• Inicio Sugerir Modificar

¡Salvados!


Cartel de ¡Salvados!

A Mary un buen día su novio le confiesa que es gay. Al recuperarse del desmayo que le produce la noticia, Mary tiene una misión, ha "visto" a Jesús en persona y le ha dado instrucciones precisas: "Debes hacer lo que sea para ayudar a enderezar a ese chico".

Mary no lo duda, practicará el sexo con su novio hasta que vuelva a ser "normal". La experiencia como es lógico no convence al chico, pero deja a Mary embarazada en el intento. Para mejorar la situación, su novio es "secuestrado" por sus padres en un centro de ayuda a menores, lo que hace a Mary cuestionarse todo en lo que creía.

Empieza así el último curso en el instituto cristiano de élite "American Eagle".

Para ayudar a Mary, acuden su amiga del alma Hillary Faye (Mandy Moore) y sus devotas discípulas, una mezcla a medio camino de Ku Kux klan y célula ultra católica que finalmente le declaran la guerra a Mary por apartarse del "buen camino".

Mary se encuentra finalmente rodeada de las personas que menos esperaba: los "marginados" del colegio, Roland (Macaulay Culkin), hermano de Hillary, (se detestan mutuamente), Patrick (Patrick Fugit), hijo del reverendo que también es director del instituto, y Cassandra (Eva Amurri), una judía poli-toxicómana que no se calla ni debajo del agua. Este es el grupo que "salvará" a Mary.

     Título original: Saved!
     Año: 2004
     Duración: 92 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 21/01/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: S.L. Diferencia Audiovisual

 

Comentario

El guión de ¡Salvados! llegó a manos de los productores Sandy Stern y Michael Stipe en 1999, después de que el éxito de "Cómo Ser John Malkovich", provocara la llegada de una avalancha de guiones a su productora, Single Cell Pictures. "La gente cree que es fácil elegir un proyecto" dice Stern, "pero es realmente difícil encontrar un buen guión, algo en lo que creas tanto como para dedicar varios años de tu vida a ello y que te cueste sangre, sudor y lágrimas". "Cuando leí el guión", continúa, "buscaba algo original, que se apartase del resto de cosas que se están haciendo, una historia contada de forma diferente. Cuando leí ¡Salvados! era justo lo que estaba buscando y fue maravilloso. Tenía todos los elementos de la típica comedia de instituto, pero presentada desde una óptica absolutamente diferente"

Michael Stipe está de acuerdo con Stern. "Creo que el guión de ¡Salvados! es uno de los más audaces y subversivos que he leído en mucho tiempo.", dice, "Me enamoré de los personajes y de la historia inmediatamente"

Stern admite que la idea de ¡Salvados! tenía una atracción personal para él. "Siempre ha habido una parte de mí que ha sido un adolescente problemático" dice, "El instituto es una época hacia la que todos miramos atrás y para muchos de nosotros, fueron los peores años de nuestra vida. Parte de ¡Salvados! habla de los "excluidos" del instituto, y, desgraciadamente, me siento unido a ellos. Creo que le pasa a mucha gente"

El guionista y director Brian Dannelly (que co-escribió el guión con Michael Urban mientras estaban en el American Film Institute) dice que ¡Salvados! es el resultado de su propia experiencia. "De niño asistí a una escuela elemental católica, a un instituto católico y a un campamento de verano judío", dice, "la mayor lección que aprendí de esta experiencia está resumida en una frase del guión: "No todos pueden estar equivocados ni todos pueden tener razón". Intenté escribir una película basada en esto. Quería una película que estuviese llena de la iconografía de adolescentes incorporando conceptos e ideas que nunca verías en este tipo de films -una película accesible con el espíritu de una independiente."

Recordando las estrictas reglas de sus años de colegio, Dannelly dice, "En mi instituto, no nos dejaban bailar", dice. "Todo el mundo tenía que estar a más de un palmo de distancia de cualquiera persona del otro sexo en todo momento. y la diversión para los del último año era un show de marionetas- no era muy emocionante".

El co-guionista Urban tuvo una experiencia similar con una educación fundamentalista. "Crecí en un hogar baptista tradicional del sur", dice. "Cuando fui al colegio en Tallahassee, Florida, a menudo veía a gente que vivía en un mundo metafísico, con castigos y demonios y cosas que me llevó mucho tiempo comprender. Algunas veces las cosas son deformadas y explotadas en nombre de la religión o de Dios. Quise explorar esto."

Dado que los personajes de ¡Salvados! son adolescentes, el movimiento de Juventud Cristiana refleja el trasfondo vivo y multifacético frente al cual se desarrolla la historia. Con sus enormes retiros espirituales para jóvenes, los conjuntos de rock cristianos (y sus efusivos admiradores), los grupos de oración adolescentes, y esos jóvenes creyentes que a menudo creen aún más puramente e incondicionalmente que sus colegas adultos, observar el movimiento juvenil era un aspecto importante de la documentación hecha por el equipo técnico y los actores.

"Pertenecer a estos grupos cuando eres un adolescente realmente puede motivar y unir a la gente joven hoy en día", dice Dannelly. "Aporta algo como un sentimiento de emoción y aceptación en su mundo y les proporciona un sentimiento de grupo y seguridad que es muy poderoso. Nuestros niños están creciendo en una época de terrorismo, SIDA y chicos disparando a sus compañeros en las escuelas. Los adolescentes están asustados y el movimiento cristiano les permite formar parte de algo y sentirse seguros. Es un reflejo fantástico de la cultura pop: todo lo moderno en la sociedad secular se refleja en la sociedad cristiana. Actualmente existen muy pocas diferencias entre los dos mundos, y creo que eso es parte de su encanto".

Por otro lado, las estrictas reglas asociadas con este estilo de vida pueden resultar ser un camino difícil de seguir. "El peligro puede ser que el camino sea realmente muy estrecho. No todo el mundo puede recorrerlo, y si no cumples ciertas normas bíblicas, corres el riesgo de que te dejen atrás, solo y alienado", dice Dannelly. "Ya es suficientemente duro ser un adolescente sin tener que seguir unos patrones tan estrictos, donde no cabe la posibilidad de equivocarse - ¡y bien sabe Dios que yo cometí muchos!"

Para meterse en los personajes, antes de empezar a rodar, Dannelly y algunos de los actores principales fueron a un "Rallie de Salvación" en el Estadio Anaheim, en California. En la Columbia Británica el equipo artístico al completo acudió a un rallie cristiano para jóvenes como parte de la labor de documentación. "Quería asegurarme de que los actores entendiesen la dinámica de lo que la comunidad cristiana llama cariñosamente "Los freakis de Cristo" (Miembros del "movimiento de Jesús")

Y UN DIRECTOR DEBERÁ GUIARLES....

Finalmente, aunque era la primera película de Dannelly como guionista y director, fue la fuerza de sus convicciones y su personalidad las que convencieron a Stern y Stipe para darle las riendas. "Brian se pasó meses convenciéndome de que él era el tipo adecuado para dirigir esta película" dice Stern. "Cuanto más tiempo pasaba con él y más entendía su visión de la película, más me interesaba apoyarlo como director. Como productor, lo que quería sobre todo de esta película era conseguir algo realmente divertido, inteligente y emotivo- y estas son las cualidades que yo usaría para describir a Brian."

Por su parte, Stipe sentía que Dannelly haría la película creíble. "Desde el principio, sabía que no quería una de esas películas en las que actores de 24 años hacen de adolescentes" dice, "y mi sensación con Brian era que acabaríamos consiguiendo personajes muy reales".

Encontrar la financiación para un proyecto potencialmente tan arriesgado fue todo un reto."No sólo teníamos un director novel," dice Stern, "sino que era una película de instituto con un tema polémico. Fue la fe inamovible en el guión de Brian y Michael y un increíble grupo de actores con talento lo que nos ayudó finalmente a conseguir gente que financiase la película."

Todavía hubo una serie de obstáculos en el camino a la producción: en primavera de 2001. Sólo dos semanas antes de comenzar el rodaje en Florida, la financiación se cayó y el proyecto entró temporalmente en el limbo. Afortunadamente, Infinity Media (una empresa con base en Vancouver y Los Ángeles dirigida por William Vince and Michael Ohoven) entró en la producción. "Habíamos chocado contra un iceberg, estaba en un bote salvavidas, y la voz de Bill Vince fue nuestra salvación," dice Stern. "Él tenía una base de operaciones en Vancouver que sacó adelante la producción en un tiempo récord. Estamos increíblemente agradecidos a Infinity Media." Además, Single Cell tenía un primer acuerdo de opción preferente con United Artists. "La asociación de Infinity y United Artists nos ayudó a salir de las arenas movedizas", dice Stern.

Esto no dañó el atractivo de la producción, lo que Stern llama "el casting perfectamente ensamblado". Prescindiendo de los servicios de un director de casting de Los Ángeles, Stern y Stipe seleccionaron ellos mismos a los actores principales.

UNAS JOYAS CRISTIANAS Y OTRAS GEMAS (El reparto de ¡Salvados!)

"Fue un verdadero placer conseguir este grupo de jóvenes actores" dice Stern. "Es nuestro casting ideal, y todos los actores con los que contactamos aceptaron enseguida. Lo que me parece incluso más extraordinario es que ellos siguieron implicados en el proyecto por lo menos un año dadas las modificaciones en las fechas de rodaje". Jena Malone, Macaulay Culkin, Patrick Fugit, Heather Matarazzo, y Mary-Louise Parker son algunos de los que permanecieron a bordo durante ese año. Mandy Moore, Eva Amurri, y el resto del casting firmaron cerca de las fechas de comienzo de rodaje.

Dannelly estaba de acuerdo desde el principio con las ideas que tenían para el casting los productores. "Para ¡Salvados! quería y necesitaba un casting con mucho talento, con actores inteligentes que pudiesen implicarse, sentirse reconocidos y comprender la historia," dice. "La mayoría del casting había tenido ya grandes experiencias a lo largo de sus vidas, así que sabían lo que significaba pasar por todas esas dificultades. Llegaron al rodaje ya preparados."

Aunque es una película coral, el personaje central de ¡Salvados! es Mary, interpretada por Jena Malone. "Siempre creí que Jena era una actriz que prometía," dice Stern. "La primera vez que la vi fue en Bastard Out of Carolina, donde hacía una interpretación increíble. En todas las producciones donde la he visto, ella aporta sinceridad, honestidad, profundidad - cuando la conocimos inmediatamente supimos que habíamos encontrado a Mary."

Dannelly reconoce el mérito de Malone al haber hecho una gran interpretación de un personaje con tantos matices. "A pesar de su corta edad, Jena había tenido que tomar decisiones adultas en su propia vida por lo que estaba familiarizada con lo que eso significaba." dice Dannelly. "Eso funciona bien para su personaje porque Mary atraviesa un proceso enorme de toma de decisiones y se descubre a sí misma. Y Jena comprendió muy bien el personaje. Literalmente lloré cuando nos vimos porque me contó la historia desde su perspectiva y había dado en el clavo."

Al describir lo que le atrajo de la película, Malone dice que "Nunca había leído un guión como ¡Salvados! y me encantó. Me encanta el humor y la comedia, pero también los sentimientos realmente interesantes acerca de la pérdida de la fe y la idea de ser un marginado- todo ello combinado hacen que sea una historia muy interesante. Eso fue lo que me atrajo del guión."

Sobre todo, a Malone le encantó el viaje de su personaje durante toda la película. "Cuando el público conoce a Mary Cummings," dice, "ella ya ha empezado a cuestionarse las cosas. Aunque todavía es la mejor amiga de Hillary Faye, te das cuenta de que las cosas ya no van bien del todo".

"En la vida de cada joven," continúa, "hay un momento en que tienes que plantearte tus principios antes de comenzar a construir las paredes de tu propia casa. Los valores de Mary, en los que ha nacido y con los que ha crecido, tienen una fe específica: la cristiana. Pero ella está empezando a cuestionárselo y las circunstancias le llevan a hacerlo todavía más, y cae en una crisis de fe. En la película, ella experimenta ese proceso y todo lo que ello conlleva - enfado, tristeza, dolor, confusión, y, finalmente, felicidad al encontrar lo que verdaderamente vale la pena para ella."

Para interpretar el papel de la influyente mejor amiga de Mary, Hilary Faye, los productores querían a la cantante y actriz Mandy Moore, aunque ellos mismos admitían que era una posibilidad remota. "Mandy es la chica de oro en este momento; le ofrecen muchísimos proyectos", dice Stern. "Pero le enviamos el guión y siete días después se había comprometido con la película. Nunca había tenido a un actor que se implicase tan fácilmente y con tanta ilusión en un proyecto. Fue increíble."

Moore en un principio había oído algo de la historia a través de Heather Matarazzo. "Recuerdo haberla oído hablar de la película. Durante mucho tiempo pensé que se trataba de un drama hasta que finalmente conseguí leer el guión y terminé por el suelo riéndome a mandíbula batiente - y quise formar parte de ello".

"Aparte de que el guión estaba increíblemente bien escrito, no quería perderme la oportunidad de trabajar con estos actores". continúa Moore. "Es un casting increíble de gente joven, de mi edad. Jena, Macaulay, Patrick, Heather, y Eva - todos son personas a las que realmente respeto y admiro. Eso fue lo que me hizo decidirme."

Como líder del perfecto y popular grupo "Joyas Cristianas", Hilary Faye es la mejor animadora del Señor en toda la escuela. "Hilary Faye tiene mucho carácter y es muy, muy religiosa.," dice Moore. "Ella tiene un sentido de la fe muy fuerte y sabe a dónde va. No tiene miedo de quién es ni de predicar la palabra de Cristo. Por otro lado, es muy insegura. No tiene una personalidad fuera de Jesús y se ve, a través de la película, cómo usa su fe para controlar a las personas y sacar ventajas de la gente que la rodea".

"El hecho es que," continúa Moore, "Hilary Faye proviene de una familia sin amor, y trata de escapar de ello refugiándose en Jesús y predicando su palabra a todo el mundo. Se ha convertido en una parte tan importante de su vida, que cuando empieza a dudar se viene abajo. De hecho, las primeras muestras de cómo es la verdadera Hilary Faye se ven muy al final de la película, cuando ella se vuelve humana."

Macaulay Culkin interpreta a Roland, el chistoso hermano de Hilary Faye que va en silla de ruedas. Culkin conoce al productor Stern desde hace años y estaba entusiasmado con el guión. "Es un guión muy bien construido y la historia me interesa sobre todo por su mensaje," dice Culkin "sobre el amor y la fe universales más que en una religión específica. Pensé que era estupendo y que Roland era un personaje encantador. Era una gran oportunidad, así que tenía que hacerlo."

Hablando sobre su personaje, Culkin dice que Roland lleva su propia cruz a cuestas. "Está en una silla de ruedas," dice, "y su hermana usa esto como una ventaja para pasearlo como si fuese una medalla para probar lo buena cristiana que es. Pero el solo intenta encontrarse a sí mismo y trata de encontrar el amor y la amistad en su vida."

Culkin dice que Roland encuentra finalmente a su alma gemela en el personaje de la rebelde Cassandra, interpretada por Eva Amurri: "Su relación con Cassandra le ayuda a sentirse independiente y a descubrir lo que él es sin su hermana, fuera del mundo cristiano de la escuela. La relación que ambos tienen es muy apasionada, porque es difícil para ellos encontrar a alguien que pueda entender de dónde vienen. Por eso conectan."

Para prepararse y hacer justicia al papel, Culkin pasó un tiempo considerable aprendiendo cómo maniobrar con una silla de ruedas. Él sentía que era importante para la construcción de su personaje comprender cómo es la vida en una silla de ruedas, cómo podría afectar a su vida diaria y a sus relaciones con los demás. Compró una silla de ruedas y la usaba en su casa para comenzar a familiarizarse con ella. "Fue lo primero por lo que pregunté cuando acepté hacer ¡Salvados!," dice. "No se es consciente qué difícil puede ser hacer ciertas cosas cuando estás en una silla de ruedas - abrir la puerta de un refrigerador es mucho más difícil de lo que se pueda pensar."

A su llegada a Vancouver, Culkin inmediatamente fue a un centro de rehabilitación donde hizo un entrenamiento más formal con un cuadriplégico llamado Brad. "Aprendía cómo subir curvas, bajarlas, subir y bajar rampas, atravesar césped, cómo bajarme de la silla al suelo y a la cama y cómo entrar en un coche - todas esas cosas."

Dannelly da crédito a Culkin por su actitud y atención al papel. "Mac fue muy particular sobre cómo interpretar a este chico en silla de ruedas," dice Dannelly. "Roland es fuerte y tiene una personalidad propia, pero también es vulnerable. Su relación con Cassandra saca a relucir esa vulnerabilidad."

En el caso de Patrick Fugit, Stern recuerda que el joven actor estaba inicialmente sorprendido por interpretar al personaje romántico de la película, Patrick. "Las chicas se vuelven locas con Patrick Fugit - el chico es un rompecorazones y no lo sabe," afirma Stern. "Por supuesto, eso es lo que lo hace más atractivo."

Para describir el atractivo que el proyecto tenía para él, Fugit dice que deseaba trabajar con un casting de actores jóvenes tan exitoso, sobre todo en un proyecto en el que todo el mundo estaba tan implicado. "Me encantaba la gente que estaba metida," dice Fugit. "El guión era bueno desde el principio, pero el cast lo elevó a otro nivel."

El personaje de Fugit, Patrick, es el hijo del pastor, el chico nuevo del grupo recientemente llegado de una misión con su skateboard bajo el brazo. Es un chico atractivo, abierto, que inmediatamente llama la atención de las chicas." "Patrick ha estado fuera y vuelve a la cabeza del equipo cristiano de skateboard," dice Fugit. "Él hace aquello en lo que cree y lo hace por sí mismo. Lo que encuentra tan atractivo de Mary es que sea una marginada. Mary se replantea sus creencias y esto es algo con lo que se siente identificado." Estas mismas cualidades son lo que convence a Mary de que Patrick es el chico para ella.

Una de las más fuertes defensoras del proyecto desde el principio fue la joven actriz Heather Matarazzo, a la cual Stern se refiere como "la animadora del guión entre la juventud de Hollywood". Como mencionamos antes con respecto a Mandy Moore, Matarazzo ayudó ,en primer lugar, a conseguir muchos actores jóvenes interesados en el proyecto.

Matarazzo señala las emociones sinceras que aparecen en el guión como el principal motivo por el cual se implicó tanto en el proyecto. "Lo que me sorprendió del guión," dice, "fue su sinceridad y pasión y el hecho de que explica cómo evitar meterse en una burbuja y desafiar las propias ideas y creencias. Va sobre todo de amor y comprensión, hacia los otros seres humanos y hacia ti mismo. A través de eso llegas a tu propia espiritualidad. No se trata de obligar a los demás a tragar sin chistar.

El personaje de Matarazzo es Tia, una chica deseosa de entrar en el grupo de las "Joyas Cristianas" que finalmente reemplaza a Mary como una de las discípulas de Hilary Faye cuando Mary es "desterrada". "Tia es la más manipuladora y nociva del grupo," explica Matarazzo. "Aunque Mary le llama bombilla de bajo voltaje -por sus aparentes pocas luces-,' Tia en realidad es divertida, astuta e inteligente."

Finalmente, Eva Amurri fue elegida para interpretar a la más extravagante de los marginados del instituto, Cassandra Edelstein. Como el resto, Amurri inmediatamente supo que quería hacer la película. "El guión era tan divertido y estaba tan bien escrito, que simplemente me enamoré de él," dice Amurri. "Sabía que iba a tener que hacer una audición para este papel." Tal era su determinación que, de hecho, ella misma voló a Los Ángeles específicamente para hacer la audición con los cineastas.

Y acertó. Cuando llamaron, la primera lectura de guión de Amurri los dejó anonadados. "A los 17 años tiene un increíble poder y carisma," dice Stern. "Nos miramos uno al otros y dijimos "Oh, Dios Mío, hemos encontrado a la perfecta judía para nuestro instituto cristiano."

"Eva llegó y aporto tanta vida a su personaje, mientras que otra gente lo había hecho poco convincente," añade Dannelly. "Para mí, fue un descubrimiento especial."

"Cassandra es la única chica judía en el Instituto Americano Águila Cristiana," continúa Amurri, "y ella es una marginada en muchos aspectos para compensarlo. Ella es la rebelde: fuma, conduce un Javelin morado y tiene una belleza especial. Es una chica chispeante."

Haciendo las proyecciones de análisis de ¡Salvados!, los creadores se dieron cuenta de que los espectadores respondían muy positivamente a Cassandra -una prueba de que Amurri, había dado vida al personaje tanto como los guionistas. Discutían la película tras cada proyección y Stern se fijó en el comentario de un adolescente que dijo "Si ves a Cassandra detenidamente te das cuenta de que aunque es judía es uno de los personajes más ´cristianos´".

Durante la película, Cassandra se siente atraída por el hermano de Hilary Faye, Roland. Amurri siente que la atracción de Cassandra por Roland es natural. "Se siente atraída por él porque también es un marginado," dice. "Su hermana lo eclipsa porque es una controladora y creo que Cassandra siente empatía por esto. Y también porque él no la juzga y eso es muy importante para ella."

UN CORO DE ANGELITOS

Había un sentimiento de camaradería en el set debido a la conexión que había entre los actores y Dannelly para hacer realidad el rodaje de esta película. Para el director, las interpretaciones y el genuino entusiasmo del equipo hicieron que la experiencia se convirtiera en un sueño hecho realidad.

El Productor Michael Stipe dice, "Nunca he visto en un set de filmación donde todos se llevaran de maravilla, cada uno de los involucrados en el film estaban realmente entusiasmados de trabajar en un proyecto como este"

El resultado de esta colaboración empezó desde mucho antes. "Lo que veíamos en los pases de cada día y en la primera edición que se iba montado, hacía que todo valiera la pena" Dice Stern. "Hizo que mi año anterior y mi nueva relación con el cardiólogo valieran la pena" ríe.

De acuerdo a Jena Malone, trabajar con Dannelly fue "increíble" "Brian es un hombre extremadamente sensible" comenta. "realmente conocía sus personajes, quiénes eran y hacia dónde los quería llevar. Como actores, nos dio mucha libertad creativa y siempre hubo respeto mutuo.

Stern siente que Malone merece muchísimo respeto, "Jena Malone tendrá una carrera como la de Holly Hunter-ganará un Oscar algún día" dice Stern. "Ella crea estos sorprendentes personajes de muchas dimensiones, y trabaja increíblemente duro. Trabajó cada día de esta película, nunca fue a descansar y estuvo siempre al 100%."

Acerca de sus compañeros de reparto, Malone dice, " estaba enamorada de todos ellos, era un verdadero placer sólo ir cada mañana al trabajo y ver esas hermosas caras sonrientes, y todos estábamos de muy buen humor".

Eva Amurri tampoco tiene otra cosa que decir sino elogios y cumplidos por su experiencia en el film. "Brian fue estupendo, y tan gracioso" dice. "El confió mucho en nosotros. Cada día fue una experiencia de aprendizaje, mucho más de lo que hubiera imaginado"

Trabajar con Dannelly fue también un toque de luz para Heather Matarazzo, "Como escritor y director manejaba todo" dice, "desde maquillaje y peluquería, vestuario, hasta estar muy pendiente del resto del personal. Tenía tanta pasión por su trabajo, estaba tan comprometido con la película que hizo que el resto de la gente se sintiera muy especial por estar participando en ella. Es la persona más dedicada con la que he trabajado".

Mandy Moore dice, "Brian fue absolutamente maravilloso-más allá de toda creencia. El creó parte de la historia y dio forma a los personajes tan delicadamente, que no sentías que hubiese mucho trabajo por hacer. Y es divertidísimo; nos sacó carcajadas a todos".

"Tuve tanta suerte de ser parte de esta película por muchas razones" continúa Moore. "El cast era increíble, gente que realmente admiro y respeto. Son lo mejor de lo mejor. Incluso cuando no estaba trabajando podía observar y absorber tanto como podía de ellos, porque había tanto que aprender, fue realmente maravilloso".

Interpretando un rol tan diferente de sus películas anteriores - y un personaje tan diferente de su imagen de Pop Star- el equipo artístico como el resto del equipo quedaron particularmente muy impresionados por la interpretación de Moore. Su compañera y buena amiga Heather Matarazzo, quien trabajó con ella en "Diarios de una Princesa" admite de Moore "ella es como mi hermana así que soy poco parcial. Pero Mandy logró la transición desde la música a la interpretación, y es realmente emocionante ser testigo de algo así".

Patrick Fugit dice, "desde la primera lectura en grupo pude darme cuenta que ella iba a destacar. Pienso que podría ser una actriz que compagine su carrera con la música".

Dannelly dice "Mandy tenía tanta compresión y compasión por su personaje. Fue muy, muy importante para ella que Hilary Faye estuviera siempre tratando de ser buena y haciendo cosas por las grandes causas. Lo otro que me sorprendió fue su instinto e improvisación. Hay tantos pequeños toques en el film que son puramente de Mandy"

De su experiencia en ¡Salvados!, Macaulay Culkin dice, "Tuvimos un grupo excelente. Cada uno entendió realmente su personaje y lo que todos queríamos lograr rodando la película. Fuimos extremadamente afortunados, nos llevábamos muy bien fuera y dentro de la pantalla. Teníamos mucha fe entre nosotros, y siempre nos tratamos por igual. Eso es muy agradable a la hora de rodar".

Dannelly concluye por enfatizar nuevamente la naturaleza positiva de toda esta experiencia. "Todos queríamos hacer este film," dice, "todos tenían algo que querían decir y todos se apoyaron mutuamente. Los actores siempre estuvieron unidos en todo momento, incluso cuando no coincidían en las escenas. Dieron el 110% cuando interpretaban juntos. Había un espíritu de amabilidad en el set que nunca esperé."

¿CONTROVERSIA?

La visión en el guión de un cristianismo fundamentalista causó en varias ocasiones la pérdida de varias localizaciones y una banda de rock durante la producción.

El propietario de la que iba a ser la casa de Mary decidió en el último momento que no había habitación en el hostal después de oír los aspectos cómicos de la historia. Como cristiano, él afirmaba que sería inapropiado.

Del mismo modo, una iglesia luterana, originalmente cerrada como una localización, se echó para atrás después de leer detenidamente el guión. Sin embargo, una iglesia "United", se ofreció para colaborar con la producción.

También, una banda de rock cristiana conocida, habían acordado actuar en la película. El guión había sido aprobado por los miembros de la banda y por su equipo directivo, pero en el último momento la banda tiró la toalla, temeroso de que sus fans cristianos se ofendieran.

Al hablar sobre la potencial controversia originada por el tema de ¡Salvados!, el equipo técnico y artístico están prestos a señalar que el principal mensaje de la película es el amor, la inserción y aceptación de todas las religiones y creencias. La película no critica a los cristianos, la religión o la fe.

La película habla claramente en contra de los intolerantes y su incapacidad de abrir sus corazones y mentes al modo de pensar de otros- o al menos su incapacidad de darse cuenta de que nadie sobre la tierra creerá nunca en exactamente las mismas cosas.

Jena Malone dice que habrá muy probablemente algún debate sobre el tema de ¡Salvados!, pero siente que la película realmente promueve la religión, cuando es practicada con tolerancia. "La película es absolutamente a favor de la Fe", dice ella.

"Trata sobre querer creer en algo y la idea de que las creencias y el amor pueden darse en muchas formas diferentes".

La co-protagonista Eva Amurri siente que la religión necesita adaptarse a la vida moderna y sus necesidades. "Pienso que no importa de qué religión seas, pero tienes que aprender a adaptarte al mundo de hoy", dice. "El tema es cómo tú tomas la moral que te han impuesto ciertas religiones y transpones esto en lo que experimentas en la vida diaria".

"Lo atractivo de esta película", continúa, "es que los personajes son forzados a encontrar sus propias voces y tomar sus propias decisiones. Como público pienso que eres libre de reaccionar a ello como tú. Trata de cómo poner a prueba tus creencias- y pienso que eso es muy importante. Es maravilloso que exista una película que trate sobre esto".

El productor Sandy Stern explica que la película ofrece una reflexión muy oportuna del despertar religioso en la América de hoy en día, especialmente entre la gente joven. "Con el humor de la historia no hemos pretendido ridiculizar el cristianismo. No nos estamos riendo de los cristianos en esta película", dice Stern. "Algo está pasando ahora mismo en el mundo que nosotros no hemos visto completamente- el Cristianismo se ha convertido en una industria multimillonaria. Con la guerra, el 11 de Septiembre, la matanza de Columbine, las drogas, el SIDA, el terrorismo- con todo con lo que nos estamos enfrentando- la gente está volviendo a la religión. Con ¡Salvados!, intentamos mostrar cómo los adolescentes están usando la religión como una manera de hacer frente a su mundo día a día".

Mandy Moore cree que la película difunde un mensaje muy positivo. "Obviamente algunas cosas se han exagerado para conseguir un efecto cómico", comenta, "pero el mensaje de la película no es burlarse de los cristianos. Por encima de todo, no es anti-nada. Trata sobre descubrir quien eres tú y en qué crees. Trata sobre la tolerancia, la aceptación y la diversidad.

"Estoy realmente feliz por formar parte de una película que va a hacer a la gente pensar en muchos niveles diferentes". Moore continúa. Pienso que es muy inspirador ver a este personaje, una cristiana que pone a prueba su fe y finalmente decide volver a ella porque es en lo que cree. Pero Hillary Faye también muestra cómo las creencias intensas pueden llegar a ser realmente extremas, cómo puedes por ello convertirte en alguien frío que se cree con poder para juzgar a todos. Creo que ¡Salvados! muestra los dos aspectos de tener fe, el bueno y el malo".

Macaulay Culkin dice: "yo sabía que entrar en este proyecto a mucha gente no le iba a gustar pero no hice la película para ser controvertido. Pienso que hemos hecho una película maravillosa con un mensaje muy importante. Solo porque tiene lugar en un instituto cristiano y trata sobre el cristianismo, algunos podrían no estar de acuerdo con ello por una razón u otra. Pero yo estoy de acuerdo con lo que dice el film, por lo que espero que la gente lo vea con mente abierta y lo acepte como lo que es".

"Antes de crear tu propio criterio respecto a un tema, tendrías que ser capaz de cuestionártelo, religión, política o lo que sea", dice Heather Matarazzo: cuando opinas sobre algo, no tienen que ser solamente palabras vanas con impresiones detrás. Deberían ser palabras sustentadas en un razonamiento. Esto es lo que estamos intentando expresar. Espero que a todo el mundo le guste, incluido los cristianos.

El productor Michael Stipe es también firme sobre la postura positiva de la película acerca de la religión. "No pienso que esta película se burle de ningún modo del cristianismo," dice. "Yo vengo de una familia muy religiosa y no les insultaría ni a ellos ni a la gente con la que crecí trabajando tan duro en algo que pudiera insultarles. Esta película presenta las cosas tal como son. Las adolescentes se quedan embarazadas, la gente descubre que es homosexual y a veces estas cosas ocurren en lugares donde menos te lo esperas."

"Mi opinión personal es que el cristianismo y la espiritualidad en general necesita un poco de empujón en el siglo XXI, particularmente desde el punto de vista de un adolescente", continúa. "Esto es lo que la película destaca de un modo brillante. Es subversivo pero es dulcemente subversivo. No creo que estemos pisando el callo a nadie".

A pesar de toda la polémica, los actores y los productores sienten que la audiencia potencial de ¡Salvados! es muy amplia y que la película no sólo trata de religión si no de muchas otras cosas. "Hay un cambio en la película", dice Stern. "Desde el momento en que Mary está embarazada, la película explora más cosas aparte del cristianismo. Se convierte en una película sobre gente joven intentando encontrar su camino".

"Creo que cualquiera que haya sido un marginado, que se haya cuestionado su fe alguna vez o que haya ido a un instituto, se sentirá familiarizado con la película", dice Danelly. "Y me gustaría pensar que nuestra película es un poco más inteligente que las típicas películas adolescentes. Creo que a la gente le va a gustar."

"A la gente que se siente segura en su fe no le va a preocupar ni un ápice la película ¡Salvados!". Es como la película "Mi gran boda griega", continúa. "no creo que los griegos se levantaran en armas porque la película trataba de los estereotipos griegos. La gente que tiene una fe inquebrantable no temerán esta película".

LAS LOCALIZACIONES

!Salvados! se rodó rápidamente en 28 días durante el otoño de 2002 en Vancouver, en la Columbia Británica.

Un viejo amigo de los productores Stipe y Stern, el director de fotografía Bobby Bukowski dice, "Como director, recibes docenas de guiones, pero desde la segunda página de ¡Salvados! comencé a reír en voz alta y pensé: 'da igual cuál sea el presupuesto de esta película, quiero formar parte de ella.' Divertirte implicándote con tu trabajo es una rara y maravillosa oportunidad y esta película indicaba eso desde el principio."

Bukowski continua señalando que el humor en la historia ha sido genialmente infundido con compasión. "Lo bonito del guión es que tu estabas sentado riéndote pero realmente no te estabas riendo de nadie," dice. "Brian tuvo mucho cuidado de no sentar prejuicios con los personajes. Hay una gran humanidad tras la película, y al final eso es muy bonito."

Rodada en su totalidad sin ningún estudio de grabación, la producción dependía de encontrar los sets adecuados, y también en la compasión del impredecible tiempo.

El diseñador de producción, Toni Deveyi, explica la trascendencia de los modernos hogares suburbanos y la escuela que se eligió como fondo para la historia: "Queríamos crear un mundo en sí mismo, el mundo cristiano en el que se basa la película. Nuestra búsqueda mostró que existen muchas nuevas comunidades que se están desarrollando y que son muy parecidas y extremadamente intachables. También nos dimos cuenta de que los colores predominantes son neutrales y monocromáticos -el crema y el beige."

Para explicar mejor la estrategia de rodar estas comunidades modernas y encorsetadas, el director de fotografía Bukowski dice, "A veces, cuando estás viendo una película, una cacofonía de color y diseño puede distraerte y poner a los personajes en primer plano. Desde el principio buscábamos una paleta muy neutral sobre la que colocar a unos personajes tan llenos de color. Dramáticamente, Brian también intentó mantener esta neutralidad evitando el tópico de 'chico malo y chico bueno'."

El diseñador de producción Devenyo explica cómo se usó el color para introducir algunos de los personaje destacados de la historia. "Introducimos color durante algunos de los flashbacks de la infancia de Mary," dice. "También introducimos color en el personaje de Eva Amurri, Cassandra, la chica que conduce una locura de coche violeta. El color rojo también se evita en la película hasta que Mary luce un vestido rojo en el baile."

El moderno instituto, en el cual se desarrolla gran parte de la acción de la película. Se eligió por su poco habitual diseño así como por la abundancia de ventanas y de tragaluces. Los creadores de la película encontraron la Escuela Secundaria Clayton Heights en los suburbios del Sur de Surrey para encontrar el look exacto de la película para el Insituto Cristiano Águilas Americanas.

"Buscábamos una escuela que fuese muy atípica, que nunca se hubiese visto antes en una película," añade Devenyi. "El diseño de este colegio es muy cubista, casi como una película expresionista alemana, con muchos ángeles, líneas extrañas e imaginería religiosa. Esto nos permitió rodar con muchos ángulos inherentes a la arquitectura. Por ultimo, nos dió una agradable visión como fracturada que acentúa la rúptura del mundo cristiano que sufren los personajes.

Una de las creaciones más notables hecha para la película es una valla publicitaria con un Jesús gigante de casi ocho metros de alto con deportivas, amenazante en el aparcamiento a la salida de la escuela- es una valla publicitaria que pintan al comienzo de la película las "Joyas cristianas": Jena Malone y Mandy Moore.

Siguiendo la idea de Dannelly de usar un diseño contemporáneo con influencias de los anuncios de Nike, Devenyi dice que decidieron ir a por algo "moderno con lo que los chicos se pudieran identificar. Construimos un Jesús con deportivas, diseñado de manera familiar para cualquier lector de una revista para adolescentes de hoy en día".

El reto de trabajar dentro de un calendario de 28 días de rodaje exigió al equipo de producción trabajar rápida y eficientemente, como un grupo sincronizado. En gran parte este proceso se aceleró por el hecho de que el director de fotografía Bukowski también operaba la cámara. "Yo había estado con el guión durante 8 meses" dice. "Nosotros trabajamos duro en el storyboard del film en Florida y Brian me transmitió mucha información de la historia. Como operador y director de fotografía, tienes una gran colaboración con el director en lo que tu puedes contar la historia tal cómo está ocurriendo. No tienes tiempo de ensayar los planos y los actores no tienen tiempo de ensayar las escenas, por lo que todo lo que ocurre frente a la cámara está sucediendo por primera vez. Esto agrega frescura y electricidad a todo".

CANAL COMPRAS