• Inicio Sugerir Modificar

Roma


Cartel de Roma

La irrupción del periodista Manuel Cueto en la vida del escritor Joaquín Góñez, a instancias de la editorial para la que Joaquín está escribiendo su último libro, provocará un desasosiego en la solitaria vida del escritor, aislado del mundo y huidizo de sus propios recuerdos.

Acostumbrado a la soledad de los últimos años, el encuentro con el joven periodista le despertará emociones olvidadas que le transportarán a las décadas de los cincuenta y sesenta, en pos de su niñez y sus locos años de juventud vividos en Buenos Aires. Los errores propios de quien comienza a experimentarlo todo en la vida; el recuerdo de los amigos; la importancia de la lealtad; la influencia del cine y el jazz; el sabor del primer amor y la experiencia de otros muchos; y la íntima relación que guardó con sus padres y, en especial, con su madre, Roma, una mujer inteligente, fuerte, comprensiva y comprometida con los ideales de juventud de su hijo le llevarán a reflexionar sobre la influencia de la confianza que su madre depositó en él en su juventud. A ella, sin duda, Joaquín le debe el haber sido siempre un espíritu libre, bohemio, fiel a sí mismo y a los ideales que juntos, un día, al calor de la memoria del padre, soñaron. Y es precisamente el recuerdo imborrable de Roma el que despertará en Joaquín el deseo y la impaciencia por recuperar todo lo que hasta ese momento creía perdido.

     Título original: Roma
     Año: 2004
     Duración: 155 min.
     Nacionalidad: España, Argentina
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 01/10/2004
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 
Nominaciones:
Goya. Mejor película 2005
Goya. Mejor dirección 2005
Goya. Mejor fotografía 2005
Goya. Mejor guión original 2005

Comentario

La esencia o la médula de la historia que se cuenta es absolutamente primitiva, ancestral y conocida: el amor de una madre por su hijo.No hay grandes acontecimientos sino hechos menores que sólo tienen importancia para los protagonistas y modifican sus vidas de gente común. Amores realizados, amores frustrados, traiciones, lealtades, sacrificio, rencillas familiares, muertes repentinas, apremios económicos, viajes, fugas, y el eterno temor al futuro, a la aventura de sobrevivir con dignidad.

Una madre que se descubre poco convencional cuando se ve obligada a elegir entre aceptar el derrumbe o luchar por la supervivencia de su prole. Joaquín, el hijo de Roma, también llamado Joaco, es hijo único. La familia tiene la mezcla típicamente porteña de italianos y españoles (vascos): Góñez por el padre, Di Toro por la madre. La vida plácida de la clase media argentina del '54, con un futuro estable y seguro por delante, termina abruptamente cuando muere el padre. A partir de ese momento la madre se impone un único objetivo que es, además, su razón para seguir viviendo aunque haya perdido al hombre que le daba sentido a su vida.

En una época de moral rígida y convenciones aceptadas sin discusión, rompe con todo, se enfrenta a las dos familias pero hace lo que sea necesario, elimina barreras a fuerza de sentido común e inteligencia y capacidad para borrar límites. Se ha propuesto darle un futuro a su hijo, darle armas para defenderse en la vida. Para eso es necesario hacer que no pierda lo que un status de clase media le permitía tener. Nada debe cambiar, aunque eso signifique su propio sacrificio. Puede vivir por su hijo una vida ficticia para así protegerlo, sin culpa, sin lamentos. Su vida ya la ha vivido. Ahora es el turno de Joaquín.

Su hijo no responde como debería a todo lo que se le ofrece: es mal estudiante, indisciplinado, soñador y vago. No le interesan las carreras rentables. Quiere escribir, se mete de lleno en la bohemia porteña de los '60. No sabe qué hará de su vida. Quiere recorrer mundo, ser libre, vivir aventuras. Es la oveja negra, el que echa por la borda el esfuerzo de su madre. Lo que le da culpa es sentir la obligación de cumplir el mandato materno aunque su madre no le haga ningún reproche. Acepta que su hijo elija ser libre, a pesar del temor que eso le genera.

Joaquín ejercerá su libertad por un tiempo, pero finalmente volverá a su ciudad para cumplir con lo que siente que es su misión, o su deuda, aunque su madre ya no pueda saberlo.

CANAL COMPRAS