz. El hermano de Lance ha muerto en la guerra, dejando escrita una carta en la que describe a la única mujer que ha amado, una enfermera vietnamita que cuidó de él cuando resultó herido. El viaje de Lance para poder comprender, por medio de la carta y de la mujer, le ayuda a sofocar un complejo de culpa oculto que le ha atormentado durante años. Tai también lucha consigo mismo por un complejo de culpa; con la ayuda de Lance halla la fuerza para mirar hacia delante sin olvidar el pasado.

     Título original: Green Dragon
     Año: 2004
     Duración: 115 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 06/08/2004
     Distribuidora: Manga Films

 

Comentario

Cuando era niño, mi madre solía explicarme historias de sus primeros días en los EE.UU., acerca de cómo temía la luz de la luna porque sólo le reportaba tristeza. La génesis de Green Dragon se halla aquí.

Tras Tres estaciones (Three Seasons, 1999), film que aproximaba una humanidad de Vietnam que pocos conocían, Tony y yo convenimos narrar una historia de un capítulo de la guerra de Vietnam que se había olvidado. Un episodio que se inicia con el desenlace. Tras toda la destrucción y las vidas perdidas, emergieron de entre el humo gentes que se habían quedado sin patria, y asimismo un nuevo país que no sabía cómo acogerlas.

En 1975, se establecieron cuatro campos de refugiados a lo largo de los EE.UU. donde asistir a los refugiados vietnamitas para la reubicación en sus nuevos hogares. Pese a que este film se sitúa en el Campamento Base de Marines de Pendleton, California, la película es una representación de todos estos campos, y de cómo vinieron a ser nuestro purgatorio camino de una nueva libertad.

Ambos creíamos que estábamos haciendo una película importante, pero no éramos conscientes de su auténtico impacto hasta que empezamos a elaborar el reparto. Fue en las audiciones abiertas que empezamos a oír otros comentarios de actores esperanzados acerca de lo emocionados que se sentían por el hecho de que fuéramos a narrar "su" historia. Sus historias arrastraban la misma pérdida que nuestra madre sintió, eran idénticas a las que había en nuestro guión. Esas narraciones son auténticamente universales. Como americanos, todos hemos hecho ese viaje, no necesariamente a través de un campo de refugiados; ha sido más bien el viaje del miedo, la esperanza y la búsqueda de luz que nos diera coraje en este nuevo país. Eso ha sido nuestra inspiración en Green Dragon, para que todos pudiéramos retrotraernos, aunque fuera por un momento, al principio. Para nosotros, ha sido un verdadero privilegio haber tenido la oportunidad de realizar este largometraje.

CANAL COMPRAS