• Inicio Sugerir Modificar

Alejandro Magno


Cartel de Alejandro Magno

El extraordinario viaje comienza cuando Alejandro lanza la invasión desde Macedonia, llevando a su ejército a arrancar el control del Asia Occidental de las manos de los persas y después a una victoria imposible sobre las mismas y poderosas fuerzas persas. Alejandro ampliará su imperio a las desconocidas tierras de la actual Asia Central hasta el Hindu Kush - llegando más lejos que cualquier otro occidental - y después continuará sus conquistas en el mundo exótico de la India. Aunque parezca increíble, Alejandro nunca fue derrotado y es quizás un caso único en la historia militar mundial. Obligó a sus soldados a cruzar desiertos, sierras y selvas, adentrándose en misteriosos países donde conquistó a todos los que osaban enfrentarse a él y superó incluso un intento de motín entre sus propios hombres.

El filme sigue el progreso de Alejandro hasta convertirse en leyenda viva, desde una juventud alimentada por sueños de gloria, mitos y aventuras, pasando por los fuertes lazos con sus compañeros más cercanos, hasta su misteriosa y solitaria muerte como soberano de un inmenso imperio. Alejandro Magnoes la asombrosa historia de una vida que unificó el mundo conocido y demostró que la fortuna favorece a los atrevidos.

     Título original: Alexander
     Año: 2004
     Duración: 175 min.
     Nacionalidad: EE.UU., Reino Unido
     Género: Aventuras.
     Fecha de estreno: 05/01/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Tri Pictures, S.A.

 

Comentario

Alejandro Magno conquistó el mundo no sólo porque fue un genio militar sino también gracias a la convicción de sus ideas. Lo que consiguió en sus casi 33 años en la Tierra marcaría la historia de los siglos siguientes y aún influye en la vida de las tierras que conquistó hace más de dos mil años. Aunque fue un auténtico guerrero Alejandro tenía alma de explorador: en su marcha de 35.000 kilómetros no buscó destruir sino reinventar la sociedad conforme a su visión de un nuevo mundo y quizás incluso un destino nuevo para la humanidad. A través de sus acciones Alejandro unió temporalmente Occidente con Oriente, extendiendo el pensamiento y cultura helenos por todo Oriente con efecto duradero.

Desde cualquier punto de vista sus logros fueron realmente asombrosos. Su imperio abarcó una extensión que actualmente incluye países como Grecia, Albania, Turquía, Bulgaria, Egipto, Libia, Israel, Jordania, Siria, Líbano, Chipre, Irak, Irán, Afganistán, Uzbekistán, Pakistán y la India. En 323 antes de Cristo., el año de su muerte, cubría más de cinco millones de kilómetros cuadrados.

Se han escrito miles de obras de historia, ficción, psicológicas e incluso guías prácticas (como dos libros publicados recientemente que utilizan la estrategia militar de Alejandro como guía para el empresario moderno) sobre Alejandro Magno pero, con la excepción de un intento de Hollywood hace casi cuarenta años, ningún cineasta ha encontrado la manera de trasladar a la gran pantalla la extraordinaria vida de Alejandro, hasta que el premiado director y guionista Oliver Stone aceptó el reto de contar su historia en la producción épica Alexander.

La producción de la película requirió la incorporación de múltiples disciplinas a fin de crear con exactitud el mundo de Alejandro. Entre los numerosos decorados había recreaciones detalladas de palacios lujosos, la extraordinario Biblioteca de Alejandría y la magnífica ciudad de Babilonia incluyendo sus legendarios Jardines Colgantes, una de las siete maravillas del mundo antiguo. Asimismo, cada actor tenía que hablar con un acento específico para reflejar los numerosos idiomas y dialectos de la época.

Para preparar sus papeles, todos los actores que daban vida a soldados, incluyendo los protagonistas Colin Farrell y Jared Leto, tuvieron que aprender estrategias de guerra y a manejar las armas de la época. El alcance de las batallas recreadas en la película es verdaderamente épico: la batalla de Guagemala, donde las fuerzas de Alejandro - muy inferiores en número - obtuvieron una victoria sonada sobre el enorme ejército persa -, y otro descarnado enfrentamiento en los bosques de la India donde las tropas se enfrentan a gigantescos elefantes.

En opinión de Oliver Stone (director de aplaudidas películas como Un domingo cualquiera, Nixon, Asesinos natos, The Doors, Nacido el cuatro de julio, Wall Street y Platoon), uno de los grandes atractivos de Alejandro es el hecho de que nunca perdió: "Siempre será conocido por dos motivos: porque conquistó el mundo sin sufrir ni una derrota y porque fue un visionario y un hombre de espíritu generoso. Fue quizás el mejor guerrero de todos los tiempos, más grande que sus héroes Aquiles y Heracles. Creció bajo la influencia de estas figuras de la mitología griega y creyó firmemente en ellos. Su gran fuerza y empuje fueron el producto de esta fe, que le llevó a alcanzar su destino".

Fascinado por Alejandro desde la infancia, Stone sueña con realizar su historia desde hace muchos años: "De estudiante fantaseaba con ir hacia atrás en el tiempo con cámaras documentales y un pequeño equipo para rodar las campañas militares de Alejandro. 32 años después conseguí finalmente la oportunidad de volver hacia atrás y recrear aquel período".

Al productor Moritz Boorman le intrigó cuánto había profundizado Stone en la mente de Alejandro en el guión. "La mayoría de nosotros tenemos algunos conocimientos históricos de Alejandro Magno," explica Boorman, "pero no sabemos mucho sobre el hombre, su alma, sus motivaciones. El guión de Oliver pregunta de dónde vino, cuáles eran sus grandes pruebas y sufrimientos, cómo le formó su entorno cultural, qué ocurrió cuando se encontró con otras culturas y situaciones aparentemente imposibles. No es sólo una clase de historia sino un guión sobre un hombre con quien nos podríamos identificar, un hombre con muchos problemas de nuestro tiempo".

Robin Lane Fox, profesor del New College (Oxford) cuya biografía de Alejandro (1972) vendió más de un millón de copias y es considerada una de las mejores obras contemporáneas sobre su vida, ejerció de asesor histórico de Stone. Los conocimientos enciclopédicos de Lane Fox proporcionaron al director información para el guión y ocasionalmente ayuda directa en el plató.

"Conocí a Oliver en Londres hace tres años," recuerda Lane Fox. "Y me acribilló a preguntas en un proceso que se alargó durante meses. Quería entender todo, desde cómo los griegos se comportarían en una cena hasta la importancia de Aristóteles para Alejandro. Como guionista histórico creo que el gran talento de Oliver es su sensibilidad para los personajes. Tiene un gran ojo para la épica y las dimensiones. Ha aspirado a mucho en su pretensión de presentar la grandeza de Alejandro y creo que sorprenderá a los historiadores con su retrato de los logros - buenos y malos - de Alejandro".

El filme de Stone es por definición interpretativo, como todas las obras de ficción. Alejandro vivió en el mundo clásico e incluso los primeros historiadores sólo podían intentar adivinar la verdad. "Incorporar todos los incidentes de la extraordinaria vida de Alejandro en una única película sería literalmente imposible", señala Lane Fox, "y también existen misterios que posiblemente no se resuelven nunca. Entiendo por qué Oliver decidió omitir ciertos incidentes de la vida de Alejandro o modificar ligeramente el orden de los acontecimientos. En parte Alejandro resulta fascinante por lo que no sabemos porque da mucha cancha a la imaginación".

Stone no ve la historia de Alejandro como algo únicamente del mundo clásico : "Lo increíble de Alejandro es que conocía todos los mitos griegos y se puso a hacerlos realidad en su propia vida. Tenía muchos de los demonios que tenemos hoy en día y espero que mi historia pueda dar sentido a otras épocas y lugares, a imperios que dominaron el mundo y a hombres visionarios con grandes sueños. Todo el mundo, y especialmente los jóvenes, deben tener un sentido de la historia y darse cuenta de las posibilidades del idealismo, que nunca debe corromperse".

CANAL COMPRAS