• Inicio Sugerir Modificar

Reencarnación


Cartel de Reencarnación

Diez años después de la repentina muerte de su amado marido Sean, Anna (Nicole Kidman) está preparada para superar su pérdida y empezar una nueva vida. Ha aceptado casarse con Joseph (Danny Huston), un hombre alegre y cultivado que durante tres años ha cortejado pacientemente a la joven y bella viuda. La madre de Anna, Eleanor (Lauren Bacall) - una mujer elegante y dominante que ha abierto los brazos a Joseph en el espacioso piso familiar del barrio aristocrático del Upper East Side neoyorquino -, recibe la noticia con alegría. El piso ha sido el hogar de Anna desde la muerte de Sean y también es la residencia temporal de su hermana embarazada Laura (Alison Elliot) y del marido de ésta, Bob (Arliss Howard), que están reformando su propia casa. Es allí donde una noche se reúnen amigos y parientes para celebrar la fiesta de compromiso de Anna y Joseph.

Entre los invitados figuran Clifford (Peter Stormare), el mejor amigo de Sean, y su mujer Clara (Anne Heche). La pareja no se siente del todo cómoda en este ambiente de lujo y cuando llega el ascensor Clara advierte que su regalo no está bien envuelto y le dice a Clifford que suba solo. Mientras piensa en qué hacer a la entrada de mármol del edificio se fija en un niño (Cameron Bright) sentado solo en el recibidor. Clara sale del edificio en dirección a Central Park y el chico la sigue sin que ella se de cuenta. Cuando al poco tiempo regresa al edificio el chico ha vuelta a su sitio.

Poco después de la fiesta de compromiso se celebra el cumpleaños de Eleanor, una reunión íntima a la que asiste una gran amiga de la familia, la Sra. Hill (Zoe Caldwell). Pero antes de que se pueda servir la tarta aparece un desconocido. Es el mismo chico de antes y pide hablar en privado con Anna. Anna consiente a lo que parece el capricho de un niño y le acompaña a la cocina. Allí el chico declara que es su difunto marido Sean y le previene contra casarse con Joseph. Asombrada y enfadada, Anna le lleva abajo y da instrucciones al conserje, Jimmy (Milo Addica) para que mande al chico a su casa. Jimmy confirma que conoce al chico. Su nombre es Sean.

Sin embargo, Sean no se rinde, comienza a escribir a Anna y visita regularmente el edificio con su padre, el Sr. Conte (Ted Levine), un tutor que tiene clientes allí. Joseph tiene curiosidad por este niño de diez años que escribe a su prometida y decide hablar con él cuando su padre viene a dar clase. Los tres adultos - Joseph, Anna y el padre del chico - le exigen que deje en paz a Anna pero Sean se niega, tranquilo pero decidido. Cuando el niño se desploma al final del enfrentamiento Anna no puede evitar sentirse afectada.

La intromisión surrealista de Sean en la vida de Anna produce reacciones diversas en su familia. Bob le interroga sobre los detalles del difunto Sean y le inquieta todo lo que el chico parece saber. Más inquietante aún es la intensidad y seguridad de su amor por Anna. La Sra. Conte (Cara Seymour), separada del padre de Sean, permite a su hijo ver a Anna con la esperanza de que deje de creer que es su marido.

Sin embargo, es Anna quien empieza a creerle. Aunque no puede negar que es todo muy extraño se siente cada vez más atraída hacia el niño y está dispuesta a ir en contra de los deseos de su novio y de su familia con tal de verle. ¿Es realmente posible que el niño sea el marido de Anna, vuelto a la vida? ¿Cómo puede rechazar la posibilidad de volver a experimentar el amor que sentía por él?

     Título original: Birth
     Año: 2004
     Duración: 100 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 25/02/2005
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Tri Pictures, S.A.

 

Comentario

Jonathan Glazer - internacionalmente conocido por sus vídeos musicales y anuncios publicitarios - hizo su debut en el cine con SEXY BEAST, filme que le valió a Ben Kingsley una candidatura al Oscar. Pero incluso antes de rodar este primer largometraje, tenía en mente la idea central que se convertiría en BIRTH y lo comentó con el renombrado productor Jean-Louis Piel, productor de la premiada QUEMADO POR EL SOL y gran admirador del trabajo de Glazer.

A fin de desarrollar la historia, Piel sugirió hablar con el distinguido escritor francés Jean-Claude Carrière, colaborador de Luis Buñuel en el cine y de Peter Brook en el teatro. También había colaborado con el Dalai Lama en dos libros - incluyendo The Power of Buddhism - y tenía amplios conocimientos del tema de la reencarnación. Le intrigó la idea de Glazer y los dos creadores se reunieron a principios de 2001 para concretar la trama. Así empezó un diálogo que continuaría a lo largo de unos dieciocho meses y cuyo resultado sería el guión de BIRTH.

Glazer explica que lo primero que hicieron fue crear un contexto para la historia. Para él fue un período muy emocionante en el que aprendió mucho de Carrière. Por su parte, Carrière declara que Glazer es "un colaborador muy receptivo. Es una persona muy entusiasta que se levantaba a primera hora para después trabajar todo el día".

Los dos elaboraron una trama en la que un chico de diez años, llamado Sean, aparece en la vida de Anna, una mujer de 35 años que se quedó viuda 10 años antes. El niño afirma ser el difunto marido de Anna, también llamado Sean, y sabe cosas de Anna que sólo sabría su marido. La irrupción de este extraño joven tiene un efecto desestabilizador en la vida de Anna y en la de su familia y su prometido, Joseph, con quien planea casarse en el próximo futuro.

Glazer y Carrière opinaban que la historia se prestaría mejor a un entorno libre de asociaciones con la reencarnación: "No queríamos escribir una película sobre lo paranormal. No queríamos ambientarla en un lugar donde este tipo de historia forma parte de la cultura o de la religión", comenta Glazer. "Nos gustó la idea de desarrollarla en una gran ciudad donde existe un cierto anonimato. También hablamos de la idea de un reino y de la llegada del niño a una corte. Un lugar donde quedaría muy clara la separación entre los distintos mundos que ocupan la mujer y el chico". Y decidieron que Nueva York cumpliría con ambos criterios.

La decisión de ambientar la película en Nueva York - una ciudad que conecta con la imaginación en todas las partes del mundo - también encajaba con la percepción de Glazer de BIRTH como un cuento de hadas. Posee todos los elementos claves de los cuentos de hadas: un extraño que trastoca la rutina de una corte elegante, una princesa hermosa y aislada, una familia bien asentada amenazada por el cambio, un amor que parece imposible. Nueva York, con su aura de historia y poder, bien podría considerarse un reino, un lugar lleno de misterio y secretos. Tiene enclaves ricos y privilegiados que contrastan con los ruidosos barrios de las familias y negocios corrientes. Y Central Park representa la naturaleza imprevisible que se ve en los bosques encantados de tantos libros infantiles. Al situar la historia en el mundo cerrado de una fábula, Glazer descubrió que le permitía cristalizar los temas centrales del amor y la fe en los demás.

Los productores Lizie Gower y Nick Morris, que llevan más de una década trabajando con Glazer en la productora británica Academy, se unieron a Piel para producir el proyecto. Tras establecerse como la productora de publicidad y videos musicales más importante de Inglaterra, Academy acababa de montar su división cinematográfica. BIRTH se convirtió en su primer largometraje.

Dado que ni Glazer ni Carrière son de Nueva York, acordaron contratar a un guionista estadounidense con el propósito de garantizar la autenticidad del entorno de la película. A los socios de Academy les había causado impresión el guión de MONSTER'S BALL, coescrito por el neoyorquino Milo Addica y que habían leído mucho antes del rodaje de la película. De hecho Addica ya había comenzado a colaborar con Glazer en otro proyecto y todos opinaron que sería el colaborador ideal para esta última etapa en la creación del guión.

A Addica le intrigó las muchas preguntas que plantea el guión, incluyendo la posibilidad de que una persona muera y vuelva a nacer en otro cuerpo: "Intelectualmente y por lógica la gente se pregunta '¿Cómo es posible?', y aunque parezca no tener sentido sí que lo tiene en el corazón. BIRTH trata del poder de la fe, de la fuerza de nuestras creencias y adónde nos conducen". Addica, que comenzó su carrera como actor, también intervino en esta capacidad en la película dando vida al conserje Jimmy.

Bajo la supervisión de Carrière, Addica y Glazer, BIRTH llegó a ocupar su mundo particular, un mundo a la vez contemporáneo y mítico. Glazer cree que los tres consiguieron hablar con una única voz: "Todos estábamos muy interesados en construir una historia de amor entre un chico y una mujer. Y creo que al final lo conseguimos".

Los cineastas se sintieron muy afortunados cuando Nicole Kidman expresó su interés en el papel protagonista. En ese momento ya había competido por el Oscar por MOULIN ROUGE y después ganaría el premio de la Academia por LAS HORAS.

Cuando se conocieron, a Glazer le sorprendió la comprensión de la historia por parte de la actriz: "Habló muy elocuentemente del guión y comprendía a la perfección su papel y lo que yo buscaba con la historia".

A Kidman le fascinó la implicación personal del director en el proyecto. Además, el papel de Anna le atraía desde el punto de vista creativo y se siente agradecida de haber llegado al punto en que le ofrezcan papeles de esta calidad: "Es increíble encontrarte en la situación en que puedes decir, 'puedo explorar la psique de esta mujer y ayudar a darle vida. Me siento muy afortunada".

La respetada directora de casting Avy Kaufman se encargó de buscar el reparto de BIRTH y fue un proceso meticuloso que ganaba en complejidad con cada nuevo miembro. Los personajes son presentados de forma esquemática y así los actores tenían que poseer la capacidad de reflejar las características individuales de su personaje además de su interacción con los demás.

La corte metafórica de la película está encabezada por Eleanor, la madre de Anna. Desde que escribieron el primer borrador del guión los cineastas sólo pensaron en una actriz para encarnar a la matriarca: la leyenda del cine Lauren Bacall. "En mi opinión, Lauren Bacall era la única para el papel de Eleanor", afirma Glazer. "Tiene mucho carisma y en la pantalla proyecta una fuerza enorme".

Bacall se comprometió con el proyecto rápidamente y con mucho entusiasmo. "Lo que me atrae de cualquier película es el director y el guión", señala la actriz. "Y los buenos directores casi siempre tienen buenos guiones. En este caso, por supuesto, Jonathan era también uno de los guionistas y es una combinación maravillosa". También le ilusionaba la idea de volver a colaborar con Kidman, con quien había trabajado en DOGVILLE, de Lars von Trier: "Nicole y yo estuvimos juntas en Suecia durante dos meses y medio y nos hicimos amigas. Es estupenda y muy profesional. Le tengo mucho cariño".

La productora Lizie Gower recuerda que recortaron fotos y en una pared del despacho de Avy Kaufman crearon el árbol familiar de Anna: "Lauren Bacall estaba arriba del todo como cabeza de familia con Nicole a un lado. Y fue increíble porque se parecen tanto que podrían ser madre e hija de verdad".

La elección de Danny Huston para el papel de Joseph - el prometido de Anna- produjo otras interesantes asociaciones. Como hijo del legendario director y guionista John Huston y nieto del actor Walter Huston, Danny representa la tercera generación de la realeza del cine. Aunque comenzó su carrera como director, en los últimos años ha destacado también como actor en películas como IVANSXTC y 21 GRAMOS.

En 1988 Lauren Bacall protagonizó MR. NORTH, el debut de Danny Huston como director, cuarenta años después de ser la estrella de CAYO LARGO (dirigida por John Huston) junto con su marido, Humphrey Bogart. Conoce a Danny Huston desde siempre. "John Huston fue un grandísimo amigo mío y de mi marido", comenta la actriz. "Y Danny es maravilloso, rebosa encanto y es muy gracioso. De repente se ha convertido en actor y es fantástico".

El productor Nick Morris señala que se fijaron en Danny Huston en IVANSXTC, en la que encarna a un agente de Hollywood que se está muriendo: "Estuvo genial y nos pareció perfecto para el papel de Joseph. Su personaje procede de un ambiente privilegiado y es muy relajado y encantador. Sabíamos que Danny podría aportar esas cualidades y así lo hizo".

A Huston le intrigaba la forma en que el niño Sean provoca reacciones muy distintas en los personajes adultos de la película: "En la religión hindú los dioses se ponen una máscara para presentarse de modo que una persona corriente pueda captar. De alguna forma este niño es el vehículo del espíritu del marido de Anna y permite a todas estas personas volver a tener experiencias con este hombre en sus dimensiones particulares".

Encontrar al niño apropiado para este papel resultó ser el mayor reto en la selección del reparto. Puede que Sean tenga diez años pero posee una seriedad adulta que lleva a Anna a reconsiderar su vida. "La idea central en esta historia de amor es que el chico es un pre-hombre", apunta Morris. "Tiene que poseer cualidades de hombre, una especie de fuerza y seguridad en sí mismo que no son normales en un niño de nueve o diez años".

La directora de casting Avy Kaufman y los cineastas vieron a más de mil chicos en Estados Unidos y Canadá - actores profesionales y no profesionales - en escuelas de drama, ligas y asociaciones infantiles. Finalmente dieron con Cameron Bright, un joven actor canadiense que cumplió diez años en enero de 2003. "Le mirabas a los ojos y lo que veías era a un hombre", recuerda Morris. "Todos lo notamos inmediatamente, fue un gran descubrimiento".

Los otros miembros del reparto son destacados actores del cine y el teatro americano e internacional. Para los papeles de Clara y Clifford, una pareja muy amiga del difunto marido de Anna, seleccionaron a Anne Heche (nominada recientemente para el Tony por su interpretación en "Twentieth Century" en Broadway) y Peter Stormare, al que hemos visto recientemente en FARGO (de los hermanos Coen) y MINORITY REPORT (Steven Spielberg). Aunque Clara y Clifford pertenecen a otra clase social distinta a la de Anna, son las personas que mejor conocían a su marido y recurre a ellos para que le ayuden con Sean.

Arliss Howard (BIG BAD LOVE, LA CHAQUETA METÁLICA), da vida al cuñado de Anna, Bob, un médico que siente gran curiosidad por el extraño niño enamorado de Anna. La versátil Alison Elliot (LAS ALAS DE LA PALOMA, LA HISTORIA DEL SPITFIRE GRILL) interpreta a la hermana de Anna - Laura - claramente nerviosa ante el nacimiento de su primer hijo con Bob. Para retratar al Sr. y la Sra. Conte, los padres separados de Sean, los cineastas eligieron a Ted Levine (de la serie "Monk" y la película THE MANCHURIAN CANDIDATE) y Cara Seymour (ADAPTATION: EL LADRÓN DE ORQUÍDEAS, GANGS OF NEW YORK). Finalmente, en una rara aparición, la legendaria actriz de teatro Zoe Caldwell encarna a la Sra. Hill, cuya larga amistad con Eleanor le ha convertido prácticamente en miembro de la familia. Los productores se pusieron en contacto con Caldwell a sugerencia de Lauren Bacall, gran amiga suya. Es una de las mejores actrices de la historia del teatro conocida por sus arrolladoras interpretaciones en obras como "Medea" y "Otelo".

El reparto de BIRTH tiene un perfil claramente internacional: Kidman y Caldwell son australianas; Bacall, Huston, Howard, Heche, Levine y Elliot son americanos; Bright es canadiense; Seymour es inglesa y Stormare es sueco.

La cuidadosa selección de actores tuvo como resultado en un grupo que encajaba perfectamente con la profundidad psicológica y el misterio de la historia. En palabras de Nicole Kidman, "es un reparto muy, muy especial que Jonathan seleccionó personalmente tras pensárselo mucho. Eligió a cada persona por un motivo específico y se nota el detalle de su elección. Fue un sueño formar parte de este reparto".

El rodaje de BIRTH comenzó en Nueva York en febrero de 2003. Glazer quiso filmar durante el invierno porque así era su percepción visual de la película. ¡Y tuvieron suerte porque fue el invierno más frío de los últimos cien años!

Para unificar el aspecto visual de la película el director buscó los mejores talentos de la comunidad cinematográfica de Nueva York, desde el director de fotografía Harris Savides hasta el diseñador de producción Kevin Thompson y el diseñador de vestuario John Dunn. Savides es uno de los mejores y más innovadores directores de fotografía del mundo y ha creado ambientes de lo más expresivos para películas como ELEPHANT (Gus van Sant), ganadora de la Palma de Oro.

Savides utilizó una técnica poco corriente para crear el particular estilo visual de BIRTH: "Trabajamos los bordes de la película para darle un aspecto de 'desaturada'. Le da una característica particular que evoca muy bien la historia. El mandato siempre es servir a la historia".

El diseñador de producción subrayó esta sencillez en los decorados para el piso del Upper East Side donde Anna vive con su madre. Thompson, que fue arquitecto antes de entrar en el cine, utilizó como modelo edificios residenciales de los años veinte y treinta situados en Park Avenue y Fifth Avenue. Durante ese periodo se construyeron pisos de lujo para atraer a los ricos residentes de casas unifamiliares. Con sus muebles formales, paredes de papel pintado y habitaciones espaciosas, el piso de Eleanor respira una riqueza tranquila. Los cineastas buscaban dar el aire de una casa decorada con gusto pero algo agobiante.

A diferencia del patricio piso de Anna, el joven Sean vive con su madre en un apartamento pequeño en un barrio obrero. Aunque este tenía que ser muy distinta del de Anna, la trama exigía que también estuviera en una especie de burbuja. Thompson sugirió el barrio obrero de Greenpoint. Aunque está situado frente al Upper East Side, en la otra orilla del East River, Greenpoint no tiene conexión directa con Manhattan y por consiguiente ha mantenido buena parte de su carácter obrero. "Me gustó Greenpoint porque es un barrio bonito", explica Thompson. "No es nada conflictivo ni violento y tampoco queríamos que Sean creciera demasiado rápido. Queríamos que fuera inocente".

El diseñador de vestuario John Dunn contribuyó al ambiente eterno del filme con ropa atractiva pero sencilla, especialmente la de Anna: "Para mí era cuestión de dotar a Anna de una especie de espacio neutral para que destacara el personaje sin que la ropa llamara demasiado la atención".

Las líneas puras del personaje de Kidman se ampliaban también a su pelo con lo que la actriz sufrió otra dramática transformación cinematográfica. Glazer señala que él y Kidman coincidieron en caracterizar a Anna con un peinado corto que enseñara toda la cara. "Quería empezar desde cero con Nicole", explica el director, "y ella estuvo de acuerdo. Quería presentar el personaje de forma anónima. Es difícil hacerlo con una estrella tan famosa pero Nicole es una actriz tan maravillosa que pudo sumergirse completamente en el papel".

Kidman también tuvo en cuenta las necesidades de su joven coprotagonista, Cameron Bright. Según el productor Nick Morris, "Nicole asumió completamente su relación con Cameron y se esforzó tanto con él como con su propio papel. Cameron ha recibido muchas clases magistrales de Nicole en las que estuvo fantástica".

Kidman apunta que el papel de Sean sería un reto para un actor de cualquier edad: "Es difícil para un niño de diez años representar un papel de este peso y profundidad. Lo que hay que hacer es apoyarle y ayudarle. Pero Cameron tiene una cualidad especial, una cualidad muy hermosa que espero se refleje en el personaje".

Glazer comenta que la química que surgió entre Nicole y Cameron fue esencial: "Es una historia muy emotiva y depende de la interacción entre un niño y una mujer. Como actor tienes que llegar al fondo de ti mismo para que parezca real". Y el director alaba a Kidman por tener el valor de hacerlo: "Fue emocionante contar con alguien tan comprometido con la historia y el papel, con tantas ganas de llegar hasta el límite".

Por su parte, los miembros del reparto califican a Glazer como un colaborador receptivo y generoso. Para Cara Seymour, que retrata a la madre de Sean, "es fantástico trabajar con Jonathan porque tiene una visión muy profunda y rica. Plantea muchas grandes preguntas y ve el mundo desde varios niveles".

Anne Heche añade que siempre le ha gustado trabajar con grandes directores y actores y hacer cosas que den que pensar a los espectadores: "Si consigues hacer viajar a la gente y provocar una respuesta emocional entonces tienes muchísima suerte como actriz".

A pesar de la intensidad emocional de la historia, el reparto consiguió divertirse durante el rodaje. Alison Elliot confiesa que se rieron mucho entre toma y toma: "Posiblemente no sólo tenía que ver con nuestra energía individual y con estar en una misma habitación con gente inteligente y experimentada, sino también con la naturaleza sorprendente e incómoda de la historia. Así que entre toma y toma brotaba una pequeña explosión de energía que se escondía bajo la superficie. Cuando las cámaras dejaban de rodar nos lo pasábamos muy bien, intercambiando historias y conociéndonos".

La fotografía principal de BIRTH terminó el 12 de mayo de 2003. Para Kidman la película ocupa un lugar especial entre las historias que ha ayudado a contar en la gran pantalla: "Para mí es una película profundamente personal. Me siento muy feliz de haber establecido una relación laboral y de amistad con Jonathan y de haber formado parte de su visión. Ha sido un gran honor".

CANAL COMPRAS