• Inicio Sugerir Modificar

Las novias de mi novio


Cartel de Las novias de mi novio

Stacy Holt (Brittany Murphy), es una productora asociada de la presentadora de un programa diario de entrevistas, Kippie Kann (Kathy Bates), que se encuentra frustrada porque su novio Derek (Ron Livingston) se niega a hablar de sus relaciones pasadas. Animada por su colega Barb (Holly Hunter), se decide a saber de sus ex novias. Utilizando el programa como reclamo y a Barb como guía, Stacy las entrevista y se hace amiga de ellas, para acabar descubriendo que el pasado, en pocos ejemplos, está bastante presente.

     Título original: Little black book
     Año: 2004
     Duración: 97 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 14/01/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

Los productores Jason Shuman y William Sherak, compañeros en Blue Star

Pictures, fueron presentados por amigos mutuos cuando estaban en la

universidad. Poco después. co-dirigieron el corto Spoof! An Insider's Guide to

Short Film Success. Tras cada trabajo como productores ejecutivos, Sherak y

Shuman hacían pareja formal para producir sus propios trabajos comenzando

con las películas independientes Comic Book Villains y Tour Dogs Playing Poker.

Tras llevar su sociedad de Blue Star Pictures a Revolution Studios en otoño de

2000, produjeron el thriller de terror En la Oscuridad, que se estrenó como

número uno el fin de semana de su estreno.

Las Novias de mi Novio encaja perfectamente con los objetivos creativos de los

jóvenes productores - contar historias de personajes polifacéticos, con una

amplia variedad de géneros. "Fue una elección interesante de personaje, y una

historia interesante que contar", dice Sherak. "Eso es lo que nos atrajo

inicialmente".

Oyeron hablar del proyecto hace unos dos años y medio cuando un

representante amigo suyo que llevaba a Melissa Carter les recomendó el guión.

"Lo leímos y pensamos que era una historia universal y que tenía todo para ser

una gran película", dice Sherak.

Se contrató otra guionista, Elisa Bell, para trabajar en el guión. Blue Star envió

un primer borrador a la productora Elaine Goldsmith-Thomas (La Sonrisa de

Mona Lisa, Sucedió en Manhattan), compañera en Revolution Studios que dirige

la oficina de Nueva York. Goldsmith-Thomas se convirtió en la fuerza conductora

detrás la película. Shuman dice: "Elaine convirtió la película en lo que es hoy en

día".

"Me atraen las películas de héroes con defectos, y lo que Melissa Carter subraya

brillantemente en su guión es que era una historia sobre un personaje real al que

adoras, pero que está destinado a tomar la dirección equivocada", señala

Goldsmith-Thomas. "Sabía que si podíamos llenar la historia de gente real, que

fuera al mismo tiempo heroica y frágil, sería mucho más interesante. El público

está acostumbrado a animar a la inocente heroína contra el malvado culpable.

Sin embargo en esta película todos los personajes, tanto por acción como por

omisión, son un poco culpables. Contratamos a Elisa Bell con la esperanza de

profundizar en este aspecto de la historia, y continuamos trabajando mucho en

este aspecto durante todo el proceso".

Goldsmith-Thomas asumió un papel crucial en el desarrollo del guión. "Lo que

tiene Elaine es que tiene una habilidad increíble para transmitir la idea de gente

real", dice Sherak. "Cuando ves las películas que ha producido siempre percibes

gente real viviendo sus vidas. Recibes un destello de las vidas de los personajes

y de lo que hacen cada día. Obliga al público a mirar".

Shuman está de acuerdo. "Ese fue el objetivo desde el principio", dice. "La

historia tenía que ser real. Nada en el viaje de Stacy debe hacerte dudar, 'Eso

podría pasar…' Todo tiene que surgir de algún sitio con el que la gente pueda

identificarse".

El productor ejecutivo añade: "Es un guión muy inteligente con mucho diálogo, y

necesitábamos que fuese real", dice. "En cuestión de localizaciones, de reparto y

de diálogo, todo tenía que rezumar una inconfundible sensación de realidad".

El proyecto se potenció aún más cuando Brittany Murphy se unió al proyecto. La

estrella de películas como Niñera a la Fuerza, 8 Millas y Los Chicos de mi Vida,

fue la primera y única opción para el papel de Stacy.

"Deb (productora Deborah Schindler) y yo estábamos en mi casa revisando listas

de actores potenciales, y resultó que mi sobrina estaba allí. Cuando

mencionamos a Brittany Murphy su cara se iluminó", recuerda Goldsmith-

Thomas. "Deb y yo éramos grandes admiradoras del trabajo de Murphy y de su

capacidad de actuación. Es bastante aficionada a la comedia y al drama, y tiene

esta vulnerabilidad real, que es perfecta para nuestro personaje principal".

Murphy, que había leído un primer borrador del guión, alaba igualmente a

Goldsmith-Thomas. "Tres días después de nuestra conversación, Elaine me

envió el guión revisado", recuerda Murphy. "Y al leer el nuevo borrador me di

cuenta que había estudiado mi ritmo y mis patrones de conversación en nuestra

primera reunión".

Murphy se enamoró del enfoque de la historia de Goldsmith-Thomas. "Adoro

realmente el concepto de la película", dice. "Estaba absolutamente

impresionada, no solo por lo relevante del tema del guión, sino porque era una

comedia romántica real de hoy en día, fresca e ingeniosa".

"Como historia, la veo como una pieza conjunta sobre mucha gente que guarda

pequeños secretos mientras que, en su trabajo en el Show de Hippie Kann,

enseñan las vidas de otras personas", añade Murphy. "Eso me excitaba".

Murphy agradeció la generosidad de Goldsmith-Thomas. "Elaine me demostró

mucho respeto permitiéndome formar parte del proceso completo", dice Murphy.

"Era muy receptiva a mis ideas".

Trabajando juntas en el guión, el siguiente objetivo era encontrar un director. El

británico Nick Hurran había dirigido la película inglesa Plots with a View

protagonizada por Brenda Blethyn, además de varios programas de televisión en

Gran Bretaña.

"Nos embarcamos en el proceso de buscar un director con una voz fresca y

única", explica Shuman, "y nos dimos cuenta de que hay mucha gente fantástica

para elegir. Luego llamamos al agente de Nick. Conocíamos su trabajo y nos

encantaba".

"Deb, Rachel (productora ejecutiva Rachel Horovitz) y yo vimos un vídeo de

Plots with a View de Hurran", recuerda Goldsmith-Thomas. "Lo que más nos

impresionó es que había una vida saliendo de la pantalla. Realmente no puedes

creer que esté pasando, pero resulta que la cámara lo capta. Me recuerdo

gritando y diciendo 'Oh, Dios mío, ¿podemos conseguirlo?' Afortunadamente

Nick se había puesto a ello".

A Hurran, lo que más le atrajo del material fue la idea subyacente de "traición",

dice el director. "Todos los personajes tienen algo que echarse en cara que no

están afrontando. Eso mezclado con el maravilloso humor del guión lo convierte

en una lectura deliciosa".

Hurran reconoció rápidamente que la historia combinaba elementos clásicos y

contemporáneos. "Esta historia se cuenta de una forma contemporánea", dice

Hurran.

En sí mismo es una forma muy moderna de tecnología - el estrado - que lleva a

Stacy a su complejo rompecabezas. "Sus colegas de trabajo animan a Stacy a

utilizar esta tecnología con Derek", dice Hurran. "El Estrado es el equivalente

moderno de la pequeña lista negra o diario. Es peligroso airearlo si tienes algo

que esconder - y Derek pronto lo descubre".

A pesar de sus temas contemporáneos, la película da la sensación de comedia

clásica. "Aunque es contemporánea, tiene esa sensación romántica de la época

dorada de Hollywood, y quería que el público la viese y pensase, 'Tiene el

mismo atractivo atemporal que una película de Doris Day y Rock Hudson'".

Hurran y el resto de cineastas afrontaron la contratación de los otros papeles

principales, que incluían docenas de papeles con texto y una amplia gama de

personajes. Por último, la película se completó con varios ganadores de Oscar

muy conocidos y actores de teatro veteranos.

Aunque Murphy se parece a Stacy en muchos aspectos, confiesa, "Nunca he

hecho nada de lo que hace este personaje. Fisgonear no está entre mis

habilidades. No me sentiría bien. Además, 'tecnológicamente' no soy bastante

sofisticada para conseguirlo", ríe.

Para el personaje de Barb, la gran titiritera del "Show de Kippie Kann", los

cineastas buscaban el contraste ideal para Stacy y la encontraron en una de las

actrices más delicadas de hoy en día. La nominada a cuatro premios de la

Academia y la ganadora de un Oscar por El Piano, Holly Hunter aceptó el papel

de una mujer acostumbrada a trabajar en Wall Street, a conducir un autobús y

que ahora trabaja en televisión.

"Este guión es interesante porque los personajes se revelan a sí mismos

continuamente. Ellos se desarrollan durante toda la película", dice. "A menudo

en los guiones de Hollywood, los personajes se dibujan de forma demasiado

simple. En la página 60 sabes exactamente quienes son. Nadie cambia mucho

después de eso. Pero en esta película, se revelan a sí mismos de formas nuevas

para el público, hasta el último momento".

Hunter describe la naturaleza doble de Barb, en menor medida como una lucha

del bien contra el mal, y principalmente como una relación "creación-destrucción.

Ella representa ambas acciones. De alguna manera Barb es solo curiosa y

quiere ayudar. Luego aparecen otros motivos más oscuros".

Stacy no está al corriente de las maquinaciones de Barb, dice Murphy. "Ella la ve

como una camarada. Pero en general, Barb está tejiendo sus hilos y lo hace de

forma brillante".

Barb tiene mucha capacidad de adaptación, según Hunter. "Esa es una de las

razones por las que quería interpretar a Barb. Adora descubrir, y podemos verla

haciendo muchos descubrimientos en esta película", dice Hunter.

Barb también se convierte en el ímpetu para el auto descubrimiento de Stacy.

"Stacy está intentado creer en lugar de entender", continúa Hunter. "Esa es una

de las razones por las que me atrajo este guión - ¿Crees o sabes? Cuesta

mucho menos trabajo creer en lo que estás haciendo que comprenderlo

realmente. Barb fuerza este conflicto en Stacy. La obliga a conocer a las

personas que ha elegido tener en su vida".

Era importante que los personajes alrededor de Barb y Stacy en la sala de

control del "Show de Kippie Kann" tuvieran la química adecuada. "Hay una

especie de discordancia de personalidades ahí", dice Hunter. "Muchos de

nosotros somos actores de teatro, así que tomamos opciones muy valientes. Es

una experiencia de trabajo fantástica. Fue explosivo".

Kevin Sussman, cuyos trabajos incluyen Sweet Home Alabama y Al Límite de la

Verdad, interpreta a Ira el "productor senior asociado que 'apuñala' al productor"

que está constantemente intentando captar la atención de Kippie Kann. "Ira está

preparado, como productor, para ascender", dice Sussman, "así que para él,

Kippie lo es todo".

Para Sussman toda la película trata el tema de la traición. "Eso es de lo que va

la película en realidad - verdad y traición. Y ocurre a muchos niveles. Ocurre en

las relaciones personales de Stacy, y ocurre en sus relaciones laborales".

Stephen Tobolowsky, actor veterano que ha llevado su talento a comedias como

El Chico de tu Vida (Gana una Cita con Tad Hamilton) y Ponte en mi Lugar,

interpreta a Carl Todd, el productor ejecutivo de " El Show de Kippie Kann".

Como Hunter, Tobolowsky también se ocupó del guión. "El guión es distinto a la

mayoría que he leído", comenta. "Es una obra maestra de confusión y caos. De

lo que trata realmente es, 'Oh, que tela de araña tejemos cuando practicamos la

traición por primera vez'".

El propio personaje de Tobolowsky no es ajeno a la traición. "Carl destruirá a

cualquiera para mantener su posición y su poder", dice el actor. "Hará cualquier

cosa para mantener su posición, como entrevistar a supermodelos como

posibles suplentes e influir para que el maquillaje de Kippie sea desfavorecedor

e intrigar para hacerla quedar como un personaje grotesco".

Carl también debe estar pendiente de las traiciones de los otros productores -

"Todos estos escorpiones y pirañas que acechan", ríe Tobolowsky. "Mientras

Carl pueda robarle sus ideas, todo va bien. Carl también es un maestro de la

estrategia y consigue lo que quiere haciendo la pelota o poniendo zancadillas.

Esa es su forma de actuar".

El tercer miembro del equipo de producción de "Kippie Kann" es Larry,

interpretado por Jason Antoon (Minority Report, Amor con Preaviso). "Larry es el

tipo que roba a Ira, se hurga en la nariz, se toca la entrepierna, se tira pedos,

eructa, habla alto y es desagradable en las reuniones y siempre está en la

espalda de Ira", dice Antoon entre risas.

Phil Walsh, el director de "El Show de Kippie Kann", está interpretado por Cress

Williams. "Phil dice las cosas por su nombre", dice Williams. "Y creo que para la

audiencia él es el chico para todo. Es el estadounidense medio que está siendo

testigo de una situación enloquecida".

Kathy Bates, la nominada al Oscar en tres ocasiones y ganadora del premio

como Mejor Actriz por Misery, interpreta a la, en su día, importante presentadora

de un programa de entrevistas, Kippie Kann, cuyos índices de audiencia han

empezado a bajar recientemente.

"Kathy Bates interpreta a Kippie Kann con una especie de desesperación

maníaca, y fue un honor observarla crear este personaje. Tuvimos la suerte de

contar con grandes actores que crearon un grupo fantástico", dice Deborah

Schindler.

"Kathy añade otra capa de sofisticación al proyecto. El personaje de Kippie es

como un gran mueble que está un poco desgastado. Ella porta su

desesperación", añade Goldsmith-Thomas. "Todo el mundo es más joven, más

alto, más inteligente - y en sus esfuerzos por mantenerse a flote, Kippie no tiene

prejuicios morales en hacerle a Stacy lo que, finalmente, acaba ocurriendo".

El casting de los personajes en la vida personal de Stacy también era crucial

para el éxito de la película. Ron Livingston ("Sexo en Nueva York", The Cooler y

Trabajo Basura) se unió al reparto como Derek, novio de Stacy y escolta de los

New Jersey Devils de la NHL. Fue uno de los papeles más difíciles en contratar.

"El personaje de Derek fue difícil de contratar porque su atractivo dependía

mucho de lo que el actor aportase", dice Murphy. "Tenía que ser simpático,

fuerte, y, también, muy importante, alguien creíble".

Cuando Livingston hizo la audición, "¡lo bordó!", dice Murphy. "Fue como si

cayese del cielo".

Livingston vio la historia como "una comedia sobre el amor y los secretos.

¿Hasta que punto deseas conocer realmente el pasado de tu pareja?"

Contratar a las ex novias de Derek también fue un desafío. "Estábamos

buscando varios tipos de novias", dice Gains. "Queríamos imágenes que

contrastasen, personalidades diferentes, y gente con distintos tipos de vida. De

esa manera, siempre hay alguien con el que el público pueda verse reflejado".

Julianne Nicholson, que ha aparecido recientemente en Seeing Other People y

The Visitors, fue asignada al papel de Joyce, la joven chef que espera en secreto

que Derek vuelva con ella algún día. "Pensé que era realmente interesante", dice

Nicholson. "Ella era inteligente y tenía motivaciones, pero también era muy

indolente. Es una chica de chicas, pero que sabe manejarse con los chicos

también. No era sólo el típico cliché de la ex novia. Era una mujer joven

completamente desarrollada".

Cuando Nicholson escuchó por primera vez el título del guión, no estaba segura.

Pero luego lo leyó y se vio gratamente sorprendida. "Cuando oí por primera vez

que se llamaba Las Novias de mi Novio, pensé que se trataría de una mujer

felina, que mentiría y engañaría. Hay un poco de eso, pero de forma fresca. Me

gustó particularmente el final, porque no es obvio".

Vimos la audición de Julianne Nicholson cuando estábamos en el rodaje de La

Sonrisa de Mona Lisa, y cumplió nuestras expectativas", recuerda Goldsmith-

Thomas. "Había honestidad en su interpretación, y eso la convertía en Joyce".

Joyce no sabe que Stacy la está investigando, "pero realmente, Joyce no quiere

saber con quien está quedando su ex novio", añade Goldsmith-Thomas. "No

pregunta para no tener que sentir que está participando o perpetrando un fraude.

Así que, en realidad, aquí nadie es inocente".

Josie Maran, una de las caras de los cosméticos Maybelline, que ha

protagonizado recientemente Van Helsing y el próximo estreno The Aviator,

interpreta a la modelo bulímica Lulu Fritz. "Fue divertido interpretar a la modelo

estereotipada, exagerada para este personaje", dice Maran. "No es de Francia,

pero yo la interpreto como si estuviera obsesionada con ser francesa y ser

fabulosa e internacional".

La graduada en Harvard y creciente estrella de cine y televisión Rashida Jones

interpreta a la dotada ginecóloga Rachel Keyes, que tiene una de las escenas

más escandalosas de la película. Jones cree que muchas mujeres han

investigado el pasado de sus novios. "Aunque sepan que lo que hacen no está

bien, aunque sepan que van a destapar algo que ni siquiera quieren saber, ahí

está la tentación y esta inmensa curiosidad. Así que la historia parece muy real".

El reparto estelar se completó con Sharon Lawrence como la madre de Stacy.

Caitlin Murphy, la prima de Brittany en la vida real, interpreta el papel de la joven

Stacy cuando tiene unos ocho años.

Por supuesto, ninguna charla sobre el reparto está completa sin una mención a

Bob, el perro. Bob cautivó a los cineastas en la primera audición. "Tiene

tendencia a hacer eso", ríe su entrenador, Larry Madrid, que busca "una

personalidad ganadora, un cierto brillo en los ojos, y una actitud que diga, 'Soy

una estrella'", cuando elige sus animales. Cuando Madrid encontró a Bob en

Inglaterra, "Era simplemente irresistible".

"Todo nuestro reparto era algo especial", concluye Sherak. "Pero sólo cuando

aparecen todos juntos en el escenario nos damos cuenta del inmenso talento

que forman y como se complementan unos a otros".

El éxito del grupo era vital en la trayectoria de la historia de Stacy. "Esta es,

definitivamente, una película sobre Stacy descubriéndose a sí misma, su verdad.

Trata de encontrar el orden en su vida, de encontrar una forma de vivir sin caos.

Pero aprende que quizá haya que dejarse llevar, relajarse y ver lo que pasa",

dice Hurran. "Es su interacción con los otros personajes lo que la conduce a esta

conclusión".

Murphy se hace eco de estos sentimientos. "Stacy aprende finalmente a no

luchar contra la vida, y que no se puede controlar todo. Puedes cuidar de ti

mismo y aprender y crecer, pero no puedes controlar el mundo".

La película fue una experiencia de aprendizaje para Murphy y para su personaje.

"Toda esta experiencia ha sido un privilegio para mi", continúa. "Haber sido parte

de esto desde la base y ver a Elaine y aprender los entresijos de la producción -

eso fue una auténtica bendición".

Aunque la historia esté ambientada en Nueva York y en Nueva Jersey, Las

Novias de mi Novio se rodó principalmente en Los Ángeles. Uno de los mayores

desafíos para el diseñador de producción Bob Ziembicki fue lograr que el

caliente y seco verano de Pasadena pareciera la lustrosa y verde primavera de

Nueva Jersey y Nueva York. Pero los cineastas solucionaron ese contratiempo

con algunas selecciones de localizaciones creativas.

Para el estilo de la película, Ziembicki siguió los dictados del director Hurran de

que la producción evitase el color azul. "Pensó que deberíamos utilizar una

paleta de colores muy cálidos, particularmente para las escenas nocturnas".

La naturaleza caótica de algunas de las escenas clave de la película, fueron otro

desafío. "Pasaban tantas cosas al mismo tiempo", dice Murphy. "A veces había

media docena de escenas en una, porque también grabábamos las reacciones

del público de 'Kippie Kann', el calentamiento y lo que pasaba en el escenario.

Además de eso, también rodábamos en la sala de control y los personajes

hablando con la gente de suelo y con los cámaras. En el fondo donde Holly y yo

estábamos haciendo una escena había emús y orangutanes paseando arriba y

abajo. Nunca había estado en una película donde pasaran tantas cosas al

mismo tiempo".

También es muy dudoso que Murphy haya tenido alguna vez una escena en la

que tuviera que pasar un examen pélvico. "Es fascinante lo real que resulta ser

una escena", dice Hurran. "En la historia Stacy descubre que una de las ex de su

novio, Rachel, es ginecóloga y se somete a una exploración para conocerla".

"Brittany y yo nos sentimos cómodas la una con la otra muy rápidamente", dice

Rashida Jones, que interpreta a Rachel. "Había tanta actividad y tanto por hacer

que incluso hizo que nuestra interacción fuera más fácil. Fue realmente

divertido".

Cada vez que Jones aparecía de detrás de Murphy, ésta se rompía. "Pero lo

consiguió", dice Jones.

Otra escena memorable fue la larga secuencia del encuentro en "El Show de

Kippie Kann". Los miembros del reparto se dejaron llevar un poco, con acciones

escandalosas para el espectáculo. "Cuando rodábamos, hacíamos el

espectáculo, y al final de cada toma, continuábamos con cosas como 'enanos

echados a patadas del KKK'", dice Kevin Sussman.

Jason Antoon aportó algunos de los temas más memorables. "Ideé cosas

absurdas, 'vírgenes de 80 años'", dice. "En realidad era muy divertido. Porque

tras hacerlo varias veces, simplemente tomábamos una idea y seguíamos con

ella".

La escena climática al final de la película donde casi todos los personajes

convergen en el escenario de "El Show de Kippie Kann" ocupó casi 15 páginas

del guión. "No parecía tan largo cuando lo leí", admite Hurran. "Pasan tantas

cosas en esa escena. Aun así nunca me pareció imposible de llevar a cabo.

Resultó ser muy exigente técnicamente. Pero al final, fue divertido".

"Más de la tercera parte del tercer acto de la película es el climático 'Show de

Kippie Kann', así que era imperativo que lo clavásemos", dice Goldsmith-

Thomas. "Nick hizo un trabajo increíble orquestando las docenas de cámaras en

lo que, esencialmente, consistió en rodar un programa de televisión en una

película".

En la película, la presentadora de televisión, interpretada por Kathy Bates, es

una "Oprah caída", cuyo popular show de Nueva York se encuentra ahora

sindicado al de Nueva Jersey. Orgullosos de sus esfuerzos por bajar más el

listón, los productores ofrecen temas como "lesbianas enanas animadoras".

La producción creó un espectáculo de televisión perfectamente funcional dentro

de la película. Cámaras de cine grababan a las cámaras de televisión que

rodaban la acción del escenario y del público en directo. "El programa de

televisión es casi otro personaje de la película. Tenía una realidad completa en

sí mismo", dice Holly Hunter.

El supervisor de video Dean Striepeke era el "Mago de Oz" que controlaba el

programa de televisión. "Todo el mundo en el escenario trabajaba esencialmente

como en una estación de televisión", dice Striepeke. "Era una instalación mucho

más pequeña y no teníamos tantos monitores. No teníamos exactamente los

últimos avances que tienen en una estación de televisión. Pero esencialmente

todo funcionaba de la misma manera".

Se utilizaron cinco cámaras de televisión en el escenario, además de varios

monitores. Los conceptos de Hurran para el escenario de Kippie se inspiraron en

su antigua carrera en la televisión en directo en Gran Bretaña. "Desde ahí", dice

Ziembicki, "lo 'americanizamos' y añadimos la sensación de que tanto Kippie

como su estación de Nueva Jersey había visto mejores días. Jugamos con la

idea de que todas las cámaras del escenario de televisión eran arcaicas,

estaban deshechas y estropeadas - un reflejo de que Kippie y su show habían

visto mejores tiempos".

"Obviamente", continúa, "crear un show de televisión en vivo completo con todos

los elementos tras la cámara era muy gratificante".

"El escenario de Kippie Kann era un desafío interesante", dice Hurran.

"Teníamos que hacer el mundo de Kippie absolutamente real. Kippie es un

personaje que no está en su mejor momento. Así que quería que el estudio diera

la sensación de estar un poco destartalado. Desde las cámaras de televisión, los

corredores y la sala de control, todo tenía que parecer viejo, como si estuviera a

punto de venirse abajo".

Como la música era importante en la vida de Stacy, también era importante en la

película. "En la película había música por todas partes. Todo el mundo cantaba",

dice Murphy. "Era fantástico porque había música alrededor todo el tiempo".

No es sorprendente ya que la huella del querido artista, ganador de un Grammy,

Carly Simon aparece constantemente en la historia.

"Originalmente, no había ninguna especie de 'héroe musical' en este guión", dice

Goldsmith-Thomas, "pero todos nosotros empezamos a hablar y nos dimos

cuenta de que algunas de las canciones seminales que han trascendido durante

generaciones han sido de Carly Simon. Hay algo en su música - la honestidad,

la pasión, la complejidad y las palabras - que es un cofre del tesoro de

emociones hermosas, bellas historias sobre pasión, remordimientos, amor,

arrepentimiento y dolor".

En particular, Goldsmith-Thomas y sus compañeros estaban encantados con la

canción de Simon "No Secrets".

"Escuchamos las palabras, y pensé 'Carly Simon escribió una canción en 1972,

que habla directamente del corazón de una película que estamos haciendo en

2004. Dice '¿Qué haces con la información una vez que la tienes?' La gente dice

que la información es poder, pero luego tienes que hacer algo con ella, y

siempre vives con el conocimiento una vez que lo tienes", dice Goldsmith-

Thomas. "En 'No Secrets', Carly dice que desea no haber sabido tanto. La

canción era un himno, nuestro himno".

"Cuando Carly y yo hablamos por teléfono por primera vez ambas acabamos

llorando durante la conversación", dice Murphy. "Somos espíritus gemelos. La

primera vez que nos conocimos en persona, vino a mi caravana y bailamos.

Tocamos música y bailamos. Realmente la adoro".

Hurran añade: "Carly Simon es un icono fantástico para todos nosotros, y para

nuestros cuatro personajes principales de la historia. Es el faro de nuestra

historia. Nuestros personajes se dirigían a ella si tenían dudas. Tener realmente

a Carly Simon con nosotros era muy excitante".

Reflejando los temas de la película, Simon dice: "Creo que es ideal conectar con

alguien al que puedes contarle todo. Si tienes un profundo y oscuro secreto

escondido, posiblemente se lo puedes contar a esa persona. Si no, entonces

quizá sea una especie de traición, porque no estás conectando, no estás

permitiendo a la persona a la que quieres que realmente intime contigo, que sea

parte de ti".

Si Carly Simon era el faro de los personajes en la película, entonces Hurran era

la luz guía en el rodaje. "Es genial estar en un rodaje con un director al que

realmente le encanta ser director", dice Hunter. "A Nick le divierte trabajar con

actores y no se siente intimidado por ellos. Siempre está lo bastante relajado

para escuchar y comenzar una conversación realmente creativa sobre algún

momento".

"Nick es genial. Tiene la habilidad de mantener la calma y mantener una actitud

positiva para afrontar cualquier cosa", dice Livingston. "Y tiene acento inglés, lo

que creo debería ser obligatorio para ser director. Hace que todo suene como si

supiera lo que está haciendo".

Los cineastas esperan que Las Novias de mi Novio toque alguna tecla en el

público mientras sigue a Stacy y sus compañeros. "En esencia trata de una

mujer joven agobiada por las dudas", dice Schindler. "Y descubre - sólo después

de pasar por el caos - que tiene el poder para llevar su propia vida".

CANAL COMPRAS