• Inicio Sugerir Modificar

El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo


Cartel de El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo

En las noches de los años 80, Borjamari y Pocholo se mueven a sus anchas en la discoteca Aguacates. Expertos en hacer bromas "canallas" a las "niñas", con su desparpajo son los reyes del local. Veinte años después, todo sigue igual. Sólo que ahora, los dos hermanos ya no son nada en Aguacates ni en el nuevo mundo. Nada excepto objeto de mofa y burla.

Su primo Pelayo, de quien solían reirse y abusar en la adolescencia, reaparece en sus vidas: ahora es un moderno esquiador, ligón y popular. No ha dejado pasar el tren y se venga de las antiguas crueldades de Borjamari y Pocholo anunciándoles que Mecano va a reunirse en un concierto sorpresa.

Borjamari y Pocholo se lo tragan y se lanzan a la aventura en compañía de Paloma, una chica romántica, emocionalmente compleja, que está pasando "de niña a mujer" y que entra en la historia como un ciclón. Paloma tiene las llaves del coche de papá y también las llaves de la felicidad de Borjamari y Pocholo. Son el trío perfecto.

     Título original: El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo
     Año: 2004
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 03/12/2004
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Sogepaq, S.A.

 

Comentario

Todo comenzó una noche de verano. En la ciudad, en un antro cualquiera, nos sentimos desplazados como si de repente, sin darnos cuenta, hubiéramos tomado conciencia de haber envejecido veinte años. Nos miramos y nos imaginamos que sucedería si actuáramos como si el tiempo no pasara. Como si viviéramos en un burbuja. Alejar el ridículo de sentirse diferente de la gente que nos rodea, personas que visten, hablan y se mueven de forma tan distinta que podrían provenir del planeta Marte. Puede que de más lejos aún. En este preciso instante nacieron Borjamari y Pocholo y su asombroso mundo interior. Pero también las ganas de acompañarles en este viaje que es también el nuestro.