• Inicio Sugerir Modificar

Team America: La policía del mundo


Cartel de Team America: La policía del mundo

Una fuerza policial internacional llamada Team América, dedicada a mantener la estabilidad mundial, se entera de que un dictador hambriento de poder vende armas de destrucción masiva a terroristas. Los héroes se lanzan a una angustiosa misión para salvar al mundo.

Team América recluta a Gary Johnston, una estrella en ciernes de Broadway, para que se infiltre en la red terrorista. Al principio, Gary no está muy decidido a sacrificar su prometedora carrera, pero acaba por entender que sus dotes de actor son requeridas para una causa mayor.

Con la ayuda de Spottswoode, el líder de Team América, y de los miembros del equipo, Chris, Sarah, Lisa y Joe, Gary consigue meterse en el escondite de un traficante de armas donde descubre que el plan de los terroristas ya está en marcha.

Desde las pirámides de El Cairo, pasando por el canal de Panamá, hasta el palacio de Kim Jong Il, el dictador loco por el poder, Team América recorre el planeta en una misión desesperada para impedir su destrucción.

     Título original: Team America: World police
     Año: 2004
     Duración: 98 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Animación.
     Fecha de estreno: 23/03/2005
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: United International Pictures

 

Comentario

Matt Stone y Trey Parker están detrás de algunos de los programas más innovadores de la cultura pop actual. Con la serie "South Park", la película South Park: más grande, más largo y sin cortes, "That's My Bush!" (para televisión), y ahora con Team América: la policía del mundo, han demostrado en repetidas ocasiones su inusitado don para dar un toque especial a las noticias de actualidad mediante su malvado sentido del humor.

Pero nunca lo habían hecho con marionetas.

Trey Parker describe a cada uno de los miembros de Team América: "Joe, el quarterback estrella de la Universidad de Nebraska, es un líder nato. Sarah, alumna de la Universidad de Berkeley, es clarividente. Chris es el mejor experto en artes marciales de Detroit. Lisa es diplomada en psicología por la Universidad de Princeton especializada en comportamiento terrorista. Spottswoode es el mentor del grupo, consigue unirlos y calmar los malos rollos. Gary, el héroe, es un actor inconformista. Él es la última pieza del rompecabezas que permitirá que el grupo vaya a por todas".

"El equipo necesitaba un espía", dice Matt Stone. "Por eso escogimos a un actor. Espiar no es otra cosa que actuar; hay que vestirse con la ropa de otro, encarnar a otro para sonsacar información".

Convencidos de que el mundo entero les quiere porque se han adjudicado el papel de "vigilantes universales", los miembros del equipo llevan chaquetas con las palabras "policía del mundo". Según Trey Parker y Matt Stone, el concepto de la película es una metáfora del poder militar que Estados Unidos espera conseguir en su batalla contra el terrorismo.

"Seguro que a muchos les sonará la frase: '¿Por quién te has tomado, por la policía del mundo?' Pues bien, decidimos convertirla en realidad", dice Matt Stone. "No opinamos ni hacemos comentarios. Es como "South Park", nos dedicamos a burlarnos de todo".

Además de crear un reparto único para meterse con opiniones y asuntos de actualidad, también han reunido a un extraordinario equipo técnico. El proyecto ha contado con talentos de primer orden para llevar Team América: la policía del mundo a la gran pantalla. Bill Pope A.S.C. es el director de fotografía; David Rockwell, el asesor visual; Jim Dultz se encarga del diseño de producción; el diseñador de las marionetas es Norman Tempia; los hermanos Charles, Stephen y Edward Chiodo son los encargados de la producción de las marionetas; y la galardonada Karen Patch es la diseñadora vestuario,

El rodaje empezó en un almacén reconvertido en Culver City, California, en el que se construyó una reproducción de París (con la Torre Eiffel, el Arco de Triunfo, la Ópera y el Louvre), además de decorados tan exóticos como El Cairo, el canal de Panamá, Corea del Norte, Nueva York, el monte Rushmore (por dentro y por fuera) y Washington, todo a escala.

Para dar vida a estos decorados se unieron al proyecto el asesor visual David Rockwell, fundador de la empresa Rockwell Group, empresa neoyorquina dedicada al diseño arquitectónico, el decorador Jim Dultz ("The Muppets Tonight!" Los Teleñecos) y el aclamado director de fotografía Bill Pope (Matrix, Spider-Man 2).

El prestigioso arquitecto David Rockwell ha diseñado el teatro Kodak, la cadena de hoteles W, el Mohegan Sun Casino y el restaurante Nobu entre otros. También fue nominado a un Tony por el diseño de la galardonada obra de Broadway "Hairspray". Creó un lenguaje visual totalmente innovador para la película. Inspirándose para los decorados en el tono irreverente y satírico del guión, decidió jugar con las convenciones para crear un mundo totalmente creíble para el desarrollo de la historia.

"París fue el primer decorado que diseñamos. En cierto modo, fue el más difícil porque es muy grande y muy reconocible", recuerda David Rockwell. "Trey dejó muy claro que no quería una caricatura de la ciudad, así que decidimos reunir todos los monumentos más famosos. Acabamos con la Torre Eiffel, el Arco de Triunfo, el Louvre y la Ópera rodeando una bonita plazuela con arbustos recortados en forma de caniche y las calles pavimentadas con adoquines en forma de cruasán".

Para El Cairo, cambió de estrategia y se centró sobre todo en el color, el abigarramiento, la diversidad de un mercado iluminado desde arriba.

"Matt y Trey querían que los interiores dieran la impresión de peligro", nos explica David Rockwell. "Diseñamos largos pasillos bastante oscuros para llegar, por ejemplo, al bar donde se reúnen los terroristas que, por cierto, rinde homenaje al bar de La guerra de las galaxias".

De hecho, el bar de Team América: la policía del mundo es único. La fachada está hecha con bidones de residuos tóxicos y la barra es de balas. Las cortinas son monedas unidas entre sí y las palmeras que se ven en la distancia, aunque parezcan reales, están hechas de billetes de un dólar.

En cuanto al cuartel del equipo, instalado en el interior del monte Rushmore, los decoradores se inspiraron en las primeras películas de James Bond. "Intentamos superar las cuevas de James Bond y conseguir un lugar de lo más asombroso", dice David Rockwell. "Es una mezcla entre la ostentosidad de Palm Beach en los años sesenta y la sensibilidad del diseño actual. Nadie ha visto nada igual. Los miembros del equipo se sientan en butacas de lo más ostentoso mientras beben martinis en una cascada convertida en bar".

El palacio de Kim Jong Il ofrecía muchas posibilidades. Según David Rockwell el resultado final es de un "elegante estilo dictatorial".

"Investigamos para saber cuáles son sus gustos y, al parecer, es de lo más excéntrico", nos explica el decorador. "Lo exageramos aún más y así, cuando se descubre el palacio en la colina, con los barrios pobres (fabricados con envases de comida china) a sus pies, sorprende por su falta de convencionalismo".

Fue necesaria una gran colaboración entre el equipo técnico para que los decorados de Team América: la policía del mundo cobraran vida. El diseñador de producción Jim Dultz, que ya había trabajado con marionetas, sabía a lo que se enfrentaba el equipo de producción. "Ya tenía experiencia en este mundo único de los muñecos", nos dice. "Tenía muchas ganas de trabajar en Team América. De hecho, cuando me mandaron el guión, trabajé siete noches seguidas en el diseño antes de entrevistarme con Matt y Trey".

"Jim es un genio", nos dice Trey Parker. "Desde el primer momento nos presentó ideas que nos parecían imposibles de realizar. Pero hacía una maqueta y nos quedábamos asombrados".

"Es una película de aventuras, con mucha acción, basada en una cruda realidad al estilo de las películas de Jerry Bruckheimer, pero con golpes teatrales", nos explica Jim Dultz.

La mayor dificultad fue trabajar en un solo plató porque obligaba al equipo a desmontar los decorados cada tres o cuatro días para montar la siguiente escena. En total se rodaron más de cien decorados en sesenta días; algunos medían 20 por 30 metros. De hecho, el palacio de Kim Jong Il se construyó (dos veces) en un plató de 35 x 70 metros.

Según Jim Dultz, con decorados de dimensiones reales, el presupuesto se habría disparado. "Era tremenda la rapidez con la que destruíamos gente, coches y edificios", dice, riendo. "Me parece que es una de las películas más desastrosas jamás filmada".

El director de fotografía Bill Pope se sintió atraído tanto por la acción como por la irreverencia de la película.

"El guión me pareció demencial, divertidísimo. Por suerte, buscaban a alguien con experiencia en películas de acción y no en iluminar modelos", recuerda Bill Pope. "Me di cuenta muy pronto de que iluminar este tipo de películas no es muy diferente de otras. Bueno, no exactamente. No se puede iluminar desde arriba porque entorpece el movimiento de las cuerdas de las marionetas. Tampoco se puede iluminar desde atrás porque se ven las cuerdas. Fue todo un reto".

Bill Pope tuvo que hacer gala de todo su ingenio para iluminar los decorados. Decidió probar con una iluminación artificial lateral, frontal e inferior, así como luz natural procedente de aperturas en el techo, resolviendo así el problema de las sombras de los marionetistas.

Gracias a David Rockwell, también dispuso de otras fuentes de luz que venían de los mismos decorados: las velas en la alcoba de Lisa, el sol detrás de la montaña que se ve por su ventana, la luz detrás de la cascada en el salón del equipo y el suelo translúcido del almacén del cuartel general, entre otros, imprimen una calidad brillante a los decorados, creando una atmósfera muy especial.

La diseñadora de vestuario Karen Patch también tuvo que ingeniárselas para el vestuario a escala de los "actores". Conocida por el vestuario de School of Rock (Escuela de Rock), Cómo perder a un chico en 10 días, Los Tenenbaums, una familia de genios, Los otros y Academia Rushmore, entre otros, no se imaginaba las dificultades con las que debería enfrentarse a la hora de diseñar el vestuario de Team América: la policía del mundo.

"En cierta forma, es más difícil que una película de época", explica la diseñadora. "Al trabajar en una escala tan pequeña, nada se puede alquilar ni comprar. Además, como se viaja por tantos países, el vestuario cambia mucho. Acabamos haciéndolo todo. Buscamos telas con dibujos muy pequeños, botones minúsculos y pequeñas cremalleras".

Karen Patch nos explica que los detalles eran de gran importancia: "Mirábamos los trajes con lupa por si se nos escapaba algo. La escala es reducida, pero en la gran pantalla, se ve cada puntada". En colaboración con un sombrerero, un diseñador de zapatos y bolsos, así como de numerosas costureras, se diseñaron y cosieron unos 1.200 trajes para muñecos.

"Al principio se me ocurrió diseñar un traje tipo "héroe" rojo, blanco y azul para los miembros del equipo, pero no deben parecer superhéroes, y acabé vistiendo a las chicas de rosa y a los chicos de azul", nos dice Karen Patch. Tuvo que contar con los marionetistas para diseñar los trajes. "Fue pura ingeniería. Los trajes debían estar hechos para permitir el movimiento de los muñecos y el paso de las cuerdas. Cada muñeco tiene cinco articulaciones, una en cada hombro, cada codo y en la cintura. Para rematarlo, los marionetistas debían tener un acceso fácil y rápido a la espalda de los muñecos para cambiarles las pilas del "Gilderfluke", el mecanismo que les da expresión".

"Al final, después de muchos intentos fallidos, llegamos a un compromiso entre los dos departamentos", nos explica Karen Patch. "Conseguimos cortar el vestuario para que se adaptara lo mejor posible a los movimientos de los personajes, y los marionetistas usaron las restricciones impuestas por los trajes para definir la personalidad de los muñecos".

Matt Stone y Trey Parker no impusieron condiciones a Karen Patch. "Eran fantásticos, se entusiasmaban cada vez que les presentaba un nuevo diseño", nos dice. "Me entraban ganas de esforzarme aún más".

Y eso es exactamente lo que hizo todo el equipo técnico, sobre todo los hermanos Chiodo, Edward, Stephen y Charles, productores de marionetas. Después de leer el guión, fueron unánimes en declarar que no era factible. Pero idearon métodos para conseguir todo lo que querían los cineastas.

"Alguien dijo que era una película de Jerry Bruckheimer con muñecos, y no se equivocó", dice Stephen Chiodo. "No había barreras, todo era posible. Fue un auténtico reto".

Edward Chiodo añade: "Me morí de la risa leyendo el guión, pero luego me entró el pánico. No había un momento de respiro, intercambios de tiros, peleas, todo lo que uno puede imaginar. Era de locos, había que intentarlo".

En colaboración con el diseñador de marionetas Norman Tempia, los hermanos Chiodo realizaron 95 cabezas mecánicas que podían convertirse en más de 300 personajes diferentes cambiando el maquillaje y el pelo. Si a eso añadimos las cabezas no mecánicas, los cuerpos para los "especialistas", todos los cuerpos que estallan o se rompen, etc, acabamos con una cifra impresionante.

"Lo fantástico de trabajar en Team América: la policía del mundo fue poder usar toda mi experiencia en efectos especiales", nos dice Norman Tempia, que se encargó de los efectos en películas como Alien 3 o Entrevista con el vampiro, fue marionetista en "Saturday Night Live" y trabajó durante diez años en el equipo de diseño de "Los Teleñecos" de Jim Henson. "Después de ver la película, estoy convencido de que marcará un antes y un después en la historia de las marionetas".

Edward Chiodo está de acuerdo y añade: "Lo mejor es que damos vida a los personajes de forma tangible, real. No es una animación por ordenador. De hecho, coordinamos un enorme equipo compuesto por escultores, especialistas en moldes, en pelucas, pintores. Incluso hay gente que fabrica uñas para los muñecos. Pero todo se basa en técnicas que llevan cientos de años en el mundo. Sólo usamos la última tecnología para diseñar sofisticadas cabezas animadas con nueve servomotores cada una conectados a un sistema informático que da vida a la cara de los muñecos. Que yo sepa, nunca se había hecho antes".

Una de las cosas más difíciles de la producción fue idear un tablón de siete metros y los "cestos" en los que se sentaban los manipuladores, un sistema para que pudieran recuperar los muñecos con rapidez y encontrar el punto de partida. Una vez instalada la maquinaria frente a la cámara, todo empezó a funcionar de maravilla, excepto cuando Trey Parker y Matt Stone se empeñaban en cosas imposibles para un muñeco.

"Nos pedían que hiciéramos auténticas locuras casi siempre sin haber ensayado antes", recuerda Charles Chiodo, riendo. "Intentábamos complacer a Matt y Trey pero, a veces, el resultado era de lo más cómico".

"Eso sí, nunca nos hicimos un lío con las cuerdas", añade Edward Chiodo. "Tiene mérito si se piensa que las marionetas tenían de ocho a diez cuerdas cada una, cuatro para la cabeza, dos para los hombros, dos para las piernas y dos para las manos. Si hay diez muñecos en escena a la vez, estamos hablando de sesenta a cien cuerdas. Imaginen el lío si alguien deja caer una cuerda o se cruza delante de otro".

Los hermanos Chiodo están muy orgullosos de su trabajo en Team América: la policía del mundo. "Todo iba sobre ruedas", recuerda Charles Chiodo, refiriéndose a los decorados del monte Rushmore. "Lo difícil fue conseguir movimientos realistas para las marionetas en escenarios muy confinados. Por ejemplo, cuando Chris juega al billar o cuando toman martinis, cada uno debe colocarse de forma realista. En una película como ésta, los marionetistas son los auténticos actores, ellos convierten en personajes a esos muñecos inanimados".

Pero lo peor fue la secuencia del canal de Panamá. "La secuencia abre con una toma muy larga, una maravilla, hecha desde arriba", recuerda Edward Chiodo. "Hay unas veinte marionetas moviéndose en las orillas del canal. Incluso se ve a un hombre en una lancha, es el momento en que el canal vuela por los aires. Un auténtico diluvio, 250 litros para ser exactos, se nos viene encima, llevándose a todos los muñecos de golpe. Y hubo que repetir la escena una y otra vez. Ya no sabíamos cómo secar las marionetas".

En opinión de Stephen Chiodo, el número de marionetas necesario para las escenas de El Cairo ya era un reto en sí mismo. "Estamos en una preciosa kasbah llena de callejuelas. Los manipuladores deben colocarse de tal forma que puedan llenar las calles de muñecos que se mueven y andan como personajes reales. Parece fácil, pero es de lo más complicado".

Al final de la película, los hermanos Chiodo habían coordinado escenas en más de cien decorados con grupos de marionetistas que iban de un mínimo de trece a un máximo de cuarenta y cinco, según el número de muñecos que se requería en cada escena. Para conseguirlo, utilizaron 85 kilómetros de cuerda, casi nada.

Trey Parker y Matt Stone no se limitaron a escribir, dirigir y producir Team América: la policía del mundo, también prestaron sus voces a la mayoría de los personajes. Los dos concuerdan en que nunca pensaron que esta película iba a ser tan difícil.

"Cuando hicimos la primera prueba, sólo pedimos que el muñeco se diera la vuelta de golpe, cruzara la habitación y se bebiese la copa de un trago. Tardamos 20 horas y unas 75 tomas en conseguirlo", recuerda Matt Stone, riendo. "Me encantó hacer esta película, y creo que el resultado es genial, pero había momentos en que tenía ganas de tirarme al suelo y ponerme a llorar".

"Es nuestra última película", añade Trey Parker. "Nos mudamos de Los Ángeles".

Al parecer, dijeron exactamente lo mismo cuando acabaron de rodar South Park: más grande, más largo y sin cortes. Pero siguen en la brecha.

CANAL COMPRAS