• Inicio Sugerir Modificar

Chicas malas


Cartel de Chicas malas

Cady Heron (Lindsay Lohan), una adolescente libre de prejuicios sociales y culturales que pisa por primera vez el instituto de North Shore, una pequeña ciudad a las afueras de Chicago, Illinois. Cady, que siempre ha vivido en África, no tiene idea de lo "salvaje" que puede llegar a ser la civilización hasta que se cruza con la peor especie de todas, la "abeja reina" representada en este caso por la fría y calculadora Regina George (Rachel McAdams).

Pero Cady no se limita a cruzarse con esta "abeja reina"; incluso la pica cuando empieza a enamorarse de Aaron Samuels (Jonathan Bennett), el antiguo novio de Regina. Ésta decide devolver la picadura haciendo ver que todavía le gusta Aaron para que no salga con Cady y, eso sí, fingiendo ser su amiga del alma. Cady no tiene más remedio que usar las mismas armas si quiere seguir jugando. La guerra entre las chicas sube de tono hasta llegar al punto en que todo el instituto participa en un auténtico concurso de malicia.

Rodeada de atletas, genios de las matemáticas, profesores pirados y todo un abanico de subculturas, Cady sube - y baja - por la terrible escala social del penúltimo año. Comparada al instituto, la vida en la selva era pan comido.

     Título original: Mean girls
     Año: 2004
     Duración: 97 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 03/09/2004
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: United International Pictures

 

Comentario

Al creador y productor ejecutivo de "Saturday Night Live", Lorne Michaels, le encantó la idea de Fey de convertir el libro en una película. "Es un tema muy rico y muy relevante en el momento actual. Estaba convencido de que Tina sabría hacer algo interesante", dice Michaels, que se ocupa del reparto y de los lanzamientos de "Saturday Night Live" desde 1986. "Es una persona que estudia con cuidado lo que hace, y yo confiaba en que sabría convertir el libro en una gran película".

Adaptar un libro para un guión siempre es un trabajo complicado, pero, en este caso, lo era aún más ya que no se trataba de un trabajo de ficción. Basándose en los conceptos y las anécdotas del libro de Wiseman como trampolín, sacando material de entrevistas con adolescentes y de sus experiencias en el instituto, Fey consiguió crear un guión realmente divertido que atrajo a talentos de primera clase, como el director Mark Waters.

El director de la exitosa Ponte en mi lugar - la película estuvo entre las comedias con mayor recaudación del verano pasado - dice que el guión de Fey es de los mejores que ha leído

CANAL COMPRAS