• Inicio Sugerir Modificar

El gran golpe


Cartel de El gran golpe

El experto ladrón Max "Rey de las Coartadas" Burdett (Pierce Brosnan) y su hermosa cómplice Lola (Salma Hayek) se retiran a Paradise Island tras un ultimo gran golpe en que se llevaron el segundo de los tres famosos diamantes de Napoleón. Con su futuro arreglado, la carrera delictiva de la pareja ya pertenece al pasado.

Sin embargo, Stan (Woody Harrelson) - un agente del FBI que lleva siete años sin descanso persiguiendo a Max - no se fía de esta aparente retirada a la vida doméstica. Cree que están planeando robar el tercer diamante de Napoleón, uno de los diamantes perfectos más grandes del mundo que forma parte de los tres diamantes idénticos sacados de la espada de Napoleón poco después de su exilio en la isla de Elba y que está valorado en más de 70 millones de dólares. Está previsto que el diamante llegue a Paradise Island como parte de una exposición en un crucero de lujo y por casualidad coincide con la llegada de la pareja. Aunque no tiene jurisdicción en el país caribeño, Stan está decidido a atrapar a Max y Lola: se ha convertido ya en un asunto personal

Cuando los dos adversarios se encuentran en el paraíso, Max da la vuelta a la situación y se hace amigo del detective frustrado enseñándole los placeres de la isla. Stan se adapta rápidamente a la vida relajada del Caribe.

¿Es posible que los dos rivales se conviertan en amigos? ¿Es verdad que Max y Lola no traman nada? ¿Se han retirado de verdad? Y es más, ¿dice Stan la verdad u oculta algo? Cuando el sol finalmente se pone y desparece el tercer diamante de Napoleón, ¿quién se lo llevará?

     Título original: After the sunset
     Año: 2004
     Duración: 97 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Aventuras.
     Fecha de estreno: 22/04/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Tri Pictures, S.A.

 

Comentario

El guión original de Paul Zybszewski fue descubierto por Beau Flynn y Tripp Vinson, respetados productores de películas como Tigerland y Réquiem por un sueño. El guión fue adquirido por New Line Cinema y contrataron al guionista australiano Craig Rosenberg para dar los últimos retoques. Tanto los ejecutivos del estudio como los productores estuvieron de acuerdo en que su primera elección para el papel del experto ladrón Max Burdett fuera Pierce Brosnan, el actor conocido en todo el mundo como el "Agente 007".

El productor Beau Flynn recuerda que todos habían pensado en Brosnan pero que creían que sería imposible que aceptara: "Sin embargo, cuando expresó su interés fuimos a por todas y le dijimos que era el único actor capaz de encarnar a Max Burdett. Y así empezó a cobrar forma la película".

Por su parte, Brosnan señala que había recibido unos doce guiones que encajaban con el tiempo que tenía disponible y el único que le gustó fue After the Sunset. "Me encantan las películas de robos", explica el actor, "y es la tercera que hago (después de The Heist en 1989 y El caso Thomas Crown en 1999) y me parecía que sería una buena película coral".

Salma Hayek, nominada al Oscar por su interpretación en Frida, fue la siguiente en unirse al proyecto. El productor Beau Flynn comenta que buscaban a una actriz capaz de enfrentarse a Max y no dejarse engañar por sus trampas: "Salma Hayek es muy directa y nos parecía que la química entre ella y Pierce sería muy especial. Cuando hablamos con Pierce sobre el papel de Lola mencionamos el nombre de Salma y aceptó inmediatamente. Además, tuvimos la suerte de que a ella le encantara el guión y que le hiciera mucha ilusión trabajar con Pierce".

Hayek reconoce que es una gran admiradora de Brosnan y confiesa que quería trabajar con él desde hacía muchos años: "Es un actor de gran talento y en esta película su personaje es muy relajado, espontáneo e incluso un poco tontorrón. Le veréis con el pelo revuelto y barba pero está guapísimo. Le queda muy bien".

Brosnan devuelve el cumplido diciendo, "Salma es una de las mujeres más guapas del cine y tiene enorme un talento. La verdad es que no la hemos visto así antes - dando vida a la protagonista de la típica 'película de palomitas' - pero nos hizo una gran ilusión a todos".

El siguiente componente de la producción fue el director Brett Ratner, el joven realizador cuyas cinco películas - las dos Hora punta, El dragón rojo, Family Man y El dinero es lo primero - han recaudado casi mil millones de dólares en las taquillas de todo el mundo. Señala que le atraía la perspectiva de trabajar con Pierce Brosnan porque anteriormente había querido rodar una película de 007 con él y comenta que Brosnan le llamó personalmente para pedirle que dirigiera After the Sunset.

Brosnan revela que admira mucho a Ratner y que antes había querido que le dirigiera en una película de James Bond. "Con Brad a bordo del proyecto la película subió automáticamente unos diez niveles," dice el actor.

Con respecto a lo que le atraía de la película, Ratner explica que le encantan las películas de robos: "Hay muchos grandes filmes de este género pero lo que hace que After the Sunset sea diferente es la mezcla de grandes relaciones, comedia y emoción. Tenemos la relación de adversarios entre Max y Stan - al estilo de Huida a medianoche -, la relación romántica entre Max y Lola - ambos ladrones -, y la relación entre Stan y Sophie (interpretada por Naomie Harris), y las tres producen un interesante juego del gato y el ratón".

Otro motivo de Ratner para participar en la película fue el reto que le presentaba: "Nunca he rodado una película como ésta y por eso me atraía. Es una mezcla de muchos géneros y hay que hilar fino para combinar la acción, el drama, el humor y la emoción. Es una película de robos que cumple a todos los niveles".

El director espera que los espectadores se olviden del robo y acaben preocupándose por las relaciones entre los distintos personajes: "Espero que la gente se lo pase bien y que salgan con una sonrisa del cine pero que también se enamoren de los personajes".

Con Ratner al mando, After the Sunset pasó a la siguiente fase: la selección de los demás miembros del reparto. El productor Beau Flynn indica que uno de los puntos fuertes de Brad Ratner es su habilidad en la selección del reparto: "Es capaz de ver cincuenta pruebas y no parar hasta que no encuentre al actor perfecto".

Ratner afirma que lo que hace es "dar importancia a todos los personajes, por muy pequeño que sea el papel. Todos los personajes tienen que tener algo especial porque si no no vale la pena tenerlos. Me encanta cuando un actor lee el papel y dice '¡Quiero hacerlo! ¡Tengo que hacer este personaje!' Entonces con los guionistas adapto el papel a ese actor en particular".

Con los papeles protagonistas asignados a Pierce Brosnan y Salma Hayek, Woody Harrelson fue seleccionado para el personaje de la némesis de Max, el agente del FBI Stanley P. Lloyd. Últimamente Harrelson dedica más tiempo al teatro que al cine y el productor Flynn estaba entusiasmado con su participación en la película: "Fue una elección inspirada en el papel de Stan. Su estilo de comedia es muy orgánico y lo hace muy real. Los espectadores van a creer que realmente es un agente del FBI que tiene un solo objetivo en su vida y es capturar a Max Burdett".

Harrelson afirma que le encantó el guión nada más leerlo: "Es una gran película de robos. Y además, ¡me apetecía dar vida a un agente del FBI!".

Don Cheadle, en su tercera colaboración con el director Ratner (tras Family Man y Hora punta 2,) se unió al reparto con el papel del malo, el gángster Henry Mooré que ha abandonado su Detroit natal para vivir la buena vida en las Bahamas. Ratner cuenta que cuando leyó el guión supo que Cheadle tenía que ser el actor para el papel de Mooré: "Sabía que le infundiría vida. Originalmente era un gángster de las Bahamas pero a Don se le ocurrió la idea de que fuera un tipo de Detroit que se traslada a las Bahamas porque ve la oportunidad de proporcionar a sus habitantes algunas cosas a las que no tienen acceso".

Cheadle aceptó rápidamente este papel de reparto clave y dice bromeando, "Brett sabe muchos de mis secretos así que tuve que volver a trabajar con él porque si no los contaría."

El siguiente papel que había que asignar era el de Sophie, la agente de policía de Bahamas que colabora con Stan para atrapar a Max. La actriz británica Naomie Harris, a la que vimos el año pasado en el thriller de terror 28 días después, consiguió el codiciado papel.

Ratner recuerda que tuvo la misma experiencia que en Family Man: "Se presentaron muchas y estupendas actrices pero fue Tea Leoni la que destacó sobre todas las demás. Ocurrió lo mismo con Naomie Harris en esta película y el factor decisivo fue su gran química con Woody Harrelson. Lo veréis en la pantalla".

Otro papel clave cayó del lado de Troy Garity, candidato recientemente al Globo de Oro por su interpretación en el telefilme A Soldier Girl. Garity es un gran amigo de Ratner y dice bromeando, "Siempre habíamos dicho que sería divertido trabajar juntos, así que cuando Brett me llamó y me dijo que tenía un estupendo papel de reparto fue una oportunidad demasiado atractiva como para rechazarla. Aún así me quejé un poco y me ataron, me amordazaron y me enviaron directamente al paraíso".

Finalmente, Russell Hornsby - protagonista de la serie "Playmakers" - fue elegido para encarnar a Jean-Paul, el brazo derecho de Mooré interpretado por Don Cheadle.

Incluso en los cameos, Brett Ratner se aseguró de que fueran los actores perfectos para la historia. Chris Penn tiene un pequeño pero elocuente papel porque da vida a una persona que se disfraza y utiliza distintos acentos. Según el director, "Chris da el cien por cien. Hace lo que hay que hacer, al igual que Philip Seymour Hoffman".

Pierce Brosnan alaba la pericia de Ratner en la selección del reparto diciendo: "Todos los actores han sido elegidos por motivos muy concretos, por su aspecto, por su forma de hablar... Encajan perfectamente en la película y por lo tanto cada escena sube de nivel. Es uno de los grandes talentos de Brett Ratner. Tiene su propio estilo de hacer cine. No es nada convencional y no se ciñe necesariamente a las normas habituales. Vive, respira, come y sueña con el cine y tiene una auténtica pasión por los actores que es sincera y muy contagiosa".

La apreciación que hace Brosnan de Ratner es compartida por los otros miembros del reparto y por el equipo. En opinión del productor Beau Flynn "'pasión' es la palabra que te viene a la mente cuando piensas en Brett. Es arrollador. Nunca he conocido a nadie tan apasionado. Cuando se compromete con algo lo hace a fondo y su entusiasmo inspira a todos para hacerlo mejor de lo que nunca imaginaron. Creo que gracias a la pasión de Brett vamos a tener una gran película".

Por su parte, Woody Harrelson declara que Ratner es una las personas más originales que ha conocido en su vida: "Tiene mucha fuerza, es muy inteligente y muy espabilado. Al trabajar con él vi que tiene un instinto especial por lo que va a funcionar. Es joven pero ha tenido mucho éxito y me alegro de formar parte de ello tan pronto".

Para Salma Hayek el director tiene "una personalidad magnética. También tiene buen ojo y un instinto extraordinario. Confío en él completamente porque te hace sentir muy segura. No creo que se fije objetivos concretos. Se abre a todas las posibilidades y quiere explorarlas todas. Es muy divertido jugar de esa manera porque puedes probar con emociones distintas o diferentes modos de expresión para la misma escena o las mismas palabras".

Con la mayor parte de la película ambientada en una isla tropical del Caribe, los cineastas decidieron rodar en las Bahamas, el estado de 700 islas cerca de la costa de Florida. La producción se ubicó en el resort "Atlantis" de Nassau y los miembros del equipo y del reparto volaron desde Los Angeles, Miami y Nueva York para comenzar el rodaje.

Filmar en las Bahamas desde finales de octubre de 2003 hasta justo antes de Navidad (la fotografía adicional en interiores se completó en Los Angeles a principios de 2004) resultó todo un reto debido a las fuertes lluvias impropias de la estación.

El productor Beau Flynn califica la situación de "muy complicada, pero el equipo estuvo fantástico y los actores se mostraron dispuestos a todo. Brett fue implacable y no acepta un 'no' de nadie: ni de dios ni del tiempo".

Con Pierce Brosnan como protagonista, Salma Hayek como su socia, Woody Harrelson como su némesis y el maravilloso trasfondo de las Bahamas, la película promete ofrecer un entretenimiento irresistible para los espectadores.

En opinión de Salma Hayek el filme "tiene aventura, robos, es muy sexy y te dan ganas de irte de vacaciones. Va a gustar a todo el mundo y lo van a pasar fenomenal viéndolo".

Woody Harrelson añade que siempre le han gustado las películas de robos: "Esta tiene además muchos giros inesperados y grandes dosis de humor. Y, lo que es mejor, Salma Hayek y Naomie Harris le dan el toque 'sexy', además de Pierce, por supuesto. Promete ser una película muy interesante, divertida y emocionante".

Para Pierce Brosnan el objetivo del cine es producir placer y espera que esta combinación de personajes lo consiga en After the Sunset. "Cuando la gente vea la película espero que digan: 'Fue muy divertida, me gustaron los personajes y creí en ellos. Tenía ganas de saber lo que iba a ocurrir pero no tenía ni idea de por dónde iba a tirar. Me sorprendió y me conmovió'".

El productor Beau Flynn comenta que After the Sunset se inspiró en muchas películas distintas, en los clásicos de los años 30 y 40, y que las conversaciones entre Pierce y Salma son del estilo de los graciosos diálogos entre Hepburn y Tracy. También opina que Ratner tiene los conocimientos suficientes como para hacer que la película sea entretenida, inteligente y muy especial.

Brett Ratner concluye diciendo: "El filme termina casi como una película francesa. Deja a los espectadores pensando en lo que va a ocurrir después. Tengo ilusión por hacer la segunda parte: ¡ Después del Amanecer!"

CANAL COMPRAS