• Inicio Sugerir Modificar

Les Côtelettes


Cartel de Les Côtelettes

Un tipo que se presenta ante su casa sin avisar, un domingo cuando anochece, y que llama a la puerta, aparentemente para jorobar, es que tiene un motivo. ¿Y qué motivo es ése ? ¿Qué razón hay para jorobarle? No se lo pregunte. Ciérrele la puerta en las narices y atrinchérese si de verdad quiere que su vida siga por sus cauces normales. Pero yo quise hacerme el simpático. Soy de izquierdas. Y dejé que el tipo entrara. Era un anciano, arrollador y desagradable. Jamás ha salido de mi vida. Está aquí, incrustado en mi nuca igual que una garrapata.

Yo mismo estoy incrustado en algo blando que no obstante me obliga a mantenerme duro. El cuerpo de una mujer. Seguro que usted me dirá que soy un hombre afortunado, y en cierto modo es cierto, tengo suerte. El único problema es que ya no sé si esta mujer, quien al parecer aprecia que la monte, es Nacifa, el amor de mi vida, o bien otra, mucho menos apetitosa, que va tras mi desde no hace mucho, precediéndole el ruido de la madera cortada a medida con que preparan mi caja.

     Título original: Les Côtelettes
     Año: 2003
     Duración: 86 min.
     Nacionalidad: Francia
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 03/09/2004
     Distribuidora: Manga Films

 

Comentario

Puede que esta película me haya sido más fácil de escribir que las precedentes, pues la obra teatral me ha servido de base. Gracias a ella, la estructura ya estaba servida. Generar un guión a partir de nada resulta mucho más arduo. Les côtelettes se ha escrito con mucha naturalidad ; el argumento ya estaba allí, y he podido dedicarme por entero al tratamiento, y a la ponderación del juego en sí.

Para explicar el método de modo sencillo, alineaba las escenas, una detrás de la otra, y en cuanto me era posible, me limitaba a mostrar en lugar de explicar. La acción ya no resulta vehiculada únicamente por la narración, sino que se pone en escena. No obstante, los personajes resultan testigos de la acción, y se les integra físicamente en el momento que narran. Hay algo así como una recreación abismal que proporciona un retroceso inmediato de la situación; ésta se inscribe simultáneamente en el instante y en la historia. Es una estructura muy literaria que los cambios de escenario y de ambiente permiten que no quede demasiado subrayada.

Por ejemplo, la escena en la carnicería se explica y se desarrolla simultáneamente. He conservado el texto : "ella descuelga…, me dice…, y yo le respondo…", sin embargo vemos a la chica y escuchamos su voz. Para mí, ¡esto es magnífico ! Ya no sabemos dónde estamos. Es un plus que el cine nos permite.

CANAL COMPRAS