• Inicio Sugerir Modificar

Alfie


Cartel de Alfie

Alfie es un londinense irresistible que se ha mudado a Manhattan, donde espera hacer fortuna... y el amor a cuantas más, mejor. La sofisticada Nueva York es el perfecto telón de fondo para alguien como Alfie que sabe de sobra que si se trata de llevárselas a la cama, sólo cuenta una cosa: "el sitio, el sitio, el sitio". Rodeado de una colección de preciosidades, Alfie no deja pasar la oportunidad de conquistar a todas las mujeres que se cruzan en su camino.

Alfie Elkins (Jude Law) es chófer de limusinas. Llevar a los ricos por las calles de Manhattan es otra oportunidad para hacer el amor a alguna dama solitaria en el asiento trasero. Es ambicioso, pero sólo quiere ganar lo suficiente para vivir bien. Le interesan los placeres de la vida y no las responsabilidades.

     Título original: Alfie
     Año: 2004
     Duración: 114 min.
     Nacionalidad: Reino Unido, EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 11/03/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: United International Pictures

 

Comentario

Mientras rodaba la película, Jude Law empezó a pensar en por qué un hombre como Alfie tiene tanto atractivo para las mujeres. El actor es un gran admirador de la película original y de la interpretación de Michael Caine, sin embargo, el Alfie actual que ha creado tiene poco que ver con el playboy juerguista del año 1966.

"No me cabe duda de que había hombres como Alfie en aquella época y que sigue habiéndolos hoy en día", observa Jude Law. "Incluso podría decirse que su actitud es más coherente con lo que se piensa en la actualidad acerca de la libertad en las relaciones sexuales".

Jude Law añade que cuando se estrenó la película original, muchos se sorprendieron al descubrir que había hombres que se comportaban así. "Han transcurrido casi cuarenta años desde entonces, y las mujeres han cambiado. Lo que no aguantan hoy y lo que han aprendido desde los años sesenta cambia todo el tono de la película".

Pero la pregunta sigue sin respuesta. ¿Por qué, en cualquier época, ha habido mujeres inteligentes que se han sentido atraídas por hombres como Alfie? Los Alfie de este mundo hacen gala de su osadía, de su desdén por las relaciones estables y de su desprecio por los sentimientos de los demás, pero esa actitud de chico malo sigue conquistando el corazón de cualquier tipo de mujer.

"Por eso es una historia tan universal y tan clásica", nos dice el director Charles Shyer. "Es un cuento aleccionador que nos invita a despertar y ver en qué medida nuestro comportamiento afecta a los demás. El viaje de este moderno Alfie arranca con él totalmente ciego hasta llegar al punto en que empieza a ver que puede estar equivocado. Poco a poco, se le hace la luz y comprende que el que más sufre quizá sea él".

LA ROPA HACE AL HOMBRE Y A LA MUJER

Para el director Charles Shyer era importante que la película rindiera un pequeño homenaje al estilo de la anterior y, sobre todo, a los "locos sesenta". Para la diseñadora de vestuario Beatrix Aruna Pasztor (El indomable Will Hunting, Drugstore Cowboy, El rey pescador) era un reto fascinante.

"Se me ocurrió mezclar elementos de diseño de los años sesenta con estilos que parecieran contemporáneos y, sobre todo, que fueran reales", nos explica. "Jude Law es un experto en ropa y sabe llevarla. Pero no podíamos confeccionarle un vestuario de grandes nombres porque el personaje no tiene mucho dinero. Encontramos a un maravilloso diseñador belga, Martin Margiela, que hace cosas preciosas, pero simples y con un toque retro".

Entre los trajes de Jude Law, quizá el que más llama la atención sea el que lleva en Nochevieja, un traje negro hecho a mano y una camisa rosa muy osada, diseño del talentoso modisto inglés Osward Boateng.

"Buscábamos algo ceñido, que reflejara el estilo de los sesenta", recuerda Beatrix Aruna Pasztor. "Luego añadimos la camisa rosa, todo un atrevimiento, y gemelos de plata en forma de cubo de Yves Saint Laurent. Alfie tiene un estilo muy personal. Aunque se vista con desenfado, nunca se pondría un vaquero Levis; aunque sólo pueda comprarse uno, serían vaqueros de diseño Rogan".

La diseñadora pudo jugar mucho más con el vestuario de las actrices. Por ejemplo, Liz, la rica dueña de una marca de cosméticos, interpretada por Susan Sarandon, va vestida de Chanel, Gucci y Donna Karan. Lleva joyas auténticas de oro y piedras preciosas diseñadas por la famosa Solange Azagury. El collar que lleva en una escena es de la joyería Steinberg y Tolkien, reputada por tener la mayor colección de diseños antiguos del mundo.

"Liz es una mujer de gustos refinados y discretos", nos explica Beatrix Aruna Pasztor. "Suele vestir de blanco y negro. Excepto un kimono japonés estilo años veinte, nunca lleva nada con colores llamativos. Susan Sarandon estaba encantada con la ropa de su personaje, sobre todo la ropa más ceñida, como la clásica falda Gucci que recuerda bastante a cómo se vestía Sophia Loren".

Julie, encarnada por Marisa Tomei, es todo lo contrario, no lleva nada caro ni de marca. "Buscamos los complementos de Julie en mercados de segunda mano. Su ropa es simple, típica de una madre soltera sin mucho dinero", recuerda la diseñadora de vestuario. "Su personaje es más bien artístico, no se siente atraído por el diseño. Además, Marisa tiene un instinto fabuloso para la ropa".

El traje más llamativo de Lonette, interpretada por Nia Long, es el que lleva mientras juega al billar con Alfie. "Nia está de lo más sexy con la clásica falda negra y blusa blanca de Costume National, con un fantástico escote en V delante y detrás, algo que muy pocas mujeres pueden llevar", nos dice Beatrix Aruna Pasztor. "Le queda de maravilla a Nia, el traje tiene mucho estilo y es lo bastante sexy para acompañar sus movimientos durante esa escena".

Para Nikki, el personaje interpretado por Sienna Miller, Beatrix Aruna Pasztor escogió un fabuloso vestido diseñado por el francés Roland Mouret. "Lo lleva puesto cuando se convierte en el milagro navideño de Alfie. Desde luego, tiene un aspecto milagroso con ese vestido largo, negro, lleno de lentejuelas, una chaqueta de piel blanca y negra de Armani y botas negras altas de tacón de aguja de Donna Karan".

El único personaje que se lanza sin pestañear a los colores es Dorie, la aburrida ama de casa, interpretada por Jane Krakowski, a la que conocemos en una posición algo comprometedora en el asiento trasero de la limusina de Alfie. "El personaje de Jane quiere hacerse notar y lo consigue con un vestido naranja y rojo diseñado por Diane von Furstenburg, unos zapatos de Jimmy Choo y un clásico collar de Vivienne Westwood", nos explica Beatrix Aruna Pasztor. "Pero no hay nada tan llamativo como las braguitas rojas que mete en el bolsillo de Alfie. Son de Agent Provocateur, una firma con algunos de los diseños de lencería más provocativos y con más estilo del mercado. De hecho, esos calificativos resumen bastante bien el vestuario de la película, tiene estilo y es provocativo".

LOCALIZACIONES Y DECORADOS

Basándose en elementos clave de la ciudad de Nueva York y pensando en decorados muy detallados con los que crear una versión para las generaciones actuales, el director, coguionista y productor Charles Shyer, así como la coguionista y productora Elaine Pope, decidieron que este nuevo Alfie transcurriría en Manhattan. "Una forma de inyectar nueva vida al personaje de Alfie y atraer a un público nuevo era llevarle a Nueva York, a un entorno totalmente nuevo", nos explica la productora. "Como dice Sting: 'Soy un inglés en Nueva York'. Era su gran sueño pero, en el fondo, se siente algo perdido en la inmensidad de la ciudad. Apenas tiene amigos, no tiene familia, carece de un anclaje emocional profundo".

Manhattan y los distritos colindantes sirven de telón de fondo para las andanzas de Alfie. El protagonista se mueve por lugares legendarios como el "Tavern on the Green", reluciente con las luces de navidad, el hotel Waldorf Astoria en Park Avenue, la tienda Chanel en Madison Avenue, numerosos sitios en Soho y Greenwich Village, además de admirar el fantástico skyline de Manhattan visto desde el centro Dumbo en Brooklyn.

Puede decirse que los exteriores sirven para palpar el ajetreo de la vida de Alfie, mientras que los interiores y el vestuario definen con precisión a su personaje y a las mujeres a las que encandila. La diseñadora de decorados Sophie Becher (nominada a un BAFTA por Los Borrowers) se encargó de crear cada uno de los decorados, desde el humilde apartamento de Alfie en el lado barato del Lower East Side de Manhattan hasta el lujoso ático de Liz en el Upper East Side.

"Dado que Alfie es un inglés que vive en Nueva York, Jude Law pensó que en su ambiente debían incluirse ciertos objetos", recuerda Sophie Becher. "Por ejemplo, pensó que Alfie se habría traído algunas cosas de Inglaterra, sobre todo comics, como 'Dandy' que sigue editándose hoy en día, y 'Roy of the Rovers', un comic famoso en los años sesenta y setenta. También sugirió que Alfie tuviera un ejemplar de las memorias de David Niven, The Moon's a Balloon, y nos dejó un tocadiscos de color naranja de los años sesenta".

Además de estudiar varios apartamentos de solteros en Nueva York, lo que dio la idea a la diseñadora para el plafón de hojalata y las ventanas abuhardilladas, también quería que se viera el carácter transitorio de la vida de Alfie a través de sus posesiones. "De hecho, Alfie no tiene muchas cosas personales", nos explica Sophie Becher. "Casi nunca duerme en su apartamento, y no sorprende a nadie descubrir toallas de diversos hoteles de lujo como el Soho Grand, por ejemplo, entre sus pertenencias".

Si el hecho de que Alfie sea británico es obvio a través de los objetos que ha traído de Inglaterra, el elegante piso de Liz demuestra que ha llegado muy arriba en la escala mundana. La rica amante de Alfie vive en un ambiente elegante, decorado con una exquisita araña de cristal Swarovski creada por el diseñador sueco Tjord Bjornson, telas contemporáneas diseñadas por Neisha Crosland, y una colección de arte bastante ecléctica que incluye un retrato de Liz (Susan Sarandon) de hace 20 años pintado por Russell Oxley.

"El ático de Liz está en la cúspide de la decadencia, es extremadamente sensual y tremendamente lujoso", nos dice Sophie Becher. "La idea era crear un sitio que dejarse atónito a un hombre como Alfie, a pesar de ser de los que no se sorprenden fácilmente. Queríamos que el piso de Liz fuese una inspiración para Alfie. Así, cuando empieza a sentir que debe intentar llegar más arriba, el público lo relacionará con lo que ha visto".

Liz es dueña de una empresa de productos de cosmética, ha viajado mucho, es autosuficiente y tiene un estilo muy personal. Según Sophie Becher, el piso neoyorquino de Goldie Hawn en Nueva York dio la idea a Charles Shyer de cómo debía ser el piso de Liz.

"La estatua dorada de Buda exhibida en un lugar preferente del salón da una pista acerca de los antecedentes espirituales y mundanos totalmente eclécticos de Liz", nos explica la decoradora. "Su gusto también se refleja en las decoraciones florales, sobre todo en las orquídeas verdes atadas a palos de bambú torcidos. Incluso las preciosas copas que Liz saca para beber absenta durante una de sus experiencias más sensuales con Alfie son antiguas. Charles contrató a un experto en esta bebida para explicar a los actores cómo se debía beber este licor maldito".

Desde los translucidos paneles de granito color crema realzados por vetas negras del bar, pasando por la chimenea de plexiglás de 4 x 3 metros que imita el nácar, hasta la bañera de gres de 3 por 1,5 metros, todo en la vida de Liz es grande. Julie (Marisa Tomei), la madre soltera, se encuentra en la otra punta de la escala, viviendo en algún punto entre la escasez de Alfie y la grandeza de Liz.

"Marisa quería que el piso del personaje que encarna expresara su independencia", recuerda Sophie Becher. "Se nos ocurrió decorarlo con objetos escogidos en tiendas de descuento, regalos de amigos y creaciones suyas. Su hogar no tiene nada que ver con una caja blanca. Al contrario, está lleno de colores, sobre todo rojo ciruela y verde oliva. Realza el ambiente del principio de la película, cuando todo es vibrante en el Soho, y Alfie está lleno de entusiasmo, cosa que no ocurre al final".

ACERCA DE LA MÚSICA

El tema musical y tres canciones originales compuestas específicamente para la película por Mick Jagger y Dave Stewart (ambos premiados con varios Grammy) realzan Alfie e ilustran los diversos temas de la historia. Las tres canciones, "Old Habits Die Hard", "Blind Leading the Blind" y "Let's Make It Up", fueron grabadas en el famoso Abbey Road Studio 2 de Londres, donde los Beatles grabaron sus discos más legendarios. Asimismo, el premiado compositor John Powell se unió a las dos leyendas del rock para entrelazar los tres temas compuestos por Mick Jagger y Dave Stewart en la banda sonora.

"Hay un hilo conductor estilístico, temático y visual en toda la película que Mick y Dave han sabido capturar a la perfección en sus canciones; creo que el público va a conectar con la música de un modo muy personal", nos dice Charles Shyer, director y coproductor. "Para mí, trabajar con Mick Jagger va más allá de lo extraordinario, es uno de mis ídolos de toda la vida. Es un gran honor que tanto él como alguien de la talla de Dave Stewart hayan aceptado ser parte de esta película".

Mick Jagger se apuntó al proyecto en cuanto vio la película. "En mi opinión, Charles ha sabido plasmar las experiencias de un tipo como Alfie", nos explica el cantante de los Rolling Stones. "Ha sido un placer trabajar con él".

Dave Stewart, de los famosos Eurythmics, está totalmente de acuerdo. "Mick y yo nos lo pasamos francamente bien componiendo las canciones para la película", recuerda. "Personalmente, disfruté desde el primer momento con este proceso creativo. Creo que los temas que hemos compuesto encajan bien con las escenas y con el personaje de Alfie".

Mick Jagger ha sido el cantante de los Rolling Stones desde que el grupo se formó en 1962. Siguen siendo la banda más famosa de todos los tiempos después de más de cuarenta años componiendo, grabando y tocando en directo temas legendarios en conciertos por todo el mundo. Los Rolling Stones forman parte del Rock and Rock Hall of Fame desde 1989.

Dave Stewart formó Eurythmics con Annie Lennox a finales de los ochenta. Se hicieron famosos y escalaron los peldaños del estrellato del mundo de la música pop con canciones como "Sweet Dreams (Are Made of This)", "Here Comes the Rain Again" y "Missionnary Man", entre otras. Stewart ya había trabajado con Jagger antes, además de haber colaborado en otras ocasiones con Bob Dylan, Tom Petty, Carly Simon, Lou Reed, Laurie Anderson, Al Green y Aretha Franklin. Stewart también compuso con Gwen Stefani, de No Doubt, el popular single "Underneath it All".

CANAL COMPRAS