• Inicio Sugerir Modificar

Closer. Cegados por el deseo


Cartel de Closer. Cegados por el deseo

Una mordazmente graciosa y honesta mirada a las relaciones modernas, "Closer" es la historia de cuatro extraños (Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Clive Owen), sus encuentros por casualidad, sus atracciones al instante y sus ocasionales traiciones.

     Título original: Closer
     Año: 2004
     Duración: 98 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 21/01/2005
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 
Nominaciones:
Oscar. Mejor actor de reparto 2005
Oscar. Mejor actriz de reparto 2005

Comentario

La tragicomedia de Patrick Marber "Closer" debutó en Londres en 1997 y recibió críticas muy favorables y ganó el Premio de Laurence Olivier/BBC por la Mejor Obra Nueva y el Premio London Critics' Circle Award. La siguiente producción en Broadway fue nominada a un premio Tony como Mejor Obra y ganó el New York Critics Award como Mejor Obra Extranjera. Desde entonces ha continuado con producciones por todo el mundo y ha sido traducido a 30 idiomas diferentes.

El dramaturgo describe Cegados por el Deseo como "una historia de amor. Trata de otras cosas, por supuesto - celos sexuales, la mirada masculina, las mentiras que nos contamos a nosotros mismos y a las personas que son más íntimas, las formas en las que la gente utiliza a otras personas. Pero al final, es una agradable y simple historia de amor. Y como con muchas historias de amor, las cosas van mal…"

El título, afirma, está abierto a interpretaciones. "Quería algo ambiguo, algo que diera una sensación de humor pero sin cerrar las posibilidades a lo que la historia podría significar".

Hace siete años, cuando el productor John Calley (que entonces era presidente de Sony Pictures Entertainment) leyó por primera vez la obra de Marber estaba "loco con ella", dice. "Es un notable documento sobre nuestro tiempo, ingenioso, inmensamente romántico y muy peligroso - y creo, muy importante".

Lo que intrigaba a Calley y al presidente de Sony Pictures, Amy Pascal, era el ingenio y la precisa disección del romance en los tiempos modernos de Marber. "Él subraya la complejidad de las relaciones contemporáneas en las que los comienzos están tan cargados y son tan excitantes que el proceso de enamorarse puede llegar a ser adictivo", dice Calley. "Las personas pueden convertirse en drogadictos del amor y puede ser difícil abandonar ese hábito. A lo largo de la obra, Marber hace comentarios agudos que son al mismo tiempo ingeniosos y divertidos. El humor siempre se anuncia y a veces es sorprendente".

Sin embargo, cuando Calley y Pascal se reunieron con Marber y expresaron su interés en convertir su obra en una película, él los rechazó, dice Calley. "Nos hizo el desprecio apropiado y no nos la vendía porque quería conocer perfectamente a quien iba a hacer la película".

Afortunadamente, años más tarde, tras su incursión con éxito en Broadway, el director Mike Nichols se interesó por el proyecto. Como sus más recientes adaptaciones de sus obras más aclamadas "Wit" y "Angels in America", Cegados por el Deseo trataba de temas íntimos con humor y complejidad. Nichols pensó que podría dedicarse perfectamente a la adaptación cinematográfica porque su estructura era cinemática de forma innata y porque la obra tenía cuatro papeles principales que eran complejos e interesantes, y cuyas personalidades cambian y evolucionan a lo largo de la historia.

Nichols parecía el director ideal para el proyecto, ya que había similitudes con algunas de sus películas previas incluyendo la aclamada tragicomedia El Graduado, Quién Teme a Virginia Woolf y Conocimiento Carnal, en las que demostró el elemento intuitivo de las relaciones entre hombres y mujeres.

Más allá de la especificidad de la aproximación de Marber, Nichols dice que la dinámica entre hombres y mujeres que indica el dramaturgo "es el centro de nuestras vidas en la Tierra. Es de lo que tratan la mayoría de las bromas, de lo que tratan la mayoría de las novelas, la música. Es - a falta de una palabra mejor - la vida. Y siempre es interesante".

El proyecto finalizó su círculo cuando Nichols se dirigió a Calley en busca de financiación para su proyecto. Los dos hombres han sido mejores amigos durante 40 años. Se reunieron cuando Nichols era parte del aclamado equipo cómico Nichols y (Elaine) May y Calley rápidamente puso fecha en mayo. Calley produjo la adaptación de 1970 de Nichols de la novela clásica de Joseph Heller, Trampa - 22. Más tarde trabajaron juntos en películas como Postales desde el Filo, Lo Que Queda del Día y Una Jaula de Grillos.

"Cuando llegó Mike, le dije que siempre me había encantado la obra y, por supuesto, siempre me había encantado Mike", dice Calley. "Tanto en teatro como en cine siempre ha tenido la maravillosa habilidad de convertir las palabras escritas en drama de una forma sobrecogedora".

Lo que hace de Cegados por el Deseo una obra cinemática, según Nichols, es el hecho de que "se cuenta del modo en que la gente recuerda las cosas - de una forma telescópica". También, añade, el elemento íntimo en el trabajo de Marber se refleja mejor en el cine que en el teatro. "Es difícil presentar la intimidad en frente de un público en directo, mientras que en una película el espectador está solo en la oscuridad con los personajes, que de muchas maneras es más apto para la intimidad, el sexo y el amor".

Marber estaba muy excitado por tener a Nichols dirigiendo una versión cinematográfica de su obra y colaboró escribiendo el guión. Dice que desarrolló una relación de trabajo muy íntima con el director, que "quería que fuera fiel a la obra de teatro. Una vez estableció la norma de que contaríamos la historia de forma muy parecida a como se contaba en teatro - en secuencias de tiempo bastante largas - el trabajo resultó ser mayormente cortar, rescribir y reestructurar varias secuencias".

"Trabajar con Mike fue terriblemente divertido", continúa Marber. "Soy muy afortunado de haber aprendido "sobre el terreno" de un maestro. Además, el catering en una película de Nichols es excelente".

Sobre la temática, Marber afirma que Cegados por el Deseo no hacer pronunciamientos morales sobre el comportamiento de los personajes, permitiendo que el espectador se forje sus propias opiniones. "Aquí no me preocupa el 'bien' o el 'mal'", dice, "no en el sentido de juzgar a los personajes. Esto es lo que dicen. Esto es lo que hacen. Su forma de comportarse no es de mi incumbencia. El público los verá como quiera, y quizá no estén de acuerdo con los demás, pero seguramente reconocerán que hay algo de verdad. Y reirán con algunas bromas que hay por toda la historia".

El guión mantiene el ingenio mordaz de la obra de teatro, la historia interrelacionada de dos parejas, o lo que el productor Cary Brokaw llama "una partida de ajedrez de las relaciones entre dos hombres y dos mujeres que evoluciona como parte de la competición entre los dos hombres por cada una de las mujeres en distintas épocas".

La productora ejecutiva Celia Costas añade: Es una obra esperanzadora en la que los personajes se aceptan a sí mismos y cambian de un modo muy interesante. Aprenden algo, que es en realidad lo más importante en la vida… y en las películas".

CANAL COMPRAS