• Inicio Sugerir Modificar

El grito


Cartel de El grito

Karen (SARAH MICHELLE GELLAR) es una estudiante de intercambio norteamericana que estudia trabajo social en Japón y que, inocentemente, acepta reemplazar a una enfermera que no se ha presentado a su trabajo. Cuando entra en la casa que le han asignado descubre a una anciana estadounidense, Emma (GRACE ZABRISKIE), que se encuentra en estado catatónico, mientras que el resto de la casa parece estar desierta y abandonada.

Mientras cuida de la anciana enferma, Karen escucha arañazos en la parte superior de la vivienda. Al investigar el origen de esos extraños ruidos se ve enfrentada a un poder sobrenatural más aterrador de lo que jamás se hubiera podido imaginar.

En el interior de esta casa se ha iniciado un ciclo de muerte originado por un mal aterrador que nació años atrás. Karen se ve atrapada dentro de este círculo mortal y acaba conociendo el secreto de la maldición vengativa que ha arraigado en la casa.

Ahora, debe detenerla antes que sea demasiado tarde.

     Título original: The grudge
     Año: 2004
     Duración: 96 min.
     Nacionalidad: Japón, EE.UU.
     Género: Terror.
     Fecha de estreno: 21/01/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Deaplaneta S.L.

 

Comentario

El escritor y director Takashi Shimizu explica los orígenes de la pasión que ha sentido por el cine desde que era niño: "Cuando estaba en la escuela primaria ví la película E.T. de Steven Spielberg y me di cuenta que yo quería estar en el mundo del cine. Comencé siendo director asistente durante tres o cuatro años, pero como no tenía la oportunidad de estudiar más sobre trabajo de cámaras e iluminación, decidí asistir a la escuela de cine."

El prolífico productor japonés, Taka Ichise, entre cuyos títulos se encuentra RINGU, la película de terror japonés que dio pie a una versión estadounidense de gran éxito, THE RING, se arriesgó con Shimizu mientras todavía era estudiante de cine. "Hiroshi Takashi, el guionista de RINGU, se puso en contacto conmigo para hablarme sobre Shimizu, un joven y prometedor estudiante inscrito en su clase en la escuela de cine", explica Ichise. Uno de los proyectos de clase de Shimizu había impresionado a Takashi y éste se lo envió a Ichise que en ese momento estaba buscando a alguien para dirigir uno de los cortos de una serie de terror patrocinada por una compañía de teléfonos móviles.

"Yo había hecho esos filmes después de ver RINGU," dice Shimizu, "y estaba decidido a hacer una película de terror en un estilo completamente diferente, algo radical, aunque no tuviera éxito. Mi idea era mostrar fantasmas, pero no como espectros, sino en una forma clara, más realista".

Ichise tenía un acuerdo con la empresa Japonesa V-Cinema para hacer dos películas con el fin de distribuirlas en vídeo. Tomó la decisión de encargarle esa tarea al prometedor joven director. "Le dije a Shimizu, '¿Por qué no haces tú esas dos películas de vídeo sobre lo que quieras, siempre y cuando sea realmente de terror?.' Así que me trajo el guión y esa fue la base para la serie JU-ON ".

La dos películas de vídeo de JU-ON se convirtieron en un fenómeno de culto en toda Asia, donde tuvieron un gran número de seguidores, captando la atención del productor ejecutivo Roy Lee, quien previamente había descubierto RINGU y fue el promotor del éxito de la nueva versión estadounidense, THE RING, protagonizada por Naomi Watts. "La primera vez que escuché hablar de ella fue por un periodista llamado Alvin Lee quien afirmaba que JU-ON era la película más terrorífica que jamás hubiera visto," recuerda Lee. "Él me envió una copia de la película y la vi. Aunque no estaba subtitulada, era increíblemente aterradora. No podía quitarme las terroríficas imágenes de la cabeza ." recuerda Lee.

Lee acudió al joven guionista Stephen Susco para que elaborara un guión en inglés de JU-ON. "Yo era fanático de las películas de terror asiáticas desde hacía tiempo", dice Susco. "Me parecía que, en este género, siempre llevaban la delantera. Cuando vi los filmes JU-ON originales, me sentí asustado y fascinado. Shimizu ha llevado las cosas un paso más allá, añadiendo una estructura narrativa no lineal que le dio un nuevo y poderoso dinamismo al género, dotándole de una sensación de inestabilidad emocional y de desorientación. La utilización que hace de esta estructura no lineal no solo es magistral, sino que salpica el filme de algunas de las imágenes mas fascinantes y aterradoras que he visto jamás. No fue tanto que yo aceptara escribir el guión, sino que me sentí obligado a ello".

Mientras se escribía la versión en inglés, Ichise hizo una versión de JU-ON para teatro en japonés. Lee decidió mostrar el filme al director Sam Raimi, que era también un maestro del género. "Presentía que Sam apreciaría el film porque tenía una sensibilidad similar a otra película de Sam, POSESIÓN INFERNAL".

"JU-ON es uno de los filmes más aterradores que haya visto jamás", dice Raimi. "Shimizu creó unos sustos únicos en pantalla. Su estilo y ritmo eran implacables. En ningún momento te dejaba tiempo para respirar. Claramente elevó el género a un nuevo nivel."

Tan pronto la vio, Raimi se decidió a respaldar la nueva versión estadounidense a través de su productora Ghost House Pictures, decidido a lograr que fuera el mismo Shimizu quien dirigiera la versión en inglés. Inicialmente, Shimizu no estaba muy convencido de hacer una nueva versión de su película con un elenco estadounidense: "Como yo ya había contado esta historia, pensé que sería mejor que esta vez lo intentara un director estadounidense".

Pero después de reunirse con Raimi, Shimizu cambió de opinión. "Sam hablaba con mucha pasión y concreción acerca de algunas escenas específicas del JU-ON original" , dice el director. "También me dijo que quería que la versión estadounidense tuviera la clase de efectos que yo no había podido tener debido a limitaciones de presupuesto. Eso hizo que me interesara porque me di cuenta que tendría libertad creativa para explorar diferentes facetas de la historia que antes no hice y para llevar las cosas un poco mas allá. No podía desaprovechar esa oportunidad."

Casi dos años después de que Lee proyectara por primera vez JU-ON, Shimizu estaba detrás de las cámaras dirigiendo una nueva versión con el título de EL GRITO."Quizá el obstáculo más grande al rehacer el guión", dice Ichise, "fue hacer concesiones para conseguir aproximar las diferentes sensibilidades de los cineastas japoneses y estadounidenses y lo que piensa cada uno sobre lo que da miedo al público. Existen características especiales que son únicas en las películas de terror japonesas. Por ejemplo, en muchos casos el misterio jamás se resuelve, ni se llega a una conclusión en la historia. El público japonés considera esto como una cualidad intrínseca a las películas de terror. Pero el público Estadounidense parece necesitar una resolución más definitiva."

Añade Susco, "Hubo desafíos en el proceso de redacción a los que nunca antes me había enfrentado. El más evidente fue hallar la manera de mezclar mis propias ideas originales con las de Shimizu. No quería ofenderle, ni crear una historia que no estuviera a la altura de los estándares que había fijado en los filmes originales. Pero durante todo el proceso, Shimizu me dio la libertad de explorar mis propias ideas a la vez que guiaba el desarrollo del guión con su decidida y segura visión como director. Estoy agradecido por su espíritu colaborador y honrado y por haber tenido la posibilidad de trabajar con una persona que, en mi opinión, ya es uno de los directores de cine de terror con más talento de la actualidad".

CANAL COMPRAS